BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Entradas etiquetadas como ‘fantasías-sexuales’

3 fantasías sexuales para este verano. ¡Hazte con la tuya!

Querid@s,

El verano ya llegó. Y con él un inquietante incremento del apetito fantasioso sexual. Ya sabéis a lo que me refiero. Al 75% de los españoles le aumenta el apetito sexual en verano. Son los jóvenes de entre 18 y 39 anos los mas dispuestos a disfrutar nuevas sensaciones en el periodo estival.

Los meses de verano son una época del año en la que existe una mayor predisposición a desatar la pasión y darle rienda suelta a las fantasías sexuales. La razón es bien sencilla. La gente sale más, las terrazas se llenan, las calles se abarrotan de gente y todos andamos más calientes que de costumbre. Al sol del Lorenzo las ocasiones para el encuentro sexual se multiplican exponencialmente; los solteros se comen más roscos y las parejas estables tienen tres veces más relaciones sexuales en verano que en invierno.

Hoy os traigo tres fantasías sexuales ideales para este veranito. Si la canícula resulta insoportable…

1. Sexo al aire libre. Si aprietan el calor y las ganas aprovechemos sin más dilación las bondades con las que la Madre Naturaleza ha tenido a bien obsequiarnos durante nuestro paso por este ingrato valle de lágrimas. Antes de que nos lo carguemos todo, aprovechemos cada arbusto, colina o montaña. Saquémosle el jugo a la playa, el lago, la caminata entre el follaje del domingo o la tienda de campaña durante la escapada rural del fin de semana.

2. Sexo en el agua. Yo sólo con pensarlo se pe pone la piel de gallina.

3. Sexo en la discoteque o en el chiringuito. Después de unos tragos y unos dancings en la pista de baile nada entra tan bien como darse un buen revolcón con alguien que nos encienda.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

Cómo ser las DIOSAS del SEXO ORAL

Querid@s,

Sigo desde hace un tiempo a esta mujer latina que además de controlar mucho sobre sexo, sabe latín. Pensaba en contarles yo misa cómo ser l@s Dios@s del sexo oral, pero prefiero que se lo cuente ella, al menos hoy.

Prepárense que vienen curvas.

Ella es Elsy Reyes, actriz, conductora y comunicadora especialista en Relaciones de Pareja y Sexualidad.

Es creadora y titular del canal de sexualidad en YouTube ‘La Alcoba de Elsy Reyes’ en coproducción con Invent.Play, de Grupo Imagen Excélsior. Desde su inauguración en septiembre de 2014, cuenta ya con más de 250,000 suscriptores y más de 22 millones de reproducciones.

Columnista e Investigadora para la revista Cosmopolitan México y Latinoamérica, y para las revistas españolas ‘Mente Sana’ y ‘Clara’ de RBA Revistas. También ha sido columnista en las revistas Conozca Más,  Marie Claire, Women’s Health, Maxim, Men´s Health , Telehit; entre otras.

Para mí solo hay un secreto, un solo consejo, un truco imbatible. Para una felatio digna de aplausos lo único que hace falta es ponerle pasión, como todo en la vida.

Que follen mucho y mejor.

Es posible un orgasmo sin sexo

Querid@s,

Nueva York, los zumbados e imprudentes años 80. Con el flagelo de aquel monstruo llamado sida amenazando la vida sexual de la gran manzana, la sexóloga Barbara Carrellas se planteó un reto: gozar de orgasmos no solo sin sexo, sino sin que nada ni nadie-ni siquiera ella misma- le pusiera la mano encima. Cero contacto físico. Se puso manos a la obra y se inscribió en un taller cualquiera. Sorprendentemente y en muy poco tiempo se convirtió en una aventajada alumna que desarrolló su propia técnica de sexo mental. Estaba inspirada en la meditación tibetana y basada en un profundo control de la respiración.

Epatados por los resultados de sexóloga Carellas, científicos de la Universidad de Rutgers se infiltraron en su cerebro en pleno orgasmo mediante imágenes de resonancia magnética. ¿Qué ocurrió? Barbara se corrió de verdad y ahí estaban esos entrometidos hombres de ciencia para ser testigos de cómo aquella mujer se corrió gloriosamente sin que nada ni nadie la tocara. Barbara fue la primera constatación bioquímica de un orgasmo alcanzado sin más ayuda que su propio estímulo mental.

