BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Entradas etiquetadas como ‘gay’

El Orgullo Gay también es tu día aunque seas heterosexual

El Orgullo LGTB absorbe Madrid y a los madrileños con ella. Los gatos de aquí y los de adopción sabemos que, durante la semana que duran las fiestas, la circulación es imposible y las reservas, en muchos sitios, impensables.

GTRES

Hablando con un conocido mío de la celebración, me comentó que, como heterosexual, no sentía que fuera con él, que no lo iba a celebrar.

Entiendo que haya quienes no disfruten de ver las carrozas, asistir a fiestas multitudinarias o a los conciertos, es cuestión de gustos. Sin embargo creo que todos deberíamos sentirnos implicados en la celebración del Orgullo independientemente de nuestra sexualidad, pero especialmente si nuestra orientación es heterosexual.

Me explico, concienciar en la tolerancia y en la igualdad no es solo para aquellos que sienten que les falta. No es como si hubiera que sensibilizar sobre el tema a las personas que han sufrido discriminación o violencia, sino a todas las demás.

Que no hayamos tenido problemas ni impedimentos a la hora de disfrutar de nuestra sexualidad no nos exime de una lucha por el respeto y los derechos de las personas.

Nunca me he sentido juzgada ni preocupada por mi integridad física al querer a quien quisiera, siempre me he sentido libre de amar y sin miedo a que se me discriminara por ello, y al igual que yo vivo esa situación quiero que todo el mundo puedo vivirla también.

Porque al final el Orgullo no es quién gana la carrera de tacones o la fiesta con las drag queens más famosas, son actividades que reivindican que puedes ser quien quieras y amar a quien quieras en libertad y que vas a ser aceptado por ello.

El Orgullo gay es una protesta en forma de fiesta que, con una bandera multicolor, pretende cambiar esas mentes que se empeñan en pensar en blanco y negro.

Duquesa Doslabios.

Ha llegado la aplicación para los swingers. Y no tiene nada que ver con Grinder

Querid@s,

¿Han practicado alguna vez intercambio de parejas? Si se siente fatigado de practicar sexo en su casa, con su pareja, una y otra vez, si estas experiencias grupales le apetecen, que sepa usted que existen. Orgías de 4 hasta 19 personas, todos con todos, en grupo…. Aunque las orgías siguen estando a la cabeza de las fantasías más ansiadas, muy pocos se atreven a dar el paso definitivo. Eso sí, nadie puede esgrimir como excusa la dificultad de este tipo de encuentros. Las convocatorias de sexo público son frecuentes en la red y si usted prefiere algo más convencional y relativamente normalito, existen numerosos locales de tipo liberal denominados club swinger, cuya especialidad es facilitar experiencias de sexo colectivo y realizar sus fantasías mas ocultas. Tomar una copa, participar o no, mirar, ser mirado, hacer un trio, coincidir con alguien inquietante en una orgía o en un intercambio de parejas… Una absoluta delicia.

El Jardín de las Delicias, El Bosco

El Jardín de las Delicias, El Bosco

Ya platicaremos de este asunto otro en otro momento. ¿Qué les parece que ahora existe una aplicación, que está a punto de caramelo, que puede servirle todas estas suculentas experiencias en bandeja de plata? Y sin que se entere casi nadie, por si le importa el que dirán.

Este mes de mayo, la virgen start-up barcelonesa y moderna, La Vida de Otro Color, tiene previsto el lanzamiento al mercado de dos aplicaciones móviles que aspiran a dominar el sector de las apps de contactos entre adultos en España. SwingerApp y ChillApp -así se llaman estas plataformas- son el fruto del proyecto empresarial en común entre Sergi Poch, que proviene del Derecho y Fran Duarte, con experiencia en marketing para grandes multinacionales.

Cada una de estas aplicaciones ofrece posibilidades que ninguna otra plataforma prevé, son únicas en su especie. Al menos, eso dicen

¿Qué es SwingerApp?

