Entradas etiquetadas como ‘iglesia mormona’

Bubbling, el porno para mormones

Querid@s,

Si eres mormón y te está terminantemente prohibido consumir pornografía, porque según la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (SUD),  “la pornografía es el mismísimo demonio”. Así de tajante reza el credo mormón con respecto a la demoníaca contemplación y disfrute de la pornografía. Entre los mandamientos de la Iglesia mormona encontramos, a mi juicio, disparates como la fobia al sexo, su confinamiento funcional a un fin exclusivamente procreador y reproductor que miles de acólitos de todo el mundo abrazan. Un estilo de vida rígido, sin parcelas para el hedonismo, los excesos o el disfrute de los placeres terrenales; sólo ha lugar una vida de dedicación exclusiva a evangelizar y a satisfacer los deseos de Dios.

Haciendo honor a ese trillado, pero no por ello menos cierto dicho de Hecha la ley, hecha la trampa, algunos mormones de pensamiento concupiscente e intenciones transgresoras se enfrentan a la divina providencia armados de una innovadora técnica con la que desnudar a cualquier mujer semivestida, o semidesnuda, según los ojos que la miren. Este porno para mormones ya se conoce popularmente como bubbling (burbujeante, en español), y consiste en una técnica de retoque fotográfico que se le ha ocurrido a uno de ellos para percibir desnudos donde no los hay con la ayuda de imágenes censuradas por falsas burbujas.

¿Cómo hacer prono mormón?

Sencillísimo. Si buceamos por la word wide web podemos encontrar este blog de curiosidades, en el que un experto, cómo lo llamaríamos ¿bubbler? explica pasito a pasito, eso sí, en la lengua de  Shakespeare- la sencilla técnica del bubbling para adoctrinar a mormones de todas las edades y condiciones, en busca de estimulación sexual, sin pecar. Eso sí, todo para hombres.

Paso 1: Busca una fotografía de una chica sexy. La foto ideal sería una en la que la chica aparezca con poca ropa, cuanto menos mejor. No vale que la chica esté en bolas, al parecer eso ofende bastante a Jesús, pero que se vea mucho escote y piernas.

Paso 2: Entra en Photoshop y elige el cepillo con forma circular. Crea una nueva capa sobre la fotografía y marca con esos puntos circulares toda la epidermis que puedas. Utiliza puntos de todos los tamaños, pequeños y grandes, y evita que se solapen unos con otros.

Paso 3: Selecciona la transparencia en la capa de puntos circulares. Puede hacerse bien presionando CTRL y haciendo click sobre la capa o haciendo click con el botón derecho del ratón sobre la capa y escogiendo ‘Seleccionar píxels’. Una vez lo tengas sólo tienes que invertir la selección con CTRL (cmd) + Shift + ‘i’ o seleccionar la opción ‘Inverse’.

Paso 4: Ahora toca crear una nueva capa y rellenar tu selección. Elimina la capa anterior de puntos.

Y abracadabra pata de cabra, ahí va el desnudo con el que motivarse por los siglos de los siglos. Y todo ello, insisto, sin pecar o faltarle el respeto a Jesús. La verdad es que se las ingenian bien estos  mormones. Porque ni soy seguidora de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y porque esto no me pone un pelo, pero no se puede negar que el resultado está logradísimo.

Ya me imagino a mormones de medio mundo desahogándose de lo lindo con burbujitas por doquier.  Pero este porno, un tanto ligh para mis perversiones sexuales, no es más que un nuevo ejemplo de que por mucho que se empeñen todas las religiones del mundo en prohibir algo porque sí y punto pelota, no hay nada más excitante que lo prohibido. A qué santo, sino, iba a comerse Eva – esa que no fue la primera mujer de la Historia; dichoso emplazamiento primigenio lo ostenta, para desconocimiento de muchos, la indómita Lilith, – con tanto brío la manzana de la discordia y jodernos la vida a todos los humanos. Por su culpa tenemos que ganarnos las habichuelas y no podemos andar por el eterno Jardín del Edén como Dios nos trajo al mundo.

Con o sin burbujas.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.