Entradas etiquetadas como ‘juguete-sexual’

‘Las nuevas tiendas eróticas se parecen más a una perfumería que a un sexshop de los años 90’

El mundo cambia y la sexualidad, en mayor o menos medida, va con él de la mano. El ejemplo que más me ha impactado ha sido el de las tiendas eróticas.

TWITTER LYSSTORE

De escaparates oscuros o incluso tapados, rincones poco iluminados y pasillos llenos de vídeos porno en los que el único cliente que podías cruzarte era un hombre, a auténticas boutiques en el centro de la ciudad y abiertas al exterior.

¿Y lo mejor? Que ahora nosotras entramos porque, finalmente, los estantes están también repletos de productos que se centran también en nuestra sexualidad.

Sobre esta evolución he querido hablar con Óscar Fernández, el gerente de Lys Erotic Store, uno de los espacios que se han convertido en punto de encuentro de amigas, parejas, madres e hijas.

Es él quien nos afirma que, en materia de ‘supermercados sexuales’, las cosas se han transformado bastante (afortunadamente para nosotras).

 ¿Cómo definiría las tiendas eróticas de hace unos años respecto a las de ahora?
Hace 15 o 20 años, las tiendas eróticas estaban orientadas a un público masculino. Además de vender productos, había cabinas de vídeo proyección y peepshow. A partir del año 2000, todo empezó a cambiar en Europa. Surgieron tiendas con decoraciones más bonitas, en calles más concurridas e, incluso, en centros comerciales. Hoy en día, las cabinas y peepshow han desaparecido, las tiendas se han orientado a un público más femenino y se parecen más a una perfumería que a un sexshop de los años 90.

¿Cómo influye la decoración en el consumidor a la hora de decidirse a entrar en un establecimiento?
El producto erótico tiene que venderse como un producto más de consumo. El cliente, cuando entra en nuestros establecimientos, encuentra un espacio muy luminoso, donde todo está ordenado por lineales. Los productos están colocados como si se tratara de un supermercado tradicional. Es muy importante que el consumidor se sienta a gusto.

¿Que las tiendas eróticas hayan experimentado este cambio es sinónimo de que el erotismo también?
El ser humano es un ser erótico, el erotismo siempre ha existido y siempre existirá. Conceptos como el nuestro y el de otros compañeros de la profesión ayudan a normalizar el erotismo. Lo mismo está ocurriendo por parte de las marcas que desarrollan productos de este tipo. Se trata de una nueva era en la que toda esta normalización nos está permitiendo evolucionar.

¿Cuál es la clientela que pretenden atraer con estos espacios?
Nuestro objetivo es normalizar la venta de artículos eróticos. Queremos que todo el mundo que tenga más de 18 años pueda entrar en nuestros supermercados y sentirse como en cualquier tienda de ropa. No tenemos un público definido, todos son bienvenidos.

¿Diría que es una clientela muy distinta a la que frecuentaba tiendas eróticas hace unas décadas?
La clientela de hoy, al menos en nuestros establecimientos es, en un 75%, femenina.

¿El empoderamiento femenino entre sábanas ha sido también un factor clave? ¿Ahora las mujeres nos atrevemos a comprar más cosas para nosotras?
Sí. Como solemos decir, cada persona es responsable de su propio orgasmo. Gracias al crecimiento del empoderamiento femenino, las mujeres se atreven mucho más a dar el paso y venir a comprar juguetes. De hecho, según el ranking de ventas de LELO, correspondiente al primer semestre del año, son las mujeres las que más juguetes eróticos consumen en España. Su producto estrella, un succionador de clítoris, es uno de los más demandados en nuestras tiendas.

¿Cómo saben qué productos ofrecer, se dejan guiar por el instinto o se limitan a reponer los artículos más vendidos?
Como en todos los sectores, tenemos un departamento de compras que se encarga de buscar nuevos productos, y las marcas también nos proponen regularmente sus novedades. Es un mundo que evoluciona rápidamente y siempre tenemos que actualizarnos.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook).

