Entradas etiquetadas como ‘a follar a follar que el mundo se va a acabar’

3 consejos sexuales para un verano de lo más calentito

Querid@s,

El verano ya llegó (hace un buen rato, lo sé) y la fiesta comenzó. El ambiente está que arde y no sé si será porque sube la temperatura o porque todos y todas andamos con las hormonas revolucionadísimas, o porque nuestro corazón, ahora que brilla el sol, está más abierto al amor o simplemente a un revolcón. El verano es un campo abonado para el vicio, historias de sexo desenfrenado, cuentos de amor y episodios de liberación de las bajas pasiones. Es tiempo de dejarse llevar y dejarse hacer. Y todo al ritmo de la mejor música y las canciones del verano. Bueno, dejémoslo en al ritmo de las canciones del verano.

Para un verano aún más calentito, tomad buena nota de estos tres consejos sexuales.

!Fresquíbiris!

Qué duda cabe que la canícula es el momento ideal para disfrutar de experiencias sexuales más satisfactorias, más calmadas y de mayor calidad. Pero hace tanto calor que en pocos minutos vuestros cuerpos naufragan en  un charco de sudor. ¿Qué necesidad de pasarlo mal teniendo tanta agua rodeando la península? Si estáis en el interior, las piscinas también valen, incluso la charca, cualquier masa de agua viene de lujo para disfrutar de un placer sexual de lo más refrescante.

Abrid el grifo, la manguera o lanzaros al agua, y sentíos como pez en el agua. Porque los peces también follan.

Un poquito de improvisación por favor.

Como cantaba el galán de Julio Iglesias, quererse no tiene horario ni fecha en el calendario, así que improvisad. Ahora que estamos de vacaciones, además de tumbarse al sol y no hacer nada, es el momento ideal para tener relaciones sexuales cuando nos apetezca. Ya no hay prisas para ir al trabajo o llevar a la prole al colegio, así que no os hagáis los longuis y daros un meneo. No se trata de que os convirtáis en pulpos este verano, simplemente aprovechad el tiempo libre para echar ese polvo mañanero tan recomendado por la OMS que no hay manera de echar porque siempre andáis con prisas, o ese de después de comer, porque o nunca coméis en casa o  os tenéis que ir volando de vuelta al trabajo.

¡En la cama no!

Al menos, no la de siempre. Por aquello de echarle un poco de picante a la salsa, sería una excelente idea hacerlo en un sitio que no fuera la cama. La terraza, la hamaca, la piscina de la urbanización (está claro que de noche, cuando los niños están durmiendo y no hay moros en la costa). Si estáis en alguna ciudad exótica, o al menos en cama ajena, el polvo en ese lecho también es una buena opción.

Sexo sin amor

No dudo que os améis y que os deseéis todavía más que cuando os enamorasteis, pero a veces, es mejor tener sexo sin sentimientos, vamos follar sin amor. El amor y el sexo son dos planos diferentes que a veces se cruzan; mi  propuesta para estos días de agosto es que probéis sexo sucio, pero que muy sucio, y ya os volveréis a querer mañana.

¡A follar a follar que el mundo se va a acabar!

El sexo en España.¿Cómo, cuánto, con quién?

Ya nos concoemos un tiempo, así que si les parece bien voy a empezara tutearles. A tutearos, vosotros ya lo hacéis conmigo.

¿Cómo nos lo montamos los españoles en la cama? No me refiero a los entresijos de los juegos de alcoba de cada cual (si te ponen mirando pa Cuenca, te va más el misionero de toda la vida o te quedas encandilado admirando un buen culo), hablo de si follamos poco a mucho, si somos de novios o no va más revolotear de flor en flor. No sé si saben, pero desde hace unos años España se encuentra entre los top 10 de frecuencia sexual. ¿Los primeros en encabezar el ranking? Los griegos, quiénes si no.

