BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Entradas etiquetadas como ‘felaciones’

La playlist de las mejores canciones que hablan de sexo oral

Querid@s,

El sexo vende, y eso lo saben hasta los chinos. Desde tiempos inmemoriales existe un deseo implacable de compositores y cantantes de hablar entre líneas o en plan deslenguado sobre el sexo y los benditos placeres venéreos. Es como si en sus letras se acurrucaran secretamente en lujuriosas bacanales o esa intimidad en la que los amantes se revuelcan afanosamente.

No es 14 de febrero y seguramente tampoco sea su aniversario – ni falta que hace-, pero hoy, un domingo cualquiera de un mes cualquiera, mi deseo es regalarles esta deliciosa playlist. He seleccionado algunos temazos que ya conocía y me he puesto a escuchar otras canciones que hablan alto, claro y sucio del arte de chupar y mamar, esos placeres de lo oral. Así es como he armado esta lista con las canciones que desconocía y que ignoraba que versaban sobre felaciones y cunnilingus por igual. Aquí encontrarán rock, pop, rap, r&b y otras creaciones de los trovadores más románticos que son indudable e inequívocamente sobre esos gustos de final feliz.

Y ahora relájese, sírvase una copa de lo que más le guste, ponga el volumen lo suficientemente alto como para que le moleste al vecino y disfrute de las mejores canciones concebidas para honrar el sexo oral. Chupado, no?

Lil’ Kim insiste como ninguna otra rapera en recibir igualmente. “I don’t want dick tonight/Eat my pussy right”/ “Hoy no quiero polla/Cómeme bien el coño “. También canta “You ain’t lickin’ this, you ain’t stickin’ this”/”Si no me lo chupas, no me la metes”. Y se queda tan ancha. Me encanta.

Aerosmith – Love in an elevator


The Jesus And Mary Chain – Just Like Honey

Missy Elliott – Work It

Bryan Adams – Summer of 69

Kiss – Lick it up

Judas Priest – Eat me alive

Jeffrey Lewis – Chelsea Hotel

Madonna- Like A Prayer 

Lou Reed- Walk on the Wild Side

The Smiths – Reel Around The Fountain

Gotthard – She goes down

Anímense y compartan las muchas canciones que me haya dejado en el tintero.

Que follen mucho y mejor.

Cómo ser las DIOSAS del SEXO ORAL

Querid@s,

Sigo desde hace un tiempo a esta mujer latina que además de controlar mucho sobre sexo, sabe latín. Pensaba en contarles yo misa cómo ser l@s Dios@s del sexo oral, pero prefiero que se lo cuente ella, al menos hoy.

Prepárense que vienen curvas.

Ella es Elsy Reyes, actriz, conductora y comunicadora especialista en Relaciones de Pareja y Sexualidad.

Es creadora y titular del canal de sexualidad en YouTube ‘La Alcoba de Elsy Reyes’ en coproducción con Invent.Play, de Grupo Imagen Excélsior. Desde su inauguración en septiembre de 2014, cuenta ya con más de 250,000 suscriptores y más de 22 millones de reproducciones.

Columnista e Investigadora para la revista Cosmopolitan México y Latinoamérica, y para las revistas españolas ‘Mente Sana’ y ‘Clara’ de RBA Revistas. También ha sido columnista en las revistas Conozca Más,  Marie Claire, Women’s Health, Maxim, Men´s Health , Telehit; entre otras.

Para mí solo hay un secreto, un solo consejo, un truco imbatible. Para una felatio digna de aplausos lo único que hace falta es ponerle pasión, como todo en la vida.

Que follen mucho y mejor.

Pillados practicando sexo al aire libre en Chicago

Querid@s,

A follar a follar que el mundo se va a acabar. Intuyo que sería lo que se le paso por la cabeza a este playboy cuando ni corto ni perezoso se dejó querer en la terraza del lujoso hotel Waldorf Astoria de Chicago por dos mujeres, una rubia y una morena. Para disfrutar de las imponentes vistas de la ciudad del viento, este intrépido abuelo decidió abrir puertas y pasarse al balcón, donde a plena luz del día los tres mosqueteros disfrutaron de su impudico trío al aire libre. Completamente desnudos empezaron a darse sexo oral.