No es el sillín de una bici, sino el nuevo juguete sexual sin género

El mundo está cambiando. El desfile de Victoria’s Secret ha desaparecido en medio de la corriente del bodypositive y la aceptación corporal. Las tiendas con tallas grandes aumentan. Los anuncios de cremas depilatorias empiezan a poner el foco en los hombres de manera más regular e intentamos consumir menos plástico para no dañar el planeta.

ENBY, DE WILDFLOWERSEX.COM

En plena evolución buscando ser más conscientes, el sexo no se ha quedado tampoco atrás.

Hasta ahora, los juguetes sexuales se dividían en pocas categorías. Mientras que los artículos de placer femeninos más populares son los dildos o estimuladores de clítoris, los masculinos pertenecen a la sección de objetos con orificios.

Hasta ahí se reducían la mayoría de las posibilidades. Sin embargo, también la industria del sexo quiere avanzar en este mundo en el que cada vez las etiquetas son menos importantes.

La empresa Wildflower ha sido pionera en romper barreras con su nuevo producto estrella, Enby.

Con forma de manta raya (o de sillín de bicicleta para las mentes menos imaginativas como la mía), flexible y vibrador, sus posibilidades son infinitas y es capaz de estimularnos tanto a nosotras como a ellos.

No solo es una buena noticia saber que por fin tenemos una buena razón para dejar de considerar los anillos vibratorios un juguete para ambos (aún no conozco ninguna mujer que haya llegado al orgasmo con los toquecitos intermitentes de ese tipo de juguetes) sino que, además, supone un paso en la sexualidad.

View this post on Instagram

Introducing Enby – A vibe for everybody. 💜Designed to please a variety of bodies, Enby is a dynamic rechargeable vibrator that can be humped, rubbed on, tucked in a harness, and placed between bodies to offer stimulation in all the right places. Enby's flexible wings and ribbed bottom also make it a great penis masturbator. 💜We've worked tirelessly to create and perfect Enby over the past year, and we are incredible proud and excited to share it with you. We hoped to create a toy that anyone could enjoy, regardless of their anatomy or identity. Built upon the feedback we've received from our customers, Enby meets many of the needs that are not currently being adequately met in the sex toy industry. 💜Check out Wild Flower’s first toy via the link in our bio! It’s available for pre-order now!

A post shared by Wild Flower (@wildflowersex) on

Listo para frotar contra tu cuerpo, para agarrar alguna zona concreta en medio o para masajear, ofrece muchas más opciones al poder llevarse dentro de la ropa interior o pudiendo utilizarse entre dos personas.

Aunque sin duda, para mí, la novedad más excitante es que no tenga género y ponga el placer al alcance de todos. Y puede que alguien llegue a preguntarse si esto era realmente necesario. Si hacen falta productos alternativos a los que ya conocemos que funcionen para todo tipo de géneros y orientaciones sexuales.

La respuesta más obvia es que sí, que no solo hacen falta sino mucha falta. Llevamos toda la vida viendo el sexo en azul y rosa, en hombre y mujer, en pene y vagina y es mucho más variado que eso.

Es el momento de que se empiece a pensar en la sexualidad de quienes quieren escapar de categorías o dejar a un lado las diferencias para concebirla como un elemento único que pueda funcionar a toda la población.

Que, a fin de cuentas, si algo tenemos en común, es que disfrutamos de un buen rato entre sábanas.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook).

Juguetes sexuales para celebrar el Día del Orgullo Friki

Es 25 de mayo, lo que significa que es el Día del Orgullo Friki, celebración que tiene lugar año tras año en la jornada del estreno de la primera película de la saga La Guerra de las Galaxias (no confundir con el día de Star Wars, que se celebra el 4 del mismo mes).

