Entradas etiquetadas como ‘sexo seguro’

‘Practicar sexo oral con preservativo sí que es una verdadera asignatura pendiente para los españoles’

Aunque la mayoría estamos más que familiarizados con los preservativos a partir de cierta edad (que se lo pregunten al farmacéutico de tu barrio), hay una serie de frases que te van a sonar muy familiares.

PIXABAY

“Es que me aprieta”, “No lo siento igual”, “Si no tengo nada, ¿no te fías de mí?” o “Se me ha olvidado cogerlos” son algunas de las excusas más frecuentes que, si nunca has oído, igual eres tú quien las utilizas.

Da lo mismo, su uso no es opcional si queremos tener una vida sexual segura.

Pero para aclarar algunas mentiras que todavía circulan, por increíble que parezca, Manuel Aznar Vila, product manager de Control, se ha ofrecido a desmentirlas y, de paso, hacer un poco de autocrítica sobre cómo vivimos los españoles la sexualidad.

Y es que como el propio Manuel afirma, atendiendo a los resultados de la última edición del Barómetro Los jóvenes y el sexo que preparan de manera anual desde hace 8 años, aunque el 59% lo eligen para tener relaciones, todavía existe ese 1 de cada 4 que se expone a contagios de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y también a embarazos no deseados.

Usarlo con mayor frecuencia es, por tanto, nuestra asignatura pendiente.

De entre los bulos que circulan, se dice que usar dos aumenta la protección. ¿Por qué esta idea no es correcta?
Los preservativos que se fabrican en Control pasan extensos controles de calidad que nos permiten conocer que el producto está en óptimo estado y que es apto para cumplir su función preventiva y de protección. El alto índice de efectividad no se multiplica al usar varios a la vez, sino que simplemente se crea una doble capa que no recomendamos. Los productos cumplen con su función de manera individual. Usar varios preservativos a la vez puede ser contraproducente, ya que el látex con el látex puede crear roces y deteriorar el material.

GTRES

Hay personas que evitan el preservativo cuando se trata de sexo anal, pero ¿cómo hacer entender que no sirve únicamente para evitar el riesgo de embarazo?
Es importante escuchar las inquietudes de los más jóvenes y hacerles ver que el único método de doble barrera es el preservativo. Esto se consigue mediante una educación sexual más completa y que informe sobre lo que les interesa. Muchos opinan que no se recibe suficiente educación sobre sexo. Tanto es así, que 7 de cada 10 jóvenes considera que no recibe suficiente información sobre Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), algo relacionado con el uso en prácticas como el sexo anal, que, a pesar de no correr riesgo de embarazo, puede provocar ITS. El 88,7% incluiría en los planes de educación sexual información sobre este tipo de infecciones, y esta es la forma de concienciarles.

¿Conseguiremos algún día concienciar de que, a la hora de practicar sexo oral, su uso también es imprescindible?
Sin duda, observando los datos del barómetro, somos conscientes de que la práctica del sexo oral con preservativo sí que es una verdadera asignatura pendiente para los españoles. En este sentido, cerca del 90% de los encuestados aseguran que sí lo practican, existiendo leves diferencias entre hombres (91,2%) y mujeres (85,6%). Sin embargo, cuando a estos se les pregunta por el uso de preservativos mientras practican sexo oral, solo el 5,7% de los encuestados confirma usarlo, lo que supone un riesgo bastante elevado de posible contagio de ITS. Desde Control, somos conscientes de todavía queda mucho camino por recorrer y desmentir algunos de los tópicos más habituales: cerca del 60% asegura no correr riesgo de contagio solo por tener una pareja estable.

¿Son los condones de látex los únicos efectivos o hay otros materiales que podríamos considerar?
Aunque es cierto que comúnmente los preservativos masculinos son reconocidos por estar fabricados con látex, cuando hablamos de placer en Control no queremos poner límites. Por ello, los preservativos Latex Free, hechos de poliuretano, son la alternativa idónea para aquellos que no pueden utilizar los preservativos habituales.

Aunque se dice que el tamaño no importa, ¿es algo que se puede aplicar también a la talla de preservativos?
Muchos de los españoles utilizan el tamaño como excusa para terminar por no usarlos, tenemos la responsabilidad de informar de las opciones que tienen los jóvenes a la hora de elegir un determinado modelo de preservativos. No utilizar la talla adecuada de preservativo supone un riesgo en todos los sentidos, perdiendo eficacia y poniendo en riesgo la seguridad en la relación. En Control ofrecemos diferentes alternativas que se adaptan a las necesidades de todos los consumidores. En este sentido, disponemos de modelos que se caracterizan por tener una longitud y anchura nominal mayores que sus versiones originales.

¿El preservativo puede afectar a la salud de alguna manera negativa?
En absoluto. Existen muchos tópicos alrededor del uso de preservativos que en ocasiones pueden llegar a ser provocados por desconocimiento y que muchos de los españoles terminen por no utilizarlos, muchas veces alegando razones que son más bien “excusas” como son la pérdida de sensibilidad (30,6%), la interrupción del momento de excitación (20%) o la incomodidad al usarlos (13,5%).

