Entradas etiquetadas como ‘afrodisíacos’

Los 10 mejores y más potentes afrodisíacos para ponerse cachondos

Querid@s,

“No hay afrodisíaco como la inocencia” decía Jean Baudrillard.

Puede que así sea, pero a ustedes y a mí poco nos queda de ese candor de juventud. A un lado esos fármacos que no hacen sino engañar a nuestro organismo con estratosféricos chutes malignos, erecciones forzadas y supercherias inventadas por las gigantes farmacéuticas como son el Viagra, Cialis o Levitra. Déjese de estimulantes químicos y opte por el lado natural de las cosas. Sienta mucho mejor.

abuelitos

A continuación les sugiero una decena de afrodisíacos bizarros –que al igual que nosotros, poco albergan de inocentes- que son culpables de despertar el frenesí y el deseo sexual del paladar que ose degustarlos. Les advierto que son de complicado hallazgo en sus supermercados de confianza y puntos de venta habituales. Por orden casi alfabético.

1. Balut

En las islas Filipinas el balut es el pan de cada día, aunque a nosotros bien nos puede provocar unas inminentes ganas de vomitar. Huevos de pato con un embrión de unas 20 semanas de gestación. Bon appetit!

2. Carne de cobra

En algunos rincones del continente asiático se consume cual manjar de dioses. La sangre se mezcla con bebida. Se cuchichea desatan la libido.

3. Atta

Asi se hacen denominar las hormigas cortadoras de hojas que se comen especialmente en Colombia. Siguiendo la tradición, se regalan attas a los recien casados para que disfruten más y mejor de su noche de boda.

Andense con ojo, sólo las reinas son comestibles.

4. Mosca española

La cantárida o “mosca española” es un insecto alargado y verdoso que una vez muerto, seco y pulverizado, se transforma en una sustancia venenosa. Las secreciones de este escarabajo se viene utilizando desde hace siglos con fines sexuales. En dosis moderadas, provoca prolongadas erecciones en los penes de ellos y furor uterino en nosotras. Como todo en la vida, lo poco gusta y lo mucho cansa. Incluso mata.

La cantárida, un componente vasodilatador, reapareció en Francés a mediados del siglo XVIII debido a las «pastillas Richelieu», que permitía cargarse a alguien sin dejar rastro algunoy se utilizaban como Viagra natural. Esta mosca pizpireta tomada en exceso resulta letal. Apenas 2 gramos de polvo de cantáridas son suficientes para matar a un adulto) Al parecer, la mosca española pudo ser el venenoso afrodisíaco que mató a Fernando «El Católico». Parece que Fernando abusó de la mosca que al final del cuento le salió cojonera. Ya se sabe, si te pasas te lo pierdes.

marques de sade

Por su parte, grandes folladores de la Hisotoria como Giacomo Casanova y el Marqués de Sade echaban mano frecuentemente de la cantárida para aumentar la libido de sus presas sexuales. Marqués de Sade estuvo involucrado en el verano de 1772 en el llamado «caso de Marsella». El listo del marquesito, tras una orgía con un séquito de meretrices, fue acusado de envenenarlas al darles «mosca española». Finalmente fue sentenciado a muerte por sodomía y envenenamiento. Otro al que la mosca se le fue de las manos.

5. Pene de tigre 

En China, Taiwán y Corea del Sur el tigre (más bien su pene) se sirve como sopa para mejorar la potencia sexual. La costumbre de comer el pene de este animal salvaje para calentar motores ha provocado la caída en picado del número de estos felinos.

6. Pepino de mar

A mí este pepino me resulta especialmente repulsivo. No quiero ni pensar si me lo tengo que meter en la boca, por mucha forma fálica que posea. Estos animales marinos de la clase Holothuroidea pueden usarse frescos o secos en diversas recetas. Nuestros vecinos los chinos también lo consumen como afrodisíacos.

pepino cocinado

7. Pez globo

En algunas regiones como el Imperio del Sol Naciente, este animal es un maravilloso manjar y su particular venganza contra el ser humano tiene lugar entre fogones, cuando ya nos resulta completamente inofensivo. Aparentemente. La intoxicación por pez globo o fuguismo es un problema en Japón, donde existe un 60% de casos mortales por ingerir la carne de este animal acuático. Cortar y cocinar este pez de armas tormar, aun después de muerto, debe recaer en manos de expertos cocineros que posean un certificado especial. Un pez globo mal preparado puede matarle. Y no estoy bromeando.

8. Pipi de babuino

Para los que se atrevan, este pipi es primo hermano de saborear una lluvia dorada en toda la boca. En Zimbabue la orina de babuino se consume para curar males sexuales. Allá cada uno.

9. Sopa de nido

Le llaman el caviar del este y se prepara exactamente con nidos de pájaro. Aseguran que aumenta la potencia sexual. Personalmente esta sopita de ave no me dice nada. Y a ustedes?