¿Con cuántas personas nos acostamos durante nuestra vida? Para todos los gustos encontramos en el territorio español, como en botica. No hay mayorías absolutas en este sentido y entre nosotros hay desde gente tradicional  (12%) que sólo tiene una pareja sexual en toda su vida hasta folladores natos a lo Julio Iglesias. Si damos un paso más encontramos esa parcela más casta y tradicional de la población que se comporta sexualmente de forma moderada y se abstiene de múltiples relaciones sexuales: un 18% de la población se ha acostado con un total de 2 o 3 parejas. Casi un 2% aún está por desvirgar.  En las antípodas de este insignificante porcentaje de vírgenes que habitan nuestro país se encuentran los folladores natos que mientras están vivitos y coleando mantienen relaciones sexuales con más de treinta personas (11%).

¿Qué os parece eso de acostarse con más de treinta personas en una vida? Ya me estoy imaginando a muchos de vosotros ojipláticos, indignados y pensando que, especialmente en el caso de las féminas, eso es de golfas, de fulanas, vamos una marranada. Pues he aquí una golfa, eso sí, con principios. Muchos pensarán que 30 es demasiado, pero gracias a Dios cada uno tiene la libertad y el derecho de pasarse por la piedra al numero de personas que quiera y le dejen, haciendo oídos sordos a esas voces que sólo critican e insultan. La gente se aburre demasiado en este país, lo tengo comprobado. Como el periodista Antonio Burgos que se ha cubierto de gloria con su miserable tuit a los deseos de buen viaje de Miguel Bosé a su titánica sobrina Bimba. “Buen viaje ¿dónde? Vaya con el laicismo de la moda del ‘donde quiera que esté”, comentaba el periodistaSerá mamarracho. Bimba, descansa en paz preciosa, dónde quiera que estés.

Pero volvamos a los 30. Pongamos de ejemplo a una chica soltera de 33 años que por decisión propia anda soltera (que no entera), por ejemplo, desde los 27. A ojo de buen cubero y sin pasarme, calculo que la media de parejas sexuales esporádicas de una mujer soltera en la veintena puede ser de 5 anuales. Que si una noche loca con un perfecto desconocido, que si una tarde de lluvia con un ex, que si un follamigo con el que repite de vez en cuando, que si un idilio de verano que al final no llegó a nada, que si un match de Tinder que no tuvo más remedio que acabar tirándose. Una media de una pareja sexual cada dos meses y medio. Creo que no es para tanto. Multipliquemos pues esas cinco personas por los seis años que lleva soltera = 30 parejas sexuales. ¿Golfa? No lo creo señores, no lo creo.

¿Cuánto lo hacemos?

El 40% de los españoles mantiene relaciones sexuales entre una y dos veces a la semana, según la página web de encuestas Encuestamos. Poca cosa. A estos les siguen las personas que practican sexo de tres a cinco veces cada siete días, un interesante 24,5%. Me congratula que al menos 1 de cada 4 folléis más que las veces que nos ha tocado ir a votar últimamente. Sólo un 7% lo hace todos los días. Si alguna vez me comprometo con alguien, estaré en ese 7%, os lo aseguro.

Quizá os habéis hecho la picha un lío con tantos datos y estadísticas, mejor contároslo así.

Statista

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

Esta noche…tampoco: las mejores 18 excusas para no follar

Querid@s,

Desde el «acabo de llegar del gimnasio y estoy sudad@» que pone aún más berrac@ hasta el clasicón y petardo «estoy cansad@», hubo una mujer que tuvo los ovarios y el ingenio de darle a su marido la friolera de hasta 18 excusas en poco menos de un mes y medio para no acostarse con él. Qué pena me da que mujeres y hombres se inventen estúpidas coartadas para argumentar que no quieren practicar sexo, una y otra vez. El marido las recopiló meticulosamente en un documento Excel que luego tuvo la genial idea de enviar a su pareja antes de dejarla. El documento muestra la lista detallada de los días en que él pidió sexo y su mujer se negó alegando distintas evasivas. A su vez, en ciertas contestaciones el marido aclara algunos escenarios y añade comentario explicativo sobre la actitud de su esposa tras la respuesta en cuestión. Vean.

