Entradas etiquetadas como ‘BDSM’

Te doy la bienvenida al BDSM: los pasos para empezar a practicarlo

He tonteado con el BDSM lo bastante como para saber que es un conjunto de prácticas que, aunque no te apetezca meterte a fondo en el mundillo, puedes probar en la medida que te exciten.

Ya que la comunicación y el consentimiento son claves en la realización de las fantasías que componen esta manera de tener sexo, marcar los límites es lo único que queda por decidir.

LELO

Así que si nunca te ha dado por probarlo, este es un buen momento.

Y es que la escritora y sexóloga Valérie Tasso, embajadora de LELO en España, ha escrito Sexo kinky y BDSM para profanos.

Con su libro introduce al BDSM a quienes no lo conozcan y profundiza sobre mitos y verdades, historia, recomendaciones o ventajas de estas prácticas a quienes estamos familiarizados pero no hemos llegado a informarnos a fondo.

Como punto de partida, estos son los cinco puntos que la experta recomienda seguir antes de lanzarnos:

  1. Investiga. Una de las preguntas que más recibo es qué significa exactamente ‘BDSM’. Y ya que es un acrónimo de varias prácticas, lo primero es conocerlas y saber las que pueden atraer más que otras así como la forma de ponerlas en práctica. Bondage, disciplina, dominación, sumisión y el sadomasoquismo son las que dan el nombre al concepto. ¿Con cuál te quedas?
  2. Establece límites. La recomendación de la experta es comunicarse con la pareja. ¿Un buen sistema? Hacer un listado de juegos o prácticas, poniendo “sí”, “no” o “quizás” al lado de cada una. De esta manera se establecerán los límites sabiendo hasta dónde está dispuesto a llegar cada uno. También es un buen momento para escoger una palabra de seguridad que debe acordarse antes de empezar y que servirá para parar cuando alguien la pronuncie. Hacer uso del sentido común a la vez que se respetan los límites, es otro consejo de la sexóloga. En el caso del bondage no se debe pasar una cuerda por el cuello de otra persona o dejarla sola mientras esté atada.
  3. Olvida los prejuicios. El secretismo rodea al BDSM (quizás por eso nos resulta tan morboso) y un sinfín de mitos y tópicos acompañan a estas prácticas. Uno de los más comunes, y que se aleja de la realidad, es el relacionado con la violencia. Son muchos quienes, erróneamente, creen que el BDSM consiste en infligir dolor al otro sin motivo aparente. Además de que todo debe estar consensuado de antemano, quienes lo practican no buscan el dolor por sí mismo, sino como medio para llegar al placer.
  4. Sigue el dress code. Los tejidos ‘efecto piel’ como el látex, cuero o PVC forman parte del armario BDSM. Aunque es la etiqueta que se sigue al visitar un club de BDSM -esos materiales se relacionan con la desnudez, por lo que potencian el erotismo-, no tiene por qué seguirse a rajatabla.
  5. No tengas grandes expectativas. Y esto es algo aún más importante si das tus primeros pasos. No hay que centrarse solo en el momento de acción, el proceso es igual de importante. Como en todas las disciplinas, probar, equivocarse, probar otra vez, acertar y repetir serán la manera de convertirnos en expertos. La práctica y la investigación son dos de las claves que la sexóloga recomienda para seguir adelante en el mundo del BDSM y disfrutar de todo lo que puede ofrecer. Tampoco te olvides del momento de aftercare una vez has terminado.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Twitter y Facebook).

La negación del orgasmo o cuando el objetivo es quedarse a medias

Ponte en situación: estás a puntito de caramelo. Tu cuerpo empieza a temblar sin que lo puedas controlar.

Sabes que los dedos de tus pies han cobrado vida propia y notas una acumulación de tensión en la entrepierna que pide a gritos que te sueltes y te dejes estallar.

SKYN USA

Y justo cuando vas a abrirle las compuertas a un orgasmo espectacular, se te cuela un pensamiento en tu cabeza.

“Creo que el programa de centrifugado ya ha terminado, debería tender ya la ropa antes de que se haga de noche”.

Y es así como tu clímax se va de golpe. Sin quererlo, te has provocado un orgasmus interruptus y, como el autobús de esta mañana, se ha ido sin que puedas alcanzarlo.

Tus opciones son dos: dar por finalizado el momento o seguir para ver si llega en un rato. Pero lo habitual es que te acompañe una sensación de impotencia por su pérdida.

