Entradas etiquetadas como ‘juguetes’

¿Vas a viajar con tu juguete sexual? Toma nota de estos consejos de experto

Si los juguetes sexuales son los encargados de multiplicar el placer en el día a día -y hacer más variada la intimidad-, ¿por qué no contar también con ellos cuando hacemos la maleta?

LELO FACEBOOK

Vale que, por lo general, no tenemos mucho espacio o que, compartiendo residencia, puede preocuparnos que alguien tope con ellos, pero, como me confirma Alberto Gooding, responsable de Comunicación de LELO en España, no solo no pueden faltar en el equipaje. También existen diseños con diseño elegante que pasan desapercibidos.

“De hecho, es habitual que, a simple vista, muchas personas no los reconozcan como juguetes eróticos”, declara pensando en el estimulador de su firma con forma de pintalabios, que parece la solución perfecta. Aunque no es la única alternativa, nos da las claves para elegir cuál de los juguetes de nuestro surtido personal debería ganarse un hueco en el equipaje.

Y para nuestra tranquilidad, no, no nos lo van a requisar en el aeropuerto.

¿Es habitual llevarse un juguete sexual también en vacaciones?
¡Mucho más habitual de lo que algunas personas imaginan! Del mismo modo que incluimos el traje de baño o el protector solar en la maleta, son cada vez más las personas que se llevan su juguete (o juguetes) de vacaciones. Dejar atrás la rutina y viajar a otros entornos nos invita a relajarnos y, ¿qué forma mejor de hacerlo que disfrutando de nuestro cuerpo y nuestra sexualidad?

¿Cuáles son las razones a favor de que no falte en la maleta?
Las vacaciones son la época del año en las que más desconectamos y aprovechamos para relajarnos. El trabajo, la rutina y las preocupaciones diarias hacen que, en muchas ocasiones, releguemos nuestra vida sexual a un segundo plano. El verano es la época perfecta para volver a conectar con nosotros mismos en todos los aspectos, y los juguetes eróticos son el aliado perfecto para conseguirlo.

¿Qué características debemos tener en cuenta para escogerlo? ¿Cuáles son los juguetes más recomendables para viajar?
En muchas ocasiones el espacio de la maleta es reducido, por lo que, si tenemos más de un juguete, a veces debemos hacer el esfuerzo e incluir solo nuestro favorito: aquel que vaya a darnos todo el placer que nos merecemos tras una larga temporada de trabajo y confinamiento. Por otro lado, es aconsejable que sean juguetes resistentes al agua, de modo que se puedan disfrutar sin ningún tipo de problema en la bañera o la piscina. También la duración de la batería es muy importante.

¿Corremos el riesgo de que nos lo confisquen en el control del aeropuerto?
Las dudas respecto a este tema suelen ser muy frecuentes. Sí que es cierto que complementos eróticos como las esposas pueden dar algún problema en el control del aeropuerto por cuestiones de seguridad. Sin embargo, no hay razones para que un juguete erótico sea confiscado en el aeropuerto.

Si vamos en avión, ¿es mejor llevar los juguetes que tengan batería como parte del equipaje de mano?
Las restricciones suelen enfocarse en las baterías de repuesto, que en algunas ocasiones, no pueden llevarse en el equipaje facturado. Si todas las baterías están integradas en el juguete, no debería haber ningún impedimento. En la marca viajamos de forma habitual con juguetes, tanto por motivo de trabajo como de placer, y nunca hemos tenido ningún problema.

Lejos de casa (en un hotel, apartamento, casa de amigos…), ¿basta con agua y jabón para limpiar el juguete?
Tanto en casa como lejos de la misma, el proceso de limpieza es igual. Con los juguetes de LELO basta con ponerlos debajo del grifo, limpiar con jabón y aclarar. ¡Así de fácil! En caso de no tener acceso a un baño, también te recomendamos usar un limpiador de juguetes.

Que sea resistente al agua, ¿significa que no pasa nada si lo usamos en el mar o corremos el riesgo de que le afecte la sal? ¿Pasa lo mismo con el cloro?
Todo depende de cómo esté fabricado el producto. Utilizamos siempre los mejores materiales, siendo la calidad una de las principales señas de nuestros juguetes. Por este motivo, resisten a la perfección frente al coro o a la sal del mar. Eso sí, y también por motivos de higiene, recomendamos lavarlos bien después de cada uso. Asimismo, todos los juguetes de LELO están perfectamente sellados y acabados para que no entre el agua.