Tres décadas después les pregunto: ¿Es el orgasmo una cuestión puramente fisiológica o es más bien una experiencia construida por nuestra propia fantasía?

Lo plantearé de este modo. ¿Creen que esta bucólica escena es posible?

Sin duda, el placer que origina el orgasmo es corporal, lo que es debatible es si en el participan no solo diversas partes y órganos del cuerpo, pero también nuestra mente, el subconsciente y la propia autogestión que imprimen un potente poder afrodisico. Porque está claro que si el que le brinda el masaje floral es el vecino del cuarto (ese que ni fu ni fa) o el majete de Torrente, no creo que le hubiera gustado tanto.

Chispeante diálogo el que se marcan cuerpo y mente. ¿Algun@ lo entiende?

Que follen mucho y mejor.

Fantasías sexuales que (no) quiero compartir con nadie

Querid@s,

Una pregunta directa al corazón. ¿Se han hecho tan mayores (de alma) que ya no creen en los sueños, ni en las fantasías? Cada día me pregunto por qué pierden o invierten el tiempo leyéndome, qué edad tendrá cada uno de ustedes y si se llaman como dicen. Yo tengo 35 años y me monto cada día una películas en mi cabeza que ni Hollywood. Fantaseo cada día y cada noche. Hace años cuando me dedicaba a otros menesteres escribí esto:

Secretaria. Eso soy. A pesar de ser una chica formada, viajada y con cierta -ni mucha ni poca- experiencia profesional, trabajo de secretaria. Y No, el sexo oral no entra dentro de mis funciones, aunque soy de las que piensa que si una tiene que arrodillarse, pues se arrodilla, eso sí, tacones fuera que es incomodísimo…  Mi día a día consiste en la sistemática introducción de números, nombres, cifras en un complejo sistema informático que vuelca toda esta información en un aún más complejo sistema de gestión integral empresarial. En cristiano, para los que les confunde tanta terminología, meto datos en el ordenador. ¡Excitante labor!

Escena de la película La Secretaria

Escena de la película La Secretaria

De vez en cuando me visto con el Equipo de Protección Individual y bajo al taller, desciendo al campo de batalla y me doy una garbeo. Me dejo ver contoneando mis caderas entre maquinas industriales, operarios sudorosos que irremediablemente paralizan su trabajo para verme pasar. Puede sonar pretencioso, pero es la verdad. Cerca de cien hombres entre soldadores, fresadores, pintores, etc… Literalmente noto sus miradas clavadas en mi espalda, bueno más bien, en mi trasero.

He de reconocer que es un subidón para la autoestima, casi siempre es un halago que a una la miren cuando pasa. Mi trabajo es un auténtico sopor que amenizo con mis escapadas al taller y mis furtivas desapariciones, muchas veces al baño… Pero como todo en la vida, tiene su cara positiva, y es que me exige un no exagerado 0% de concentración e inteligencia, por lo que mi mente ¡vuelva vuela vuela alto! Por eso cada día cierro los ojos, no demasiado tiempo, no vaya a ser que me quede dormida, y me imagino cosas, historias, leyendas, fantasías eróticas, me imagino a alguien, a un hombre. Por ahora me gustan los hombres, los adoro, aunque nunca se sabe, no seré yo la que diga de esta agua no beberé.

Me imagino a ese amante que me visita de noche y se mete en mi cama, sigiloso para no despertarme. Pero su olor es penetrante, sus manos erizan mi piel y su boca sugerente me despierta. Lo pasamos en grande juntos, las mil y una noches. Bailamos, cantamos, él me cuenta cuentos, leyendas, yo bailo para él, a veces desnuda, nos disfrazamos, viajamos, me hace la cena, yo no sé cocinar muy bien, pero invento recetas suculentas y divertidas. Nos bañamos juntos con velas, me lee en la bañera, le susurro palabras sucias, brindamos porque estamos juntos, le sorprendo y me meto en la ducha con él, él me enjabona la cabeza, yo le enjabono el cuerpo. Nos seducimos, nos desnudamos, a veces nos vestimos. Nos enfadamos, doy un portazo y luego nos volvemos a desear como si nos odiáramos. Nos fumamos un cigarrito a medias y a veces, la luna nos pilla bailando. Al día siguiente, cuando me levanto, ahí está, a mi lado. Dormido, desnudo, más guapo que la noche anterior, más guapo que nunca. Me acuesto a su espalda y le cuento un secreto no demasiado alto para que nadie más me oiga.

