Entradas etiquetadas como ‘sitios’

¿En qué sitios puedo conocer gente en verano?

Aunque hace poco repasara por aquí los consejos para hacerte un perfil de Tinder con el que no asustar a tus conquistas, no todo el mundo es de recurrir a las aplicaciones a la hora de conocer gente.

Así que para esas personas analógicas que preferimos relacionarnos con una cerveza (o un café) de por medio antes que con un teclado, el verano es la ocasión perfecta para coincidir gracias a la cantidad de oportunidades que tenemos.

PIXABAY

Los eventos al aire libre, las ganas de desconectar del trabajo, el ambiente distendido que reina entre todos, las vacaciones, el buen tiempo… Todo está de nuestra parte para no quedarnos en casa. Pero, ¿a dónde ir? ¿Por dónde empezar?

Para quienes se consideren aficionados a la música en directo, un festival es la excusa perfecta para romper el hielo con expresiones del tipo: “Pues a mí ya me gustaban Florence and The Machine antes de que se pusieran de moda”.

Ya que este tipo de eventos, por lo general, siguen un estilo de música concreto, es probable que compartas gustos musicales con gran parte de las personas que se encuentren allí reunidas. ¿Un par de ideas? El Aquasella o The Ark Cruise para quienes tengan más presupuesto.

La playa es otro lugar perfecto siempre y cuando se evite la hora punta. Es difícil entablar conversación cuando tienes al lado a una familia con los niños llorando porque querían helado de postre en vez de la fruta pelada del táper.

A muy malas, si nuestra ciudad tiene falta de playa, las piscinas pueden hacer el apaño en todos los aspectos. Las calas escondidas, si tienes la suerte de estar por Ibiza, como la Cala Saladeta, no se convierten en lugares tan masivos de la isla.

Si tu verano está siendo en la ciudad porque en tu trabajo no saben qué es eso de irse de vacaciones, acércate a algún local de coworking.

Además quién sabe los contactos que puedes hacer con la frase “¿A ti también te toca quedarte aquí en agosto?”. Si no puedes dejar la conexión ni un minuto pero necesitas relacionarte con alguien más que con tus superiores por mail, el WeWork de Barcelona te permitirá la oportunidad de hacer contactos, (laborales, por lo menos).

Las azoteas o locales de afterwork son otra opción buena si queremos conocer gente. No solo se convierten en el sitio de moda sino que en algunas de ellas incluso nos invitan a conectar sin necesidad de cables ni teléfonos como por ejemplo Skyzoo, organizado por QÜ Group en la azotea del Hotel Índigo. Además es una experiencia urbana en las alturas que repiten todos los sábados de verano.

Otro recurso del que podemos tirar es Facebook, aunque quieras evitar lo digital, estos días proliferan los eventos. Desde yoga en el parque hasta lectura de poesía moderna con té en la librería del barrio. Cine de verano o pícnic para hacer amigos son otras proposiciones por parte de la red para no quedarnos sentados en el sofá.

Además, ¿quién dice que al ser de ciudad no puedas disfrutar del pueblo? Es el momento de apuntarse a una pasar unos días fuera de la urbe aunque no tengas familiar en el lugar. Aprovecha el fin de semana y hazte una escapada a las fiestas más cercanas, como por ejemplo, la Semana Grande de Bilbao.

Te pille donde te pille el mes de agosto es lo de menos, de ti depende exprimir el destino al máximo.

Duquesa Doslabios.

(y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook)

Lo que debes saber si quieres tener sexo en lugares públicos

Si perteneces al grupo de los que pensamos que la vida es demasiado corta como para tener una vida sexual aburrida, seguramente estarás familiarizado con el concepto de tener sexo en lugares públicos o agorafilia, y, si no, te va a acabar picando la curiosidad, que por algo has hecho click en el titular.

PIXABAY

¿De dónde nos viene ese deseo de tener sexo “al fresco”? Apetece por varios motivos: porque hablamos de lugares “prohibidos”, porque tiene un riesgo añadido de que nos descubran, o, generalmente la más común, porque el calentón no se aguanta y la cama está muy lejos o que, directamente, no hay disponibilidad de casa. O simplemente porque te apetece, vaya.

De hecho, recuerdo una vez hablando con un caballero que me dijo que lo mejor que podría haber hecho la Iglesia era convertir el sexo en tabú, ya que gracias a eso, era algo tan divertido.

Pero por muy divertido que nos parezca, ¿tenemos que tener cuidado? El Código Penal solo prohíbe la exhibición y provocación sexual y solo tiene sanción si dicha actuación ocurre ante menores o incapaces (además tiene que ser una exhibición obscena de realmente mostrarle a alguien los genitales).

Por tanto, se entiende que si se da una relación sexual de una pareja en un lugar público, la intención no es exhibirse por lo que no es sancionable.

Si bien podemos pasar un poco del Código Penal, debemos atenernos al código cívico, ya que la única regla que deberíamos seguir es que aunque te la estés jugando, procurar de verdad no jugártela. Está muy bien el aquí te pillo, aquí te cepillo, pero intenta evitar traumas innecesarios al resto de ciudadanos inocentes que no tienen el más mínimo interés en ver lo mucho que quieres apretarte a alguien.

Respecto a los lugares preferidos, y según el último estudio de Dr. Ed, plataforma que pone en contacto con doctores vía online, realizado entre 500 americanos y 500 europeos reveló que el lugar más común son los bosques o parques. Qué le vamos a hacer, cuando se dice que la cabra tira para el monte es por algo.

Del monte va seguido el coche, la playa, los baños públicos y el cine, que encabezan los puestos más altos de la lista. Menos habituales son la universidad o biblioteca, en un vestuario, en la piscina, en el balcón, en el trabajo, en el garaje o en el ascensor.

Además, de la cosecha Doslabios, me gustaría añadir azoteas, festivales, probadores, en una celebración familiar o en una discoteca.

Mi propuesta es la siguiente, ¿qué tal si, aprovechando que aún no ha terminado el primer mes del año, incluyes en tu lista de propósitos aderezar tu vida sexual con algún sitio de los comentados?

Duquesa Doslabios.