Y, a la hora de viajar con la pareja, ¿cuáles son los juguetes que pueden hacer de la escapada una experiencia inolvidable?
En realidad, cualquier juguete se puede usar en pareja, ya sea masculino o femenino. Pero
sí que es cierto que entre nuestros productos hay varios diseñados específicamente para
disfrutar en pareja. Por ejemplo, un anillo vibrador que se coloca en la base del pene y cuya parte superior vibra, estimulando el clítoris de la mujer. La diversión está asegurada estas vacaciones si decides incluirlo en tu maleta de mano.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Instagram, Twitter y Facebook).

Las 5 cosas que no pueden faltar en tu cajón sexual

Hace unos días, lancé en mi Instagram la pregunta de qué era lo que no podía faltar en un cajón de las perversiones básico.

LELO FACEBOOK

Ya sabéis a cuál me refiero, ese que está al lado de la cama, justo debajo del de las bragas o los calcetines.

Tener bien a mano un surtido de juguetes sexuales a modo de ‘fondo de armario’ -o de cajón, como prefiráis-, es algo que beneficia enormemente la vida íntima (sin olvidarme de esa emoción extra que te produce cuando vienen tus padres o suegros de visita y confías en que nadie lo abra por error).

¿Que quieres hacer un polvo más emocionante? Coges aleatoriamente algo del cajón. ¿Tu idea es hacer más variadas las cosas en la cama? Al cajón.

Gustos aparte -que imagino que la gente con dracofilia, la excitación por las lágrimas, dejará para ese sitio las cebollas o colirios para el ojo-, hay algunos productos que siempre son recomendables.

Para mí, el primero es el lubricante. No hay nada en esta vida (sexual) que este producto no solucione. Y entre escoger uno de base acuosa y otro oleoso, quédate con el de agua, que puedes utilizarlo también para sexo anal.

Una vela que se convierte en aceite de masajes -o simplemente alguna esencia que cumpla la misma función- tiene doble beneficio. Por un lado puede servir para ir calentando el terreno mientras pones algo de The Weeknd de fondo. Pero también es una excusa genial para darle un masaje a tu pareja después de su jornada demoledora y conectar piel con piel.

Da igual si eres o no de BDSM, las esposas son un básico independientemente si te va el juego de la dominación. Las posibilidades de inmovilizar son infinitas si le echas imaginación. Vale que puedes buscarles el lado sadomaso, pero ¿y si atas tu muñeca a la de tu pareja para ver cómo os manejáis con ese reto en la cama?

Ni sujetadores de encaje ni tangas de satén, no hay lencería más erótica que una cinta larga con mil posibilidades. A modo de arnés, cinturón, gargantilla, top… Y lo mejor es que no solo sirve para ambos. Puedes ir desatándola y usarla como correa, mordaza o sujeción. ¿Un ejemplo? El cinturón de cualquier gabardina funciona a las mil maravillas.

Y por último, por típica que vaya a sonar, el estimulador femenino no solo es básico, sino imprescindible. De todos los modelos que te ofrece el mercado, encontrar tu modelo ideal es algo que depende de ti. Ya sea solo de clítoris, como de los que incluyen estimulación vaginal, es el momento de que guardes uno para usar tanto sola como acompañada.

Ahora te toca a ti, ¿qué es lo que no puede faltar en tu opinión?

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Twitter y Facebook).

¿Qué le falta al masturbador masculino?

Desde que los Reyes Magos le trajeron a mi novio un masturbador masculino, llevaba tiempo queriendo probarlo en pareja.

FACEBOOK TENGA

Este tipo de juguetes -los que, hasta hace nada, se conocían por ser ‘vaginas en lata’- han ido evolucionando. Su diseño está mucho más cuidado y el interior se ha perfeccionado.

Ya no es tan importante que se asemeje a una vulva, muchas marcas de juguetes sexuales se han centrado en que el diseño sea funcional.

Es el caso del artículo que tenía por casa. Un juguete que, si no sabes lo que es, podría pasar por un bote de champú o un altavoz.

Entre que este fin de semana me encontraba muy acatarrada, y que estaba pasando unos dolores bastante fuertes de menstruación, casi parecía el día perfecto para probarlo.

Tenía las hormonas por las nubes de ver a mi pareja por casa sin camiseta, las ganas no faltaban. Así que el momento no podía ser más ideal.

