BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Bienvenid@s a Erotikaland, el primer parque erótico festivo (y sexual) de Latino América

Querid@s,

Con la canícula estival asomando por la esquina comienzan a proliferar los festivales de música. Como me gustan a mí y que rabia me da perdérmelos todos ellos este verano por no hallarme en España. Por estas latitudes, salen por un auténtico ojo de la cara y parte del otro. Qué le vamos a hacer. Pero además de los festivales musicales, ya los empieza a haber de sexo. Solamente en Brasil podría florecer una idea parecida. Se llamará ErotikaLand y será el primer parque temático erótico de América Latina. No obstante, el de la tierra del plátano tropical, el café, la samba o la capoeira, no será el primer parque de su especie. En Corea del Sur existe Jeju Loveland, un enclave donde se funden arte y erotismo. Pero eso ya es otro cantar.

Si los planes siguen su curso establecido, este mega parque (solo para adultos) dedicado al más lujurioso entretenimiento estará listo para finales del próximo 2017, en la ciudad de San Pablo. Como es lógico, ErotikaLand, antes de haberse inaugurado, ya está dando de qué hablar, pues que no todo el mundo ve con ojos tiernos la temática de este futuro enclave dedicado a los placeres venéreos. “No queremos ser conocidos como la capital del sexo”, confesó Matheus Erler, miembro del partido democristiano de Piracicaba –región que acogerá este sicalíptico proyecto,- y mostró su preocupación de que este parque de atracciones se convierta en un reclamo para “individuos depravados”.

Erotic-Park-edit

Mauro Morata, uno de los ideólogos de esta peculiar iniciativa, afirma que con este proyecto de alto voltaje pretende terminar con algunos tabús en torno al sexo (además de forrarse, diría yo) y ha dejado muy claro que este proyecto nada tiene que ver con la prostitución. “Esto no va a ser Sodoma y Gomorra, que quede claro”. “Sabemos que es un proyecto muy ambicioso, pero nuestra intención es hacer que el sitio de un punto turístico internacional”, afirmó Paulo Meirelles, otro de los socios de ErotikaLand.

Uno de los principales atractivos de este parque erótico festivo será un fastuoso cine en 7 Dimensiones donde se proyectarán películas porno en cabinas individuales en las que los concupiscentes espectadores podrán disfrutar de “aromas y vibraciones” de agarra y no te menees, entre otras sensaciones estimulantes. Ya me lo estoy imaginando yo. Qué placer subirse a un fantasmagórico tren y dejarse un@ asustar por esbeltos cuerpos semidesnudos, torsos de mármol y esculturales siluetas sudadas bailando al ritmo de lo que sea que suene.

Y al final de la jornada, después de tanto vaivén y ajetreo sexual, qué mejor entretenimiento que acercarse al puesto de algodones y llevarse a la boca un refrigerio en forma de una gran nube rosa y fálica. Me pregunto si sabrá a pene. Para los que no quieran dejarse ver, habrá una rueda de la fortuna, es decir, una cabina privada en donde el visitante podrá ponerse a sus anchas para ponerse las botas mirando y no ser visto, como un auténtico mirón. Y, como no podría faltar en cualquier parque temático que se precie, una piscina nudista en la que atemperar tanto devaneo sexual o acaso humedecerse en medio de tórridos juegos salvajes.

En cambio, los visitantes echarán en falta un hotel en el que amancebarse. Y es que, según Mauro Morata, el parque se ha concebido como un espacio que acerque al sexo de forma lúdica, una propuesta para pasar el día de forma divertida y curiosa, por lo que las relaciones sexuales estarán prohibidas en su interior. No lo veo eso yo tan claro.

Con un presupuesto de 19 millones de euros, esta lasciva infraestructura de más de 150 mil metros cuadrados será capaz de “llevar al delirio” a más de 3000 visitantes diarios. El parque tendrá museo y actividades para adultos, como coches de choque con forma de genitales, un tren fantasma, piscina para nudistas, salas de cine X, restaurantes eróticos de comida afrodisíaca, teleférico, sector de juegos sexuales, plaza de esculturas y un larguísimo etcétera que no les adelanto para que lo vean con sus propios ojos. El requisito es simplemente estar dispuestos a desembolsar 87 euros por entrar al Jardín del Edén. Pero ojo, siempre y cuando sea usted mayor de 18 años. Esta Disneylandia del sexo tiene su propio happy end. Y es solo para adultos.

Que follen mucho y mejor.

2 comentarios

  1. Dice ser Rafel

    19 MM ??? El triple mínimo…

    30 mayo 2016 | 09:09

  2. Dice ser As d ♥

    Eso va a ser un putiferio a lo grande, y las relaciones estarán prohibidas dentro del centro, ya Mauro, ya, descansa, maemia cualquiera se mete en esa piscina llena d caldos de todo tipo, allí en Brasil esta bien montado, aquí con el Encuentros ya sacian al personal.

    Feliz lunes y ¡¡¡ Hala Madrid!!!

    30 mayo 2016 | 12:38

Los comentarios están cerrados.