¿Por qué nos enamoramos de los maltratadores?

En mi vida seriéfila, las últimas ficciones a las que me he enganchado han sido You y Dirty John. Dos series muy diferentes entre sí, pero con un denominador común: relaciones tóxicas que terminan con la vida de la protagonista femenina en juego en manos de su agresor.

FACEBOOK DIRTY JOHN

No solo llegan en el momento justo, estamos más sensibilizados con este asunto como nunca anteriormente, sino que su éxito también se puede achacar a que sacan a la luz los entresijos de este tipo de relaciones.

Para todas las personas que no han tenido una pareja del estilo (ojalá seáis todas), son varias las preguntas que surgen cuando ves tramas al respecto. Las dos principales: “¿cómo ha podido pasar?” o “¿por qué no se dio cuenta antes?”.

Puede parecer difícil de entender cuando, en la serie, ves claramente que esa persona no es trigo limpio, pero en la vida real, y como les sucede a las protagonistas, esa información está escondida. Y esa es la clave de su engaño, que no les conoces así.

(Nadie se enamora de un hombre que en la primera cita te coge el móvil para consultar tus movimientos bancarios, te suelta un “puta”, te dice que tus amigos son unos cabrones o te sigue por la calle porque no se fía de que le hayas dado la dirección correcta de tu casa.)

Los abusos, las manipulaciones o las mentiras son cosas que no vienen en el momento en el que os estáis conociendo. Es más, cuando un Joe o un John como los de la serie, llegan a tu vida son personas carismáticas, amables, cercanas, divertidas hasta la irreverencia, detallistas, muy románticas y con una química digna de encender una ciudad.

Con esa carta de presentación camuflan el resto de cosas. ¿Os suena la frase “El amor es ciego“? Así funciona en estos casos.

Obviamente no lo ves, al igual que no sabrías decir si un huevo está caducado sin abrirlo, si por fuera parece en perfecto estado. Lo siguiente de lo que te das cuenta es de que la relación avanza a un ritmo acelerado, como ninguna de las que has tenido anteriormente.

Aunque, ¿cómo no iba a hacerlo? Como te repite por activa y por pasiva, nunca ha sentido por nadie lo que siente por ti. A las pocas citas dice que te quiere, sugiere dar más pasos y llega incluso a declararse. Cuando por fin muestran su cara, estás dentro y enredada.

En ese momento el principal problema suele ser que estás tan cegada que te niegas a creerlo o que socialmente, se han normalizado tanto ciertos comportamientos, que le buscas explicaciones lógicas (quiere saber dónde estoy porque se preocupa de que esté a salvo, etc). No ves que sea poco saludable ni que tu libertad esté empezando a disminuir.

Pero la señal de alarma es inequívoca, como rehabilitada de una relación tóxica te aseguro que, en el momento que justificas los hechos, estás totalmente manipulada.

Además del engaño que hábilmente se ha orquestado sobre ti, entran en juego el resto de cosas que has ido absorbiendo a lo largo de tu vida: los mitos románticos de que tienes que luchar por amor, esa dichosa presión social de estar en una relación perfecta…

Una serie de cosas que lo único que logran es que te sientas culpable de que todo no sea tan maravilloso como Disney te había prometido estos años.

Esos son los motivos por los que caemos, las razones que explotan para crear la trampa, para engañar, para tener una nueva presa. E independientemente de la posición que ocupemos, si estamos dentro, si vemos que lo está padeciendo una amiga, una hija o una hermana, recordar que la única culpa de una relación de este tipo, en la que hay manipulaciones, la tiene la persona que engaña, que miente, que enturbia y que daña, no quien se ha visto envuelta en ella.

Duquesa Doslabios.

(Y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook).

12 comentarios

  1. Dice ser Antonio

    Como bien dices, caeis debido a que son carismaticos, el macho alfa, o lo que los tontitos dicen(los que son buena gente pero descartados en su juventud) los malotes.

    De todas maneras al final se mezcla con…..¿La gente puede cambiar?

    Si decimos que si puede cambiar y decir agua pasada no mueve molino….¿Habria que ver solo el presente no y su evolucion a mejor o peor en el futuro?

    Y si decimos que la gente no cambia, y que la cabra tira al monte, se puede aplicar a los celos, la baja autoestima, los cuernos, la variedad de parejas sexuales, el control, y al final no se podria decir la tipica frase de cariño…el pasado no importa….

    Si conociesemos el pasado de las posibles parejas, la mayoria al final, acabaria solter@, pero precisamente esas cosas que sabemos que nos harian no elegibles lo enmascaramos bajo un, es privado, eso no te incumbe, era antes de conocerte, ya no soy asi, o mentimos u ocultamos a sabiendas que si la otra persona lo descubriese no nos elegiria a nosotros

    Un saludo.

    05 abril 2019 | 12:45

  2. Dice ser falabarato

    Hasta dónde yo se, sigue funcionando como el reino animal. El más llamativo, chulo, prepotente y arrogante, nunca está solo. Y claro, mucho de esos al final acaban siendo unos cabronazos de cuidado.

    Y el caso es que ni siquiera tiene por qué ser guapo.

    05 abril 2019 | 13:43

  3. Dice ser PRISIS PILITICS

    Porque no falta un hervor

    05 abril 2019 | 16:27

  4. Dice ser Para falabarato

    La verdad es que no sé de donde ha salido el mantra de “es que siempre os gustan los malotes” (como el de “siempre se paga, aunque no te vayas de p…” y otros muchos) pero nos hace un flaco favor a las mujeres. Yo lo discutía con un compañero el otro día, junto a una amiga que me apoyaba, ya que a mi me gustan los tíos tranquilos, de buen humor, buena gente y que me dejen mi libertad, y yo la suya. Y claro, él no nos creía, porque está metido hasta el tuétano en la mente de los hombres..no se porqué…señores, a mi -y a muuuchas otras- nos gustan los “buenos” (y no me refiero a que lo estén, sino a que lo sean)

    05 abril 2019 | 16:46

  5. Dice ser JasonX

    Porque sois masoquistas. Fin de la historia.

    05 abril 2019 | 18:11

  6. Dice ser hey!!

    #4 Decirte que yo era un cabron de cuidado, he vendido cosas que no deberia vender, he robado, he pegado, me he metido en todas las peleas que he podido, me he puesto ciego en las discotecas y no miraba por nadie ni por nada.

    A partir de unos echos empece a cambiar, me busque trabajo y a tratar a la gente como se merece.

    Antes a las mujeres las tenia que apartar con ambos brazos, pero que no me tenia ni que acercar a ellas, venian ellas solas. Ahora solo te dire que llevo mas de 2 años sin echar un polvo y como mucho uja mujer me dice hola.

    05 abril 2019 | 20:40

  7. Dice ser Juas

    Hey, no vayas presumiendo por ahi….

    06 abril 2019 | 07:11

  8. Dice ser Para Hey

    Si yo no digo que no nos gusten los hombres con carácter (los calzonazos no, gracias) sino que no nos gustan los que nos tratan mal, y no hace falta que peguen, sólo que no nos llamen cuando dicen eso de “te llamaré” y te dejen esperando -mira que me jode eso- o que te digan “te quiero” cuando quieren decir “te quiero echar un polvo”…ese tipo de cosas, no de mala gente, sólo de cabroncetes. Lo siento, pero no son mi tipo, ni el de muchas mujeres. Yo sigo con la idea de encontrar un tipo caballeroso y de buen corazón, inteligente y con carácter.
    Por otro lado, si dices que estás buscando echar un polvo, a lo mejor es que no quieres nada serio, y eso las mujeres se lo huelen. Me hace gracia, muchas veces los hombres buscan una mujer “seria”, para madre de sus hijos, ya me entendéis, pero luego la encuentran y la ven demasiado seria, y no la quieren. Y luego a la del polvo de una noche, si te he visto no me acuerdo. O si la tía seria también quiere un polvo de una noche, no se piensa en ella para nada más,por muy inteligente y maravillosa que sea. Vamos, que las mujeres no somos las únicas que somos un poco raras, eh?

    06 abril 2019 | 07:53

  9. Dice ser Radagast

    Totalmente de acuerdo. Y obviamente, posible por ambas partes, cuando la manipuladora, la tóxica y la maltratadora es ella.

    06 abril 2019 | 09:34

  10. Dice ser hey!!

    #8 No se donde has visto tu que digo que busco echar un polvo, cuando pases un tiempo sin tener sexo, veras que no piensas en el, trato a las mujeres como a cualquier otro ser humano, y te puedo asegurar que no me quiero follar a ningun hombre o transexual, asi que no creo que se me note nada.

    Las mujeres por lo general buscáis a un tío que destaque o que tenga algo diferente (ya que los hombres estamos cortados por el mismo patrón), el corte de pelo, la forma de vestir, el coche, el tamaño de la cartera… o algun atributo, el color de los ojos, la labia, por ejemplo, poruqe las mujeres querais o no sois igual de sencillas, luego despues de eso ya os haceis vuestra propia pelicula de como quereis que sea.

    Pero que pasa con esos hombres, lo mismo que con las mujeres que pueden eleguir, que terminan jugando con ellas/os, porque? porque pueden eleguir.

    El hombre random, ese con corte de pelo corto, con vestimenta normal, que va de casa al trabajo y del trabajo a casa, en ese hombre sea guapo o feo, no se fija nadie.

    06 abril 2019 | 17:05

  11. Dice ser fer

    no hay educación emocional.

    hay modelos de: resiste, aguanta. mejorará.

    mira la basura que se muestra a las niñas y niños en la tele.

    si una persona (hombre o mujer) muestra celos enfermizos, trata de anularte o similar, hay que huir. punto.

    y eso se sabe EDUCANDO.

    11 abril 2019 | 11:23

  12. Dice ser angel

    Casi lo podría incluir en la “Hibristofilia”.

    11 abril 2019 | 16:53

Los comentarios están cerrados.