Entradas etiquetadas como ‘feminismo’

¿Quién paga en la primera cita?

Querid@s,

Por fin han quedado y ha llegado ese momento que se define como la primera cita, término horroroso y a la vez anhelado si le gusta a usted alguien y desea quedar con él o ella a toda costa. Comen/cenan, comparten los platos como tortolitos, hasta se dan el uno al otro de comer. Beben, hablan de sus cosas y brindan por los dos, por la vida y porque no haya que ir a votar una tercera vez.

Entre unas cosas y otras las horas pasan y el restaurante quieren apagar las luces y que ustedes se vayan por donde han venido. Es la hora de pagar la dolorosa.

¿Quién paga en la primera cita?

GREASE

David Frederick, profesor de la Universidad de Chapman de California, EEUU, realizó en 2013 un estudio titulado “Research on Which Gender Pays for a Date Shows Changing – but Also Resistance to Changing – Conventional Gender Norms”. El estudio analizó cómo reaccionaron 17.000 personas en una primera cita a la hora de pagar la cuenta. He aquí los resultados:

  • El 84% de los hombres dijo que corre con los gastos, no sólo en la primera cita sino también en las que le siguen.
  • El 64% de los hombres expresó que prefiere pagar a medias.
  • El 44% de los hombres manifestó perder el interés por una mujer que no se ofrece a compartir la cuenta.
  • El 76% de los hombres que aceptó que la mujer corriera con la mitad de los gastos confesó sentirse culpable o incómodo después de la cita.
  • El 57% de las mujeres se ofreció a pagar la mitad o la totalidad de la cuenta.
  • En el 39% de estos casos, el hombre rechazó la propuesta y corrió con los gastos.

Por su parte, Matthew Hussey, el couch experto en citas para mujeres deja muy claro a su público femenino lo que él piensa.

Estamos de acuerdo querido. Puede que esté chapada a la antigua en algunos asuntos, pero cuando se trata de la primera cita agradezco que sea él quien invite. El hecho de que el hombre se ofrezca a invitarme en el primer encuentro lo considero un gesto de caballerosidad, de elegancia, de buena educación y saber estar. Como lo haría uno de esos amantes de antes. Aunque si al final acabamos pagando a medias, tampoco me parece un drama. No se puede salir a cenar con un hombre y esperar que sea él quien invite, al igual que un hombre no debería hacerlo porque se supone que es lo que tiene que hacer y no porque le apetece.

Eso sí, un hombre que se escaquea y consiente que sea yo la que pague, no lo quiero para mí. No me negaran que retirarse al baño en el momento en que el camarero llega con la cuenta no es ninguna “lección de caballerosidad”.

No obstante opino sinceramente que si un hombre está de verdad interesado en una mujer (porque quiere follársela a cuatro patas, porque quiere conocerla de verdad o porque cree que es la mujer de su vida), se ofrecerá encantado a invitarla a cenar o a lo que sea que quiera compartir con ellaReconozcámoslo, aunque no estemos de acuerdo. Lo cortés no quita lo valiente, y eso tampoco quita que yo me ofrezca sinceramente a pagar a medias. Y que él francamente insista en invitarme. Además, después de la cena y si todo va como la seda, digo yo que habrá que tomarse una copa ¿No? Incluso dos. Esas corren de mi cuenta, por supuesto.

¿Y las citas venideras si la cosa funciona entre los dos? En la fase en las que las citas se suceden de manera espontánea, natural y sin complicaciones, creo que pagar es una cosa de dos: hoy por ti, mañana por mí, a medias, hoy invito yo y punto, a la próxima pago yo, etc…

Ya les he dicho que creo que no está de más que el caballero pague en la primera cita, salvo que él sea pobre como una rata y tú ganes más que los sinvergüenzas que nos representan en este país de pandereta. Obviamente es una hipérbole, pero ya me entienden. Aprovecho para rogarles que se sumen a esta petición de cambio de la plataforma Change.org en forma de misiva dirigida a SM el Rey Felipe VI: Que como Jefe de Estado suspenda inmediatamente y con caracter retroactivo de empleo y sueldo a todos los políticos españoles del Congreso y el Senado, hasta que no formen un Gobierno en España. Que también devuelvan el dinero cobrado desde que fueron elegidos en las primeras elecciones.