excusas

Las 18 excusas

1-Estoy viendo un programa en la televisión

2-Estoy sucia y sudada. Necesito una ducha. (No se duchó hasta la mañana siguiente)

3-Niega con la cabeza y no da excusa

4-Estoy exhausta

5-Estoy intentando ver la película. (Se queda dormida 15 minutos después)

6-He bebido y he comido demasiado

7-No tendré tiempo para ducharme y preparar la cena

8-Acabo de llegar del gimnasio, estoy que doy asco

9-Mañana tengo que levantarme temprano

10-Estás demasiado borracho

11-Estoy sucia

12-No me siento bien, he comido demasiado

13-Estoy sudada, sucia y estoy cansada

14-Creo que podría estar enferma

15-Todavía no estoy bien al 100%

16-Necesito una ducha, estoy sucia

17-Estoy muy cansada

18-Simplemente, no

¡Excusas!

excusas

Espero no hallarme nunca entre esta desidiosa especie de excusadores, pero hay quienes parecen cansarse (después de tiempo) de follar con el mismo o la misma. Para mi no hay nada como sentir el olor de siempre, besar los labios de siempre, abrazarte a los brazos de siempre y follar con el de siempre. No veo nada malo en ello, todo lo contrario. Desde luego que con el tiempo la pasión y el desenfreno sexual pueden decrecer un poco o considerablemente. Desde luego que después de años de convivencia en pecado o de matrimonio ya no se echa uno o dos polvos de lunes a viernes y el fin de semana se lo tira uno enterito follando como leones y como si no hubiera un mañana a la vez. Pero este relajamiento de la frecuencia e intensidad de las relaciones sexuales no significa que uno acabe teniendo que poner excusas para no follar. Eso es muy triste, eso me parece de loosers. De auténticos loosers.

Si usted no quiere follar, dígalo. Pero no pongan excusas baratas. Personalmente prefiero que me digan que no quieren follar conmigo simplemente porque no le apetece a que insulten mi inteligencia. Y también prefiero no follar a que me follen sin ganas. Por descontado.

Cada uno es responsable de sus propias excusas, nadie le apunta con una pistola para que lance uno de esos vulgares subterfugios. Podrán ser pretextos pueriles, anodinos, ridículos, otros brillantemente urdidos. A usted el  honor de creérselos. Si es usted el que se excusa constante y desdeñablemente, le aconsejo que se lo haga mirar y no le haga al otro perder el tiempo. Y las ganas.

No es necesario que aporten más ideas, el mundo no necesita más indeseables pretextos para no arrejuntarse con el otro.

Que follen mucho y mejor.

El refranero pide sexo: los mejores dichos calentorros

Querid@s,

¿Quién no ha escuchado o ha pronunciado aquello de En tiempo de guerra, todo agujero es trinchera?. Se refiere al impulso sexual, animando a no ser tiquismiquis y exigente a la hora de elegir pareja sexual, especialmente cuando se tiene una necesidad imperiosa. El refranero español pide sexo y son muchas segundas intenciones las que se esconden detrás de algunos refranes. Otras veces se manifiestan sin pelos en la lengua.

Ayúdenme pues a recordar esos refranes recogidos en la legua española por nuestra tradición que hacen referencia al asunto de la jodienda. Por el momento he encontrado los siguientes. No maten a la mensajera y échenle un poco de humor, que en estos tiempos no está de más.

Para un viaje corto cualquier bicicleta es buena.

Tiran más dos tetas que dos carretas.

A esa el efecto gamba, le quitas la cabeza y to paentro.

Si el césped está crecido se puede jugar el partido.

Si pesa más que un pollo me la follo.

Si hay pelito no hay delito.

No hay mujer fea, sino copas de menos.

Si llega al telefonillo me la cepillo.

Cuando las ganas de joder aprietan, ni vivos ni muertos se respetan.

Aquí o follamos todos o tiramos a la puta al río.

¡A follar a follar que el mundo se va a acabar!

¿Se les ocurre alguno más?

Que follen mucho y mejor.