¿Cómo te quedas si te digo que esta práctica de quedarse a medias tiene su público?

Lo que para ti es una cortada de rollo, forma parte del universo del BDSM y se conoce como negación del orgasmo.

Es algo que puedes practicar ya sea en el rol dominante o en el sumiso, lo importante es que el final debe quedar interrumpido.

Y no, no se debe confundir con el edging, que consiste en jugar con los niveles de excitación propios o de la otra persona sin dejarle llegar al orgasmo durante un tiempo.

Mientras que el edging sí que termina con una fabulosa corrida (más placentera por el juego de ir retrasándola), la gracia de la negación del orgasmo es precisamente cortar el clímax.

Te doy otra razón para que lo practiques si esta no termina de convencerte.

Dejar el orgasmo fuera de la ecuación permitirá que te centres en encontrar placer en otros detalles y que puedas profundizar en el lenguaje del contacto con la otra persona.

¿Te animas a probarlo?

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Twitter y Facebook).

Después de la sesión BDSM, no olvides lo más importante: el ‘aftercare’

Si te pregunto qué es lo primero que se te pasa por la cabeza cuando lees las siglas BDSM es probable que pienses en esposas, fustas o cuerdas.

Raramente relacionarías el término con un antiinflamatorio, una manta o incluso chocolate. Y es que estos tres últimos objetos son igual de importantes que los primeros.

UNSPLASH

Pueden formar parte de un kit de aftercare BDSM, una serie de cuidados que, por lo que me explica Valérie Tasso, escritora, sexóloga y embajadora de LELO, son fundamentales.

Lo que sucede después de la sesión nos sirve, según la experta, como balance.

Este balance consiste en hablar sobre lo que se acaba de experimentar, analizar lo que nos ha gustado o no, cuán cómodos hemos estado, etc. También incluye el mimar el cuerpo del otro, si una sesión ha sido particularmente dura, a través de abrazos, caricias, curas de pequeñas heridas, moratones, etc”, afirma Valérie.

Y no solo después de practicar BDSM, por ejemplo se puede hacer también, en palabras de la sexóloga, “cuando hemos tenido relaciones eróticas convencionales e, incluso, cuando hemos probado nuestro nuevo juguete erótico de LELO”.

¿Por qué es importante que después de las prácticas de BDSM se realicen ciertos cuidados?
Es una parte esencial de la erótica BDSM. Durante una sesión bedesemera, se suele generar mucha adrenalina (una hormona que todos producimos) y, después, suele aparecer un bajón significativo (es lógico porque el nivel de adrenalina baja) que se puede manifestar de muchas maneras, según la persona, desde la tristeza, una sensación de vacío, dolores varios que nos llevará a cierto estado mental (por la tensión del cuerpo), etc.

¿Qué tipo de aftercare podemos poner en práctica?
Debería ser una mezcla de cuidados físicos (un ejemplo: si hemos practicado bondage, deberemos revisar que no se haya producido ninguna rozadura con la cuerda (y si es el caso, cuidar estas rozaduras) y psicológicos post-relación. Si bien cobra mucho sentido en relaciones eróticas más ‘convencionales’, por llamarlas de alguna manera, más importante lo es en el BDSM.

Pero, ¡ojo! Muchas personas se limitan al aftercare justo después de una sesión cuando realmente se debería prolongar más allá en el tiempo ya que, muchas veces, el tipo de bajón que puede aparecer, no necesariamente lo hará justo después de jugar. Suele pasar a menudo que en nuestras prácticas eróticas, ciertos estados anímicos se manifiesten unos días después. Debemos estar atentos a ellos.

¿Cuáles son las diferencias entre el aftercare físico y el emocional?
En el aftercare emocional, hablaremos de cómo nos hemos sentido, con qué hemos disfrutado, qué no nos ha gustado… La idea es garantizar un bienestar mental a nivel que, además, nos servirá a la hora de volver a practicar BDSM más adelante, ya sea con la misma persona o con otra diferente. Esas reflexiones nos ayudan a aprender y ser más conscientes de la experiencia. Y sobre todo a conocernos a nosotros mismos mejor.

En cuanto al aspecto físico, nos encargaremos de comprobar que el cuerpo está bien y, en caso de que tengan alguna rozadura, por ejemplo, aplicar alguna crema indicada para esos casos. Sin embargo, y bien practicado, el BDSM no debe suponer un perjuicio para nuestra anatomía.

Una buena sesión de aftercare aborda tanto la parte emocional (para mí, la más importante) como la física. Ambos aspectos tienen que ir de la mano.