A ese amante, le abro mi corazón, me desarmo, le confieso mis pecados y mis miedos. A él le doy lo mejor de mí, mis besos más apasionados, mis abrazos más sinceros, la desnudez total de mi cuerpo y mi alma, el más sentido y sucio de los sexos, mis órganos si los necesita, mi vientre para dejar su semilla y crear entre los dos a nuestros hijos que juro que jamás me pertenecerán y que criaremos para que vuelen libres y vivan la vida como deseen.

De tanto fantasear e imaginar muchas veces me excito, me toco, me humedezco e incluso se me nubla la vista mientras dejo volar mi poderosa imaginación. Insaciable y lujuriosa, tiemblo levemente y me entra un escalofrío que me sabe a gloria. Y de repente… ¡es hora de despertar! Así que irremediablemente vuelvo a la realidad, casi siempre en cuerpo, no siempre en alma.

En ‘Las 1.001 fantasías más eróticas y salvajes de la historia’, de la catalana Roser Amils, redescubro a una de mis heroínas sexuales, Adriana Smith, la novia de Steven Adlder, batería de Guns N’ Roses. Me pongo en su piel y fantaseo que soy la novia del batería o del bajista de una banda de rock, la amante de un vocalista. Ir de gira, follar en los camerinos, entre bastidores o en el backstage, entre canción y canción o en los estudios de grabación, entre cables, guitarras, bajos, altavoces, incluso beneficiarme a todo el grupo. Y así lo hizo Adriana Smith, que aparte de pasarse por la piedra a toda la banda, en 1987 tuvo sexo con Axi Rose. En Rocket Queen se escucha alto y claro su orgasmo en forma de gemidos, suspiros y jadeos que pasarán a la posteridad.

Otras veces me traslado a algún siglo pasado y me convierto en una rica e impía dama de la nobleza, bisexual o entregada lesbiana. A mis amadas, a mis conquistas les rompo la ropa interior. Me pica la curiosidad y quisiera saber qué se siente haciendo el amor a una mujer, sentir la excitación al masturbarla o penetrarla con un pene ensoñado, desnudarla, tocarle el culo, comerle las tetas, lamer sus pezones, meterle la mano por debajo de las bragas y descubrirla, romperle las vestiduras y arrancarle las bragas y el sujetador.

Habitación en Roma

Habitación en Roma

Sigo soñando por que ‘La vida es sueño’ y en otras fantasías me convierto en una espía de élite a la que toman presa, convirtiéndome en una rehén del ejército enemigo. Paso a una sala blanca y aséptica, a lo ‘Instinto básico’, en la que soy íntima y profundamente radiografiada por el enemigo, y como la sublime Sharon Stone, cruzo las piernas y consigo mi libertad a cambia de mis favores sexuales.

Y otras, me quedo en mi siglo, me convierto en alguien más mundano, alguien más parecido a mí, soy casi yo. Me imagino haciéndolo sobre la mesa del director de la empresa, emborracharme con vino en una bacanal y participar en una orgía, probar algo de droga y follar toda la noche, hacer el amor con dos hermanos gemelos, que me rasuren como a Francesa Neri en ‘Las edades de Lulú’, que me hagan sumisa, me esposen, me venden los ojos y me aticen con una fusta que no duela demasiado. O que un joven artista, extranjero y bohemio, me pinte desnuda, proponerle sexo a un desconocido, hacerlo en un escenario con música en directo y miles de espectadores o practicar felaciones a un grupo de hombres uniformados. Me ponen los uniforme, qué le voy a hacer.

¿Y ustedes que fantasean? No dejen de soñar. Y entre sueño y sueño,

Que follen mucho y mejor

Los mejores regalos calentitos para pedir a Papá Noel

Querid@s,

¿Qué mejor manera de combatir el estrés de estas ajetreadas fiestas navideñas que con unos regalitos para encender su vida sexual? Una vez los familiares se han ido cada uno a su casa (y Dios en la de todos) y los niños están por fin dormidos, es la hora de desenvolver los regalos más íntimos que encenderán, tengan o no chimenea, sus noches de bohemia y de pasión.

Minna Life Limón

Minna Life ha lanzado lo más moderno en cuanto a vibradores se refiere. Señoras y señores, con ustedes Minna Life Limón. Es ideal para la estimulación del clítoris durante el sexo en pareja o en la soledad del placer onanista. Su forma elegante y ergonómica encaja fetén en la palma de la mano y se adapta perfectamente a los recovecos que pueda haber entre los dos cuerpos. Como los buenos vibradores, es resistente al agua y está equipado con un motorcito que funciona a las mil maravillas. Tiene una tecnología que controla el nivel de presión, por lo que cuanto más fuerte apriete, más intensas serán las vibraciones. Su memoria personalizada le permite grabar y reproducir cualquier. Gracias a su duradera batería de litio, esta maravilla dura hasta tres horas después de una recarga de una hora.

Un regalo ideal para la mujer de su vida o para auto regalarse.

Tenga Flip

Give the Gift of Great Sex with These Toys

También hay para ellos estas Navidades. Estamos ante un masturbador masculino capaz de crear una sensación única que le dejará con ganas de más. También puede usted regalárselo a usted mismo, ya que le ayudará a mejorar su rendimiento sexual. Hay hasta cuatro modelos diferentes. ¡Lo difícil será eligir!

Fucking sculptures

Son jodidas esculturas. Jodidas obras de arte. O obras de arte jodido. Son dildos de cristal hechos a mano. No les digo más, porque en este caso, una imagen vale más que mil palabras.

Equipamiento para el bondage

Si no son de los que se conforman con el sexo tradicional y vainilla y les apetece probar eso del BDSM, estas Navidades puede ser un regalazo un EPI adecuado para practicar el bondage. Innove todo lo que quiera, pero siempre siguiendo los más estrictos parámetros de seguridad. No querrán ustedes acabar en urgencias. Y menos en Navidad.

Las colecciones XConfessions

XConfessions es el fascinante proyecto ideado por la directora de porno Erika Lust. Esta sueca de armas tomar afincada en Barcelona lleva al cine las fantasías sexuales que le llegan a través de su página web y las convierte en películas eróticas. Nunca se sabe si su fantasía será escogida, pero no niegue que no sería fascinante ver cómo sus fantasías se hacen realidad. Mientras tanto, ya están a la venta cinco antologías de las fantasías ganadoras.

xconfessions-2-dvd-4260080323680-1

Y por último, lo más estas Navidades, el kit artístico LOVE IS ARTElegid el color de la pintura (negro, rojo, azul, dorado y negro, etc..) y te llegará a casa tu kit LOVE IS ART:

  • Lona de plástico: Extiéndela en el lugar que desees y que no vayan a liarla parda.
  • Zapatillas desechables y esponja de baño: Pónganlas cerquita.
  • Por cada color escogido, un bote de pintura no tóxica de 120 ml: Aplíquese sobre el lienzo, a partes iguales. Pueden dibujar un corazón, escribir la palabra “AMOR” o “SEXO“, diseñen lo que se les antoje.
  • Láncense al ruedo: Utilicen sus cuerpos como pincel para pintar su propia obra de arte.

A ustedes el honor de colgarla en el salón.

Que follen mucho y mejor.

Consejos y preferencias sexuales de algunas de las más famosas de Hollywood

Atarse a la cama, pasearse desnuda, disfrazarse… La revista Glamour México ha recopilado algunas de las recomendaciones, fantasías y preferencias sexuales que varias famosas y celebrities han admitido sin pudor a lo largo de distintas entrevistas. No es que sean la bomba, la verdad, de hecho, son bastante normalitas, pero os detallo algunas a continuación como pura curiosidad:

-Eva Longoria. Es de las que disfrutan con los jueguecitos. Cuando estaba casada con el jugador de baloncesto Tony Parker, además de tatuares en el cuello el número de su camiseta, afirmó que le resultaba de lo más excitante “ser atada a la cama con pañuelos de seda”.

Brad Pitt y Angelina Jolie

ARCHIVO

-Heidi Klum. Además de por su éxito en las pasarelas, la top model alemana es conocida por su afición a disfrazarse, inclinación que, según cuenta ella misma, le gusta llevar hasta el dormitorio. “Es bueno jugar a disfrazarte, hacer un esfuerzo por salirte de la norma. Si eres salvaje y un poco loca, déjalo salir para que la otra persona sepa bien que dentro de ti vive un pequeño demonio al que le gusta salir de vez en cuando”, dijo en una entrevista.

-Gwyneth Paltrow. La actriz confesó en más de una ocasión que su mejor manera de evitar una pelea conyugal era con el sexo oral. Está claro que, por bien que se le diera, que nadie lo duda, no era suficiente, dada su reciente separación, tras 10 años de matrimonio, de Chris Martin (Coldplay).

