BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Histeria femenina. Y con ella llegó el vibrador

Querid@s,

En mi mesita de noche, silencioso y expectante, descansa mi pequeño pero letal vibrador. Hasta que abro el cajón para darle vida, claro.

Este es un llamamiento a las mujeres que habitan la faz de la tierra, porque tienen ustedes que saber quién ideó este bendito invento. Fue el médico británico Joseph Mortimer Granville, allá por la época victoriana. ¿Sabían ustedes que hasta mediados del siglo XIX existía en la medicina occidental una enfermedad llamada histeria femenina? En el contexto de la época se la denominaba «paroxismo histérico» y cualquier cosita de nada era  más que suficiente para que a una la consideraran histérica: que si no duerme por las noches, que si  pierde el apetito, que si le duele la cabeza.

225

Hysteria, Doctor Joseph Mortimer Granville tratando a una paciente

Antes de que el vibrador hiciera su aparición estelar, el tratamiento consistía en que el propio médico acariciaba manualmente a la paciente hasta que alcanzaba el orgasmo, sanando así la histeria. Vamos, que literalmente la masturbaba. El tratamiento masturbatorio finalizaba cuando la mujer llegaba al orgasmo, a lo que se referían como «paroxismo histérico», considerando el deseo sexual femenino reprimido como una enfermedad.

Quizás porque el buen doctor no querría andar todo el día con las manos en la masa (tampoco era lo más ortodoxo médicamente) o porque a su esposa no le haría ni puñetera gracia que se pasará el día otorgando orgasmos a otras (quizás a todas menos a ella) y metiendo los dedos en las vaginas de media ciudad, Granville inventó el primer vibrador a pilas con fines puramente terapéuticos, sustituyendo las manos del médico por una auténtica bomba orgásmica.

Fue en 1870. El nuevo artilugio conseguía que, en menos de diez minutos, las pacientes alcanzaran el orgasmo y se volvieran histéricas.

Hubo entonces que aguardar hasta expectantes hasta finales del siglo para ver como en los balnearios más lujosos de Europa y Estados Unidos, los tratamientos anti histeria con vibradores alcanzaban una popularidad absoluta. No fue hasta 1902 cuando la compañía estadounidense Hamilton Beach lanzó el primer vibrador eléctrico destinado a la venta comercial, convirtiendo al vibrador en el sexto aparato doméstico en ser electrificado. Así fue como este pasatiempo sexual comenzó a venderse como churros y muchas compañías diseñaron sus propios modelos. Las distintas versiones se anunciaban en revistas y catálogos de moda y confección, atiendan, como máquinas de masaje antiestrés. Razón no les faltaba. Una página del catálogo Sears de electrodomésticos de 1918 incluye un vibrador portátil con accesorios, anunciado como “muy útil y satisfactorio para el uso casero“. A ver si lo encuentran entre todas las ayudas para ellas.

800px-sears_-_aids_that_every_woman_appreciates

Con el tiempo y una caña la imagen y reputación de los vibradores cambió completamente a mediados del siglo XX. Para bien y para mal, les explico. En 1952, la Asociación Americana de Psiquiatría por fin declaró oficialmente que la histeria femenina no era una enfermedad legítima, sino un mito obsoleto, carca y anticuado. Por otra parte, los vibradores adquirieron más difusión con un cine porno que comenzaba a mostrar actrices utilizando el vibrador como juguetito para el placer sexual.

Hasta ahora los vibradores se vendían disfrazados con fines terapéuticos, pero se hizo público que el tratamiento para la histeria femenina era básicamente una sesión de masturbación puesto que la enfermedad no existía, y el cine porno mostraban a las actrices porno gozando de la mano de estos artilugios, ratificando el auténtico uso del  vibrador, la gente empezó a ver a los vibradores como objetos de perversión sexual. Acaso ese fue el  motivo por el que desaparecieron de las revistas femeninas, catálogos y estantería de tiendas como Sears, donde se habían exhibido sin vergüenza durante casi medio siglo. Vena sino esta publicidad de 1910.

vibration-is-life

Gracias a la modernización de la sociedad, la revolución tecnológica, al empeño de los fabricantes de juguetes sexuales, hoy en día con estos artilugios una se corre en menos que canta un gallo. Precisamente esta mañana ando más feliz que una perdiz. Aunque hoy he dormido sola, esta mañana he salido folladita de casa. No ha sido en brazos de un hombre, esta vez Ocean, mi vibrador, que es mi insaciable fuente de placer onanista, me ha dado lo mío. ¿Ocean? se preguntarán. Sí, porque el placer con él, junto a él, provocado por él, es infinito. Como el océano.

Que los hombres no se alarmen, no se me echen las manos a la cabeza y aclamen al cielo. Los vibradores pueden ser, si ustedes quieren y se dejan llevar, excelentes aliados para los hombres que se atrevan a innovar.Con o sin vibrador…

Que follen mucho y mejor.