Volvamos al lío. Una vez descorchada la primera botella de vino y si tras varias cenas, ella ni se ofrece a pagar ni paga, me parece que no es una mujer educada ni respetuosa. Todo lo contrario, tiene una cara que se la pisa. Una mujer que espera y quiere que el hombre apoquine siempre, ni tiene educación ni vale la pena. Confiar en que un hombre pague siempre no es justo y lo único que demuestra es que es usted una aprovechada. Y usted caballero si tiene la mala fortuna de toparse con una mujer así, huya. Hágalo antes de que sea demasiado tarde, porque está usted ante una de esas sirenas por las que aquel soldadito marinero perdió la cabeza, esas que dicen te quiero si ven la cartera llena.

Además es machista, y si usted señora sigue esperando que ellos siempre paguen la dolorosa, que no le extrañe que ellos sigan esperando que usted le lave la ropa y le planche los calzones. Los clichés nunca fueron buenos. Una mujer como toca insiste en pagar su parte, invita al otro con gusto porque le sale del corazón, incluso amenaza cordialmente con no dejarse volver a invitar. Esta corre de mi cuenta.

Que follen mucho y mejor.

¿Feminista yo? Por supuesto. ¡Y viva FEMEN y el sextremismo!

Querid@s,

¿He oído feminista? Sí, lo soy. Por su puesto, creo que el que no lo sea es un reaccionario primate. Soy una defensora a ultranza del feminismo, lo contrario sería la muestra evidente de que el Hombre (como especie) no hace sino involucionar. Según reza la RAE, el feminismo es, ni más ni menos, ni menos ni más, que esa ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres. Para mi siempre prevalecera sobre esa deleznable y asquerosa actitud de prepotencia de los varones respecto de los mujeres, mundialmente conocida como machismo puro y duro. Después de esta pequeña apostilla aclaratoria, pasemos al asunto que hoy nos ocupa.

Después de estar 4 días bloqueada, FEMEN está de vuelta en Facebook. La página de Femen España se establece de acuerdo a las normas comunitarias en Facebook: de acuerdo con la política del Sr. Zuckerberg de la que ya debatimos aquí, se muestran cuerpos sin contenido sexual o pornográfico. Como las chicas de FEMEN no quieren hacer daño a los sexistas sensibles, reinauguran temporada con una imagen con tetas de hombre. Estas si las aceptan. Manda huevos. De nuevo, ¿#micromachismo?

femen

Desde este blog feminista y antimachista, antisexista y que persigue la igualdad y la paz en el mundo, brindo todo mi apoyo a las chicas FEMEN, especialmente a aquellas que sufren brutal represión y hasta cárcel en países como Túnez o Marruecos. ¿Pero de qué estamos hablando? Pueden descubrirlo en este resumen de la traducción del texto de la fundadora de la organización, la rusa Inna Shevchenko, que se despacha bien a gusto sobre el establishment y su yugo.

En su blog de The Huffington Post, Inna Shevchenko, fundadora de FEMEN levanta ampollas: “Necesito confesaros a todos un terrible secreto sobre la civilización – la mujer no es un ser humano”. Incluso en el tercer milenio, en 2013, dice, el cuerpo femenino es negado, usado, vendido, abusado… se lo considera obsceno, sucio, culpable. El cuerpo de la mujer siempre es demasiado… otras veces no es suficiente, extremos que hemos acabado creyendo hasta las propias mujeres.

