BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Solo una semana para acabar con un matrimonio

Una miserable semana de vacaciones. Eso es todo lo que ha necesitado una pareja de amigos para que su matrimonio pasase a mejor vida. Ya sé que hay tropecientos estudios y expertos que hablan de cómo el descanso estival provoca multitud de separaciones, que si en septiembre se disparan los divorcios, que las parejas no están acostumbradas a pasar tanto tiempo juntas y todo ese rollo, pero una semana me parece todo un récord, la verdad.

GTRES

GTRES

Y sí, supongo que, como todas las parejas, tenían sus más y sus menos y sus problemas de fondo, pero de verdad que, en esta ocasión, no lo vi venir. La versión de ambos, por separado, coincide bastante: que la rutina diaria les había hecho tener vidas muy distantes y que al final, casi sin querer, acabaron siendo más compañeros de piso que otra cosa, de esos que se ven solo por la noche para cenar, y a veces ni eso. En este caso no había niños de por medio, así que todo ha sido más fácil, pero su ruptura ha provocado que muchos amigos de nuestro entorno se hayan puesto a reflexionar sobre sus relaciones y sobre su ritmo de vida. Y no son pocos los cimientos que se han echado a temblar. “No nos dimos cuenta hasta que nos tuvimos ahí, el uno frente al otro sin nada que decirnos y sin saber cómo tocarnos, con siete largos días con sus siete noches por delante. Al final hasta nos resultábamos molestos el uno al otro, como la típica visita pesada que no termina de irse de casa y ya no puedes soportar”, me cuenta él. Triste, muy triste.

En seguida me acordé de unos tíos míos que, hace unos años, cuando pasaban la cincuentena, se fueron de vacaciones a las islas Seychelles. Normalmente pasaban las vacaciones en una pequeña casita que tienen en un pueblo de Cádiz, pero ese año decidieron darse un homenaje. Y claro, no es lo mismo. En su pueblecito cada uno tenía sus quehaceres, sus hobbies, tenían amigos, etc. Pero allí, en aquel trozo de tierra en medio del océano Índico, solo tenían un par de libros y una baraja de cartas para matar el tiempo. Ni sexo, ni deportes acuáticos, ni excursiones, ni nada. A los tres días de estar allí a él se le cruzó el cable y no quiso hacer nada. A la vuelta, hizo las maletas y se fue a vivir a un hotel. “No quiero acabar como mis padres”, dijo a modo de explicación. En lugar de hundirse, recuerdo a mi tía repitiendo como un mantra: “Si no me quiere como soy, prefiero que se vaya”. Al final, tras tres meses de mareo, él volvió a casa, y hasta hoy. Personalmente creo que no fue por amor, sino por miedo a envejecer en solitario. El peso de la costumbre y el calorcito de lo conocido. La zona de confort, que diría hoy en día cualquier de coach de tres al cuarto.

No los juzgo, en serio, pero de verdad que para mí espero algo más. Algo más que tener que rellenar los días con multitud de actividades y compañías para poder estar en pareja. Algo más que resistir, algo más que la simple confortabilidad. Porque el amor es otra cosa… y la vida, también.

19 comentarios

  1. Dice ser Lolailos

    Sólo una semana no: ese matrimonio ya estaba muerto desde mucho antes.

    Cada pareja es un mundo, pero hay algo que es común a todas: la relación hay que cuidarla y trabajarla día a día, igual que las amistades, igual que con la familia.

    Es difícil, cada uno con su trabajo, su estrés, todo el día fuera, es fácil caer en la rutina y la autocomplacencia.

    En tu caso, tus amigos tuvieron suerte, fue algo de lo que se dieron cuenta los dos, la llama se había apagado y lo mejor era cortar por lo sano y seguir cada uno su camino. Aunque, ¿no había forma de reavivarla?

    Yo espero no acabar así; lo intento, lo intentamos: sacar tiempo para hacer cosas juntos, etc. De momento van casi 10 años, espero que sea para muchos más 🙂

    15 julio 2015 | 10:40

  2. Dice ser el récord puede ser incluso más rápido

    Yo sé de un caso en que el matrimonio apenas duró media hora después de darse el Sï.

    15 julio 2015 | 11:01

  3. Dice ser F.Ángel

    Las relaciones no mueren por las vacaciones, si no que en periodos vacacionales parejas que apenas pasan tiempo juntos el resto del año, tienen que asumir la convivencia conjunta y los posibles “vicios” que tenga la relación.

    Esto puede llevar tanto a un reforzamiento de la relación, como a su posible ruptura.

    Lo mismo pasa con parejas que llegan a la jubilación. De buenas a primeras se encuentran en una situación de convivencia constante y “permanente”.

    Podría parecer que parejas que han “sobrevivido” durante décadas ya lo tienen todo superado, pero no, y de hecho cada vez se dan más casos de parejas de maduras a ancianas que terminan haciendo vidas separadas, pasen o no por una separación o divorcio “legal”.