¿Cuánto tiempo deberíamos dedicarle?
Como en cualquier otro aspecto, el tiempo que haga falta. Puede variar dependiendo de diversos factores. Así, dependerá de cada persona, de quién es la pareja con la que ha practicado el BDSM, de cada sesión, del estado anímico en el que nos encontremos, de si hemos introducido juegos nuevos en una sesión, etc. Y como decía antes, y que quiero recalcar nuevamente, puede ir más allá en el tiempo, no solo justo después de una sesión.

¿Es algo que habría que realizar siempre después de cada sesión o depende del momento? ¿Necesitan aftercare todas las personas que han participado en la sesión?
Rotundamente, sí. Por mucho que hayamos jugado a los mismos juegos una y otra vez, y con la(s) misma(s) persona(s), la teatralización erótica de una sesión siempre incorpora, aunque sea de forma sutil, nuevos elementos. Y no solo habría que practicar el aftercare siempre después de cada sesión, también los días siguientes, según cómo vayan reaccionando los participantes.

El aftercare no solo es válido para el sumiso/a, también lo es para el/la dominante. Se trata de ir creciendo juntos y aprendiendo. Y el/la dominante también se tiene que incluir. Tiene que haber, en todo momento, una retroalimentación en los roles que cada uno ha ido adoptando. El espíritu crítico de un/a dominante es la garantía futura de llegar a ser muy bueno/a en una sesión.

¿Qué tipo de artículos o productos no pueden faltar en un kit de aftercare?
Hay quien incluye hidratantes, cremas antiinflamatorias, frío, paracetamol, etc. Pero también es frecuente meter en ese kit aceites esenciales que, por sus aromas, nos ayudan a relajarnos tras una sesión de BDSM. También se pueden incluir mantas o jerséis que nos hagan sentir cómodos, té, dulces… ¡El kit de una persona puede incluir de todo! Dependerá de los gustos de cada uno, de las prácticas que suele llevar a cabo, del nivel de adrenalina que haya tenido que experimentar… Después de una sesión, las personas suelen sentirse particularmente vulnerables. El aftercare (y su kit) trata de reconfortar tanto físico como mentalmente.

En el libro Sexo kinky y BDSM, que he escrito en colaboración con la marca de bienestar sexual y juguetes eróticos LELO, explico todos los pasos para iniciarse en este conjunto de prácticas de forma segura.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Twitter y Facebook).

‘Bonding’, lo nuevo de Netflix sobre BDSM… o no

Desde que las plataformas de contenido en streaming han empezado a reclamar su trozo del pastel, las producciones de la pantalla tratan todo tipo de temas, y el sexo, afortunadamente, empieza a ser uno de los más recurrentes.

FACEBOOK BONDING

Hace unos meses ya os comenté mi opinión sobre Sex Education, una serie que nos ayudaba a repasar algunos conceptos básicos sobre la sexualidad.

Bonding ha sido mi segunda experiencia con las ficciones de tono subido (que no subidas de tono). De producción propia, la serie habla sobre una dominatrix profesional que le pide a un antiguo amigo que sea una mezcla entre su asistente y su guardaespaldas.

Pero más allá de eso, hay muchas otras virtudes que convierten a Bonding en nuestro próximo producto de temática sexual preferido, salido de la pequeña pantalla.

Para empezar, y jugando con nuestra vena voyeur -esa que todos tenemos en mayor o menor medida-, la serie nos permite colarnos en el mundo desconocido (para la mayoría) de la dominación. Abordado de una manera muy ligera, dicho sea de paso, pero muy divertida, consigue su objetivo: que podamos conocer cómo es la profesión de ama.

Y, spoiler alert, no es tan sencilla como parece.

Otra gran cualidad de Bonding es que representa una sexualidad más variada que la mayoría de las series que encontramos en la parrilla de este tipo de plataformas. Con un coprotagonista gay con un desarrollo y peso en la trama casi más importante que el de la dominatrix, queda en evidencia que necesitamos más homosexualidad en las pantallas.

Es curioso conocer mediante los diferentes casos que atiende la ama cómo se integra el BDSM en cualquier tipo de relación, cómo lo gestiona una persona soltera o una pareja casada, algo que deja claro que, como una buena camisa blanca, funciona con todo.

Además, abre las miras de lo variadas que pueden ser las parafilias, más allá de la clásica lluvia dorada o los tipiquísimos azotes, hasta el punto de imaginarnos que hay alguien en el mundo que puede encontrar excitante vestirse de pingüino.