Y ya que esas son algunas de las excusas más extendidas a la hora de evitar, ¿qué tiene que decir al respecto?
Llevamos años demostrando que no es así, con nuestro Campeonato de Destreza y Rapidez que celebramos con motivo de las fiestas del Orgullo LGTBI+ cada año. De hecho, hay gente que llega a poner 10-11 preservativos de manera correcta en 1 minuto, lo que nos deja una media de 5 segundos para colocar adecuadamente el profiláctico, algo que rompe con la excusa del 20% de encuestados de que les rompe el momento de excitación como comentábamos anteriormente.

¿Diría que entendemos que son imprescindibles para una vida sexual sana y segura?
En gran parte, parece que los españoles sí entienden que es necesario el uso de preservativo. La sexualidad ya no es un tema tabú para los jóvenes, estos viven y disfrutan de la sexualidad con mayor naturalidad y libertad que las generaciones precedentes. Sin embargo, todavía falta concienciación y educación sobre sexo, y en especial sobre las ITS y cómo evitarlas con el uso de preservativo. Solo así, podremos avanzar hacia relaciones sexuales basadas en el bienestar, sanas, libres y seguras.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook).

¿Qué hay de la higiene ‘after sex’?

Soy de las que considera que el agua y el jabón son los dos elementos imprescindibles antes de hacer nada entre las sábanas. Sin ellos, no solo me sentiría incómoda conmigo misma a la hora de movilizarme sino que, además, haría cualquier intercambio menos placentero (el sudor, el pis o las horas que nos alejan de la última ducha son algunos de los factores que hacen que el olor aumente).

PIXABAY

Pero no solo en la parte previa se quedan los cuidados del cuerpo, es algo que no podemos dejar de lado una vez hemos terminado por mucho que estemos exhaustos sobre la cama.

La acción más relevante, y, a la vez, la más sencilla, es hacer pis en el caso de las mujeres. Ese apretón en la vejiga bien merece un viaje de descarga rápido al baño.

Y es que durante la penetración, las bacterias llegan a la uretra, algo que puede derivar en una infección urinaria si no llevamos a cabo esa meada after sex.

¿Pero, no sería mejor ducharse directamente y terminar con el riesgo de coger una cistitis?

A diferencia de la higiene previa al sexo, la limpieza posterior desaconseja las duchas en el caso de las mujeres, por mucho que exista el mito extendido de que solo así podemos evitar contagiarnos de enfermedades.

Un lavado a fondo se cargaría la población natural de lactobacillus, las mismas bacterias que crean el ácido vaginal, cuya función es evitar el crecimiento de gérmenes antinaturales.

Lo único que se conseguiría en esa supuesta limpieza del cuerpo sería exponerlo todavía más a contraer una infección. ¿La solución si, todavía, queremos refrescar la zona? Agua por fuera y nada de frotar.

Si queremos un sexo seguro e higiénico, la recomendación de la ginecóloga va a ser siempre la misma: lo que es realmente imprescindible es el condón.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook).

Sexo en la playa, ni tan bueno ni tan sano

Las vacaciones dan pie a intercambios sexuales tan variopintos e inesperados que, cómo no iba a convertirse en una tentación dejarse llevar por el momento en la playa. Hasta tiene un cóctel que refleja ese deseo de fusionarse enfrente (o dentro) del mar, el Sex on the Beach.

GTRES

Pero por idílico que pueda parecer, y por mucho que el beso de De aquí a la eternidad sea uno de mis favoritos -así como una de escenas con mayor carga erótica del cine-, no todo lo que reluce es oro.

Hay una serie de precauciones que se deben tener en cuenta si no quieres dejar de lado la salud.

Si eres lectora, sabrás que tanto las playas como las piscinas son los lugares más idóneos para terminar con una cistitis. Evitarlo es tan sencillo como hacer pis después del arranque pasional (tú verás dónde o si puedes esperar a llegar a uno de los bares del paseo marítimo).

La escena de Deborah Kerr, siendo bañada por las olas, mientras besa a Burt Lancaster como si no hubiera un mañana, puede ser tentadora de imitar, pero no dejes que la ropa interior quede mojada, es el caldo de cultivo ideal para que crezcan microorganismos y bacterias.

Y hablando de proteger la vulva mientras tu escarceos veraniego tiene lugar, no te olvides de evitar que la arena entre en tu zona íntima. Puede parecer mullida e inocente, pero en un lugar tan delicado puede llegar a producir microabrasiones.

Eso sin contar que, por mucho que la veas impoluta, la arena esconde las mismas bacterias que el mar. Piensa que los pájaros y otros animalitos de la fauna marina (así como el niño pequeño de turno), la usan como baño público. Una manta, la toalla o poner algo debajo de la zona de contacto, solucionará el problema.

Lo bueno es que el agua, con la que puedes aclararte en cualquier momento, está al alcance de la mano. Si es solo para quitar la arena del cuerpo, el chapuzón puedes dártelo sin problema.

Pero si sospechas que algo ha entrado, es mejor que vayas a la ducha, ya que el agua salada puede dar sensación de escozor.

