¿No le van los juguetes sexuales? Esta es la razón por la que deberías huir

Cuando aquella vez saqué del cajón un pequeño vibrador con forma de bala, recuerdo que él se me quedó mirando totalmente descompuesto.

“Pero, ¿de verdad necesitas eso?”, me preguntó entre asustado y un poco enfadado. Y si bien necesitar no era el verbo, sí, aquel juguete iba a ser la diferencia entre no alcanzar el orgasmo nunca o conseguir correrme.

LELO FACEBOOK

Años más tarde, el día antes de la boda de unos amigos, aproveché mi visita al Salón Erótico de Barcelona para hacerme con un recuerdo para los novios.

Mientras que mi amiga no escondió su emoción cuando abrió el regalo, él parecía molesto. Incluso llegó a comentarme más adelante que aquel detalle daba a entender que su experiencia sexual estaba incompleta.

Era una alerta roja en toda regla. Nerviosismo, sudoración, aceleración al hablar… Características inequívocas de que mi amigo tenía miedo.

Y la razón de su recelo era aquella mariposa de silicona, cuyo objetivo no era otro que el de aportar placer a un momento íntimo.

Pero él formaba parte de esos hombres que ven este tipo de objetos como una amenaza a su masculinidad. Tal y como me hizo saber, no entendía el uso de los juguetes teniendo un pene.

Y aunque sí que hay objetos con forma fálica, que se pueden usar para estimular de una forma parecida, lo cierto es que el abanico de artículos es enorme.

Succionadores, masajeadores, lencería o incluso juegos de mesa. La variedad es tan grande, que entrar a una tienda erótica es como pasar la tarde en el Ikea. Sabes que con algo picarás, aunque no entiendas el nombre sueco.

Lo que hacía mi amigo era reducir toda su vida sexual a los genitales. Aunque no iba a ser yo quien le explicara que el sexo no gira en torno al pene, me dio lástima encontrarme gente con menos de 30 años con esa mentalidad.

Las películas o las series, grandes fenómenos de la cultura popular, siguen anclados en esa idea de que solo cuenta una relación sexual si se da el coito, dejando el resto de prácticas relegadas a la segunda posición.

Pero no ya solo por el absurdo del falocentrismo, que parece que si no hay penetración, no hay placer.

También por el hecho de la aburridísima vida sexual que le espera a mi amiga con una persona así a su lado. La intimidad es experimentar, variar, probar y repetir de aquello que más nos ha gustado.

Cerrarnos en banda equivale a quedarnos con un solo sabor de helado porque es el único que hemos pedido, cuando la vida nos ofrece toda una carta. Y, como decían siempre nuestras madres, ¿cómo vas a saber que no te gusta si no lo has probado?

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Instagram, Twitter y Facebook).

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Pedro

    En los casi 30 años de vivir juntos son incontables los “juguetes” que le he regalado a mi mujer; y una frase muy habitual de ella es; “Esto duerme enmedio!!!”
    Uno no es menos “macho” por utilizar juguetes; lo es si es incapaz de conseguir que su pareja este deseando compartir los momentos de placer; y si para que estos sean mejores … ¡Bienvenidos los juguetes!

    26 julio 2020 | 15:40

  2. Dice ser Lev

    Lo has juzgado sin saber nada de su vida sexual. “Lo que hacía mi amigo era reducir toda su vida sexual a los genitales” escribes, frase que implica que el sexo entre dos seres humanos se trata de conjuntar los genitales y nada más. Y si este hombre besa y muerde y chupa y lame y da masajes y da cosquillas con plumas y juega de roles y se pone disfraces y hace mil cosas más en la cama?

    Él se molestó porque viste bien regalar un juguete sexual el día de su boda. El día en el que pensaba afianzar su relación con la mujer que ama y llegaste en plan “Igual os viene bien una ayudita”. Me imagino que muchas mujeres habrían hecho lo mismo si un chico le regalara al novio algo parecido. Y encima, has atribuido motivos falocentricos a su comportamiento, totalmente sin base. Vaya amiga.

    26 julio 2020 | 18:21

  3. Dice ser yomismo

    yo le he comprado de todo a mi mujer y siempre acaba en un cajón. Su frase: para que quiero esto teniendo un pene?
    De todas maneras no creo que una amiga sea la persona que deba comprarte algo asi. Eso forma parte de la intimidad de cada persona, de ella y se su pareja.

    26 julio 2020 | 20:06

  4. Dice ser Marco Antonio

    Pues nada, mujer. Que la próxima vez que tenga tema, voy a unir a una muñeca hinchable a la fiesta, y si a mi chica no le gusta, que se vaya por retrógrada. Por cierto, si te va eso de montártelo con un pepino y un tío, espero que no pongas reparos en tener una historia a tres bandas entre tú, un tipo y una sandía con un agujero. Ya me entiendes, rollo “American Pie”.

    26 julio 2020 | 21:17

  5. Dice ser Antonio

    Buenas tardes,

    El tema de pareja es una cosa intima, si quieren agregar algo lo deciden ellos y punto. Nadie es quien para cuestionar a una persona en base a su opinión. Y menos en un tema así.

    Si a una persona que estás conociendo te sale con un juguete de la nada, quizá demuestra que sin una rutina(y no hace falta novedades o no debería) simplemente no confía en su pareja o cree que le faltará algo.

    En vez de darse tiempo a descubrirse y conocerse ya van por ahí….

    Por otro lado los que piensen como tú, no tendrían problema en que el tío dijera que no debería haber algún problema en poner algún vídeo porno de alguna actriz para excitarse, o grabarse en video o cualquier fetichismo. Total, no hace falta preguntar y uno de los dos puede decidir por ambos no?

    Cada pareja es un mundo, y todas respetables las que meten otras personas o juguetes desde 0 y las que no, no por ello nadie es quien para decir, pobrecitos…

    Un saludo

    27 julio 2020 | 15:01

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.