BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Archivo de la categoría ‘higiene’

¿Cada cuánto hay que cambiar las sábanas cuando tienes sexo?

Ponte en situación: domingo por la noche. Te acuestas en la cama de alguien y, animándole a que se una, tratando de ser juguetona a la vez que coqueta, deslizas la mano por encima de la sábana indicándole que quieres que se tumbe junto a ti. Pero esa mano, en el camino a lo largo del tejido, se topa con algo que identificas como MIGAS.

Uno de los posibles orígenes de las migas en la cama. PIXABAY

Tu escena mental, que parecía salida de cualquier momento romántico de película ‘hollywoodiense’, se corta de golpe cuando, buscando esas migas, encuentras manchas indefinidas que sospechas que ni siquiera son tuyas ya que hace un mes que no has pasado por la cama (o peor, son tuyas de hace un mes porque no se han lavado las sábanas en todo ese tiempo).

El caso de las sábanas guarras es una situación que afecta a un sinfín de jóvenes en la sociedad de hoy en día y de lo que nadie se pronuncia al respecto, pero se acabó mantenernos en silencio.

Es el fin de tu intento de reconducir disimuladamente “la acción” al sofá. Unámonos contra la ropa de cama sucia y pongamos solución al respecto.

Cada hora el ser humano desprende entre 30.000 y 40.000 células. Haz los cálculos de las que echas en la cama y multiplícalo por dos (o por el número de personas que te pases entre las sábanas, que eso es cosa tuya).

En resumen, tienes un cóctel de sudor, células muertas, ácaros y fluidos que, si ya de por sí deberían asquearte por ti mismo, ni te cuento si te planteas meter a alguien ahí dentro.

Tus sábanas, si solo pasas tú por ellas, puedes lavarlas entre 4 y 11 días dependiendo de tus escrúpulos (o de si son noches especialmente calurosas, si te ha bajado la regla y has manchado, etc) pero si en tu cama ha quedado cualquier resto, lo suyo es que las laves al día siguiente, especialmente si planteas volver a ocuparlas con otra persona pronto.

Únete al movimiento. #StopSábanasSucias.

Duquesa Doslabios