Hablando de agua, antes de cumplir la fantasía de fusionarte con tu pareja en el mar, recuerda que, una vez sumergida, la lubricación vaginal desaparecerá. Aunque no es muy habitual llevarlo en la bolsa de la playa, un lubricante con base de silicona será la solución al problema.

Por supuesto, la protección es incuestionable. Todavía existen personas que se fían de la creencia popular de que es imposible quedarte embarazada si tienes sexo en el agua.

No solo puede suceder sino que es vía de contagio de todo tipo de ETS. Como en el agua te arriesgas a que se rompa el condón, es mejor si te limitas a realizar la actividad en la orilla (y abriéndolo con cuidado y las manos limpias).

Al final, puede que haya que tener algunas cosas en cuenta, pero lo importante es que pasar un buen rato pegados al mar sin poner en juego la salud, no es imposible.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook).

Sexo seguro en verano by preservativos CONFORTEX

Querid@s,

Inmersos en pleno verano como nos encontramos, espero que esté disfrutando íntimamente de estos meses que tal como han llegado se nos van a escapar entre los dedos a la de ya. Mientras tanto, y si me lo permite, le pido que se protejan del sol. Usen crema solar.

Y a la hora de practicar sexo protéjanse también.

Qué duda cabe que en los calurosos meses estivales somos considerablemente más proclives a mantener relaciones sexuales. Esta tendencia a la promiscuidad estival se debe a que todos los días sale el sol, y con el Lorenzo más veraniego, esas benditas horas de luz, que además de suponer una inmediata inyección de vitamina D a nuestros cuerpos bronceándose en la arena, influyen sobre la parte del cerebro que regula las hormonas sexuales. Consciente de esta realidad, la marca española de preservativos CONFORTEX, lanza unos  mini consejos básicos sobre “Sexo seguro en verano”. Verán que es sencillo como lo plantean, no quiero aburrirle con soporíferas instrucciones que de sobra sé que jamás leerá.

thumbnail_INFOGRAFIA_Sexo Seguro en verano_OK

Busque calidad en sus condones, por favor.

Una pequeña dosis de datos reveladores nunca viene mal. Según los últimos datos de la encuesta de anticoncepción de la Sociedad Española Anticoncepción (SEC) de 2014, “en España hay 988.200 mujeres que corren el delicado riesgo de quedarse  embarazadas sin querer porque no utilizan ningún método anticonceptivo. Porque molesta el caparazón, porque corta el rollo, porque una no va o viene preparada para estas cosas, porque le ha pillado de sopetón. Da igual el motivo señoras y señores, siempre hay que ir protegidos, para algo el gobierno de España nos machacó hasta la saciedad  con aquellos anuncios de Póntelo, Pónselo. El mejor era en el que aquel profesor caduco y cromañón quedó en tremendo ridículo delante de una clase de adolescentes solidarios y muy compañeros que seguramente le dieron la mejor lección de su vida.

Pero eso ya no es hoy, de eso hace ya unas cuantas décadas. Ahora que el sexo ya no es lo que era, ahora que ya no es tabú ni bandera que grita a la revolución, ahora que ya no es ese maldito que propagó como una indeleble pandemia aquel monstruo llamado sida, algunos siguen pasando olímpicamente de estas advertencias. En nuestros días es elevado el número de casos en los que potenciales papas y mamas toman la decisión de tener que interrumpir un embarazo. Las parejas o mujeres en solitario no solo abortan por no haber usado un anticonceptivo, sino también por un fallo de la píldora, usar preservativos que tienen más años que Matusalén o que se encuentran directamente en mal estado. Otras veces la culpa es de la colocación errónea o bien la utilización de preservativos baratos. Por Dios, en estos menesteres no se la jueguen.

Para terminar unos mini consejos bastante lógicos que quizás olvidan en los momentos del fulgor sexual:

o Respeten la caducidad y no usen preservativos caducados bajo ningún concepto.

o Tengan cuidado al abrir el preservativo con las uñas, dientes u otros objetos afilados. Los condones pinchados no valen.

o Desenrollen correctamente el preservativo.

o Dejen espacio libre o aire en la punta del preservativo.

o Cuidado con los piercings en los genitales. Pueden pinchar. De nuevo, los condones pinchados no valen.

NO olviden que ha de tenerse sexo seguro desde el inicio de la relación: Parece ser, según datos de la Sociedad Española de Concepción (SEC), que en el 39,4% de las relaciones sexuales en las que se usa el preservativo como método anticonceptivo se hace de forma incorrecta, una vez iniciada la relación”. Para que el preservativo sea eficaz se debe usar desde el principio. En otras palabras, antes de llover chispea. Si se encuentran entre los que les pone practicar sexo seguro en el agua, sepan que es posible practicarlo con preservativo para que la seguridad sea total. De nuevo, colóquenlo antes de sumergirse en el agua.

buceo

Siguiendo todas estas recomendaciones, el sexo seguro está plenamente garantizado. Con los preservativos haga como con los detergentes. Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo. Y recuerde usar crema solar.

Que follen mucho y mejor.