El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Así es cómo deberías tener la charla del “¿Qué somos?”

Hay un punto de no retorno en todas las relaciones que es conocido como “la charla”.

Normalmente sabes que ha llegado el momento de tener la conversación cuando tus amigas te dicen “Ah, ¿que no habéis hablado aún que sois? ¿Y cuándo vais a tener la charla?

PIXABAY

La charla es ese momento en el que ya no puedes seguir eludiendo la pregunta de ¿qué somos? o ¿a dónde va esto? Tenerla es una manera de sincerarte no solo personalmente con tu persona sino con quien estés compartiendo la experiencia.

Con los años he ido perfeccionándome en la técnica porque al principio era de soltar la bomba y esperar a ver si no hacía mucho estropicio, cuando, realmente, puedes hacerlo con tacto y cariño sin que resulte incómodo para nadie ni te sientas como que estás poniendo todas tus entrañas en una picadora.

Porque aunque a veces no nos guste, “¿qué somos?” es una pregunta que tarde o temprano debemos hacer. Y es que llega un momento en el que lo de las maripositas en el estómago se parece más a un tifón tropical visceral y quieres a esa persona toda la mañana del domingo en vez de solo cinco minutos antes de que se vista y se marche.

Hablar las cosas siempre va a ayudarte a que veas todo claro. Asume que la respuesta que puedes recibir es negativa, (no está en el mismo punto/no quiere lo mismo que tú) pero de esa manera, recuerda que conocimiento es poder, podrás tomar la decisión al respecto de si seguir o no sabiendo que por la otra persona no hay mucho futuro.

Si das con alguien que solo quiere pasar un buen rato, piensa que está en todo su derecho, pero que es mejor que tú seas consciente de ello y no te estés montando la película de que vais a ir a Bali a haceros la foto para Instagram cogidos de la mano sobre una canoa con las montañas en el agua de fondo.

A la hora de sacar el tema, evita ir al grano en plan “Eh, que qué somos”. Hazlo más delicado, más casual, más “Oye, ¿podemos hablar de cómo estamos viviendo esto?” sin que parezca que le estás poniendo entre la espada y la pared.

Pero ante todo, sinceridad. Ábrete porque es la única manera de que la otra persona esté al tanto de lo que pasa por tu cabeza.

Pregunta si tienes dudas. Si no terminas de verlo claro o si te dicen “Yo es que no creo en las etiquetas”. Que te parece estupendo pero no eres una tienda de ropa sino una persona.

Lo importante es que resulte como resulte, os queden las cosas claras y podáis seguir adelante juntos o por separado pero sabiendo lo que hay.

Duquesa Doslabios.

(y acuérdate de seguirme en Twitter y Facebook)

2 comentarios

  1. Dice ser ana

    Jo, pues yo esa no la tuve con mi churri…la dije a una amiga “bueno, solo es un rollete, nada serio” y luego creo recordar que él mencionó nosequé de “novios”…y hasta hoy. Realmente, no sé como sería el hacerlo.
    Por cierto, Duquesa, he oido muchas historias para no dormir de charlas de ese estilo que terminan en una desaparición misteriosa del caballero en cuestión y un “nuncamássesupo” de él…podrías hablar del tema un día de estos? 😉

    05 octubre 2018 | 16:43

  2. Dice ser je je...

    Cuánta razón, ana…

    06 octubre 2018 | 13:17

Los comentarios están cerrados.