Y la cosa es que un día navegando por la web (a continuación podéis averiguar qué tipo de webs) encontré una pagina de juguetes sexuales para frikis y no pude resistirme a dejarme las imágenes guardadas para compartirlas con mis lectores en esta jornada tan especial. Las piezas son oro (y placer) puro.

GEEKYSEXTOYS

Para empezar la selección, tenemos una vagina masturbatoria de Han Solo para quedarte crionizado de placer, un pene de goma verde inspirado en el maestro jedi Yoda que “mucho placer tu conseguir si este juguete usar” y la mordaza de la Estrella de la Muerte (usar antes de que los rebeldes localicen el punto débil y la destruyan).

 

GEEKYSEXTOYS

Siguiendo con la La Guerra de las Galaxias, el estimulador de R2D2 o de Darth Vader no emiten pitidos ni respiraciones mecánicas, pero algún que otro gemido te sacarán seguramente, así como el tapón anal de C3PO, que no ha sido programado en 3 millones de formas de comunicación pero tampoco te harán falta para saber cómo se usa.

 

GEEKYSEXTOYS

Los consoladores/sable láser son perfectos para combatir el Lado Oscuro de la Fuerza pero también para que los encuentres cuando apagues la luz de la habitación y te apetezca darle a tu cuerpo un poco de alegría (aunque no te llames Macarena) antes de irte a dormir.

 

GEEKYSEXTOYS

Y para quienes prefieran los superhéroes antes que el hiperespacio, los juguetes inspirados en Batman, Superman o Linterna Verde salvarán el día a golpe de orgasmo. Definitivamente el héroe que Gotham (o la ciudad de España desde la que me leas) merece y necesita.

 

GEEKYSEXTOYS

Si eres fan de Rick y Morty no puede faltar un Plumbus en tu casa, además todo el mundo tiene uno. ¿Que para qué sirve? Tendrás que averiguarlo.

GEEKYSEXTOYS

Alien, Pokémon o la fiebre enloquecida por el mundo de los unicornios son los juguetes que rematan la categoría de ‘frikadas’ y que nos demuestran que, independientemente de nuestras aficiones, hay algo de lo que todos disfrutamos, del buen sexo (ya sea solos o acompañados).

Duquesa Doslabios.

¿Cómo nos gustan los dildos?

“Los españoles las prefieren largas y gordas” no es una película protagonizado por Marilyn Monroe y Jane Russell, ya que, en el caso de que se grabara, sería fantástica con actores como Maribel Verdú, Mariano Peña o Silvia Abril.

YOUTUBE

La declaración, sin embargo, viene de los resultados que arrojó el estudio de la web de citas Jaumo cuando quiso saber más acerca de los gustos de diferentes países sobre los juguetes sexuales.

La medida preferida por los españoles es ni más ni menos que de 18,8 cm, los juguetes más largos si se tienen en cuenta el resto de países que participaron en el estudio (seguidos muy de cerca por los alemanes, que de salchichas largas saben un rato).

Y es que ya puestos a jugar con dildos, mejor que sobre a que falte. Aunque tampoco hay por qué usar el juguete entero, que esté por si las moscas nunca viene mal.

También es verdad que cualquier cosa que supere esa medida puede resultar hasta molesta, ya que la sensación de “tope” que produce que te alcancen el cuello del útero no es precisamente placentera.

Juguetes largos, sí. ¿Gordos? También. Lo queremos todo ya que estamos. Que ya que nos dejamos el dinero que nos den la máxima cantidad de producto. Unos 4,4 cms de grosor de media es lo que buscan los españoles que compran este tipo de juguetes.

Porque esa es otra, dejarnos el dinero en el sex shop es algo que nos cuesta, no como a nuestros primos mediterráneos del país de la pasta y la pizza que son los menos reacios a mirar el bolsillo. Casi 50 euros de media por juguete se dejan los italianos, mientras que nosotros somos más modestos y de media podemos gastar unos 27 euros según el estudio.