En definitiva, es una serie perfecta para liberarnos en muchos aspectos, en animarnos a experimentar y probar cosas nuevas, en coger ideas, pero, sobre todo, en sentirnos lo bastante confiados como para sincerarnos sobre lo que nos gusta y, por supuesto, disfrutarlo.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook).

BDSM para principiantes

Introducción al BDSM era el nombre de uno de los talleres a los que tuve la oportunidad de asistir durante el Salón Erótico de Barcelona 2018.

YOUTUBE

Supongo que más que no poder faltar, no quería faltar a lo que iba a ser una breve pero, esperaba, interesante clase maestra sobre lo que conocemos del universo de E. L. James a través de sus novelas de Cincuenta Sombras.

El BDSM no es solo “eso que se hace con esposas dando azotes”, que es quizás la manera más reduccionista que se nos viene a la mente si queremos describirlo.

Para empezar cada inicial significa una palabra: Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo, que vienen a englobar lo que encontramos en el mundillo.

Lo mejor que tiene esta práctica sexual es que se adapta a todo. La podemos acoplar al tipo de relación que mantengamos ya que funciona tanto para relaciones abiertas, cerradas, follamigos, matrimonios con tres hijos o incluso para los casos en los que te encuentras esa noche con alguien, te ha dicho que le gusta, y quieres animarte a probar.

En segundo lugar, podemos amoldarla a nuestros gustos. ¿Qué rol te atrae más? ¿Llevar las riendas? ¿Dejarte llevar? El juego lo vas marcando tú con los juguetes que puedes encontrar en cualquier lado (además los diseños con cada vez más bonitos).

Quizás tu umbral de dolor es muy bajo y solo con sentir un cachete ya lo estás pasando mal. O puede ser también que necesites una descarga en los pezones o en el ano para disfrutar plenamente. Da igual. La cosa es que tú lo vayas decidiendo conociéndote al respecto.

Hay dos cosas que también se deben tener en cuenta si queremos empezar a hacer BDSM, la previa preparación y la post sesión.

Con la previa me refiero a tener todo impoluto: la ropa, los objetos… Mejor desinfectar que limitarnos a una pasadita con agua y jabón, ya que, recordemos, muchas cosas están en contacto con las mucosas (y por ende, vías de contagio).

Hay que darle importancia al final del encuentro volviendo a nuestro “estado habitual”, que puede ir desde muestras de cariño si ha sido una sesión con nuestra pareja emocional hasta tomar un ibuprofeno y quedarse el domingo tirada en la cama con una bolsa de hielo en el culo porque lo tienes caliente del día anterior.

Pero sobre todo, recordar que es un juego, algo que se limita a la cama y que se debe hacer de mutuo consentimiento respetando los límites del otro. No en vano se inventó la palabra de seguridad para detener o bajar la intensidad de la sesión en cualquier momento.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook)

¿Qué diantres es el BDSM? Bondage, disciplina, dominación, sumisión y sadomasoquismo?

Querid@s,

¿Qué diantres es el BDSM? Bondage, disciplina, dominación, sumisión y sadomasoquismo?

secretary

Como ya todos sabrán a estas alturas de la vida, el atractivo pero intratable Christian Grey ha estereotipado el, para la inmensa muchedumbre, oscuro y sórdido  mundo del BDSM. Tan oscuro que muchos de ustedes seguro que se echan las manos a la cabeza maldiciendo a esta servidora que solo habla de sexo. ¡Qué quieren, este es un blog de sexo! Jamás serán mis pretensiones que ustedes acaben convirtiéndose de Giacomo Casanova ni en díscolos discípulos del perturbado Marqués de Sade, aquel impío amante que tras una orgía con un séquito de meretrices, fue acusado de envenenarlas al darles de probar «mosca española». Me conformo con que aprendan y aprehendan los conocimientos básicos para que dominen este subrepticio savoir faire  en cualquier habitación roja que se le ponga por delante.

Para la mayoría de los terrícolas el universo BDSMista (bondage, disciplina, dominación, sumisión y sadomasoquismo) es considerado como tabú y una practica casi inaccesible. Muy mal. Casi todos ustedes se imaginamos que esto va de que meter o que le metan a uno ostias como panes, de linchamientos que ríanse de las vandálicas intervenciones de los Hooligans o de ser esclavos por una noche y le azoten hasta que les salta la carne haciéndole sufrir lo indecible. El dolor forma parte del sadomasoquismo sólo para algunas de las personas que lo practican. Para otras (diría yo que la inmensa mayoría) es todo lo contrario, porque existen mil y una formas de disfrutar del BDSM sin pasarlas canutas y disfrutando de lo lindo sin acabar como el rosario de la aurora. Aquí no hemos venido a sufrir. Aunque algunos locos sí.

