BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Perversiones raras de la A a la Z

Querid@s,

¿Le gusta a usted jugar con cosas raras? ¿Le van individuos bizarros? ¿Le ponen situaciones que no le van a sus amig@s? Sin lugar a dudas, es usted un parafílico.

Todos hemos oído hablar de comportamientos  poco habituales como la cropofilia, el sadomaso, el voyeurismo o el voyeurismo. Para gustos los colores y respeto, pero hay otras filias que lógicamente no. Depravaciones como la necrofilia, la zoofilia y otras que no quiero ni pronunciar. Como todo en la vida, en el mundo de las parafilias hay para todos los gustos. El número y taxonomía de las filias sexuales tienen su intríngulis y algunos expertos y fuentes especializadas en la materia tienen identificada la friolera de 549 tipos de parafilias.

Estos gustos son comportamientos sexuales en los que la fuente predominante de placer no se encuentra en la cópula, sino en individuos, situaciones, objetos o actividades atípicos. Sin embargo, los expertos no aclaran y no hay manera de que lleguen a un acuerdo cuando se trata de poner los límites entre una práctica sexual bizarra y la parafilia. Incluso existe debate sobre si alguna de las consideradas parafilias realmente no lo es. Un asunto vidrioso, cuanto menos.

Escena de la película Historia de O (1975)

Clasificar una práctica sexual como parafilia depende muchísimo de las convenciones sociales imperantes en un momento y lugar concretos. Por ejemplo, el sexo oral y la masturbación se consideraron parafilias hasta mediados del siglo XX. Aunque a uno le exciten las faltas de ortografía, fenómeno denominado anortografofilia, no sería una práctica parafílica, siempre que la persona no se ponga cachondo sólo leyendo faltas de ortografía.

He rescatado para ustedes algunas de las parafilias más extrañas del mercado, una por (casi) cada letra del abecedario. Me las ha chivado la wikipedia.

Andromimetofilia: Atracción por mujeres que se visten de ellos. Además se comporta sexualmente como un hombre y el hombre adopta el rol de la mujer. En la penetración anal, la que haga las veces de penetrador@ será ella y el hombre será al que pongan mirando pa Cuenca.

Balloning: Placer sexual que se obtiene sólo al ver mujeres hinchando globos, explotándolos, montándolos, estirándolos y jugando con ellos.

Clastomanía: Excitación al romperle a la pareja la ropa que lleve puesta.

Dacrifilia: Excitación por las lágrimas o el llanto del otro.

Efebofilia: Atracción hacia adolescentes o personas que pasan por la pubertad.

Formicofilia: Excitación sexual al reptar hormigas (también otros insectos —caracoles, gusanos— o animales pequeños) sobre los genitales

Furtling: Las revistas porno “cobran vida”. Se recorta un agujero para el pone donde debería ir el pubis y uno se masturba con la página colgando. Dicen que es casi tan placentero como la vida real, pero con el inconveniente de que uno se puede cortar con el papel.

Gigantofilia: Atracción sexual por mujeres gigantes.

Hipoxifilia: Consiste en impedir la respiración de la pareja o la propia, vía la semiestrangulación u obstruyendo las vías respiratorias cubriendo la cabeza con elementos de látex o plásticos. Y precisamente con una bolsa de plástico le taparía la cara a Cristiano Ronaldo, que es una gamba. De semejante varón se aprovecha todo menos la cabeza.

Ipsofilia: Excitación sólo por uno mismo. No es lo mismo que masturbación, donde el objeto sexual puede ser una persona presente, una fotografía o una fantasía. Aquí hablamos de ponerse a sí mismo, de mirarse y ponerse cachondo. ¿Un narcicismo sexual?

Jactitafilia: Excitación producida por el relato de las propias hazañas sexuales. Esto me suena bastante. Alguna vez me he  colado en alguna conversaciones de machotes en la que el orador se marcaba un monólogo de lo más erótico en el que su oratoria iba cobrando una fuerza desmedida mientras salivaba y contaba con todo excesivo lujo de detalles su proeza.

Koumpounofilia: Excitación sexual derivada de los botones o prendas con botones. Habrá que probarlo, yo empezaría desabrochando los de la camisa, a ver qué tal se me dan.

Ligofilia: Atracción por lugares oscuros o lúgubres.

Misofilia: Atracción sexual por la ropa sucia.

Nasofilia: Fetichismo de la nariz. La persona se excita sexualmente al ver, tocar, o a menudo, chupar de manera erótica la nariz. Menos común, están los que se excitan al sentir su nariz acariciada, tocada o chupada.

Oclofilia: Excitación ante una multitud de personas reunidas.

Plushofilia: Excitación al tener “sexo” con algún peluche o restregar las partes intimas con algún muñeco de felpa.

Quinunolagnia: Excitación sexual por ponerse en situaciones de peligro.

Renifleurismo: Excitación debida al olor de la orina.

Somnofilia: Tener relaciones sexuales con una persona desconocida mientras aquella duerme.

Dibujo de Utagawa Kunisada, Wikipedia

Tricofilia: Excitación por el cabello humano. Deriva en varias parafilias según color, cantidad, largura o peinado. También vale masturbarse utilizando el cabello de otra persona y la excitación por ver cómo el otro se acicala el cabello.

Urofilia: Excitación exclusivamente con el uso de la orina durante la práctica sexual. Vamos, la conocida lluvia dorada.

Vorarefilia: Fetichismo en el que la excitación se deriva de la idea de ser comido, comer a otra persona o presenciar el proceso.

Xenofilia: La excitación sólo se produce con personas de otro países.

Zoofilia (bestialismo): la excitación sexual se produce solamente con animales.

