Entradas etiquetadas como ‘sexo en verano’

6 consejos para que el calor no queme tu vida sexual

La ola de calor europea ha demostrado en apenas unos días lo que llevo observando cada verano, el sexo y las altas temperaturas no se llevan bien.

PIXABAY

Y, ya que la intimidad pasa momentos complicados (¿quién no cambia la cucharita por dormir con los pies juntos como única zona de contacto?), aquí van algunos consejos para que la transición no pase factura entre las sábanas.

Quizás el más socorrido sea hacerlo con el ventilador puesto o el aire acondicionado encendido, una manera de mantener el espacio aclimatado y evitar la pereza propia del calor. No solo es una forma de combatir la falta de energía que acompaña los días calurosos sino que también nos garantizamos que no vamos a sufrir un ataque de calor en plena acción.

Pero si no está el bolsillo como para hacer frente a una factura de la luz del estilo, otra alternativa es trasladarse y pasar la acción a la ducha o al momento posterior a dársela. Con el cuerpo activado por el agua fresca es más probable que apetezca dar rienda suelta al deseo que si nos sentimos pegajosos por el sudor.

También puede estar la solución en buscar las mejores horas del día, que, casualmente, coinciden con las franjas horarias recomendadas para hacer ejercicio, ya que, a fin de cuentas, el sexo se podría considerar actividad física. ¿Los momentos estrella? Tanto al principio del día, cuando el calor no ha empezado a apretar, como a última hora, sin el sol de por medio.

Incluso si el momento coincide al aire libre, porque, no nos engañemos, el verano es la mejor estación del año para hacer la ruta de los picaderos, podemos buscar lugares a la sombra que eviten insolaciones innecesarias.

Ya que os he comentado la similitud que tiene con el ejercicio físico, como si fuéramos a salir a correr o a entrenar al aire libre, no puede faltar la botella de agua cerca para apagar la sed. Incluso podemos encontrarle otros usos alternativos en la cama que ayudarán a combatir el calor como puede ser jugar con cubos de hielo que se deslicen por el cuerpo. Erótico y refrescante a partes iguales.

Por último, tras hablar del mejor cuándo o dónde, no podía faltar el cómo, que no es otro que recurriendo a posturas que no impliquen mucho contacto físico. Un 69, a cuatro patas, o incluso algo tan sencillo como la masturbación, salvan la vida (sexual) durante los meses en los que es difícil pensar en tocar otro cuerpo humano.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook).

Sexo veraniego: hacerlo sin sufrir un golpe de calor

Quien dijo aquello de “La primavera la sangre altera” no conocía el verano (o al menos esa sensación me da). Si hay una estación que me revolucione, es esa.

PINTEREST

Será la falta de ropa, el bronceado o lo de dormir desnudos por el calor, pero la rutina se convierte en una especie de trama en la que los protagonistas tienen muy poca ropa y mucho tiempo libre para eso que más les gusta hacer(lo).

Pero claro, dos cuerpos en contacto terminan teniendo la misma temperatura, o algo así decía una ley de la física. Y al final las zonas de la piel con riesgo de incendio se convierten en un calor que llega hasta el hueso.

Como prescindir del sexo no es una opción durante los tres meses del verano, voy en busca y captura de alternativas para no morir de un golpe de calor.

Si no hay aire acondicionado, siempre puede hacer el apaño un ventilador o, en su defecto, esperar a las horas más frescas de la noche, cuando ya no hay sol criminal.

Las ventanas, balcones y terrazas son el nuevo must have del verano, el dormitorio estival, el 2×1 que además de aire fresco en la cara, lo da también al encuentro, por aquello de tener estrellas a modo de techo (aunque en Madrid se puedan contar con los dedos de una mano y te sobren varios).

El verano es la estación oficial del sexo al aire libre aprovechando cualquier excusa, que si turismo, un día en la playa, excursión por la montaña, camping, festival de música comercial

Y recordad que hay que hidratarse constantemente para evitar los mareos o agotamientos característicos del cardio indoor, ese ejercicio en el que sustituimos montar la bicicleta estática por la persona inestática (afortunadamente).

Una botella de agua a mano apaga la sed y enciende las ganas de continuar, si se utiliza en el modo correcto, por supuesto.

