El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Entradas etiquetadas como ‘homosexualidad’

El Orgullo Gay también es tu día aunque seas heterosexual

El Orgullo LGTB absorbe Madrid y a los madrileños con ella. Los gatos de aquí y los de adopción sabemos que, durante la semana que duran las fiestas, la circulación es imposible y las reservas, en muchos sitios, impensables.

GTRES

Hablando con un conocido mío de la celebración, me comentó que, como heterosexual, no sentía que fuera con él, que no lo iba a celebrar.

Entiendo que haya quienes no disfruten de ver las carrozas, asistir a fiestas multitudinarias o a los conciertos, es cuestión de gustos. Sin embargo creo que todos deberíamos sentirnos implicados en la celebración del Orgullo independientemente de nuestra sexualidad, pero especialmente si nuestra orientación es heterosexual.

Me explico, concienciar en la tolerancia y en la igualdad no es solo para aquellos que sienten que les falta. No es como si hubiera que sensibilizar sobre el tema a las personas que han sufrido discriminación o violencia, sino a todas las demás.

Que no hayamos tenido problemas ni impedimentos a la hora de disfrutar de nuestra sexualidad no nos exime de una lucha por el respeto y los derechos de las personas.

Nunca me he sentido juzgada ni preocupada por mi integridad física al querer a quien quisiera, siempre me he sentido libre de amar y sin miedo a que se me discriminara por ello, y al igual que yo vivo esa situación quiero que todo el mundo puedo vivirla también.

Porque al final el Orgullo no es quién gana la carrera de tacones o la fiesta con las drag queens más famosas, son actividades que reivindican que puedes ser quien quieras y amar a quien quieras en libertad y que vas a ser aceptado por ello.

El Orgullo gay es una protesta en forma de fiesta que, con una bandera multicolor, pretende cambiar esas mentes que se empeñan en pensar en blanco y negro.

Duquesa Doslabios.

“Nos gusta ver a una mujer disfrutar e imaginarnos que podríamos ser nosotras”

Desde un tiempo a esta parte he empezado a ver como algo absurdo las etiquetas de “heterosexual”, “homosexual”, “bisexual”

YOUTUBE: HYSTERICAL LITERATURE

Nos acostumbramos a categorizar las cosas para que la mente esté más cómoda: esto es hombre, esto es mujer, el bote de azúcar, el de sal, las pastillas para el lunes, martes, miércoles…

Sin embargo nuestro cuerpo y mente a veces no conocen esas distinciones. Tendemos a ver la sexualidad como un partido de tenis: si la pelota cae a un lado de la red, punto para tu género. Si cae en el opuesto, punto para el género contrario.

Pero, ¿y si en realidad la sexualidad no fuera un lado u otro? ¿Y si la sexualidad fuera la pelota de tenis, es decir, algo que por mucho que caiga más veces en un lado, puede caer en el otro?

En mi experiencia personal, la cama es la cama y los límites de la piel cuando pasa a esta se vuelven difusos, como si realmente no existiera quién la ocupara, sino el placer que nos provoca el contacto.

A veces, de hecho, no hace falta ni que se dé. Un estudio realizado por una página de películas eróticas reveló que la categoría de vídeos preferida por el 80% de las mujeres que visitan el portal era la de sexo lésbico, algo que sexólogas afirman que sucede porque las mujeres empatizamos al ver a otra mujer excitada.

“Nos gusta ver a una mujer disfrutar e imaginarnos que podríamos ser nosotras, ya que hay una mayor carga erótica“, afirma María Hernando, sexóloga de Platanomelón.com.

Ya sea por empatía o porque socialmente está más aceptado en una sociedad machista que dos mujeres puedan sentirse atraídas, la excitación mental y la excitación física no siempre van por el mismo camino.

A fin de cuentas, la pelota no deja de ser pelota independientemente del lado de la red en el que caiga. El tenis, y la sexualidad, siguen siendo solo un juego.

Duquesa Doslabios.

Los impagables tweets del Madrid World Pride

Querid@s,

Con el lema Por los derechos LGTBI en todo el mundo, la ciudad de Madrid puso el grito en el cielo en contra de la homofobia. El Orgullo ha sido todo un éxito con una asistencia a la manifestación del Orgullo 2017 que ha superado el millón de personas. En el multicolor desfile han participado 52 carrozas y los políticos se han dejado de tonterías y han bailado una conga al ritmo de la canción A quién le importa de Alaska. Si os lo habéis perdido, haced lo propio.

Ayer durante la clausura de la manifestación, A la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, le caía la baba de orgullo porque la ciudad de Madrid ha conseguido exhibirse en el  “más alegre, más ordenada y más limpia que nunca”. Si es que los españoles cuando nos ponemos nos ponemos. Pruebo de ellos son las redes sociales que estas jornadas de protesta, jolgorio y celebración han brillado por el inteligente, mordaz y audaz ingenio de los internautas. He aquí mi particular selección de algunos de los impagables tweets que nos ha dejado .

