BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Archivo de la categoría ‘amistad’

Esas cosas asquerosas que solo haces en pareja

Salir a cenar y encontrar velas en la mesa, una noche a bailar, otra a tomar una copa de vino en la azotea de un hotel con vistas a la ciudad.

Ruta turística en la escapada de fin de semana, ponerse de gala si un familiar se casa. Vacaciones en la playa y sangría en la terraza sin perder de vista las olas. Concierto, montaña rusa, montar a caballo, jacuzzi, sauna…

YOUTUBE

Muchos de los momentos más brillantes de la vida los compartes en pareja. No hay nada como salir de la rutina haciendo planes diferentes, especiales, fortaleciendo una conexión emocional que luego ayuda reforzar los demás ámbitos.

Hasta que suena un pedo.

En el momento en el que uno de los dos se pee, eructa o hace cualquier cosa que podríamos tachar de “escatológica” se abre la veda.

Estar en pareja también es hacer juntos el guarro y peor todavía, encontrarlo divertidísimo. Me consta que hay parejas que se parten de risa cuando uno de los dos se tira un pedo, que se pelean por ir corriendo al baño después de que uno lo haya usado para decirle entre risotadas lo mal que lo ha dejado oliendo.

Descubrir que uno de los dos ha babeado durante la noche puede dar lugar a un ataque de besos babosos recién levantados, en el que el más escrupuloso acaba pidiendo la rendición entre babas y sonrisas, porque por muy húmedos que sean, los besos siempre son besos.

YOUTUBE

No hay verano caluroso ni mar de sudor lo bastante profunda que evite que abracemos con todas nuestras fuerzas. Que nos peguemos a su espalda mientras dormimos en agosto aún sabiendo que terminaremos empapadas.

Los hay que se meten el dedo en la nariz mutuamente buscándose mocos, que disfrutan explotándose los granos.

La confianza da asco, pero si coincide que das con alguien de mentalidad juguetona y divertida, ademas de dar asco da lugar a bastantes carcajadas. Y ya se sabe, el amor si entra por la risa, por la risa se mantendrá también.

Duquesa Doslabios.

El mágico y maravilloso amor entre amigas

“Te quiero como amiga” no es algo que digas nunca en voz alta, pero es algo que piensas la primera vez que notas química con una chica.

Lo piensas la primera vez que descubres que pensáis de manera parecida, que veis del mismo color la vida, que te hace reír tanto que te cuesta respirar y te terminan doliendo la cara y la tripa.

GTRES/PXHERE

El amor por las amigas es una mezcla intrincada de sentimientos entre el amor de abuela y el amor romántico que podemos llegar a sentir por una pareja.

El amor de abuela hace que veamos a nuestras amigas como diosas celestiales cada día, más únicas y extraordinarias que un unicornio en una granja.

Ese amor hace que nos ofendamos profundamente cuando nos cuentan que les han dicho en el trabajo que tenían mala cara. Es un amor ciego e incondicional que consigue que las veamos preciosas saliendo de fiesta y recién levantadas en pijama cuando están con los ojos mal desmaquillados y se asemejan a un panda.

Las amigas te mandan fotos por whatsapp preguntándote qué les queda mejor cuando van de compras y te encanta todo porque, en realidad, te encantan ellas.

Por otro lado está el amor romántico que nos hace sentir una amiga, por el cual siempre tenemos ganas de verla. Es amistad verdadera cuando te arreglas para ver a una amiga tanto o más que para ver a tu pareja. El amor que sientes por ella hace que no entiendas que el chico de turno no le conteste los mensajes, que no esté tan abducido por su luz como tú lo estás por ella.

Es un amor que hace que el tiempo que pasas juntas se te pase volando. De hecho sabes que es una amiga de verdad cuando en algún momento de vuestra relación le has dicho el: “Si fueras un hombre, saldría contigo”. Es real cuando por ella harías cualquier cosa, desde empapelar la universidad para felicitarle el cumpleaños hasta meterte en un autobús dos horas porque sabes que está mal y te necesita a su lado.

Dicen que las mujeres solo sabemos competir, ponernos verdes unas a otras o clavárnosla por la espalda, pero la verdad es que el amor entre amigas es un sentimiento complejo, sí, pero precioso y profundo al mismo tiempo.

Una química especial y única que, si tienes la gran suerte de poder encontrarla en alguien, forma parte de las mejores cosas que puede ofrecerte la vida.