El castigo a un amante sumiso que se ha pasado de rebelde puede consistir en que ha de acatar sin rechistar, desde imponerle que se disfrace de muñeca pepona a atarle al cabezal o la pata de la cama, vendarle los ojos y hacerle la mejor felación o cunnilingus de su vida. ¿No suena mal no? Eso sí, poniendo algo de picante al asunto. Vende a su presa o  prohíbale terminantemente que le toque o de lo contrario se verá usted obligado a darle su merecida azotaina. El que avisa no es traidor. El arte del spanking es deliciosamente curioso, lo abordaremos en breve.

Hasta entonces, quédese con el significado de estas siglas.

B de Bondage: Termino inglés que significa atar.

Las prácticas eróticas relacionadas con el bondage son básicamente los roles de poder asimétricos como por ejemplo am@-esclav@, jef@-emplead@, maestr@-alumn@, policí@-detenid@ o dueñ@-mascota. Y sí, la historia puede llegar a que uno haga de perrit@ que comer en un plato mientras el am@ le tiene atad@ con una correa, o con longanizas. Libertad total.Han de proveerse de la cuerda necesaria, cuanta más mejor. Si les pilla el toro, valen como remedios domésticos enseres como cables, corbatas, cinta de embalar, cordones, medias o fulares. Todas ellas tienen un único cometido: inmovilizar las extremidades de la presa.

En cualquier caso, mantenga el cuello siempre libre de artefactos. Nada de simular ahorcamientos o locuras afines, no es cuestión de que pierdan el norte en esta empresa. El fascinante bondage les permitirá sumergirse en el no menos excitante mundo de los disfraces, que siempre ponen su granito de arena. Por ejemplo, señora vístase usted de médic@. A él de enfermero. O vestirse de persianero (que el fontanero está ya muy visto) y él de amito de su casa. En el amor y en el BDSM todo vale.

D de Disciplina y Dominación 

Dominación: Consiste en la práctica erótica en la que una persona adopta un rol dominante (dominatrix) para actuar como se le antoje y le pase por los mismísimos. Como en alta mar, donde manda dominatrix no manda el pobre sumiso. La dominación está sujeta constantemente al consenso y los límites establecidos por el dominado. Si la cosa se pone fea, el BDSM rechaza cualquier práctica de dominación sin consentimiento del dominado. Que quede muy clarito. La dominación solo vale dentro de las paredes de una habitación compartida y dedicada al desenfreno sexual, no fuera de ella.

bondage

D de Disciplina: Son las prácticas relacionadas con las normas y preceptos dela relación entre am@ y sumis@o como los castigos varios a lo que el primero somete al subyugado dependiendo de las felonías que haya cometido. Incluye adiestramiento por parte del amo y protocolos de comportamiento. ¿Se le antoja un tato bizarro?

Sumisión: Una persona adopta un rol sumiso en el que queda bajo la voluntad y merced del amo o la dominatrix. Es la situación complementaria de la dominación.

Sadismo: Se refiere a aquellas prácticas erótico festivas en las que una persona obtiene placer por causar dolor, humillación o incomodidad a otra persona que así lo acepta libremente.

Masoquismo: Hace referencia a aquellas prácticas sexuales poco ortodoxas en las que una persona obtiene placer experimentando dolor, humillación o incomodidad, a manos de un verdugo que le da caña. Siempre prácticas voluntarias que jamás de los jamases pueden traspasar los límites establecidos por el receptor.

Palabra de seguridad

Para cualquiera que se embarca en cualquier práctica BDSM se necesita una palabra de seguridad para detener lo que esta ocurriendo si la pronuncia. Si el sumiso dice “no, no, por favor, basta”,  usted haga como el que oye llover. Posiblemente en verdad se la está gozando y no quiere realmente detenerlo. Pero la palabra de seguridad son palabras mayores. A veces se usa una palabra específica (por ejemplo “piedad”) o un código de colores (verde, “todo bien”, amarillo “caliente caliente” y rojo “para que me vas a matar”). La palabra de seguridad debe ser fácil de recordar y de pronunciar, entienda que no es el mejor momento para poner a prueba su ingenio y agudeza mental. Esto no es el scrabble. Piensen que bastante tiene el sumiso con lo que tiene. Toda esa presión encima, maniatado, con palabras obscenas escritas sobre su cuerpo, con restos de cera caliente sobre la piel, quizás incluso con un pasamontañas de látex como segunda piel y una bola de acero metida en la boca. Como para ponerse a hacer memoria.