Duquesa Doslabios.

(y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook)

Amores de verano

Querid@s,

Os animo a que repaséis vuestra vida y recordéis los amores de verano que tuvisteis. Todos, casi todos, hemos enamorado a alguien en verano y nos hemos vuelto locos de amor por alguien al que quizás, jamás volvimos a ver. El sol, los días largos, el tiempo libre y las noches en el chiringuito hacen que en verano todo se magnifique, resultando en un cóctel molotov hormonal que puede hacer de vuestro verano una auténtica revolución sexual. Una especie de viaje de vuelta a los años de nuestra adolescencia.

Dos enamorados en Verano en Lousiana

Los amores de verano son como los viajes, como las vacaciones y las escapadas a cualquier otra parte. Amores de verano, amantes pasajeros, amores fugaces. Siempre se viven intensamente, más que cualquier otro amor. ¿Por qué? Sabemos que tienen fecha de caducidad y como mucho duran lo que dura el verano. Pero nada de dramas, ya sabemos que en este época del año todo se magnifica. Llego un poco tarde, así que aplicaros el cuento el próximo año.

Para una canícula más calurosa (y azul), buscaos un amor de verano. Eso sí,

1. Que le guste bailar

Si hay baile de por medio, el rollete de verano dará mucho de sí. Imaginaos, sobre todo vosotras, que os lanzan por los aires cual zeppelin. ¿Cómo será este amante bajo las sábanas? Siempre he pensado que el baile es el reflejo vertical de cómo uno se comporta horizontalmente en la cama. Así que, a darlo todo en la pista de baile.

2. Discreción por favor

La discreción es importante. Por muchos vientos que bebáis por vuestro pille, no es preciso gritarlo a los cuatro vientos, que ya no tenemos quince años.

3. Donde comen dos comen tres

Si el vuestro es un apetito sexual insaciable y no os basta con montároslo con un solo amor, ya sabéis que donde comen dos, comen tres. Viciosill@ que os van los tríos, contad conmigo.

4. Probar la otra acera

Siempre he pensado que todos tenemos un lado homosexual, otra cosa es que queramos descubrirlo o no. Si os apetece descubrir vuestro otro lado, el verano puede ser un buen momento para aclararte las ideas.

5. De dos en dos

Para las almas, mentes y cuerpos inquietos y deseosos, quizás queráis saborear más de un amor de verano. Gestionar más de un amor a la vez no es tarea fácil, porque se nos amontona la faena y los polvos.  Pendonear con más de un amor durante el mismo verano puede ser peligroso. Como os pillen, se os puede acabar el chollo.

6. Algo más que sexo

No en todos los amores de verano tiene que haber sexo. Hay algo que a veces es mucho mejor, pero que no siempre hay: feeling, esa química especial, ese yo que sé que qué se yo. Disfrutad del momento y tened un orgasmo mental, a veces son mejores que los físicos.

Vivid el verano (o lo que queda de él) y salid por ahí, no vaya a ser que se os escape el amor del verano y tengáis que esperar hasta el año que viene para tener un affaire estival. No os enamoréis de vuestro amor de verano. O sí, ¿quién soy yo para deciros nada? Pero normalmente estas historias tienen muchas posibilidades de ser algo temporal. La mayoría no sobrevive y como mucho la historia dura hasta septiembre. Yo os diría que disfrutéis mientras podáis porque siempre llegará el momento de decir adiós. Un año más, el final del verano llegó… y vuelta a empezar.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

3 consejos sexuales para un verano de lo más calentito

Querid@s,

El verano ya llegó (hace un buen rato, lo sé) y la fiesta comenzó. El ambiente está que arde y no sé si será porque sube la temperatura o porque todos y todas andamos con las hormonas revolucionadísimas, o porque nuestro corazón, ahora que brilla el sol, está más abierto al amor o simplemente a un revolcón. El verano es un campo abonado para el vicio, historias de sexo desenfrenado, cuentos de amor y episodios de liberación de las bajas pasiones. Es tiempo de dejarse llevar y dejarse hacer. Y todo al ritmo de la mejor música y las canciones del verano. Bueno, dejémoslo en al ritmo de las canciones del verano.

