Tu ex no tiene por qué tener responsabilidad afectiva

Estuve con mi última expareja varios años. Los suficientes como para conocerle de todas las formas y maneras.

Para saber su plato favorito, la lista de Spotify que más se ponía en la ducha o la travesura de su infancia que más le avergonzaba.

Y él también me tenía aprendida, por supuesto.

UNSPLASH

Quizás por eso, cuando la relación se acabó, no me entraba en la cabeza que, sabiendo tan bien cómo soy, actuara de la forma que lo hizo.

Que no moviera ficha, buscara soluciones o intentara que la situación no llegara al punto que lo hizo.

Tampoco entendí que, después, no quisiera mantener una amistad cuando era algo que él había pedido en un principio.

O que, por primera vez, empezara a dejarme en visto, con mensajes sin contestar, hasta el punto de comportarse como si no existiera.

Aquello me hacía daño de una forma de la que él era consciente. Quizás por todo lo que habíamos pasado.

A lo mejor porque las personas que nos han hecho palpitar siempre van a tener la capacidad de tocarnos más la fibra sensible.

Qué más da.

Lo que no me cabía en la cabeza era que lo permitiera. Que pudiera desembarazarse así de mí como cuando dejas de hablarle al match de Tinder que se pone demasiado intenso.

Fue algo que entendí hace poco, cuando me crucé con la clásica foto de Instagram de una cuenta de psicología.

Mi ex ya no tenía un vínculo emocional conmigo y por tanto no tenía por qué tener responsabilidad afectiva.

Escucharme, tener en cuenta mis sentimientos o acompañarme en el proceso eran una serie de privilegios emocionales que, en el momento que había puesto fin a la relación, no tenía por qué recibir.

Yo esperaba por su parte una reacción hacia mí como si siguiera siendo mi pareja, pensando en aquello que habíamos vivido previamente y el cariño que podíamos seguir teniéndonos.

Lo cierto es que la situación actual, el cambio en la relación hasta el punto de disolverla, invalidaba cualquier tipo de exigencia.

Es difícil y sufrido encajarlo, sobre todo cuando viene por parte de alguien que ha sido tanto.

Pero no quita en que hay que hacer ese esfuerzo titánico en comprender que si se ha acabado, se ha acabado. Todo.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Twitter y Facebook).

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser pepita

    Lo de “seguir siendo amigos” es uno de los tópicos y una de las mentiras más grandes de nuestro tiempo.

    Muchas veces, lo mejor es cortar por lo sano: fue bonito mientras duró, pero hasta aquí hemos llegado, adiós muy buenas.

    16 noviembre 2021 | 13:25

  2. Dice ser Ana

    Terminaste tú la relación, verdad?

    Es eso.

    16 noviembre 2021 | 15:00

  3. Dice ser no todo está siempre en nuestra habitación

    Una pareja es cosa de dos. Dos se encuentran, se imantan, con igual o diferente fuerza entre ambos polos, pero coinciden en el deseo de estar juntos.
    Cambian las circunstancias, propias o de entorno. Se acaba el imán, aparecen otros.
    Nadie debe obligar a nadie a pensar como uno quiere o a magnetizarlo obligatoriamente ni a pedirle eternas explicaciones por haber dejado de desear estar en pareja.
    Duele que nos dejen, pero igual habrá de dolerle nuestra insistencia a quien nos deja o viceversa.
    El amor único existe. Pero no todo el universo humano sensitivo ha de seguir ese patrón y hay personas más felices amando a varias que a una sola, y al revés también. La vida emocional, para ser sana, ha de abrir ventanas.

    17 noviembre 2021 | 21:45

  4. Dice ser estabilidad emocional relativa

    Yo he encontrado el amor de mi vida, uno que pensaba era imposible, que no podía ser tan asimilable por mi personalidad, y lo hallé cuando peor estaba, cuando ya no esperaba nada del amor perfecto. No hay celos, ni ideas de posesión. Libertad total, nada de intromisión. Perfecto. Y mira, ella apareció como sin querer, como guiada por el destino. Luego nos hemos dado cuenta de que hay muchas coincidencias extrañas que parecen habernos unido sutilmente en nuestro camino hasta el punto de pensar ambos que la vida tenía que unirnos. Ahora ando en estabilidad emocional pero dejando siempre espacio a mi eterna rebeldía.

    17 noviembre 2021 | 21:52

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.