otraNo tengan miedo, el BDSM puede ser tan inofensivo como beber un malibú con piña. Porque una juguetona sesión BDSM, de azotainas en culos ardiendo, látigos, collares de perro, cadenas y demás artilugios erótico festivos, puede acaba de la forma mas tierna posible, que es con un coito vainilla  (la sesión sadomaso is over), haciendo el amor de la forma más dulce que podáis imaginar y con un sincero Te quiero.

Ahora que ya tienen un poco más de conocimientos sobre el tema, pónganse manos a la obra. Quizás no han aprendido nada. Si es así, lo siento).

Que follen mucho y mejor.

El verano ya llegó: Diverse, la fiesta del poliamor, crossdressing, BDSM, swinger, LGBT, queer y fetish, entre otr@s.

Querid@s,
“Desarrollad vuestra legítima rareza“, decía el poeta René Char.

El verano (casi ) ya llegó, y la fiesta está a punto de comenzar! La Diverse del 4 de junio, que organizan mis amigos de Golfxsconprincipios.

diversy

Cuando le pregunto a Miguel Vagalume – quien puso en marcha la iniciativa de Golfxsconprincipios y al que en breve tendremos por estos lares hablando sobre el poliamor y otras rarezas sexuales– que me resuma que es para el la fiesta Diverse, me comenta “Pues es complicado, porque es un evento donde queremos crear un espacio que no existe donde se mezclen identidades, prácticas y tipos de relaciones no convencionales, y que es un proyecto en construccion, que es una búsqueda de todo el mundo que participa para encontrar la manera de que se pueda estar a gusto, en el que haya una “liberación sexual hacia arriba pero también hacia abajo“, es decir, abundan sitios donde poder liberarse hacia arriba (mas orgasmos, más gente, más participante en una orgia, más sexo) pero tambien buscamos donde poder liberarse “hacia abajo”, que sea suficiente con flirtear, con mirarse, con besarse, que no haga falta ir más allá… o simplemente hablar con gente de esos ambientes…”

¿De qué va? De pamelas, pareos, flotadores, colchonetas, cubitos y palas, buceo, bañadores y bikinis, sandalias, toallas, culos con arena… No es preciso ir en bañador o bikini, pero sí será de temática veraniega y se esperamos que traiga usted algo relacionado con el verano. No hay piscina, aunque sí hay duchas en la planta de abajo… Y claro, eso se puede combinar con corsés, tacones, medias, arneses, máscaras y todo lo que se os pase por su calenturienta imaginación. Lo único que no está permitido es ir con ropa “de calle”. Trabájanselo un poquito. No piensen que con “superar” la barrera de la puerta estará todo hecho, porque iran a decirle algo si va usted ataviado “de calle”.

shortbus

Las 6 reglas de Diverse

Aparte del tema, seguiremos manteniendo las 6 reglas de nuestra Diverse anterior:

1. NO SE TOCA A NADIE SIN SU PERMISO.

2. LA PLAYROOM: SÓLO PARA JUGAR. NI ENTRAR A MIRAR NI ENTRAR A SOLAS.

3. RECUERDA QUE ESTÁS EN UN ESPACIO CON IDENTIDADES, PRÁCTICAS Y RELACIONES MUY DIVERSAS

4. FOTOS NO, GRACIAS

5. DEBERÍA SER LA NORMA EN TODAS PARTES PERO…la  homofobia (o cualquier forma de LGTBIQfobia) y el machismo es mejor dejarlos fuera del local.

6. NUESTRO MANTRA: Si alguien te molesta, acosa, agobia, molesta, avísanos en el momento a quienes llevamos identificación de staff y así podremos resolverlo —eso sí, discretamente— en el mismo momento. No dudes en comentarnos cualquier cosa ¡para eso estamos!

Insisto en que han de cumplir las normas, si no lo hacen, los organizadores del evento tendrán todo el derecho de ponerles de patitas en la calle. Esto no es Sodoma y Gomorra.

Sólo chicas

Volveran a probar lo que hicimos en la Diverse anterior: Dejar una sala sólo para chicas.

