BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

A vueltas con la virginidad y la cirugía íntima

Gilipollas. Es la primera palabra que me viene a la cabeza tras leer las declaraciones de Leticia Sabater, expresentadora y pretendida cantante, sobre su reciente cirugía para volver a ser virgen a los 48 años. “Quería volver a sentir con esta edad lo que es la virginidad”, afirma indolente. Personalmente, creo que toda la sarta de patochadas que ha soltado por la boquita esta mujer no es más que una maniobra desesperada por llamar la atención y promocionar así su nuevo single, que acaba de grabar con los productores de Tata Golosa. Sea como fuere, ella insiste en que su reconstruido himen está intacto y asegura que solo lo entregará a “alguien muy especial”.

GTRES

GTRES

Alguien debería decirle a Leticia Sabater que, igual que el hábito no hace al monje, el trozo de carne llamado himen tampoco hace a la virgen. Para el que no lo sepa, no es más que una membrana en forma de anillo situada a la entrada de la vagina y que, mientras conserva su integridad, reduce su orificio externo, de manera que protege a las niñas contra las infecciones. Se nace con él, aunque no siempre, y se puede perder por muchas razones que van más allá de una relación sexual con penetración. Sobre todo porque, a a partir de la adolescencia, la vagina desarrolla su propia “flora antigérmenes” y el himen, también llamado virgo, se hace más débil. Puede romperse, por ejemplo, al introducir un tampón, montando a caballo, en una caída, con un golpe en la zona genital o mientras se practica deporte, entre otras muchas maneras. Y no, al perderlo o romperse, no siempre se sangra. De hecho, el 44% de las mujeres no sufren pérdida de sangre durante el primer coito, y una de cada mil nace sin él.

La virginidad, si entendemos por ella el no haber tenido nunca relaciones sexuales completas con alguien, es todavía un valor para muchos, sobre todo en determinados países y culturas. No es que yo crea que haya que perderla con el primero que pase, ni mucho menos, pero no puedo evitar que la sola idea de concebir la virginidad como un sinónimo de virtud me provoque un profundo rechazo, por decirlo de una forma suave. Pero entiendo que, dentro de determinadas culturas, como decía, puede ser un problema para muchas mujeres. Sobre todo porque no solo tienen que ser vírgenes; tienen que parecerlo. Buena prueba de ello son las cifras que 20minutos publicaba sobre la himenoplastia, una cirugía reconstructiva destinada a rehacer el himen, allá por el 2007. En aquel entonces, la media de mujeres que se sometían a esta práctica quirúrgica solo en la Comunidad de Madrid estaba en torno a las 500 al año, cifra que no ha dejado de aumentar en los últimos años, según aseguran muchos cirujanos.

GTRES

GTRES

La mayoría de las pacientes, un 80%, son de etnia gitana o musulmanas, y pasan por el quirófano para poder casarse (aparentemente) vírgenes, según mandan sus costumbres. La edad oscila entre los 19 y los 25 años. Miedo al rechazo familiar, al repudio… El 15%, en cambio, son prostitutas de lujo jóvenes que se reconstruyen el himen para aumentar su caché. Porque, como no, a muchos les pone acostarse con prostitutas vírgenes. El 5% restante serán mujeres que pensarán algo parecido a lo que Leticia Sabater, supongo. Y para ello están dispuestas a pagar 2.500 euros y pasarse en el quirófano entre 20 minutos y dos horas, según el caso. Después, un poco de sangrado los primeros días y luego, esperar un mes hasta tener todo cicatrizado y poder ya mantener relaciones sexuales…

Con todo, la himenoplastia no es más que una más de las múltiples intervenciones quirúrgicas a las que hoy en día se someten cada vez más mujeres no sé muy bien para qué. Cirugía íntima femenina, se ha venido a llamar, e incluye ensanchamientos o estrechamientos de vagina, blanqueamientos anales, labioplastias, implantes de vello púbico… Pero, volviendo al tema en cuestión, digo yo: más allá de temas culturales como los anteriormente descritos, ¿quién cojones, aparte de la Sabater, puede querer volver a ser virgen?

La mayoría de la gente a la que he preguntado recuerda su primera vez como un “desastre”, un episodio vital lleno de torpeza, temor e inseguridades que hacen que te pase por la cabeza cualquier cosa menos relajarte y disfrutar. Por supuesto, hay excepciones y las circunstancias lo son casi todo, sobre todo el “con quien”. No es lo mismo dos tolilis de 16 años intentando acertar con el asunto por primera vez, que dar con alguien experimentado y generoso/a que te guíe en semejante trance. Ambas pueden convertirse en algo bonito y digno de recordar o en un recuerdo claramente lamentable, pero, en cualquier caso, sexualmente hablando, las primeras veces son siempre las peores. Y no hay himen reconstruido que valga capaz de devolverte a ese momento de nervios e inexperiencia. Sencillamente porque la virginidad, como la vida, solo se puede perder una vez.