Tanto el vibrador como el clásico consolador son los más populares en todo el mundo, dejando en un digno tercer puesto los juguetes anales (de mi experiencia con uno de ellos os hablé el otro día aquí) y por lo general se prefieren realistas, de hecho, en el caso de los españoles, a ser posible en color carne, no como otros países que sienten predilección por el rosa.

Ahora que sabes lo que según el estudio preferimos los españoles y pensando en tu experiencia… ¿coincides?

Duquesa Doslabios.

El sexo está en el aire: llega el dildo drone

Querid@s,

Me muero por compartir la siguiente información con ustedes. Claro está que las mujeres estamos sobradamente preparadas para hacer dos cosas a la vez, pero ¿qué me dicen si la ciencia y la tecnología se embarcan juntos para echarnos una manita en esas cuestiones tan nuestras e íntimas como coquetear con nuestro consolador o vibrador particular? Mientras podemos dedicarnos a lo que más nos guste, ya sea comer, beber o hacer corte y confección. O no hacer nada, simplemente disfrutar de este dildo que funciona sin manos!!! Además hasta te persigue por toda la casa para darte lo tuyo y lo de tu prima. No hay escapatoria. Ahora sí que sí,  Sex is in the air.

 Les estoy hablando del dron más sexual de la historia de los drones. Un híbrido mitad juguete sexual, mitad avión que es capaz de geo localizar su vagina e introducirse en ella para hacerle gozar, sin que usted tenga que mover un solo dedo. Literalmente. Ya está aquí y se llama Dildo Drone. Este cachivache es un avión vibrador no tripulado que va en busca de su ama y señora para ofrecerle la más vibrante y completa de las experiencias onanistas. ¿Cómo funciona este cacharro? El vídeo promocional del artículo, protagonizado por la humorista Jenni Ruiza, lo deja claro como el agua. Si requieren más señas de identidad, apunte. El dildo drone ha de conectarse al ordenador con una simple llave electrónica. Compatible con Windows, Mac y Linux. Podrá tener absoluto control sobre el dildo drone  utilizando la interfaz online  desde cualquier parte, incluso desde el móvil.

No se me emocionen en demasía señoras, desgraciadamente el dildo drone es por el momento una bromita de su creador, el guionista y creativo publicitario Michael Krivicka, para una conocida marca de dildos. Es su particular manera de desternillarse de todos nosotros, de nuestra paleta sociedad obsesionada con robots que lo hagan todo por nosotros, de tal modo que pronto acabaremos convirtiéndonos en completos inútiles incapaces de hacer algo por nosotros mismos. Se ríe del furor que están causando estos pequeños artefactos voladores que funcionan con control remoto y para los que se buscan las más sorprendentes aplicaciones. ¿Qué mejor que el sexo?

Ojala, pero en este caso es harto difícil que la realidad supere la ficción, pues estos drones aparentemente inofensivos entrañan no escasos peligros para nuestra integridad física. ¿Recuerdan al pequeño Enrique Iglesias que por ir de gracioso e intentar hincarle el diente – más bien la mano- a uno de estos objetos voladores inanimados casi se queda manco? No quiero ni pensar qué podría ocurrirle a cualquiera de sus genitales. Ténganlos a buen recaudo, se lo ruego. Pero no es la primera ocurrente salida del amigo Michael Krivicka, pues su cabecita no para. Hace unos meses ya sorprendió a todos con un invento del palo: el palo-selfie-dildo. Otra falsa alarma a las que ya nos tiene acostumbrados este genio de los dildos. Ver para creer.

Aunque ambos son productos de ciencia ficción, el artista afirma en su twitter que ya son muchas las client@s que solicitan pedidos reales. Michael, no sea pérfido  y deje de jugar de una vez con nuestros sentimientos. Vaya un paso más allá y conviértalos en realidad. Que nosotras sí somos de carne y hueso.

P.D.: Yo ya soy un juguete roto. He perdido la ilusión.

Que follen mucho y mejor.