    15 julio 2015 | 11:35

  4. Dice ser anónimo enamorado

    Mi mujer me ha pedido el divorcio hace unos meses. Yo jamás lo quise, porque la amaba, y sabía que su desenamoramiento tenía que ser pasajero, sabía que era por mi culpa, pero mi corazón me decía que con el tiempo, ella volvería a mí. Eso sí, la amaba tanto, que le di el divorcio que quería, porque en ese momento, no hacerlo sería más traumático y con peor solución que el divorcio mismo. Tras varios meses de crisis y de lucha, por mi parte, pero también por la suya, estamos empezando de nuevo. Mi amor por ella ha podido con todo, y creo que de alguna manera, mi amor nunca estuvo solo en la lucha. Poco a poco, he conseguido sacar a la luz de nuevo ese amor por mí al que ella nunca desterró, por más que lo tuviera oculto y aletargado, indeciso sobre si quería resurgir o enterrarse para siempre. Necesitaba un empujón, y de la mejor manera que pude y supe, entregándole todo lo que tengo, yo se lo di. Las cosas han ido mejorando, poco a poco. Es más, tenemos incluso en mente volver a casarnos de nuevo, algún día. Y sí, estoy seguro de que ella es la mujer de mi vida. Y ojalá yo sea su hombre. Y es que las crisis, se llevan a veces por delante historias muy bonitas, que tienen reservado un final feliz, pero a veces nos cansamos de un buen libro en cuanto notamos un gran bache en su argumento y no le damos oportunidad de que nos muestre su bello final… Mi consejo es… antes de cerrar un libro sin leer su final, dale una última oportunidad, trata de leer y superar ese capítulo feo que te desanima, quizás el siguiente capítulo te muestre cosas que ya solo creías poder encontrar en otro libro…

    15 julio 2015 | 12:01

  5. Dice ser Lico

    Para anonimo enamorado. Eres un iluso y ella nunca te ha querido , ni te quiere , ni te querrá jamas como tu la quieres a ella. Pienso que has cometido un error al darle otra oportunidad pero tu sabrás lo que quieres hacer.
    A mi modo de ver eres un iluso y es mujer te joderá la vida. Tiempo al tiempo. Suerte.

    Nadie debería embarcarse en comprar pisos, casarse , tener hijos hasta que no hayan convivido juntos al menos unos años. Si no pasa lo que pasa con esta pareja y muchas que no se conocen bien y cuando se conocen no les gusta lo que han descubierto y esto cuando pase lo mejor es cortar por lo sano sin tragedias ni malos rollos. El problema es cuando estas casado, hay piso por medio , hijos , etc. Es curioso pero quizás la formula de nuestros padres y abuelos de un noviazgo largo no era tan mala idea.

    15 julio 2015 | 13:06

  6. Dice ser Yomismo

    Cada día tengo más claro que el matrimonio es una institución que no funciona.

    15 julio 2015 | 13:56

  7. Dice ser anónimo enamorado

    Gracias por tus consejos Lico pero no te los compro.
    Es más, leyendo tu curiosa filosofía de la vida, no me queda más que decir… Suerte. La vas a necesitar.

    15 julio 2015 | 14:02

  8. Mi hermano me sugirió que puede gustarte este blog. Era toda la razón. Este post realmente me alegró el día. Usted cann’t imaginar cuánto tiempo había pasado por esta información! Gracias!

    15 julio 2015 | 14:35

  9. Dice ser peroytuquedices

    porque el amor es otra cosa y la vida también?

    apuesta a ver qué es y verás como terminas indefinido….

    el amor y la vida lo define cada cuál y estas definiciones cambian con la edad y las circumstancias….Ya quiero verte yo sin dinero, sin trabajo y sin casa pensando en qué es el amor….

    15 julio 2015 | 15:19

  10. Dice ser gato a los mandos

    El título del post debería ser: una semana para darse cuenta de que el matrimonio no funciona.

    El problema es que nos empeñamos en atar algo que no se puede controlar. Los sentimientos tienen que ejercitarse y el matrimonio lo primero que hace es proporcionar una falsa sensación de estabilidad y te crees que las cosas van a seguir yendo bien aunque no las hagas ni caso.

    Si mi mujer pasa de mi y yo paso de mi mujer, el matrimonio existirá tan solo en los papeles firmados.

    Si mi mujer no creyera que puede pasar de mi, o tratarme como le da la gana, porque no tiene riesgo alguno de perderme, igual se esforzaría más en que todo fuera bien. O en largarse con otro que le vaya mejor.

    Nota: los ejemplos “mi mujer” son ejemplos. Podría poner lo mismo al revés, cada uno que lo aplique al gusto. Las parejas son cosa de dos y las cosas van en las dos direcciones.

    Lilith, si te has dado cuenta ahora de que “el matrimonio” solo es una fachada y un argumento de marketing, igual no es tarde para disfrutar de la vida de verdad.