No es la primera vez que el vídeo de una pillada sexual callejera da la vuelta al mundo y son más de 400 mil curiosos los que han visualizado ya este trío sexual al fresco. A los de YouTube, mojigatos y absurdos como siempre, ya les ha dado tiempo a vetarlo de su portal. ¿Estamos locos o qué?

Imagino que por el Waldorf Astoria ya no le verán más el pelo al playboy y este hombre se lo pensará dos veces la próxima vez que le por disfrutar de las vistas y mantener relaciones sexuales a la vez. ¿O no? Que le quieten lo bailao.

Solo se vive una vez.

Que follen mucho y mejor.

The Sex Factor: El reality show en busca de las nuevas estrellas del porno

Querid@s,

Éramos pocos y parió la abuela. No bastaba con Supershore y su sexo gratuito y desmadrado, el manido edredoning de Gran Hermano o los escarceos a escondidas de la madre de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? que ahora a los americanos se les ha ocurrido la tórrida idea de llevar a la caja tonta el porno puro y duro en forma de reality show. Me encanta.

Y es que el porno se ve cada vez menos sucio y más sexy. A pesar de que a muchos todavía les sigue pareciendo una práctica para gente que no es más que una panda de degenerados y enfermos, aunque ellos mismos lo visionen en solitario y lo nieguen después. Cometer el acto para después negarlo, y no solo eso, condenarlo. Esta es una de las grandes miserias del ser humano que tantas desgracias nos brinda.

Los tiempos cambian y parece que el porno se ha impregnado de un halo de glamour, aunque en el mundo de la pornografía no sea oro todo lo que reluce. Pero eso ya es otro cantar del que debatiremos en otra ocasión. Gracias a Dios, pero sobre todo a la evolución de las sociedades modernas, al porno se le ha liberado de esa infamia marginal que no le abandonaba ni a sol ni a sombra. El porno ya no es lo que fue en el siglo pasado. El porno ya no es cosa de putas y guarras, de inmorales, de suci@s, de maricones o de pervertid@s como dirían las más envenenadas de las malas lenguas.

Ahora es cosa de todos. Lo ven las madres, los padres, los hijos, hasta nuestros mayores. ¿Qué piensan, que solo ustedes tienen derecho? No sean injustos. Por eso a la gente que le gusta el sexo tiene cada vez menos reparos en follar delante de las cámaras. Y esto es precisamente lo que está ocurriendo en el nuevo reality show norteamericano The Sex Factory.

The Sex Factor es la nueva apuesta de la conocida web porno Xhamster. La productora enfrenta en una serie online a ocho hombres y ocho mujeres en la liza por convertirse en la nueva pornstar, y de paso meterse en el bolsillo un sabroso y no menos estelar contrato de un millón de dólares. Los dieciséis concursantes hincarán codos (y rodillas) en esta academia que enseña a sus alumnos a convertirse en la nueva estrella del porno. El concurso, que estrenó su primer episodio hace una semana, pone a prueba las habilidades de los alumnos en los asuntos sexuales para coronar a los reyes del porno y conseguir llevar a su equipo hasta la victoria. Es decir, dicks vs chicks. Pueden disfrutar por la cara de la primera entrega en la web Sexfactor

sex-factor-porn-stardom-video_0

Que sepan que The Sex Factor no es el primer concurso porno de la Historia. En 2005 se estrenó el reality Jenna’s American Sex Star, de PlayboyTV. Jóvenes aspirantes a actriz porno competían entre ellas por un jugoso contrato y toda la gloria que el porno promete y que quizás, después de metido nada de lo prometido. El programa tuvo dos temporadas y una excelente acogida. No sorprende el éxito, pues su presentadora era ni más ni menos que la legendaria actriz porno Jenna Jameson. Por si tal bello reclamo fuera escaso, el reality online contaba con un jurado de excepción entre cuyos miembros más viriles despuntaban Ron Jeremy y Gene Simmons, de Kiss, aunque este último hizo una única participación estelar como juez durante un capítulo.

