BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Eros vs Thanatos

Querid@s,

“Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor pero la violencia es practicada a plena luz del dia” John Lennon.

Completamente de acuerdo y no entiendo por qué. La vida de cada un@ y la sociedad es una lucha continua entre los dos instintos básicos que llevamos dentro todos los seres humanos: el odio y el amor. Freud los llamó Eros y Thanatos, utilizando el nombre de dos dioses de la mitología griega.

erosEros, el dios de la vida, es un instinto cuya característica es la tendencia a la conservación de la vida, a la unión y a la integridad, y que posibilita el sexo como placentero y como generador de vida. Thanatos es el instinto de la muerte. Designa las pulsiones que tienden hacia la autodestrucción. Desde que nacemos hay una permanente lucha que crea una inevitable tensión, tanto en el individuo en particular como en la civilización humana.

Aunque a algunos les traiga sin cuidado voy a contarles donde me encuentro. Estoy en la isla griega de Lesbos, echando una mano en lo que puedo en esta crisis humanitaria de dimensiones épicas. No sé lo que resistiré, esto es demasiado para el cuerpo de cualquiera. Aunque algunos, benditos, sacan fuerzas y siguen aquí dedicando su tiempo y su trabajo a algo que está por encima de ellos: la humanidad.

Estar aquí, tan cerca (y tan lejos a la vez) de la realidad de las miles de personas que llegan cada día a esta isla está cambiando mi vida. Otro de ustedes, creo recordar que era Fran, decía que la vida puede ser maravillosa. Estoy de acuerdo, pero no para todos.

Esta experiencia vital es, por el momento, la que más me ha acercado a una realidad en la que imperan los sentimientos ‘bajos’ que hay en muchas personas, como los malos deseos, la envidia, la crueldad o el odio. En estos casos está bien claro que en la persona está actuando Thanatos. Pero también estoy viendo a Eros en todo su esplendor. Lo veo cada día en los voluntarios, en los refugiados que buscan esperanzados una vida mejor, en todas aquellas almas que practican actividades humanas elevadas como el verdadero amor, la caridad, la tolerancia y la solidaridad.

Esta guerra que está obligando a tanta gente a abandonar su patria es una clara manifestación de la presencia de Thanatos. Cada día veo pasar miles de personas por el campo de refugiados de Moria (al sur de la isla de Lesbos), donde estoy trabajando. Desde aquí sigo escribiendo (le pese a quien le pese) y leyendo los comentarios de unos pocos, siempre los mismos, y me entristezco todavía más. Me apena leer mensajes cargados de odio, de ira, de rabia. De nuevo, Thanatos en estado puro. Afortunadamente estos mensajes indeseables se intercalan con otros que me hacen reír a carcajadas. Otros me enseñan, me hacen reflexionar y darme cuenta de que me equivoco. En cualquier caso me quedo con lo positivo, que hablen de mi, aunque sea mal.

Como citaba Daniel, uno de los lectores que lee y critica constructivamente, “Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor pero la violencia es practicada a plena luz del día”. No son sus palabras, se las ha tomado prestadas a John Lennon.

John_Lennon_&_Yoko_Ono_leave_Amsterdam_2

Yo me niego a que en este pulso que es la vida gane la batalla Thanatos. Me niego en rotundo. Qué más da que a un@ le gusta follar en los baños, que se tire a todo lo que se menea, que le guste hacerlo por detrás y por delante a la vez? ¿Acaso alguno se cree con autoridad moral para decir lo que está bien o mal?

No perdamos el tiempo insultando, criticando, pronunciando palabras feas y practicando la violencia o la agresión. ¿Por qué no invertir el tiempo en algo de lo que sentirnos orgullosos? Quiero pensar que tienen cosas más interesantes que hacer. Y si no se les ocurre nada, les propongo 11 tareas que hacer antes de ponerse a berrear, refunfuñar y criticar. En cualquier situación de la vida.

Háganse una paja masturben al prójimo.

Hagan una obra de caridad, o mejor un voluntariado.

Aprendan un idioma nuevo: griego, francés.