SwingerApp está ideado para parejas liberales (los llamados swingers), una comunidad creciente que muchos no entienden. “Actualmente, -comentan sus desarrolladores- existen webs de contactos para swingers pero esta es la única aplicación del mercado que ha sido desarrollada íntegramente en España”.

¿Cómo funciona SwingerApp?

Las parejas liberales pueden abrir su perfil fácilmente: solo han de cumplimentar un breve formulario con asuntos básicos como la edad, complexión o preferencias sexuales, y subir algunas fotos, mejor si son interesantes. A partir de ese momento, la aplicación geo localiza a la pareja e indica qué otros libertinos se encuentran en la vecindad. Una de las peculiaridades de SwingerApp es que a ambos miembros se les permite gestionar su perfil compartido desde sus respectivos smartphones y comprobar qué otros usuarios les resulta interesantes. ¿Para contactar con el que le gusta? Basta un mensaje a través de un chat privado.

¿Cuánto cuesta?

Por ser ustedes, nada. La descarga de la app es gratuita, pero SwingerApp contempla diferentes modalidades de suscripción (mensual, semestral o anual), que garantizan la confidencialidad y exclusividad inherentes al estilo de vida swinger.

¿Qué es ChillApp?

Pensada para el público más gay, ChillApp es una aplicación que permite a sus usuarios organizar fiestas en su casa o sumarse a la más cercana para ampliar su círculo de amistades. La perfecta solución para tener un montón de amigos, como cantaba al viento Roberto Carlos.

A cualquier hora del día, en cualquier punto de la ciudad, el usuario puede realizar su propia convocatoria o solicitar acudir a una. ChillApp es la herramienta más específica de su categoría y la única que permite organizar quedadas de tres o más chicos a la vez. Además, se pueden establecer filtros en función de los intereses de cada individuo para conectar con otros que busquen exactamente lo mismo, algo difícil de averiguar en estos tiempos que corren.

¿Qué diferencia a ChillApp de Grinder?

“Con el resto de apps o de redes sociales -explican Poch y Duarte- puedes tener citas y conocer chicos pero de uno en uno. ChillApp es la única herramienta que te permite directamente convocar a un grupo de chicos para entablar amistad con ellos y ampliar tu círculo o que posibilita que te sumes directamente a una fiesta: así es sencillo conectar con chicos que comparten tus intereses y tener una red de contactos mucho más extensa para quedar, salir, divertirse, etc”. “No es una red social más –añaden- es la herramienta definitiva para una nueva forma de relacionarse, haya o no haya sexo de por medio”.

Corra, no hay tiempo que perder. Apúntese y ya me contará.

Que follen mucho y mejor,

Una píldora antes y después del sexo reduce la infección por VIH

El preservativo. Ese es a día de hoy el gran y más eficaz aliado a la hora de prevenir la infección por VIH. Conviene no olvidarlo, entre otras cosas porque además de ayudar a combatir el sida, hace lo propio con el resto de enfermedades de transmisión sexual, que aunque todos crean que es cosa de otros, se dan “hasta en las mejores familias”, como dice mi madre.

GTRES

GTRES

Dicho esto, un estudio realizado por la Agencia Nacional Francesa especializada en el sida (ANRS) acaba de ser presentado en Estados Unidos y ofrece resultados muy alentadores en cuanto a prevención. El ensayo clínico, realizado entre 400 hombres homosexuales, reveló que un fármaco utilizado para combatir el VIH, una píldora llamada Truvada, también puede servir para prevenirlo cuando se consume antes y después de tener relaciones sexuales de alto riesgo entre varones gays. En concreto, el riesgo de transmisión del virus entre ellos se redujo un 86%.

La Truvada es una pastilla que combina dos medicamentos, los retrovirales tenofovir y emtricitabine, y se usa actualmente de forma preventiva contra la infección por VIH en personas de alto riesgo a través de su ingesta diaria. Sin embargo, este estudio ha demostrado que el fármaco es más efectivo cuando se saltan algunas dosis. A los 400 sujetos participantes en el ensayo se les dieron placebos o Truvada y se les pidió tomar dos pastillas entre dos y 24 horas antes de tener relaciones sexuales, y una tercera píldora 24 horas después, así como una cuarta pastilla 48 horas después de la primera dosis. El resultado fue dos nuevas infecciones entre los que tomaban Truvada y 14 entre los que estaban con el placebo. Es decir, los que tomaron Truvada fueron un 86% menos propensos a contraer el virus.