Lo bueno de este tipo de productos es que son bastante sencillos, incluso para cuando quieres usarlos en pareja. Abrir meter y menear.

Además, venía con lubricante dentro, un punto a favor, ya que consigue que el movimiento sea mucho más fluido.

Aunque cualquier hombre lo puede usar solo, yo prefería que fuera algo que probáramos juntos, para que añadiera algo distinto a nuestra rutina sexual.

La textura del interior del juguete y sus medidas recordaban bastante a una vagina real, algo que también pude comprobar de primera mano metiendo el dedo.

No solo imita a la perfección la sensación de estrechamiento que tanto les gusta a ellos, sino que era muy fácil de usar con una o con dos manos.

El único problema que me señaló mi pareja fue la falta de estimulación visual. Esto es algo bastante comprensible, ya os he hablado en otras ocasiones que los hombres suelen ser más visuales que nosotras.

De la misma manera que consigue llegar al orgasmo mediante imágenes reales, cuando tenemos sexo, o de aquellas eróticas sacadas de… bueno, os podéis imaginar, la pega que le ponía al sistema era aquella.

Lo bueno es que la solución es tan fácil como acompañar el movimiento de un striptease o bien de que se use como complemento de una película subida de tono.

O eso, o empezar a usar la imaginación. La biblioteca de imágenes eróticas más completa que tenemos está en el cerebro.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Instagram, Twitter y Facebook).

El futuro del sexo ya está aquí, las novedades en la industria de los juguetes eróticos

Si pensaba que mi trabajo era interesante, al conocer a Christian, portavoz de la mítica sex shop Amantis, me doy cuenta de que con gusto le cambiaría el puesto un día o dos.

AMANTIS

Sobre todo, si ese día coincide con alguna feria de juguetes eróticos, lugares que frecuenta para traer a Madrid las últimas novedades del sector, las mismas que me tiene preparadas para acercarme a ese futuro sexual que suena lejano pero no tardaremos en ver en los estantes de su tienda.

Pero, ¿a dónde acudir a la hora de cazar los futuros ‘séxitos’? A los países asiáticos. “Son los que más invierten en tecnología y diseño en sus fábricas para poder así estar a la cabeza en el mundo a nivel de innovación”, admite Christian. Y es que hasta Estados Unidos, Holanda o Alemania ponen sus miras ahí.

Llevando una tienda de productos eróticos durante más de quince años, no se me ocurre nada que a estas alturas pueda sorprender a mi entrevistado. Sin embargo, sigue asombrándose con sus últimos descubrimientos.

“Desde un estimulador de clítoris que asemeja un pequeño pulpo con tres bracitos contoneándose, a una anilla con un dispositivo para aplastar los testículos. Plugs anales con cadena para tirar como si fuera un perrito, masturbadores masculinos que se calientan por dentro y emiten distintos gemidos que parecen una nave espacial… Una locura”, dice Christian a modo de resumen.

Aunque no solo de novedades va la cosa en estas ferias, los succionados de clítoris continuar evolucionando y siendo los auténticos hits que no nos cansamos de comprar. ¿Uno en especial? El succionados de clítoris.

AMANTIS

“Ha sobrepasado todas las expectativas, ha sido un crecimiento lento pero constante hasta desatar el furor más absoluto, y las opciones son interminables”, afirma.

Y es que, aunque llevaran varios años en el mercado, su éxito es mucho más reciente. En palabras del portavoz de Amantis: “Es ahora cuando estamos viendo cómo se incrementan sus ventas gracias a las redes sociales”.

Conociendo diferentes mercados, él mejor que nadie puede decirme si un best seller a nivel nacional puede triunfar en el mundo entero.

“Cada cultura es diferente y por lo tanto la gente que vive en ella también. Hay juguetes y tendencias que triunfan en todo el mundo, pero lo habitual es que cada país tenga sus preferencias. En oriente, por ejemplo, tienen una especial atracción por escoger juguetes que parezcan animalitos, eso en España, no es tan habitual”, dice Christian.

En este sentido, son los productos eróticos los que parecen destinados a acabar con la brecha orgásmica.

“Aunque los juguetes sexuales existan desde hace al menos 30.000, su desarrollo comenzó hace 100 años como tratamiento a la ‘histeria’. Hoy día seguimos viendo más juguetes para mujeres, aunque la tendencia es ir igualando el placer para ambos sexos. De hecho, la estimulación anal entre los hombres heterosexuales lleva años al alza, pero muy al alza”, afirma.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook).