‘Cualquier juguete sexual se puede usar entre dos’

Si en pareja nos gusta compartir un buen desayuno, una escapada el fin de semana o esa cita en el cine para ver la película que teníamos tantas ganas de si estreno, ¿por qué no compartir un juguete sexual?

Eso es lo que defiende Sara Martínez, experta en comunicación en EroticFeel, cuando se trata de usar los juguetes en pareja.

LELO

Y es que como ella afirma, es algo que mejora la relación por varias razones.

“Hay tantos mitos alrededor del sexo que es difícil desmontarlos todos de un plumazo, pero podríamos empezar por desterrar dos ideas, la primera es que hay prácticas para realizar a solas y otras para hacer en pareja, la segunda es que los juguetes sexuales son para masturbarse en solitario. Parece que a falta de un coito bien está un vibrador y no es así”, declara la experta.

En sus propias palabras: “Los juguetes eróticos no son un sustituto de nada, son una herramienta para darnos placer, pero también para conocer nuestro cuerpo, qué nos gusta y cómo nos gusta, ¿por qué no querrías compartir eso con tu pareja? Igual que compartes un plato delicioso, una botella de vino o un viaje. Los juguetes incrementan la complicidad en la pareja, la comunicación, la diversión, y son una manera fantástica de salir de la rutina y probar cosas nuevas”.

No podemos obviar la importancia que tienen a la hora de ponerle fin a la brecha orgásmica, consiguiendo que esa distancia en el dormitorio se acorte.

Nadie es responsable del placer de otro, hay que empezar por conocer nuestro cuerpo, qué tenemos y dónde está todo (puede sonar a bromar pero de verdad que demasiada gente no lo tiene claro). Cada mujer (y cada hombre) tiene que descubrir qué le gusta y cómo le gusta y para eso los juguetes sexuales son fantásticos”, afirma Sara Martínez.

“Si con un succionador de clítoris llegas al orgasmo en minutos y durante el coito no sueles conseguirlo, ¿por qué deberías seguir como hasta ahora y reservar tus orgasmos para tus ratos a solas? ¿Por qué no combinar distintas estimulaciones, utilizar los juguetes en pareja y daros placer mutuamente?”, opina la experta.

A la hora de escoger el más apropiado, las posibilidades son casi infinitas. Y es que, como ella misma afirma, “cualquier juguete sexual se puede usar entre dos. Es cierto que hay algunos modelos específicamente diseñados para utilizar durante el coito, pero no hay por qué limitarse solo a esos”.

Una bala vibradora, por ejemplo, es perfecta para los preliminares, para excitar los puntos erógenos femeninos y masculinos en cualquier tipo de relación. Pero también son fantásticos los vibradores de varita, los anillos vibradores o los huevos masturbadores, se trata de probar, de convertir el encuentro en un juego que no tenga siempre las mismas reglas”, declara.

Aunque si tenemos que quedarnos con un tipo de juguete como unisex, ese sería sin duda cualquiera dedicado al sexo anal.

“Lo mejor del ano es que no tiene género, todos tenemos uno y, además, repleto de terminaciones nerviosas que provocan un inmenso placer cuando se estimulan correctamente. Los juguetes anales son una de las mejores opciones para jugar en pareja, solo hay que elegir el que más se adapte a lo que buscáis y a vuestro nivel de experiencia”, secunda la experta.

Bolas tailandesas, un plug anal de silicona… “Combinar la estimulación anal con la genital y extraer las bolas tailandesas del ano justo antes de alcanzar el clímax intensifica muchísimo el orgasmo”, afirma Sara Martínez.

Eso sí, la higiene -siempre fundamental- es imprescindible si compartimos lo que hay en el cajón junto a la cama.

“Mantener los juguetes correctamente higienizados es clave para evitar infecciones y alargar su vida útil, si los vamos a compartir hay que extremar la limpieza. Lavarlos siempre con agua tibia y jabón neutro o con un desinfectante específico para juguetes sexuales antes y después de cada uso y guardarlos en una bolsita o neceser por separado, es decir, no guardes diferentes juguetes en la misma bolsa”, explica la experta.

“Además, jamás debemos utilizar el mismo juguete en la zona anal y en la genital sin lavarlo antes adecuadamente porque las bacterias podrían pasar fácilmente de un sitio a otro. Por último, hay que tener en cuenta que los juguetes compartidos también pueden ser foco de contagio de enfermedades de transmisión sexual“.

Para quienes estén buscando ideas de qué nuevo elemento incorporar a la cama, la experta también deja una lista de sugerencias.

“Nuestros juguetes para parejas más vendidos son el Satisfyer Double Joy, un diseño con forma de U que estimula al mismo tiempo el clítoris, el punto G y el pene, los tres modelos de Satisfyer Endless, y el LELO Tiani 3 (más sofisticado y con control remoto)”, dice Sara Martínez.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Twitter y Facebook).

9 comentarios

  1. Dice ser manué

    ¿el sarisfyer lo comparto, ok, y donde lo uso, en las hemorroides?