Para un verano aún más calentito, tomad buena nota de estos tres consejos sexuales.

!Fresquíbiris!

Qué duda cabe que la canícula es el momento ideal para disfrutar de experiencias sexuales más satisfactorias, más calmadas y de mayor calidad. Pero hace tanto calor que en pocos minutos vuestros cuerpos naufragan en  un charco de sudor. ¿Qué necesidad de pasarlo mal teniendo tanta agua rodeando la península? Si estáis en el interior, las piscinas también valen, incluso la charca, cualquier masa de agua viene de lujo para disfrutar de un placer sexual de lo más refrescante.

Abrid el grifo, la manguera o lanzaros al agua, y sentíos como pez en el agua. Porque los peces también follan.

Un poquito de improvisación por favor.

Como cantaba el galán de Julio Iglesias, quererse no tiene horario ni fecha en el calendario, así que improvisad. Ahora que estamos de vacaciones, además de tumbarse al sol y no hacer nada, es el momento ideal para tener relaciones sexuales cuando nos apetezca. Ya no hay prisas para ir al trabajo o llevar a la prole al colegio, así que no os hagáis los longuis y daros un meneo. No se trata de que os convirtáis en pulpos este verano, simplemente aprovechad el tiempo libre para echar ese polvo mañanero tan recomendado por la OMS que no hay manera de echar porque siempre andáis con prisas, o ese de después de comer, porque o nunca coméis en casa o  os tenéis que ir volando de vuelta al trabajo.

¡En la cama no!

Al menos, no la de siempre. Por aquello de echarle un poco de picante a la salsa, sería una excelente idea hacerlo en un sitio que no fuera la cama. La terraza, la hamaca, la piscina de la urbanización (está claro que de noche, cuando los niños están durmiendo y no hay moros en la costa). Si estáis en alguna ciudad exótica, o al menos en cama ajena, el polvo en ese lecho también es una buena opción.

Sexo sin amor

No dudo que os améis y que os deseéis todavía más que cuando os enamorasteis, pero a veces, es mejor tener sexo sin sentimientos, vamos follar sin amor. El amor y el sexo son dos planos diferentes que a veces se cruzan; mi  propuesta para estos días de agosto es que probéis sexo sucio, pero que muy sucio, y ya os volveréis a querer mañana.

¡A follar a follar que el mundo se va a acabar!

3 fantasías sexuales para este verano. ¡Hazte con la tuya!

Querid@s,

El verano ya llegó. Y con él un inquietante incremento del apetito fantasioso sexual. Ya sabéis a lo que me refiero. Al 75% de los españoles le aumenta el apetito sexual en verano. Son los jóvenes de entre 18 y 39 anos los mas dispuestos a disfrutar nuevas sensaciones en el periodo estival.

Los meses de verano son una época del año en la que existe una mayor predisposición a desatar la pasión y darle rienda suelta a las fantasías sexuales. La razón es bien sencilla. La gente sale más, las terrazas se llenan, las calles se abarrotan de gente y todos andamos más calientes que de costumbre. Al sol del Lorenzo las ocasiones para el encuentro sexual se multiplican exponencialmente; los solteros se comen más roscos y las parejas estables tienen tres veces más relaciones sexuales en verano que en invierno.

Hoy os traigo tres fantasías sexuales ideales para este veranito. Si la canícula resulta insoportable…

1. Sexo al aire libre. Si aprietan el calor y las ganas aprovechemos sin más dilación las bondades con las que la Madre Naturaleza ha tenido a bien obsequiarnos durante nuestro paso por este ingrato valle de lágrimas. Antes de que nos lo carguemos todo, aprovechemos cada arbusto, colina o montaña. Saquémosle el jugo a la playa, el lago, la caminata entre el follaje del domingo o la tienda de campaña durante la escapada rural del fin de semana.

2. Sexo en el agua. Yo sólo con pensarlo se pe pone la piel de gallina.

3. Sexo en la discoteque o en el chiringuito. Después de unos tragos y unos dancings en la pista de baile nada entra tan bien como darse un buen revolcón con alguien que nos encienda.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

Sexo seguro en verano by preservativos CONFORTEX

Querid@s,

Inmersos en pleno verano como nos encontramos, espero que esté disfrutando íntimamente de estos meses que tal como han llegado se nos van a escapar entre los dedos a la de ya. Mientras tanto, y si me lo permite, le pido que se protejan del sol. Usen crema solar.