2

Todo el mundo habla de él y todos nos indican cómo usarlo. “Por ello la mayor preocupación del feminismo moderno es cómo liberar el cuerpo de la mujer del secuestro al que está sometido por el sistema patriarcal y devolverlo a sus legítimas propietarias, las mujeres”, asegura. Nosotros debemos hacer y hacemos con nuestro cuerpo lo que nos da la gana, viene a insinuar. Y con ayuda de este cuerpo, ellas, las FEMEN, protestan, reivindican, intentan proteger los intereses de las mujeres en todo el mundo.

Así nacen, al unísono, como almas gemelas, el Sextremismo y FEMEN. Un movimiento activista, agresivo, pero sin violencia, provocador y provocativo, pero sin banalidades, con un mensaje que se grita alto y claro. Mensaje y medio (el cuerpo desnudo) sugieren escándalo, mujeres activistas en topless que con sus pechos defienden la igualdad social y sexual en el mundo.

Provocador sí, ¿y por qué no? 

El Sextremismo no sólo nos permite revolver las conciencias sobre algunos de los problemas más duros a los que se enfrentan las mujeres de hoy, sino también para descubrir el nivel de liberación (también sexual) de la mujer en cada país. El Sextremismo es insurgente contra el patriarcado al utilizar la sexualidad de la mujer como protesta política, utilizando las armas sexistas del patriarcado contra ellos mismo. Jugar con los códigos estereotipados es una forma de romper las nociones de dominación masculina sobre la naturaleza de la sexualidad femenina a favor de su elevada misión revolucionaria.

FEMEN quiere mostrar al mundo nueva interpretación del feminismo moderno, donde el desnudo se convierte en un instrumento activo para luchar contra las instituciones patriarcales, como la iglesia, la dictadura y la industria del sexo. “Ser FEMEN significa movilizar cada célula de tu cuerpo en una lucha implacable contra siglos de esclavitud de la mujer“.

6

¿Quiénes son las sextremistas? 

Las FEMENistas son mujeres moral y espiritualmente en forma y cada día se involucran en acciones civiles con una alta dosis de dificultad y provocación. Inna las define como una demostración de superioridad intelectual, psicológica y física de las mujeres. La superioridad de alcanzar la igualdad, porque sí existen mujeres en muchos rincones, ciudades y países del mundo que son vejadas, maltratadas y violadas que todavía necesitan andar mucho camino para alcanzar finalmente la igualdad de sexos y la igualdad sexual.

5

En FEMEN las mujeres se manifiestan y protestan ligeras de ropa, en topless, en países de todo el mundo. En los países democráticos les estrechan la mano, en estados totalitarios son golpeadas, secuestradas o encarceladas, incluso las amenazan con matarlas, no sin antes pasar un buen rato con ellas. A través de la belleza natural del desnudo femenino, FEMEN está examinando la verdad o la farsa de las democracias mundiales, una prueba de fuego para la democracia en todo el mundo. Así, inauguran una nueva ola de feminismo en el tercer milenio y cuenta con miles de seguidores en todo el mundo. Su símbolo- una corona de flores que adornan las cabezas de mujeres valientes de los cinco continentes.

“La magia del cuerpo cautiva, involucra y el coraje de la acción despierta el deseo de protesta. ¡Sal, descubre tus pechos y gana!”, grita Inna Shevchenko. Por si alguna se anima a unirse al batallón.

Tras su retorno a las redes sociales, se despiden como señoras.

Como todos somos libres para decidir qué páginas seguir, si nuestras imágenes les molestan, no nos importa, pero antes de informar de nuestras páginas, simplemente no nos visite. Las quejas y los ataques a nuestras páginas sólo hacen que nos demos cuenta del poder de nuestro mensaje y lo necesario que es para poner fin a la censura en el cuerpo de la mujer. ESTAMOS DE VUELTA.

Gracias FEMENistas, yo no lo habría dicho mejor.

7

Al que no le guste, que no mire. Que follen mucho y mejor.