Empezando por esta del letrero luminoso de Schweppes sobre el atardecer madrileño.


\

Y mi preferido. Tomad nota, os lo ruego.

La semana del Orgullo ha llegado a su fin y Madrid se despide de la World Pride, ceder el testigo de la próxima edición a la emblemática ciudad de Nueva York.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

La homosexualidad no es una enfermedad

Querid@s,

Lo que faltaba. Al parecer existe una mujer que se considera la salvadora de aquellos a los que no les atrae ni aman (sentimentalmente hablando) a personas del sexo contrario. Gracias a una anónima lectora ya sé de quien se trata. Gracias querida.

Les hablo de Elena Lorenzo Rego, la “coach profesional y terapeuta especializada en orientación sexual dirigida a personas con Atracción al Mismo Sexo (AMS) y a sus familiares”. Así es como ella misma se define en su web. Y Lo sé, puedes dejar atrás la homosexualidad son las palabras que la Sra. Lorenzo escoge para presentar su díscolo sitio. La cosa no termina aquí, le siguen frasecitas que lanza como tablas de salvación del tipo:

Déjame ayudarte a encontrar tu identidad. Hay una terapia que te ayuda a cambiar. Tú decides. Si quieres, puedes dar el paso.

A mí todo este rollo macabeo me suena a panfleto sectario, reclamos publicitarios de come cocos enajenados, cuya lectura me está produciendo una terrible urticaria. Les ruego que sigan recorriendo su web y juzguen ustedes mismos si es o no homófoba, además de pretenciosa. La web y su autora. Ella, que dice saberlo, dice también tener el remedio contra la homosexualidad, algo que está bien para los hijos de los demás, pero no para los propios, pues para esto NADIE está preparado. Sus servicios incluyen hasta grupos de apoyo para adultos, padres, jóvenes & adolescentes. Por ende, esta señora considera a estas alturas del cuento que la homosexualidad es una enfermedad.

lorenzo-rego-homofobia-kdtD--620x349@abcSeñora, la enferma es usted.

Como reclamo para su terapia lanza una pregunta retórica. ¿Eres gay o lesbiana y eso te hace infeliz?

Señora, la infeliz es usted.

Creo que es hora de dejar de intentar solucionarle la vida a los demás y atreverse a mirarse por dentro. Seguro que esta mujer homófoba e irrespetuosa con los gays y las lesbianas encuentra muchos problemas, desde luego no los propios, que solucionar. Que manía tienen ciertas personas en dedicarse a hurgar en las yagas ajenas y convertirse en su tabla de salvación, cuando no tienen la valentía de mirarse al espejo cada mañana y devolverse la mirada.

¡Será atrevida! Primero por meterse donde no le llaman. No creo que haya recurrido a esta terapeuta de dudosa reputación ninguna persona homosexual pidiéndole ayuda. Esta retrógrada mujer, indocumentada donde las haya, ofrece una terapia de crecimiento personal para dejar atrás la homosexualidad, como si fuera un mal recuerdo o un comportamiento que debería eliminarse. Afirma incluso que la homosexualidad es el resultado de algún trastorno.

Señora, la trastornada es usted.

Esta coach, terapeuta o vaya usted a saber qué es, que en nombre de la ciencia se auto proclama salvadora redentora de “las almas infelices y trastornados” de aquellos que aman o eligen amar a alguien de su propio sexo ha sido denunciada por la asociación Arcópoli para la defensa de los derechos y libertades LGTB. La asociación denunció su web ante la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid.

En su web, la terapeuta acaba de publicar la entrevista que según ella misma declara ha querido “conceder una entrevista a Religión en Libertad (confío plenamente en su ética profesional y publicarán con veracidad mis palabras). Quiero confiar en que TODOS los medios de comunicación harán lo mismo. De nuevo, juzguen ustedes mismos.

Por su parte, la Comunidad de Madrid investiga a esta curandera de dudosa credibilidad, cuya reputación para mí ya es insalvable. Cristina Cifuentes ha hecho declaraciones e investiga si pueden imponerse sanciones a la intrépida coach por violar la ley, ya que esta «permite ir en contra de situaciones que supongan una discriminación y un ataque a la libertad de las personas, actitudes que van en contra de lo que queremos implantar: que es la tolerancia, admitir la diferencia y no considerar, ni mucho menos, que la homosexualidad es una enfermedad. A mí eso me parece un disparate, evidentemente».

La homosexualidad no es ninguna enfermedad, querida terapeuta. De toda la vida de Dios. Los enfermos, entre otros, son aquellos que la prohíben, la vetan y la menosprecian. Miserables a quien no merece la pena devolver la mirada en el espejo.

P.D. Que Dios la perdona algún día por lo que hace.

Que follen mucho y mejor.