-Eva Mendes. A esta escultural actriz y modelo, ex del también actor Ryan Gosling, lo que le pone es el sexo viajero. “He tenido sexo en los 50 estados de Estados Unidos. Fue durante un road trip cuando era más joven y nunca me sentí tan sexy”, comentó. Cree que es algo que una mujer debería experimentar al menos una vez en la vida.

SCARLETT JOHANSSON

ARCHIVO

-Scarlett Johansson. La voluptuosa actriz, actualmente embarazada, ha confesado que le gusta mucho hacer el amor en el coche. “¡Me encanta! El asiento trasero es perfecto”, afirma.

-Carmen Electra. Es una de los sex symbol de los 90, y tiene claro que no hay nada como un buen striptease para sorprender a un hombre. Incluso editó su propio DVD para enseñar cómo hacerlo correctamente.

-Christina Aguilera. La cantante apuesta por desprenderse de la ropa y pasear la desnudez por la casa mientras haces las tareas cotidianas. “Se trata de hacer las cosas que acostumbras, pero desde otra perspectiva. Es candente y mantendrá viva la llama”, afirma.

-Olivia Munn. La actriz, modelo, presentadora y escritora estadounidense recomienda decir guarradas, cuantas más, mejor: “Sé que a muchas personas les resulta difícil… No saben qué decir, cómo empezar y cuándo parar. Y claro, al principio sienten que suenan ridículos. Y probablemente así sea. Pero déjenme decirles algo: funciona”.

-Cameron Díaz. La rubísima recomienda, por encima de todo, no fingir jamás. “Ser sexy es involucrarte en el momento por completo, no importa si eres tímida o muy caliente. Fingir siempre es ridículo y nunca funciona. Puede traer demasiados problemas después en una relación”. En la misma línea se expresó Olivia Wilde: “Puedes mentirle a tu familia en Navidad y decirles que la cena estuvo perfecta. Pero nunca puedes mentirle a tu vagina.”

-Angelina Jolie. La actriz confesó que ella y el padre de sus hijos, Brad Pitt, tenían unos cuantos sitios especiales donde les gustaba hacer el amor, entre ellos “detrás de la cascada de la piscina”.

Hipnosis erótica, ¿terapia alternativa y orgasmos sin contacto?

Desinhibición, experiencia erótica mental y orgasmos sin contacto físico alguno. Eso es lo que se promete desde lo que se viene a llamar “hipnosis erótica”. Yo no había oído hablar de ello, la verdad, pero mi amiga Mariana, argentina de Buenos Aires que estos días anda de okupa en mi casa, me cuenta que allí se ve cada vez más, ofertándose a veces como una especie de servicio sexual y, otras, como terapia alternativa para tratar ciertos tipos de disfunciones.

En el primero de los casos, se trata de hipnotizar a los clientes/pacientes para acceder a su inconsciente y, a través de un relato erótico guionizado y absolutamente personalizado, proporcionarles placer y llevarlos a vivir determinadas fantasías. El hipnotizado, siguiendo las instrucciones y sugerencias de su guía, sentirá físicamente lo que este o esta le “ordene” sentir. Es una experiencia mental de disfrute sexual a través de la palabra. El cuerpo, entretanto, descansa relajado y en ningún caso hay contacto físico.

hipnosis

GTRES

Al estar liberados de las represiones e inhibiciones propias del estado de vigilia, en esas sesiones hipnóticas uno puede ser todo aquello que desee, desde una dominatrix vengadora a un alto ejecutivo que en la intimidad disfruta con unos cuantos azotes, todo vale. En varios países de América Latina y en Estados Unidos, algunas terapeutas incluso venden sus sesiones hipnóticas a modo de podcast.

Personalmente, este uso de la hipnosis me recuerda a aquella peli futurista con Arnold Schwarzeneger, Desafío Total, en la que la gente acudía a una compañía especializada en implantar falsos recuerdos para vivir todo tipo de experiencias. O a aquella otra con Sandra Bullock, Demolition Man, en la que la gente follaba sin tocarse. Ocurre que las relaciones sexuales con intercambio de fluidos eran ilegales y para experimentar el sexo, la gente se metía en una cabina simuladora en la que los participantes se colocaban un casco que actuaba como estimulador en los centros del placer del cerebro. Pues eso, que me parece estupendo que exista y que la gente lo practique, pero yo me quedo con la piel y el intercambio de fluidos.