11 comentarios

  1. Dice ser Sagues

    Muy curioso, no sabia que el origen de los vibradores fuera este.

    16 noviembre 2016 | 16:27

  2. It’s amazing when you find a good content in today’s internet.

    16 noviembre 2016 | 16:33

  3. Dice ser Sobre la humana zorrería que es vasta como tres Universos

    Si el ser humano, que se tienen por digno, sano y culto, decidiera escribir la Historia de la hipocresía no habría papel en el Universo ni tinta para completar la enciclopedia más gigantesca jamás escrita.

    16 noviembre 2016 | 18:12

  4. Dice ser Arioch

    Tanto decir que las mujeres necesitan tanto a un hombre como un pez a una bicicleta, y hasta para eso tuvimos que dar nosotros con la tecla y poner el dedo en la llaga.
    El día que faltemos nosotros os moris de asco.

    16 noviembre 2016 | 21:09

  5. Muy buen artículo! Efectivamente los vibradores se idearon con fines terapéuticos. Por suerte hoy en día los juguetes eroticos son complementos ideales para la auto estimulación o para usar en pareja.

    16 noviembre 2016 | 22:03

  6. Dice ser Luis

    Pues se debería volver a enfatizar su uso terapéutico.

    Nos ahorraríamos a mucha mal follada suelta por ahí.. Chicas reconocerlo: Inflaros a chocolate y helado no basta.

    16 noviembre 2016 | 23:04

  7. Dice ser helado de chocolate

    Ese Luis!!!! Has dado en el clavo, jaja!!

    17 noviembre 2016 | 00:05

  8. Dice ser Lucas

    Sí, vale. Será una solución en algunos momentos y en algunos casos. Pero vamos, ser sinceras las mujeres… a lo natural no llega nada. Y un buen amante en la cama no tiene nada que ver con un vibrador. Pero nada de nada.

    17 noviembre 2016 | 08:27

  9. Dice ser MaiMay

    Viví en India unos años. En una ocasión tuve un amante alemán bastante grande. Un día nos fuimos a tomar un té, y nos envenenaron. A mi, la mitad de tamaño que él, los síntomas fueron grandes, hasta el punto de tener que llamar a una “ambulancia” que me llevó a un hospital porque me faltaba la respiración, mi músculos no respondían y estaban tiesos, y estaba falleciendo. Afortunadamente para mi, vomité y algo más al llegar al hospital, con lo que mi cuerpo se liberó de lo que quedara del veneno. En el hospital vieron que mi tensión era extremadamente baja y mi corazón palpitaba que parecía ritmo de salsa, con música clásica, que paraba durante varios segundos o era muy rápido durante otros segundos. Me injectaron suero y eso fue todo lo que hicieron. Sobre las 5 de la mañana vino el médico y habló con mi amante a solas. Cuando él vino le pregunté qué dijo. El médico dijo, como diagnosis que yo estaba histérica y que necesitaba más sexo. Y cuando mi amante le preguntó que por qué el tenía los mismos síntomas solo que él en menor potencia, el médico le dijo “yo eso no lo se, pero ella está histérica porque no tiene suficiente sexo”. Claro, no pudimos considerarlo más estúpido, porque solíamos pasar varias horas al día teniendo muy placentero sexo con orgasmo tras orgasmo. Pero obviamente, aún hay médicos retrógrados por el mundo.

    17 noviembre 2016 | 10:20

  10. Dice ser F.Ángel

    Tuve una amiga que se consideraba anorgásmica. Hasta que un año alguien le recomendó o regaló un “huevo” que vibraba…

    Digamos que su mundo cambió de manera drástica y, tan entusiasmada estaba con el descubrimiento que esas navidades regalo “huevos” a todas sus amigas, e incluso a su hermana y ¡¡a su madre!!…

    Mi pareja actual, cuando la conocí, no había usado “juguetes” tampoco, y le regalé su primer vibrador, al que, con el tiempo, se unieron varios juguetes más, para que los usara en mi ausencia, o como “complemento” en nuestras relaciones.

    Me parece un tanto exagerado decir “una se corre en menos que canta un gallo”, ya que, al menos mi pareja, necesita un algo de tiempo; pero, la verdad, digamos que “facilita” un tanto las cosas…

    17 noviembre 2016 | 10:35

  11. En nuestra tienda podrás encontrar todo tipo de vibradores de las marcas de mayor prestigio en el mundo. Hedonic es una sex shop en línea especializada en proveer juguetes eróticos de la más alta calidad para adultos, experiencias 5 sentidos y una variedad de productos que te permitirán disfrutar, descubrir, conocer y vivir tu sexualidad de manera saludable. Además de contar con toda la información necesaria de los materiales con los que estos están elaborados, porque no hay placer sin salud y en su búsqueda el cuerpo es el mejor aliado.

    18 noviembre 2016 | 01:25

Los comentarios están cerrados.