De momento, tanto investigadores como médicos han sido muy cautelosos a la hora de presentar el medicamento por miedo a que la gente lo interprete como un “preservativo químico” y deje de utilizar los mejores y más efectivos métodos de prevención, que son, como hemos dicho, los condones de toda la vida.

Enamorarse del examante de tu jefe

Las vueltas que da la vida. Ella siempre fue la tía moderna, la que me sacaba de marcha a sitios donde mi madre nunca me hubiera dejado y me contaba historias que me sacaban los colores. En realidad no era mi tía, sino la mujer de mi tío, y a mí me encantaba. Su ropa, su pelo, su música… todo en ella era distinto, como con un toque extra de color que destacaba de forma especial en aquel barrio de gente corriente y pelín aburrido. Porque, por suerte para mí, vivíamos muy cerca.

Fue ella quien me consiguió mi primer trabajo, una especie de prácticas remuneradas que duraron solo unos meses. Allí conocí a su jefe, del que mi tía era muy amiga. Resulta que el hombre, gay hasta la médula, estaba enamoradísimo de su novio, pero vivía en un sinvivir porque estaba casado y no se atrevía a salir del armario. Aquello no era Madrid y eran otros años… Y si en la actualidad la orientación sexual aún constituye la principal motivación para los delitos de odio registrados en España, imaginaos entonces. Mi tía era el hombro en el que lloraba y su confesora, hasta el punto de que muchos creían que estaban liados, lo cual a él le venía de perlas. Estaba tan atormentado por su condición que prefería que la gente lo tomase por un adúltero antes que por homosexual. A ella se la sudaba, la verdad; nunca le importó lo que pensaran de ella.

GTRES

GTRES

Luego acabaron las prácticas, yo me mudé a Madrid y, varios años después, mis tíos se separaron. Nada fuera de lo común, un divorcio más como tantos otros, sin mucho ruido, salvo el de los escombros al caer cuando el edificio se desmorona. Más polvo que otra cosa. La separación me dio muchísima pena, eran una gran pareja, y aunque al principio mantuve el contacto, la distancia hace muy bien su trabajo. Las llamadas telefónicas se espaciaron, las visitas aún más y hoy solo la veo una vez cada uno o dos años, cuando su hijo, mi primo, viene de Estados Unidos por Navidad.

Hace unos días, hablando con mi primo por Facebook de cara el próximo encuentro navideño, le pregunté por ella. Me dijo que, por primera vez desde la separación, la veía feliz y tranquila, sosegada. Sigue en el mismo trabajo, con el mismo jefe (del que sigue siendo amiga) y vive en el mismo sitio corriente y aburrido de siempre. La novedad es que ahora sale con el que en tiempos de mis primeras prácticas era el amante de su jefe (¿¿¿¡¡¡!!!???). “Pero, ¿por salir quieres decir que salen por ahí de marcha, que son amigos?”, pregunté ingenuamente a mi primo. “¿Tú eres tonta o qué? Que salen, que follan, que duermen juntos… vamos que son pareja”, me contestó él, descojonándose.

Y desde entonces no paro de pensar en ello. Porque, hasta donde yo sabía, él era gay, no bisexual. ¿Habrá cambiado de tercio o es simplemente un experimento? ¿De verdad la desea? ¿Estará ella enamorada? Y dándole vueltas al asunto volví a ver Sobreviviré, con Emma Suárez y Juan Diego Botto, y pensé que perdemos una gran cantidad de tiempo y energía en etiquetar absolutamente todo. Tarea tan ardua como absurda, porque, en este caso como en tantos otros, no hay nada menos catalogable que las personas y los sentimientos. Vive y deja vivir.