¿Hay ‘gordofobia’ tras la tendencia de retocarse el pubis?

Las estrías, las tetas caídas, los pelos alrededor de la areola del pezón, la dureza del pie, el mollete debajo de la axila, las arrugas de expresión, la celulitis, las manchas de la cara, la tripa…

Podría escribir un artículo infinito solo con las peculiaridades físicas por las que las mujeres hemos aprendido a sentirnos avergonzadas. Las mismas que forman parte de nuestro cuerpo como la piel, la carne o los huesos.

SAVAGEXFENTY

Sentimos vergüenza hasta el punto de que compramos todo lo necesario para que desaparezca de nuestra vista.

Para que lo natural se elimine vía artificial.

Para ser menos nosotras mismas y más como creemos que quieren que seamos.

Y la última incorporación, el nuevo objeto de deseo que deberíamos estar anhelando este verano, es un pubis plano.

El mismo que pueda caber sobradamente en esos bikinis que parecen una mascarilla arrugada entre las piernas y se colocan con las tiras tan altas que no hay forma de que los labios encajen correctamente en esos escasos centímetros cuadrados de tela.

Para conseguirlo si no lo tenemos de forma natural, también encontramos la respuesta en el capitalismo: una liposucción en la zona.

Quitar la grasa que se acumula en el monte de venus para tener una entrepierna no ya digna de revista, digna de Instagram.

Llegar a eso significa que ya no ves tu pubis como lo que es: un lugar con el que disfrutar y pasarlo bien.

Que lo transformas por una mirada que considera que tal y como lo tienes genéticamente no es atractivo, no entra en el margen de lo aceptado o establecido.

Pero lo cierto es que tu entrepierna, tal cual la tienes ahora, es perfecta. Porque esta tendencia no debería dejar que le cogiéramos manía.

No quiero odiar mi cuerpo en ninguna época del año. Y la liposucción de pubis nos aleja de que podamos aceptar todos los tipos de pubis: los planos, los huesudos, los gordos, los peludos…

Porque somos tan distintas que hacer de tanta variedad una calcomanía sería como si desaparecieran de la noche a la mañana todos los sabores de helados con una única excepción. Y que ese fuera el único que encontráramos en el mundo.

Y en la variedad está lo maravilloso.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Twitter y Facebook).

11 comentarios

  1. Dice ser la tendencia más responsable con el planeta se censura

    El nudismo es la tendencia más ecológica, práctica, cómoda y respetuosa con el medio y con la propia mente del ser humano, tan hundido en las torpezas de las censuras de las telas que a ni a su propio cuerpo le tiene respeto..

    23 julio 2021 | 12:20

  2. Dice ser nohaymasciegoqueelquenoquierever

    Hay gordofobia detrás de cualquier tendencia estética

    23 julio 2021 | 12:33

  3. Dice ser Javito

    Criticar algo que es opcional (quien quiera que se lo haga) es totalitario.

    “Las mismas que forman parte de nuestro cuerpo como la piel, la carne o los huesos”
    No!! eso todos lo tenemos, lo demás algunos si y otros no, y la mayoría por dejadez.

    En vez de fomentar “soy gordo y me gusto”, hay que fomentar “soy gordo, hay que adelgazar” y no por estetica que es lo único que os preocupa, sino POR SALUD.

    23 julio 2021 | 12:47

  4. Dice ser Deiviz

    Eso de “el hombre y el oso cuanto más feo más hermoso” ya lo intentó en su momento cierta parte del sector masculino, y no coló… Ahí lo dejo.

    23 julio 2021 | 15:48

  5. Dice ser Ana

    Totalmente de acuerdo. La gordofobia y el odio a lo natural se promueve constantemente. Quién si no iba a pagar esa industria monstruosa que tantos miles de millones mueve?
    Amo a mi cuerpo, amo mi pubis regordete, mis estrías y mi tripa. Y de un hombre me gusta más un coco bien amueblado que un six pack.
    Reclama tu cerebro y respeta que cada persona es diferente y bella por ser diferente.
    Y si no, pues ya sabes, malgasta esta corta vida en trabajar más para ganar más, para más maquillaje, cirugías e interminables sesiones de gym.
    Todo para conseguir parecerte a la estrella de cine que nunca serás.