12 comentarios

  1. Dice ser De crucero

    Por desgracia la chica esta me parece un poco mal de la cabeza… ó lo mismo es solamente que busca relevancia para su negocio y volver a salir en los medios…. que no lo descarto

    http://decrucero.info/actualidad/crucero-singles/

    28 Mayo 2015 | 08:48

  2. Dice ser ElEscupitajoDeMou

    Esta es la primera fase de la “campaña”.
    Vender la notícia de la recuperada virginidad.
    La segunda fase es, desde algun programa de televesión, digamos por ejemplo.. Sálvame, hacer un casting de desvirgadores voluntarios.
    La tercera finalmente es retransmitir en directo el momento del desvirge. Bajo edredoning eso sí… para Mercedes Milá que puedan decir que es “periodismo de investigación” o un “experimento sociocultural”.

    28 Mayo 2015 | 10:05

  3. Dice ser Daniel L.

    ale niñas, a perder virginidad con algún vejete.

    28 Mayo 2015 | 10:06

  4. Dice ser Lola

    La señora Sabater lo que debería de hacerse es una reconstrucción de cerebro (si es que le queda algo)

    28 Mayo 2015 | 10:06

  5. Dice ser Antonio Larrosa

    Es mejor perder la virginidad que perder el autobús en estos tiempos

    Clica sobre mi nombre

    28 Mayo 2015 | 23:33

  6. Dice ser Virginiano

    Me da que es mucho mas lista que los que comentamos aqui, en cuanto a su cara creo que nadie estubimos en el reparto y no pudimos elegir, si a ella le toco esa,tampoco es para meterse con ella por eso.
    De pequeño pase buenos ratos con ella y es lo que me quedo, lo que haga o no en su vida es cosa suya, nos guste o no.

    29 Mayo 2015 | 01:10

  7. Dice ser nekane

    Trozo de carne le has llamado al himen???????????????????????’ y tú eres mujer? y te permites llamarle gilipollas a quien se expresa como tú, ja,ja
    ésta es mi españa!

    29 Mayo 2015 | 10:41

  8. Dice ser nekane

    hombre!, me borraste pero al menos te corregiste, ja,ja que país el nuestro pedazo de carne el himen, dolor de ojos daba eso y el mal está otra vez en la incultura, en dar demasiada credibilidad a estar conectado …y en estar tan predispuesto a criticar al prójimo, ésta mujer sobrevive como sabe-puede, otras hacemos los mismo en otros ámbitos, pero quien somos para juzgarlas, nadie te obliga aescucharla ni a estar de acuerdo con ella, ni a vivir de escribir sobre ella, tan mala eres tú como ella porque el juego es el mismo, el valor idem

    01 Junio 2015 | 10:02

  9. Evidentemente es una acción publicitaria de algo que habrá hecho esta chica. Una tontería más para intentar seguir viviendo del cuento. En mi época había una frase que decía: “La virginidad es una enfermedad, vacúnate”. Alguna lo hizo y ahora se arrepiente y se gasta un dineral en recuperar algo irrecuperable en cuanto a sensaciones.
    Una moda más, respetable totalmente pero quizás algo absurda.

    03 Junio 2015 | 17:02

  10. Dice ser gato a los mandos

    Discrepo totalmente de Lola. Dudo que esta señora haya tenido alguna vez un cerebro en uso.

    El post se resume totalmente en: “Gilipollas. Es la primera palabra que me viene a la cabeza tras leer las declaraciones de Leticia Sabater”

    03 Junio 2015 | 22:29

  11. Dice ser Randy

    Esta “señorita” lo que quería era espatarrarse y no sabía como…manera facil? un cirujano! …pobre criatura ,le faltan un par de vueltas!

    04 Junio 2015 | 22:36

  12. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Esto se puso de moda
    en Tánger al parecer
    y se hizo propaganda
    reconstruyendo el precinto
    del chocho de su mujer
    El señor Abdelkrim,
    casado con madame Khadija
    era doctor en no sé qué,
    seguro que no en medicina,
    que solo busca en la vagina,
    un himen al que romper,
    de tal modo que a su mujer,
    le ha reconstruido el virgo,
    para pegarse el gustazo,
    de rompérselo otra vez.
    Si “chapa´´ cada domingo,
    (perdón, la fiesta allí es el viernes)
    y a su mujer la somete,
    cada semana al suplicio,
    de reconstruirse el virgo,
    para que acto seguido,
    el volvérselo a romper.
    Más le valdría al galeno,
    ponerle una cremallera,
    y con la punta del “supo´´
    él, la abra por la fuerza.
    Cuando haya terminado,
    su mujer con disimulo,
    la cierre y lo tenga dispuesto,
    para romperlo otra vez.
    Si con esto no le sobra,
    si el doctos no tiene bastante,
    se podía entretener,
    perforando con la “chorra´´.
    cada noche que le plazca,
    una lata de tomate.
    Cuanto a la lata desvirgue,
    le manchará de rojo a él,
    de ese rojo de tomate,
    los huevos, hasta las ingles
    y pensará que de nuevo
    logró picar el billete,
    este que decía ser
    más que licenciado, Doctor
    lo más seguro que fuese
    de algún tren revisor
    por lo de…picar billetes.

    Al Sur de Gomaranto. 03.02.2008.
    .

    .
    ASdG. 07.06.20157/ .481

    07 Junio 2015 | 23:17

Los comentarios están cerrados.