    15 julio 2015 | 15:37

  11. Dice ser Xim0

    Para Anónimo enamorado. Tengo que darle la razón a Lico; esa mujer nunca te querrá de verdad y en el momento menos pensado cortará la relación de nuevo, siempre has tenido, tienes y tendrás terror porque se vaya y te deje y eso no es vivir, en mi opinión has tenido muy mala suerte enamorándote de la persona equivocada…Pero a veces los sentimientos no son controlables. Ya sé que es difícil pero lo veo así, esa mujer no es mala, en absoluto, simplemente no te quiere y te arruinará la vida. El amor es idiota, ya lo sabemos, pero alimentar relaciones imposibles y condenadas al fracaso no es mucho más inteligente ni razonable.

    15 julio 2015 | 16:15

  12. Dice ser Taxus

    Es queeee, las Seychelles no hacen ese tipo de milagros, Lilih, que te lo digo yop. Si la cosita conyugal está jodida antes de partir, el destino poco importa. Otro tema esss, cuando lo que estás es loquito por pillar a solas a tu cachito, que así te vayas a Villaconejos de Trabaque, sabes que vas a disfrutar como cochino y regresar modo bífidus total.
    Una semana de desconexión máxima que dice Ylenia Choni Shore -si es un poco más de tiempito, mejor- viene tupendamente a todos los que tamos en feliz unión. Ir pa’ná es tontería. Me agoto de pensarme, imaginarmeeee… de viaje con coñazo hembra al lado, ella hasta las tetas de mí y yo deseando se la coman los tigurrones así revienteeeen los ioputas. Paso de largo. O sea, es que finjo fatal. Mejor una de divorcio exprés y a otra cosa marisopla…

    15 julio 2015 | 17:13

  13. Dice ser migueldel pulgar

    divorciado desde hace unos 18 años,vivo solo,soy un tipo feliz.

    15 julio 2015 | 19:00

  14. Dice ser Sociólogo Astral

    El matrimonio es la primera causa de divorcio y la vida la primera causa de defunción.

    15 julio 2015 | 19:10

  15. Dice ser Todo es Mentira

    No lo veo así, el amor nace como todo, en nuestro cerebro, reacciones químicas que se producen dentro de nosotros más los cánones establecidos por la sociedad, es decir, atracción física, luego la conoces, te cae bien, te parece interesante y empiezas una relación, luego si encajas con esa persona por sus gustos, aficiones, sentimientos etc pues sigues adelante con ella, pero como ya os dije antes todo esto esta gobernado por nuestra mente y no por nuestro corazón como nos hacen creer desde que somos pequeños… el matrimonio es algo muy antiguo simplemente creado para controlar a la mujer, atarla y darle un papel en nuestra sociedad, ¿para qué necesitamos casarnos? ¿qué diferencia marca? Os lo respondo, realmente NADA, menos mal que hoy en día la cosa comienza a cambiar, pero preguntadle a una mujer de cierta edad que no se haya casado y ya verás como notaréis su necesidad, en fin, es sólo mi humilde opinión pero la vida está controlada por la sociedad en la que vivimos, cada acción, cada pensamiento, todo viene influenciado por algo que nos rodea, el amor también y el matrimonio es algo impuesto en nuestro cerebro desde que somos infantes. Así que te quedan dos opciones, o darle muchas vueltas al coco y acabar pensando que ni eres libre ni vives la vida que quieres sino una casi impuesta o disfrutar de tus necesidades más primarias y dejarte llevar por ellas.

    15 julio 2015 | 20:29

  16. Dice ser María

    Pues yo en la Luna de Miel ya pillé a mi marido con esta golf… y me divorcié: http://goo.gl/2RzvJT

    16 julio 2015 | 01:13

  17. Dice ser Susana

    Para Anónimo enamorado:
    Me parece precioso todo lo que has expresado y la forma de describirlo. Creo que tendréis una bonita historia en esta segunda oportunidad y no dudo que un feliz final. Está claro que tu mujer no tenía ninguna obligación de volver, lo ha hecho porque ha querido, porque te quiere y quiere que lo vuestro funcione. En cualquier caso estáis haciendo lo que os da la gana con libertad, de eso es de lo que se trata, de hacer lo que uno siente en cada momento. No te considero para nada un iluso y si así lo fueras, te quedarás con la ilusión vivida, mejor eso que no haberse ilusionado ni querido nunca.
    Un saludo.

    16 julio 2015 | 10:08

  18. Dice ser Gara

    Cómo era… ah sí! Algún día tendré que casarme, no puedo ser feliz toda la vida, jijjjijjjji.

    16 julio 2015 | 11:36

  19. Dice ser Rhaea

    A mi ya me pueden meter en un zulo que miestras esté cerca me vale para ser feliz, ni te cuento ya si nos vamos juntitos a las Seychelles lo que puede salir de ahí.
    Lo mejor que hice… casarme, porque a base de insistir encontré a quien quería.

    16 julio 2015 | 14:28

Los comentarios están cerrados.