Tírense en paracaídas. Si no se atreven, prueben el parapente que es un viaje más edulcorado.

Pasen un fin de semana en la playa.

Lean un buen libro.

Aprendan a cocinar sushi.

Descubran un nuevo sabor de helado.

Váyanse de viaje con alguien que les inquiete.

Escuchen la discografía entera de un artista que no conozcan. Si no lo conocen, les recomiendo Sixto Rodriguez.

Hagan el amor con mucho amor.

Que follen mucho y mejor

7 comentarios

  1. Dice ser lee(te) y reflexiona

    No puedes pedir a tus lectores que hagamos lo que tú como periodista no haces la mayoría de veces, son muchas las ocasiones en las que te he leído juzgar de antemanoy poner apelativos a los que piensan distinto a las opciones que tu propones en tus artículos, hay días que te pasas dos pueblos y te quedas tan ancha, ahora no vengas con que no nos creamos con autoridad moral para esto lo otro cuando tú no practicas lo que predicas. He pensado muchas veces que este blog le escribe más de una persona o también puede ser que unos días lo escribas con más interés que otros y los más sólo buscas provocar y que te suban los comentarios.
    Es muy solidario lo que explicas de la situación en el lugar en donde te encuentras pero si tienes que no hace falta ir tan lejos para entender los altos y los bajos de las miserias humanas.

    01 febrero 2016 | 13:03

  2. Dice ser Carla

    Cualquier persona capaz de salir de su zona de confort dispuesta a ayudar en lo que sea a quien lo necesite, merece mi respeto por la simple razón de que no es sencillo dejar atrás nuestros propios miedos para afrontar los de otros. Toda acción que sume por pequeña que nos parezca forma parte de un todo de un movimiento positivo que no debe de cesar.
    Este fin de semana leía horrorizada la cantidad de seres humanos (niños en su mayoría) que están desapareciendo en su llegada a Europa en manos de mafias que trafican con humanos. La dimensión de la tragedia es tan grande que no podemos taparnos los ojos querer pensar que sus daños colaterales no terminarán alcanzándonos.

    01 febrero 2016 | 18:51

  3. Dice ser Bern

    Hay una falacia en eso de que no se puede exhibir el amor en público, pero sí en cambio la violencia.
    El amor sí se puede exhibir en público sin problema alguno, pero con el sexo es diferente, pero no porque no se pueda exhibir sino porque todos instintivamente para practicar sexo buscamos la mayor privacidad posible a fin de no tener que soportar posibles e incomodísimas interferencias de otros (que si hacemos el amor en público, se pararían a mirar, harían comentarios, tocarían a nuestra pareja o a nosotros, algunos incluso tratarían de meterse a participar directamente pretendiendo plantear un trío o una orgía…), pero practica la violencia en público y ya verás qué pronto alguien llama a la policía y en un momento la tienes encima interviniendo y muy posiblemente deteniéndote. Dejémonos de tópicos facilones repetidos hasta la saciedad, por favor, pues distan mucho de ser ciertos.

    01 febrero 2016 | 20:17

  4. Dice ser Catrinesis

    Eso es así, díselo a mi amante que se esconde de su mujer para hacer el amor conmigo y que si le ve, le pega un castañazo en la calle o en donde pille a la vista de todos.

    01 febrero 2016 | 21:14

  5. Dice ser Bern

    ¿Cómo dices que fue?

    01 febrero 2016 | 22:11

  6. Dice ser pedito feliz

    Querida, tu público es más de pedo, caca, culo, cuernos y pis. Eso de Eros y Thanatos es un poco rollo, tú escribe de tamaños y formas de penes, tetas, pezones, culos, etc. Verás como se manifiesta el personal.
    Cambiando de tema: El John Lennon era un pijo capitalista, no me dice nada.

    02 febrero 2016 | 23:00

  7. Dice ser @ bern

    falacia

    Del lat. fallacia.

    1. f. Engaño, fraude o mentira con que se intenta dañar a alguien.

    2. f. Hábito de emplear falsedades en daño ajeno.

    No me des las gracias.

    02 febrero 2016 | 23:05

Los comentarios están cerrados.