Y a la hora de practicar sexo protéjanse también.

Qué duda cabe que en los calurosos meses estivales somos considerablemente más proclives a mantener relaciones sexuales. Esta tendencia a la promiscuidad estival se debe a que todos los días sale el sol, y con el Lorenzo más veraniego, esas benditas horas de luz, que además de suponer una inmediata inyección de vitamina D a nuestros cuerpos bronceándose en la arena, influyen sobre la parte del cerebro que regula las hormonas sexuales. Consciente de esta realidad, la marca española de preservativos CONFORTEX, lanza unos  mini consejos básicos sobre “Sexo seguro en verano”. Verán que es sencillo como lo plantean, no quiero aburrirle con soporíferas instrucciones que de sobra sé que jamás leerá.

thumbnail_INFOGRAFIA_Sexo Seguro en verano_OK

Busque calidad en sus condones, por favor.

Una pequeña dosis de datos reveladores nunca viene mal. Según los últimos datos de la encuesta de anticoncepción de la Sociedad Española Anticoncepción (SEC) de 2014, “en España hay 988.200 mujeres que corren el delicado riesgo de quedarse  embarazadas sin querer porque no utilizan ningún método anticonceptivo. Porque molesta el caparazón, porque corta el rollo, porque una no va o viene preparada para estas cosas, porque le ha pillado de sopetón. Da igual el motivo señoras y señores, siempre hay que ir protegidos, para algo el gobierno de España nos machacó hasta la saciedad  con aquellos anuncios de Póntelo, Pónselo. El mejor era en el que aquel profesor caduco y cromañón quedó en tremendo ridículo delante de una clase de adolescentes solidarios y muy compañeros que seguramente le dieron la mejor lección de su vida.

Pero eso ya no es hoy, de eso hace ya unas cuantas décadas. Ahora que el sexo ya no es lo que era, ahora que ya no es tabú ni bandera que grita a la revolución, ahora que ya no es ese maldito que propagó como una indeleble pandemia aquel monstruo llamado sida, algunos siguen pasando olímpicamente de estas advertencias. En nuestros días es elevado el número de casos en los que potenciales papas y mamas toman la decisión de tener que interrumpir un embarazo. Las parejas o mujeres en solitario no solo abortan por no haber usado un anticonceptivo, sino también por un fallo de la píldora, usar preservativos que tienen más años que Matusalén o que se encuentran directamente en mal estado. Otras veces la culpa es de la colocación errónea o bien la utilización de preservativos baratos. Por Dios, en estos menesteres no se la jueguen.

Para terminar unos mini consejos bastante lógicos que quizás olvidan en los momentos del fulgor sexual:

o Respeten la caducidad y no usen preservativos caducados bajo ningún concepto.

o Tengan cuidado al abrir el preservativo con las uñas, dientes u otros objetos afilados. Los condones pinchados no valen.

o Desenrollen correctamente el preservativo.

o Dejen espacio libre o aire en la punta del preservativo.

o Cuidado con los piercings en los genitales. Pueden pinchar. De nuevo, los condones pinchados no valen.

NO olviden que ha de tenerse sexo seguro desde el inicio de la relación: Parece ser, según datos de la Sociedad Española de Concepción (SEC), que en el 39,4% de las relaciones sexuales en las que se usa el preservativo como método anticonceptivo se hace de forma incorrecta, una vez iniciada la relación”. Para que el preservativo sea eficaz se debe usar desde el principio. En otras palabras, antes de llover chispea. Si se encuentran entre los que les pone practicar sexo seguro en el agua, sepan que es posible practicarlo con preservativo para que la seguridad sea total. De nuevo, colóquenlo antes de sumergirse en el agua.

buceo

Siguiendo todas estas recomendaciones, el sexo seguro está plenamente garantizado. Con los preservativos haga como con los detergentes. Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo. Y recuerde usar crema solar.

Que follen mucho y mejor.