Sexo y juguetería erótica

Bolas chinas, vibradores, aceites para masajes, lubricantes con sabores, ropa interior comestible, lencería de alto voltaje, disfraces y productos relativos al baño. Esos son, por orden, los juguetes eróticos más utilizados por las mujeres a la hora de practicar sexo. Al menos, son los más comprados, según ha concluido SexPlace, la franquicia erótica más grande de España, tras realizar una encuesta a 1.800 clientas de 18 a 40 años.

La cadena estima que el 65% de las parejas optan por juguetes sexuales para mantener viva la pasión y afirma que ocho de cada diez mujeres utilizan objetos eróticos habitualmente en sus relaciones íntimas. ¿Habitualmente? ¿Ocho de cada diez? Con todos mis respetos, pero creo que se han flipado un poco los de Sexplace. Querrán decir, digo yo, ocho de cada diez de las que acuden a sus tiendas, que es muy distinto. Echando un vistazo rápido a mi alrededor, por ejemplo, encuentro una mayoría de mujeres que sí que admiten usarlos o haberlos usado, pero de forma ocasional. Y eso si me centro en determinadas franjas de edad, porque si me pongo a preguntar a las madres de mis amigas, la cosa cambia bastante.

MESA TUPPER SEX

ARCHIVO

Muchas me dicen que es una gran forma de combatir la rutina, que tienen poco tiempo para darle al tema entre semana por motivos familiares y de trabajo y que, cuando llega el fin de semana, se sueltan la melena “para compensar”. Pero, más allá de la frecuencia, lo que no se puede negar es que afortunadamente en esto del sexo hemos avanzado mucho y que algunos tabús han empezado a quedar atrás. Los sexshops, por ejemplo, antes vistos como algo sórdido y para pervertidos, han cambiado de concepto y la gente los percibe cada vez más como algo normal. Ya no son lugares turbios de los que avergonzarse, sino boutiques elegantes para adultos. Prueba de ello es que la crisis no ha impedido que la venta de estos productos se incrementara un 45% en 2013, según datos de Sexplace. Destaca, además, el hecho de que el 89% de los compradores sean mujeres.

En cuanto al rango de edades, parece que el que más busca juguetes de este tipo oscila entre los 25 y los 45 años. Geri Casnova, responsable de relaciones externas de la compañía, afirmaba al respecto hace unos meses que los jóvenes tenían más prejuicios a la hora de escoger: “Por lo general se lo pasan muy bien, pero no se atreven a comprar, los mayores, en cambio, saben lo que buscan”.

La mayoría busca simplemente aportar un toque de originalidad y sorprender a sus parejas, innovar un poco y ampliar posibilidades. En definitiva, lo que viene siendo echar un buen rato. Al fin y al cabo, de eso se trata, ¿no?

Cena por todo lo alto con vibrador incluido; morbo asegurado

El morbo residía, especialmente, en tener que disimular. Allí estaban ambos, rodeados de gente en un carísimo y moderno restaurante del centro de Madrid. Elegante y sexy ella, impecable él. Querían celebrar sus 10 años juntos. Animados por el vino y excitados por lo que solo ellos sabían, no se quitaban los ojos de encima, divertidos. Ella, que bajo el vestido llevaba una exquisita ropa interior negra, ocultaba entre las piernas un pequeño juguetito. Dentro, muy dentro.

huevo vibrador con control remoto

VIBRAFACCION.COM

Ni lo habría notado si no hubiera sido porque él, cuando consideraba oportuno, apretaba los botones del mando a distancia que guardaba en el bolsillo de la chaqueta. Dar placer a su voluntad… e interrumpirlo, arrebatarlo. “¿Más vino, señora?”, pregunta el camarero. Ella intenta mantener la compostura.

Me lo cuenta entusiasmada, con la risa nerviosa de una niña pequeña que acaba de cometer una travesura. “Lo mejor fue el polvo de después”, me dice. Y eso que llevan 10 años juntos. Claro, así cualquiera.