Entradas

¿Es obligatorio comprar la entrada anticipada? No, pero en la puerta le costará más cara. ¿Ventajas de comprarla anticipada? Le asegura la entrada segura, porque en las fiestas Diverse que se han organizado hasta la fecha se acabó colgando el cartel de NO HAY ENTRADAS. ¿Quiere reservar ya su entrada? Puede hacerlo en DiverseJunio2016.eventbrite.es, donde tiene también todos los datos sobre el evento: en qué consiste, cuándo, dónde, desde qué hora…

¡Nos vemos el sábado 4! Si le surge alguna duda, siempre le quedará el email, facebook o twitter. Para más info, consulte aquí http://www.golfxsconprincipios.com/lamoscacojonera/veranizate-diverse-sabado-4-de-junio/

#fin del comunicado

Que follen mucho y mejor.

Follemos: el manifiesto de Nacho Vidal

Querid@s,

En estos tiempos que no son tan buenos,

Seguimos haciéndonos daño. Seguimos matándonos los unos a los otros. Matando a nuestros hermanos, hermanas, vecinos y amigos. Seguimos fabricando armas, seguimos cometiendo atentados, seguimos atentando contra toda lógica. Evolucionemos, amemos, follemos. Cambiemos los misiles por consoladores. Las armas de destrucción masiva por orgías multitudinarias. Dejemos de invadir países y comencemos a conquistar culos. Practiquemos el bondage y la dominación en lugar de esclavizar a nuestros niños. Que el squirting diluya nuestras lágrimas. Que los gritos de cada orgasmo sustituyan a los gritos del hambre y la desesperación. Que la posición del ’69’ nos haga olvidar cada disposición del FMI. Follemos, sí, follemos y follemos. Acabemos ya con esta forma de pensar hipócrita y cruel. Dejemos de escandalizarnos al ver nuestros cuerpos desnudos mientras aceptamos ver cuerpos mutilados. Dejemos de tragar mentiras y comer basura y pasemos a tragar pollas y a comer coños chorreantes. Hagámoslo desde ya, con urgencia, sin excusas. Porque solo cuando cada polla y cada coño de este planeta sea respetado… merecerá la pena vivir en él.

Es el manifiesto del actor porno Nacho Vidal, una especia de oda al amor y al sexo, su particular versión del “haz el amor y no la guerra”. También sirvió como presentación del Festival Erótico de Barcelona celebrado del 1 al 4 de octubre del año pasado.

La organización del festival definió el vídeo como “una exhortación a amarnos, a disfrutarnos, a querernos y a aceptarnos, a nosotros mismos y a los demás, tal y como somos: animales sexuales. A dejar de lado los tabúes y la vergüenza. Así tal vez seremos capaces de dejar de lado la doble moral imperante que esconde el cuerpo pero enseña la violencia y la barbarie”.

¿Qué opinión les merece su manifiesto? Desde luego, no deja indiferente a nadie. A mí me ha servido de inspiracion para redactar el mío. A ver qué les parece.

Porque las batallas sean cuerpo a cuerpo en una cama aún por deshacer. Porque los únicos mutilados sean los prejuicios y las prohibiciones. Porque se envíen más misiles en forma de cartas de amor. Porque las únicas bombas que exploten sean las que estallan debajo de la piel. La tuya y la mía. Porque tú me enciendas y yo te ponga por los siglos de los siglos. Amen.

Porque tú y yo nos encontremos, algún día, cuando menos lo esperemos. Porque follemos hasta que  nos enamoremos. Porque nos dejemos de timideces y pasemos a la acción. Porque las noches a tu lado duren toda la vida y vuelta a empezar. Porque cada mañana me invites a desayunar, con o sin diamantes. porque nunca nos hagamos mayores, porque nunca se nos envejezca el corazón. Porque no me vuelvan a romper el alma y si lo hacen, que valga la pena.

Porque la felicidad no sea un sueño. Por aprender cada día, aunque sea sólo una palabra nueva. Por hacer cada día algo que nos dé miedo. Porque nunca dejemos de bailar. Porque esa diosa llamada música nunca deje de sonar. Porque no nos dejemos nada el tintero, ni respiremos a medio pulmón. Porque no pasemos por este mundo sin pena ni gloria. Porque no nos dejemos besos por dar, ni polvos por echar. Porque siempre nos quede algo por lo que seguir luchando. Por seguir amando, haciendo el amor y follando toda la vida. Porque a veces sí, y a veces no. Porque me hechicen, si viene de la persona adecuada.