Desconozco el programa de estudios completo, pero entre las asignaturas que los dedicados alumnos habrán de estudiar con ahínco destacan los besos y las felaciones. Estas ultimas vienen con un valor añadido y decisivo: un cronómetro. Ergo, es preciso eyacular (y conseguir que el otro eyacule) en un tiempo determinado o se va un@ por donde ha venido. No se andan con chiquitas estos de The Sex Factory. No me extraña, atendiendo al elenco de presentadores y al jurado. Sexies y expertos en la materia a más no poder. La presentadora estelar es Asa Akira, reconocida actriz porno y ganadora en su momento del AVN Award a mejor actriz porno. Junto a ella, un jurado muy especial. Tori Black, Remy LaCroix, Lexi Belle y Keiran Lee son los coaches sexuales que echarán una mano -aunque desconozco hasta qué punto- a los participantes para demostrar lo que valen delante de las cámaras.

El jurado de 'The Sex Factor'

El jurado de ‘The Sex Factor’

Pero…siempre tiene que hablar un pero. Los ósculos incluyen besos lésbicos, cómo no, pero por alguna razón ni se toca el tema de la homosexualidad. Ya estamos otra vez con el rollito sexista. Dos mujeres sí se pueden besar apasionadamente, pero no dos homosexuales. De nuevo la jodida censura, incluso en el porno. Manda huevos. Otro factor del primer episodio son los gemidos. Imagino que a estas alturas de la vida, y de la película (porno), todos sabemos que esos gritos que ellas ponen en el cielo no son reales, vamos que son producto del fingimiento.

No pienso ser la inoportuna spoiler de turno, aunque ya les adelanto que ni se casan, ni comen perdices. Eso sí, felices se les ve un rato. Y el final feliz está garantizado. De sobra.

Buen fin de semana. Que follen mucho y mejor. 

Mamading, el último juego sexual entre los turistas en Mallorca

Una botella de cava barato. Ese es el premio por el que una chica realizó un total de 23 felaciones en dos minutos y medio. Tenía que darse prisa porque la que hiciera más en menos tiempo sería la ganadora. Tan singular competición puede verse desde hace unos días en una grabación que corre como la pólvora entre los móviles de Mallorca, según informaba este miércoles La Vanguardia. Parece ser que es la última moda entre los turistas ingleses de la zona de Magaluf, en uno de cuyos bares habría sido grabado el vídeo.

mamading

captura del vídeo

El concurso, que ha causado mucha polémica entre los vecinos, ya tiene nombre: mamading. Su éxito es tal que se está extendiendo por los locales de la zona, llegando incluso a publicitarse en la calle. En realidad se trata de una nueva modalidad de algo que ya viene siendo costumbre entre muchos de los jóvenes británicos y alemanes que vienen a veranear a España: fiestas alocadas donde la combinación alcohol y sexo es lo habitual. Solo hay que darse una vuelta por Salou (Tarragona) en verano para darse cuenta de ello.

No son los únicos. Me cuenta un amigo colombiano que en su tierra, Medellín, se ha puesto de moda en las discotecas un juego sexual llamado “el carrusel” o “la ruleta”. Y no se lo inventa, porque lo he buscado y lo he encontrado en varios medios. Consiste básicamente en ponerse hasta arriba de alcohol y luego formar un círculo donde las chicas bailan y los chicos, al azar, las van penetrando rápidamente desde atrás al ritmo de la música. El primero que eyacula pierde y es eliminado. Al final, como en Los Inmortales, solo puede quedar uno y el que más aguanta es el que gana.

A mí, que no pasé del “conejo de la suerte” o del “verdad, beso o atrevimiento”, se me han puesto los pelos como escarpias. Y no me tengo por una mojigata, pero una cosa es la revolución hormonal propia de la edad, con sus desafíos, descubrimientos y sensaciones al límite incluidas, y otra cosa es esto. Nada nada, me voy a hacer top-less a Menorca y me doy con un canto en los dientes.