    23 julio 2021 | 15:59

  6. Dice ser emigrante

    Perdón por ponerme pedante pero lo de “gordofobia” me chirría muchísimo. Ese término existe o es un palabro? Creo que sería más correcto usar adipofobia, palabra que sí existe, suena más culta y además en este caso sería más apropiada. Adipofobia, miedo a la grasa. Porque lo que está describiendo es eso (concretamente a una reducida porción de grasa situada en un lugar muy concreto) y no miedo a estar gordo en general.

    Y si tiene dudas pregúntele a su vecino el Listo que Todo lo Sabe.

    23 julio 2021 | 16:03

  7. Dice ser Marta

    “El monte de Venus es una prominencia redondeada de tejido graso que cubre el hueso púbico. Durante la pubertad se recubre de vello. Contiene glándulas secretoras de tipo sebáceo que liberan unas sustancias (hormonas) que participan en la atracción sexual.”
    Redondeado de tejido GRASO. Pues eso, que es natural que sea redondito y tenga su propia redondez de tejido graso.
    Quien quiera que su pareja sea plana, que se compre una muñeca de plástico y dejen de empujar a las mujeres a procedimientos dolorosos e inseguros para ser lo que no son. BASTA YA!!

    23 julio 2021 | 16:07

  8. Dice ser Para Javito

    El problema está en que ni todo lo gordo está insano ni todo lo delgado es sano y saludable. Ahí es donde radica el problema. Asumir que una persona tiene que dejar de quererse por estar gordo y pensar que lo mejor es adelgazar, eso sí es totalitario. Tu pensamiento es totalitario. Hay que animar a la gente a estar saludable, que no siempre significa estar delgado. Si vomitas o dejas de comer estarás delgado, que no sano. Y a éstos (los delegados) nunca se les pone en tela de juicio. Ahí es donde entra la gordofobia. Término que se refiere a las personas que solo valoran un peso para determinar en otra lo que es saludable. Llegando a límites como la operación para parecer otra cosa. Un saludo.

    23 julio 2021 | 17:16

  9. Dice ser yomismo

    Esto son cosas de mujeres. Los hombres lo único que nos interesa es quitar el bikini, a partir de ahí no creo que haya ninguno que se fije en la forma del pubis…

    23 julio 2021 | 17:48

  10. Dice ser ana

    Lo último que me quedaba por oír.. De verdad la gente se hace eso?? Eso no es por gordofobia, es por filotonteria, que es un palabro muy bonito y que queda muy bien, ea!!

    23 julio 2021 | 19:32

  11. Dice ser el cuerpo, esa gran fobia cultural

    Las pasarelas de moda… ¿no se han dado cuenta de que en los desfiles de trajes de baño se continúa con la censura, la fobia, contra el cuerpo, y no se ven modelos desfilando como se ve a muchas mujeres en playas y piscinas públicas?
    ¿Por qué el topless sigue siendo objeto de demonización en las pasarelas?
    Todo el mundo habla de amor al cuerpo, de respeto a la Naturaleza, pero esta cultura tan contraria al cuerpo, sigue censurando y culpabilizando a la mujer por tener cuerpo de mujer. De instagram y su nefasta y ridícula norma contra el pezón ya n hablar.
    De esos polvos vienen el resto de lodos. Censura, vergüenza, bodyfobia, moralismo de las neo feministas que prefieren tomar las normas que tapen a la mujer como sucedía en las dictaduras para así sentirse iguales al hombre y cubiertas de sus complejos y decir que se liberan apoyadas por los hipócritas santurrones que odian ver a una mujer verdaderamente libre pasando de sus morrallas, de sus pensamientos de posesión del cuerpo del otro si lo ven descubierto… El rechazo al cuerpo al natural es una fobia que hunde a las culturas en un moralismo perturbado impuesto con miedo, señalamiento y sin argumentos. EL cuerpo visto como algo sucio, maligno, que despierta ideas lascivas como dicen. Y allí donde más e tapan lo lascivo es un tobillo…
    No se respeta la libertad del cuerpo. Se habla de sexualización, de machismo, cuando todo es una misoginia brutal y perversa contra las formas naturales femeninas, que son bellas, lo que aún les parece peor.
    No hay gordofobia ni flacofobia. Hay bodyfobia. De ahí nace todo lo demás.

    26 julio 2021 | 22:54

Los comentarios están cerrados.