Bird's_Nest_soup

10. Vino tinto

Aunque el vino tinto de raro no tiene nada, de entre todos los afrodisíacos que puede uno encontrarse, es mi preferido. El vino, aunque sea un tintorro peleón, posee antioxidantes que son los culpables de ese beneficioso efecto llamado vasodilatador. Consumir vino con moderación (con un par de copitas diarias va que chuta) incrementa la lubricación vaginal y potencia la erección masculina. Brindemos pues. Por su salud y la mía.

Para disparar la libido no olviden añadir a la lista de la compra alguno de estos alimentos. Pero no se pasen, no vaya a salirles el tiro por la culata. Son los afrodisíacos mas rarunos que  existen, todos ellos curiosas sustancias y criaturas que nos aportan vigor. Y más que amor, frenesí.

¿Se han atrevido ya con alguno? Como es lógico el vino no cuenta.
Que follen mucho y mejor.

El poder de los afrodisíacos

Lujuria, placer, pasión desenfrenada, vigor… Todos ellos son elementos claves y codiciados a la hora de un encuentro sexual perfecto. Por eso, desde que el hombre es hombre, todas las civilizaciones y culturas han pretendido disponer de sustancias con las que provocar y aumentar el apetito sexual.

Aunque el uso de de filtros, pócimas de amor y ungüentos destinados a estimular la sexualidad o atraer al sexo contrario se remonta a la prehistoria, la primera mención escrita de los afrodisíacos procede de unos papiros egipcios del siglo XXIII antes de Cristo. También se los menciona en el Génesis, donde se hace referencia a la menta y a la mandrágora, y los griegos y los antiguos romanos hacían un gran uso de estas “milagrosas sustancias”. Y, como no podía ser menos, también se refiere a ellas el kama-sutra, tratado del amor por antonomasia.

FOTOGRAMA DE 9 SEMANAS Y MEDIA

FOTOGRAMA DE 9 SEMANAS Y MEDIA

¿Realidad o mito? A veces es difícil separarlos, pero la mente es poderosa y solo hace falta crear un clima propicio y un poco de predisposición. Y en eso, los afrodisíacos pueden ser de gran ayuda. Ya solo su nombre resulta sensual y evocador… Proviene de Afrodita, la diosa griega de la lujuria, la belleza, la sexualidad y la reproducción. A menudo se alude a ella en la cultura moderna como “la diosa del amor”, pero normalmente no era el amor en el sentido cristiano o romántico. Afrodita, que nació de la espuma del mar cuando Cronos mató a su padre y arrojó sus genitales al océano. Numerosos alimentos considerados aún hoy afrodisíacos, como las ostras y otros mariscos, están asociados a su nacimiento.

Cierto o no, siempre es mejor recurrir a sustancias naturales, aunque resultasen ser puro placebo, que atiborrarse de química tirando de viagra y otros fármacos. Vamos, es mi opinión. Y aunque solo sea por si acaso, os añado un pequeño resumen de algunos de los ingredientes, ya sean bebidas, comidas o condimentos, mencionados en varias investigaciones por su supuesto poder estimulador del deseo.

-Ginseng: Se usa para aumentar el vigor sexual. Es una planta herbácea de la familia Aralacieae cuya raíz se usa en la medicina tradicional china. Ayuda al cuerpo a producir más óxido nítrico, que relaja el músculo liso cavernoso y refuerza las erecciones.

-Chocolate oscuro: Aumenta los niveles de feniletilamina, que desencadena sentimientos similares a “estar enamorado”. Es una sustancia producida en el cerebro que pertenece a la clase de las anfetaminas, estimulantes del sistema nervioso que permiten superarse durante un lapso limitado de tiempo, por sobreexcitación.

-Ostras: Poseen grandes cantidades de zinc, que incrementa la producción de testosterona. La testosterona a su vez incrementa el deseo sexual en la pareja.

-Ajo: Produce una enzima responsable del mecanismo de erección. Además, tanto en el varón como en la hembra contribuye a mejorar el flujo circulatorio en el área de los genitales. Para que haga el efecto adecuado debe tomarse crudo, exprimido o en cápsulas.

-Canela: Estimula el riego sanguíneo en la zona abdominal del organismo. Al facilitar el flujo de sangre en la región central, mejora la irrigación de los genitales, tanto en el caso de la mujer como en el hombre. De esta manera aumenta la facilidad para lograr la excitación y, en el caso de hombre, para alcanzar y mantener la erección.

-Chile picante: Según algunos investigadores comer chile hace que liberes endorfinas, conocidas también como hormonas de la felicidad.

-Azafrán: Aunque su uso como afrodisíaco se remonta al Antiguo Egipto, fue el profesor Massimo Marcone, de la Universidad de Canadá, quien demostró sus efectos permanentes en la estimulación del impulso y el rendimiento sexual.

-Zanahorias: Su gran cantidad de beta-caroteno, ayuda a incrementar las hormonas sexuales.

-Vino tinto: Un estudio de la Universidad de Florencia corroboró hace años lo que todos sospechábamos. Posee antioxidantes que producen un beneficioso efecto vasodilatador, de manera que su consumo moderado potencia la erección masculina y aumenta la lubricación femenina.

-Espárragos: Su contenido de vitamina E se cree que estimula las hormonas sexuales.

Y dicho esto… Hala, por probar que no quede.