    18 octubre 2021 | 13:22

  2. Dice ser mens sana in corpore...? mente y cuepro deben ser lo mismo

    La ciencia y la tecnología mejora la vida y hace avanzar al ser humano sacándolo de sus cavernas.
    Pero si bien la tecnología y la ciencia aplicada a la anatomía humana sexual puede generar mayores y mejores conexiones neuronales generadoras de placer, la parte psicológica-tradicionalista es un muro que puede evitar el alcanzar ese disfrute. La educación abolicionista del sexo, castradora de sensibilidad erógena, es igual que la censura; nacen del mismo origen: la vergüenza impuesta en la mente a base de miedo y castigo desde pequeños. Esa zona de cerebro es difícil de superar, aún cuando tengan en frente la realidad de unos hechos que chocan con esa mentalidad insamamente adquirida por culpa de una cultura y educación nefasta en cuanto al acercamiento natural a la realidad corporal humana. La negación de la dignidad del cuerpo, la censura, no ayudan a mejorar el sistema emotivo-erógeno- afectivo para con la pareja y para consigo mismo de la gente porque siempre tiene esa traba oculta subyaciendo.

    18 octubre 2021 | 13:49

  3. Dice ser el pudor, la vergüenza, el miedo...

    Una mujer habla de la normalidad del cuerpo. Luego va a instagram y se hace un selfie tapándose los senos porque, claro, lo exige el guión. Moderna, empoderadora, natural, pero sin acabar de serlo, alimentando a la censura que tanto aborrecer.
    Un hombre que habla de ser feminista pero rechaza la imagen de una mujer al natural porque sus principios puros le dictan verlo de esa manera, y es la mejor manera, dignificante para la mujer y tal.
    Otra mujer va a la playa, feminista, empoderada, ferviente admiradora de los derechos de la mujer (la que acaba una carera universitaria, porque lo demás es indignificante…) y ve a otra en topless y sus interiores se debaten entre la luna, el sol y las galaxias.
    Otra mujer va a la playa, queda en topless y piensa en las tontas del sostén que continúan con esa prenda que reprime e indignifica a la verdad natural de la mujer y no deja de condenarla y hacerla culpable de los males de la sociedad si no va con las tetas tapadas.
    Un hombre que va a la playa y piensa al ver a la mujer en topless que lo hace para calentar y dar rienda suelta a las mentes calenturientas (de hombres siempre, como sino hubiera mujeres a las que le gustan las mujeres) y sufre un debate mental interno entre la cueva de Altamira y ruinas de Atapuerca. Luego se le recalienta el cerebro y piensa toda la noche en las tetas que vio brincar felices en la playa.
    Otra mujer y otro hombre practican naturismo en una playa delante de otros hombres y mujeres y piensan en la manada de gilipollas que usan tela dentro del culo y en las tetas para bañarse en el agua. Del mismo modo que se ríen de lo ridículo que se ve a las mujeres que posan en instagram diciendo que se empoderan posando tapándose los senos como si fueran portadoras de una gravísima enfermedad que destruya las neuronas de los otros seres humanos (hombres y tambén mujeres, aunque las mujeres las tengan de nacimiento).
    Otro hombre y otra mujer disfrutan tocándose y soñando en cuerpos vestidos y desnudos de otros seres humanos y otra mujer y otro hombre piensan que hacerlo es depravación y fornicación y elevación de la glándula termonuclear al cubo, peor que cualquier bomba lanzada por los más rectos, sanos y dignos especímenes de su especie intachable.
    Se podría seguir así incluyendo más visiones y actitudes frente al cuerpo y el sexo, e incluso añadiendo las otras variantes naturales sexuales reales en el universo humano.

    Sexo, placer, depravación, visceralismo en el pensamiento, hecho natural, admirable, merecedor de censura, fuerza natural, ente demoníaco, generador de placer, generador de plagas y castigos, saleroso, pervertido, sublime, vulgar…

    Y dicen que hay educación sexual… Con la de cosas que se podrían mejorar.

    18 octubre 2021 | 14:07

  4. Dice ser Somos fruto de la Natura

    Si a una mujer le gusta el sexo anal está en todo su derecho legítimo y natural de disfrutarlo.
    Y quien valore negativamente el placer que otorga la Madre naturaleza a la mente a base de las terminaciones nerviosas maravilla que ha diseñado en el cuerpo, pues muy amante de la Naturaleza que lo hizo y de sí mismo no es.
    Si no le gusta, pues también está bien. No todos los gustos son iguales pero deberían ser todos incensurables. Y quien odie el placer para sí mismo o lo deteste en el ser ajeno…

    18 octubre 2021 | 15:42

  5. Dice ser hentai

    Los juguetes sexuales hacen que las experiencias con tu parfeja sean mucho mejores.

    19 octubre 2021 | 02:06

  6. Dice ser hentai stream

    Es verdad, Los juegues en pareja aumentan la pasion y el placer

    21 octubre 2021 | 19:11

  7. Dice ser Hentai

    Mi pareja no quiere que usemos juguetes. que aburrido

    25 octubre 2021 | 03:28

  8. Dice ser Hentai

    Desde que empezamos a usar juguetes sexuales con mi pareja, rompimos con la rutina de lo tradicional. Nos ha unido mas sexualemnte
    gracias

    09 noviembre 2021 | 19:51

  9. Dice ser Watch Hentai

    En mi experiencia , los juguetes eróticos nos han aportado mucha diversión y niveles de placer que son muy divertidos, solo hay que examinar y elegir junto a tu pareja el juguete idóneo.

    15 noviembre 2021 | 19:04

Los comentarios están cerrados.