La otra vertiente es, como decía, la terapéutica. Consiste en llevar al paciente a un estado de relajación en el que, libre de represiones y estimulado eróticamente, pueda centrarse en aspectos particulares que le provoquen angustia o bloqueos, revelando situaciones reprimidas y desmontando sus consiguientes síntomas. Así, a través de evocaciones sexuales se intenta facilitar la exteriorización de conflictos inconscientes, con lo que se puede atacar mejor problemas como la anorgasmia o la disfunción eréctil. No obstante, son muchos los expertos que expresan sus dudas acerca de su efectividad. A saber.

Fantasías sexuales sí, gracias

Un atractivo desconocido/a se sienta frente a ti en el metro y no te quita la vista de encima. Cuando te levantas porque estás a punto de llegar a tu parada, se coloca tras de ti y te susurra algo al oído que te provoca escalofríos. Minutos después os estáis arrancando la ropa en un pequeño pero confortable hotel.

No, no lo has hecho nunca, es solo una fantasía. Esa, o hacer un trío, follarte a tu cuñado/a, hacer el amor mientras alguien mira, seducir al fontanero o quedarte atrapada con Brad Pitt en el ascensor justo cuando pasa su peor crisis con Angelina. Son solo unos ejemplos, porque fantasías sexuales hay de todos los tipos y colores. Comienzan en la pubertad y suelen acompañarnos, si tenemos suerte, durante toda nuestra vida.

El sueño de la esposa del pescador

El sueño de la esposa del pescador por Hokusai (wikipedia)

En España, según las estadísticas a las que he estado echando un ojo, fantasean en torno al 70% de los hombres y el 48% de las mujeres. Otros estudios dicen que no, que lo hacen a partes iguales. En lo que sí que coinciden los expertos es en que atribuyen distintas formas de fantasear a hombres y mujeres, achacándoles a ellas ensoñaciones de contenido más romántico. Personalmente, no sé a qué mujeres se refieren, porque ni una sola de las que conozco me ha confesado una fantasía de ese tipo, pero claro, eso no cuenta como estudio ni tiene ningún afán estadístico.

En cualquier caso, fantasear no es sinónimo de desear. Porque una cosa es dejar volar la imaginación, que resulta muy sano además de estimulante, y otra muy distinta llevarlo a la práctica. Aunque hay gente para todo, claro está. Muchos fingen llevar sus fantasías sexuales a la realidad en forma de juegos eróticos con sus parejas o compañeros de cama, pero eso no es lo mismo. Ejemplo: vestirse de prostituta y que tu chico simule contratarte en plena calle no es igual que acostarte realmente con un desconocido a cambio de dinero. Y lo digo sin criticar ni lo uno ni lo otro, solo digo que no es igual.

Las fantasías sexuales son, según Freud, representaciones mentales con el sexo como protagonista “no destinadas a ejecutarse”. Muchas veces son difíciles de concretar y otras resultan casi imposibles de realizar (véase el caso de Brad Pitt). Aunque eso no quiere decir que algunos no las lleven a cabo. El caso del trío, por ejemplo, es de lo más recurrente, y lo cierto es que casi todos los que lo han practicado entre la gente que conozco me reconocen que no se cumplieron sus expectativas y que no resultó como habían imaginado. “Quería hacerlo una vez antes de morir”, me dice uno que no tiene intención de repetir. Otro, en cambio, sostiene que nunca vivirá nada igual sexualmente hablando.

fotograma de `La reina Margot'Sé de alguna fantasía bastante más atrevida que ha acabado como el rosario de la aurora para su protagonista. Porque en la literatura a la reina Margot le sale muy bien cuando sale por las noches oculta bajo una máscara a buscar varones con los que aliviar sus fuegos, pero esta otra que yo me sé acabó en comisaría poniendo una denuncia. A su casa que fue a punta de navaja, donde lo único que no le robaron fueron las bragas.

Las fantasías sexuales son un gran afrodisíaco, un antídoto de lo más eficaz para combatir el aburrimiento y miserias que en ocasiones nos ofrece la realidad. No comprometen a nada, solo la imaginación. Solo que, si se llevan a la práctica, pueden perder el efecto estimulante y, a veces, jugarnos una mala pasada. Eso, o que resulta que al final soy una mojigata.