En fin, cada loco con su tema. ¿Conocen alguna más?

Que follen mucho y mejor.

13 comentarios

  1. Dice ser As d ♥

    Arachibutyrophilia.

    Come melocotón y observarás mi transformación.

    23 noviembre 2015 | 08:21

  2. Dice ser Jean-Marc

    Es curioso que digas que el sexo oral fue considerado como parafilia anteriormente. Me acuerdo que un filosofo (que podria ser mi padre) dijo que la mayor parafilia fue el misionero, porque los neandertalos lo hacian como (los) animales, es decir en la postura del perrito. Pero un dia, una neandertala de dio la vuelta. y la humanidad empezó a distinguirse del mundo animal con esta accion.

    23 noviembre 2015 | 09:02

  3. Dice ser Ruben

    ¿No existe la manofilia? A mi me excitan las manos, en realidad, la piel de la parte superior de la mano. Me encanta que me las acaricien o acariciar unas suaves y bonitas, jovenes, besarlas, pasarlas por la cara, por los labios, lamerlas, olerlas.

    23 noviembre 2015 | 10:28

  4. Dice ser somos cadenas pensando que volamos

    Cuando el ser humano deje de rechazar el sexo y todo lo rodea desubrirá un nuevo Universo.
    Mientras tanto se permite hablar, descubrir a base de texto, algo qu eno está mal, pero todo esto queda irresuelto con la censura brutal que se ejerce contra la imagen del mismo objeto.
    No puede haber humanidad sana cuando se niega la realidad sexual de la especie.
    Se convierte en una especie bruta, cerrada, histérica, hipócrita, reprimida, repleta de miedos… Un artificio asexualizador, atemorizador, un ente elejado del planeta y la realidad de los tiempos que vive.
    El cerebro es una cosita que se debe educar. Y la educación destierra miedos y crea razón y conocimiento, amor a verdad.

    23 noviembre 2015 | 11:30

  5. Dice ser Luis

    ¿Y excitarse viendo un partido de fútbol?
    😜

    23 noviembre 2015 | 11:45

  6. Dice ser El_Soberano

    Hombre, así a bote pronto,

    Gerontofilia -> gente mayor
    Furnifilia -> Cuando uno de los dos se hace pasar por mueble todo el tiempo.

    @Luis

    Eso se llama estupidez a secas.

    23 noviembre 2015 | 12:04

  7. Dice ser Lico

    Bonito el comentario de los hombres con sus chanzas y su babilla cayendo. Curiosamente no dices nada de mujeres. Que raro que siendo mujer no expliques ninguna anécdota en tu círculo de amistades femeninas. Ah que eso no lo dices pero el de los hombres venga ahí lo suelto y no pasa nada total una más.
    Cuando la plushofilia seguro que es muy habitual con las mujeres pero claro eso no se cuenta.
    Anda ya.

    23 noviembre 2015 | 12:19

  8. Dice ser guapada de Arte

    ¿Han visto cómo posan ya las modelos de moda en magazines?

    http://41.media.tumblr.com/c6fd5d783adb13e8f81ae42630a0c2b3/tumblr_nonlfqSi3m1qd90flo1_540.jpg

    23 noviembre 2015 | 12:45

  9. Dice ser BEARD

    Pogonofilia: cuando se vuelven locas por una barba…

    23 noviembre 2015 | 15:50

  10. Dice ser antihielo

    ¿Jugamos a un juego? es un ejercicio de imaginación, consiste en intentar adivinar qué le ocurriría a un redactor varón de este periódico si firmara el siguiente párrafo:

    Hipoxifilia: Consiste en impedir la respiración de la pareja o la propia, vía la semiestrangulación u obstruyendo las vías respiratorias cubriendo la cabeza con elementos de látex o plásticos. Y precisamente con una bolsa de plástico le taparía la cara a Sarah Jessica Parker, que es una gamba. De semejante hembra se aprovecha todo menos la cabeza.

    Si la autora del artículo quiere participar, estaré encantado de leerla. Mira que me cae mal Cristiano Ronaldo, pero me parece ciertamente grave, lo aquí escrito. ¿se va a disculpar alguien?

    23 noviembre 2015 | 16:05

  11. Dice ser Taxus

    Mi “blondehairfobia” -palabro que me saco ahorita de la manga- , no sé si es una perversión como tal o más bien una fijación reiterativa desde mi más tierna infancia; pero es ver una rubia natural con su melena al viento – que esté muy buenísima como comprenderás en súper imprescindible- y ya ni oigo, ni razono, ni leches en vinagreta. Sólo pienso…cómo me las maravillaría yooooo?!

    Por cierto, con la Plushofilia me he tirao por el suelo. Así, sin más. No tanto como con tu apreciación sobre Ronaldo Modesto alias el Gamba -más chipirón que gamba creo yo- pero descojono más grande me he pasao leyendoooo, madre mía…Y no sé si soy un poco koumpounofiliano-marrano, pero los botones me molan cantidad. Es una cosa, tremenda. Y si atesoran tersos tesoros escondidos , ni te cuento. De hecho una palabra que me parece rechula en el españolo de toda la vida, es precisamente: desabrochar.

    23 noviembre 2015 | 18:21

  12. Dice ser Tekle

    Algunas dan mieditooooo. La pogonofilia es la mía, aunque no llega a perversión, me temo. Es sólo que un buen barbado tiene un o sé qué…

    23 noviembre 2015 | 20:55

  13. Dice ser Render

    La efebofilia es la excusa que puso el Vaticano cuando empezaron a conocerse los casos de curas violadores de niños.

    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2009/09/29/actualidad/1254175216_850215.html

    23 noviembre 2015 | 21:30

Los comentarios están cerrados.