BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

El petting ha vuelto

Querid@s,

El magreo, coloquialmente franela, faje, vuelve a estar de moda. Y a nuestras alcobas. ¿Quién no recuerda el famoso petting, mal denominado follar con ropa? Teníamos 15 años y por aquella época algunas pensábamos que el sexo eral era hablar de sexo. Recuerdo esos besos, frotamientos y caricias, siempre con la ropa puesta. Y ese roce insistente y repetitivo, uno encima del otro, con los vaqueros siempre de por medio. Y de tanto roce, surgía el cariño. Y los mayores calentones insatisfechos que he tenido en mi vida.

Se acuerdan de ese subidón de pensar que lo que estabas haciendo era pecado? Pero qué bien sabía. No había ni pizca de penetración, ni vaginal ni anal, porque aquello era cosa de mayores. El petting nos lo hemos copiado de los ingleses / americanos y procede del verbo to pet, que no sólo tiene un significado sexual, pues también implica acariciar y besar a los animales de compañía, o los mimitos que dan las mamás y los papás a sus bebés.

¡Petting, amor mío, qué recuerdos! Qué manera de rozarse y refregarse en los oscuros callejones de la urbanización, en cualquier parque, en la cama cuando papá y mamá no estaban. Noches en vela recordando aquel sexo adolescente y seguro que se practica cuando se podía.

Barbie y Ken

Recuerdo cómo en el patio del colegio, y entre amigas, nos contábamos las cochinadas que habíamos hecho el finde o la tarde anterior, si había peligro o no, si te podías quedar preñada o ni de coña. De tanto comentar las jugadas descubrimos que había varios grados de petting. El primero, sólo besitos y caricias. Aquí se quedaban l@s más cast@s, lo que por entonces llamábamos  puritanos/ estrechas. El segundo grado era ya vivir al límite: meter mano, POR ENCIMA de la ropa. L@s más madur@s y precoces incluso se atrevían con meterse mano POR DEBAJO de la ropa hasta quedarse en cueros y masturbarse mutuamente. Realmente, en aquella época, con quince años, en MI entorno, aquello era un auténtico escándalo.

El petting emanaba de nuestro cuerpo de forma animal y natural. Las caderas se movían al libre albedrio y las manos se guiaban sin mapas hasta tocar teta o paquete. Pasábamos largas horas frotándonos y refrotándonos hasta llegar al escozor. Y al final ellos se iba con mucho dolor de huevos en forma de frustración sexual y nosotras nos mojábamos las ganas en el café. Pero por aquel entonces, el petting era lo máximo a lo que se podía aspirar. El lado oscuro todavía no entraba en nuestros planes.

Practicantes del petting en un pasado, treintañeros y/0 padres de adolescentes que l@ petan hoy…el petting ha vuelto. Y amenaza con quedarse. Una historia que comienza con petting, jamás puede tener un final infeliz.

Que follen mucho y mejor.

6 comentarios

  1. Dice ser puentingustin

    Querrás decir “el mal denominado” -follar -con- ropa-.
    Frotamientos 100%100 algodón, lavable a 30°

    15 noviembre 2015 | 10:50

  2. Dice ser Antonio Cisneros

    Recuerdo mi primer año de universidad, sin coche y sin un duro…
    Con mi novia Nieves, nos ibamos al parque del Oeste, yo me sentaba en un banco y ella a horcajadas encima mía.
    Ella frotaba su co-hño con fuerza contra mi paquete y yo sentía que mi pholl-a iba a estallar. Al final, acababa completamente corrido y yo metía la mano en sus bragas y también estaban empapadas.
    Los vaqueros no nos permitían más. Pero con el tiempo decidimos que queríamos sentir más.
    Había días que ella se ponía falda y no llevaba bragas. Ya a primera hora en clase me lo decía y y sentía como se me ponía un poll-ón inmenso. No podía concentrarme y sólo esperaba que fuera de noche para ir al parque del Oeste.
    Repetiamos el banco y yo me bajaba los pantalones y calzoncillos. Aunque sería fácil, una penetración nos podría arruinar la vida con 18 años. Ella se frotaba y yo le agarraba el culho con fuerza. No sé si era esos años tan jóvenes, el morbo, o recordarla como se deshinbía y disfrutaba ella… pero siempre las he recordado como mis mejores corridas

    15 noviembre 2015 | 20:48

  3. Dice ser los medios, pues eso, la mitad cuentan y moralizada

    Recomiendo a los medios de comunicación de masas sin levadura, o sea, las amorfas, que no se escandalicen si ven un cuerpo al natural. Así pueden saltarse el momento 2:50 cuando la cantante se levanta la camisa transparente y enseña las tetas libres, desnudas, al natural. Cuidado, puede ser contraproducente para la evolución de la sana mente y toda la parranda que se dice después, eso sí, aceptando las necedades y falsedades de los valores de tiempos pasados como los mejores y más sanos del Universo… y que nunca existieron…
    https://www.youtube.com/watch?v=8aMi35OVKVA

    15 noviembre 2015 | 22:06

  4. Dice ser Sicólogo Astral

    Los hombres y las mujeres necesitan frotamiento. los platos sucios también.

    15 noviembre 2015 | 22:07

  5. Dice ser libertad de presas

    Hay veces que cuesta una barbaridad aceptar el mundo que presentan los medios de comunicación oficiales como real. Cuesta una barbaridad intentar aceptar que lo que se lee es del mundo real. Y no lo digo por este relato, sino por muchas cosas que no hay ni por donde cogerlas, porque el mundo es otro y más guapo, aunqeu se quiera censurar en las ideas.

    15 noviembre 2015 | 22:09

  6. Dice ser As d ♥

    Que de tiempo perdido, que escozores, que manera de hacer el canelo, cualquier tiempo pasado no siempre fue mejor

    16 noviembre 2015 | 07:20

Los comentarios están cerrados.