Por esos hombres que ponen con los tacones mirando pal techo y por esas mujeres que son el veneno para el que tú eres el antídoto. Porque hagamos todas las cosas que nos quedan por hacer antes de palmarla. Porque no nos arrepintamos de nada. Y porque el día que muramos, sintamos de verdad que hemos vivido plenamente. Como si fuera el último día. Como si fuera el primero.

¿Y su manifiesto?

Que follen mucho y mejor.

BDSMK, la asociación del sexo no convencional

Querid@s,

Sesión BondagePara todos los golfos y golfas (con principios) que dan sus primeros pasos en el apasionante mundo del BDSM, es decir el bondage, la dominación, el sadomasoquismo y la sumisión, nace la primera asociación de ámbito nacional para el apoyo, visibilización, formación y protección en el BDSM y el kink (prácticas sexuales consensuadas no convencionales). Ell@s son BDSMK y este es su manifiesto.

Las relaciones sexuales no convencionales (kink en inglés) están más a la orden del día que nunca. Y eso es bueno. Los consumidores y practicantes de esta tipología de sexualidad van en aumento y cada vez hay más curiosidad por estas practicas no convencionales. La publicación de ciertos libros de talante erótico y la llega a la gran pantalla de cierta película ha despertado sin duda alguna un profundo interés por el mundo del BDSM. Por supuesto hablo de 50 Sombras de Grey. Un taquillazo para mi gusto malérrimo, un auténtico bodrio, una moñada de pelicula. Pero gracias a ella, en nuestro país hay más curiosidad, se habla más de este tipo de sexo y se practica más estas cosas que se antojan raras. Aunque sepan ustedes que la trilogía de las sombras poco tiene que ver con el BDMSK. Lo de Grey es maltrato. Y lo de Ana es de hacérselo mirar.

Pero no todo va a ser llegar y besar el santo y antes de empezar a dar azotes o atar a alguien, hay que saber cómo hacerlo.  Los novatos tienen poca información y menos recursos para orientarse ellos solitos en sus primeros pasos en este nuevo mundo. Tampoco ayuda mucho el estigma que pesa sobre las relaciones no convencionales. Creo que aún pesan los miedos, los remilgo y los lastres. No dejamos a un lado ese absurdo “qué dirán” en muchos aspectos de nuestra vida. Seguimos a rajatabla, sin cuestionarnos muchas veces, las directrices que nos imponen la sociedad, el sistema y quién sabe qué más, pero también las encorsetadas normas que nos imponemos nosotros mismos.

¿Quizás sean todas ellas excusas baratas que condonan nuestra pusilánime cobardía? Aunque hay a quien no le interesa en absoluto meterse en estas jaranas de alto voltaje. Respetad@ sea. Para los que les pica la curiosidad, yo les diría que hicieran oídos sordos a sus educaciones estrictas, a los absurdos protocolos y esa falsa doble moral. Y que pruebe el wild side. Piense que siempre puede volver.

Precisamente para unir fuerzas, echar una mano y asesorar nace la asociación BDSMK. Después de varios meses de trabajo duro por parte de distintas personas vinculadas a la comunidad kink. BDSMK ya está aquí. Bienvenid@s amig@s. Actuarán en todo el ámbito nacional y tiene dos objetivos muy claros en su punto de mira.

BDSMK

  • Hacia dentro de la comunidad: Básicamente apoyar a sus miembros, brindarles todo el apoyo a la hora de gestionar sus fantasías y deseos de una forma saludable y segura, apoyarles en caso de que sufran discriminación y muy importante…Evitar la presencia de depredadores y personas tóxicas, etc (bastantes tenemos en nuestras vidas).
  • Hacia fuera: Dar visibilidad de la amplia diversidad de prácticas que tiene la sexualidad humana y mostrar que no hay nada de malo en ellas. Que el misionero y la pareja (de dos) está bien. Pero si se tiene curiosidad de más, también lo hay. ¿Por qué no?

Pero BDSMK no se va a quedar en una simple asociación de tintes sexuales. Es mucho más que eso. Una página web al servicio de todo el mundo y una constante presencia en las redes sociales. Les va la marcha, así que no faltarán fiestas, jaranas y guateques para que los que quieran (sin obligar a nadie) puedan verse las caras y los cuerpos, y preguntar lo que quieran. Y puede apuntarse tod@ hij@ de vecin@, incluso empresas serias y con principios. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

Anímense. Y que follen mucho y mejor.