¿Es justo que no haya anticonceptivos orales para hombres?

Los anticonceptivos fueron liberadores para la mujer, sí.

Nos dieron, por primera vez en la historia (y llegaron en los años 70), el poder de elegir si nuestro cuerpo se apuntaba a la carrera de la vida o esperábamos una ocasión o persona más apropiada.

SAVAGE X FENTY

Cincuenta años más tarde, nos preparamos para la llegada de un nuevo método –para que consumamos nosotras, por supuesto-.

Un fármaco que atraparía y bloquearía más del 99% de los espermatozoides hace que los investigadores se sientan orgullosos.

Y todo por darle a las mujeres una alternativa alejada de los métodos hormonales que tanto revolucionan el cuerpo.

La suya sería una opción mucho menos invasiva con la que poder controlar la maternidad.

A esos científicos me gustaría también recordarles que libertad es también no tener que ser siempre nosotras quienes sometamos el cuerpo a tratamientos before o after sex.

Que crear medicamentos para ellos es también igualdad.

Somos las mujeres quienes debemos llevar el fármaco en el bolsillo, recordar tomar la píldora de cada mañana o llevar el DIU puntualmente puesto.

Pero quiero que tengamos la opción, ya que el embarazo es algo para lo que se necesitan dos, de que haya métodos que incluyan también al otro miembro de la situación.

Este camino, que seguimos desde hace medio siglo, y continuamos a día de hoy, parece dar a entender que somos nosotras las únicas responsables del embarazo. Sobre quien cae todo el peso.

Repetimos año tras año la vieja historia de “cierra las piernas”, que ha pasado a “tómate la pastilla” si quieres evitar un bebé en camino.

Nuestro útero, nuestra culpa.

Como si nos embarazáramos como María, por obra y gracia del Espíritu Santo y no por un pene.

Y, tampoco podemos olvidar que, siendo un método anticonceptivo, deja a un lado el hecho de que no es un embarazo no deseado el único riesgo al que nos exponemos después de tener sexo.

La lotería de las enfermedades de transmisión sexual es ya demasiado universal como para no tenerla en cuenta a la hora de pensar en nuevas formas de protegerse.

Para mí, el camino a seguir, es que no solo se desarrollen fármacos para que actúen en nosotras.

Que se cambie el punto de vista y se plantee la anticoncepción en el cuerpo masculino. A fin de cuentas, si el espermatozoide se paraliza, ¿no tiene más sentido que se hagan experimentos y se mediquen quienes los producen en primer lugar, los hombres?

Porque si de algo se encarga también la revelación de este método es de obviar por completo qué nuevos efectos secundarios tendrán que asumir las que se apunten al fármaco.

Cambios en el peso, pérdida de la libido o problemas circulatorios (que pueden derivar en infarto) son algunos efectos adversos de la píldora. Sangrados a destiempo, dolor en su inserción o periodos irregulares los más comunes del DIU.

Y a eso hay que sumarle las que nos medicamos con antiinflamatorios regularmente para sobrellevar los dolores de la regla.

Analizando el otro lado, el único medicamento para ellos que se estuvo desarrollando, algo que podría equivaler a la píldora masculina, se paralizó por completo en cuanto se vio que el dolor de cabeza era un efecto secundario.

Ni siquiera se planteó lanzarlo al mercado si podría producir algo de migraña a sus consumidores. La extensa ristra de consecuencias negativas que asumimos y padecemos nosotras, en cambio, no ha hecho que los productos que hay actualmente se retiren.

Ya cansada, el nuevo descubrimiento que promete revolucionar mi control de la concepción sin tocarme las hormas, solo me parece otro más para la lista.

Esa tan extensa de medicamentos que nos condenan a vivir una sexualidad de conejillo de indias, a golpe de pastilla, mientras ellos solo se encargan de disfrutarla.

Para mí está muy claro, este te lo tomas tú, Manolo. Yo me niego.

Duquesa Doslabios.

(Ya puedes seguirme en Twitter y Facebook).

8 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Inveta uno y ya puesta, inventa la viagra para mujeres.

    28 agosto 2021 | 10:15

  2. Dice ser Se entiende tu cansancio

    Buen planteamiento.
    Si la Ciencia puede crear un anticonceptivo masculino con los mismos efectos secundarios que provoca en el sexo femenino, pues ojalá.

    28 agosto 2021 | 12:01

  3. Me gusta leerte pero a veces te pasas de feminista xd.

    Lo principal del asunto es la salud de las personas (y aunque no te guste, la biología humana también tiene que ver. Te agrade o no hombres y mujeres tenemos diferencias biológicas importantes y todo eso tiene que ver a la hora de fabricar anticonceptivos).

    Si seguimos como vamos, muy pronto habrá que poner al espermatozoide en la lista de animales en peligro de extinción. En serio, cada vez nuestras bolas producen menos y de menor calidad. Hay estudios que son claros al respecto (aunque no me tomé la molestia de citar alguna fuente. Mala mía).

    Eso de que toma esto porque también tienes que sufrir me parece una actitud tonta. Está bien el feminismo pero ni tan calvo ni con dos pelucas.

    Besos.

    28 agosto 2021 | 17:02

  4. Dice ser mariaisabel

    Me parace ofensivo leer que por este artículo “te pasas de feminista”.
    No se exactamente el número, pero son muchisimos anticonceptivos para nosotras contra ninguno para ellos. Todos con su ristra de efectos secundarios bastante curiosos. Y no incluyo el condón como para ellos porque lo considero compartido, ya que a mi como mujer tambien me afecta lo negativo del condón.
    Y aun los hay que nos hechan la bronca si un dia se nos va la olla y no nos tomamos la pildora, cuando ni saben como funciona ni se han preocupado por preguntar como me sienta. Y ninguno ha tenido la deferencia en mi caso de preocuparse en recordarme tomarmela a diario, que seria lo minimo que deberian hacer ya que no tienen ninguna responsabilidad mas.
    Pero eh, no les vaya a doler un poco la cabeza a alguno, que se j**** ellas, que ya estan accostumbradas, pobrecitos chicos, no le pongamos mas presion que el feminismo les oprime demasiado ya….. lo que tenemos que aguantar es de traca no tiene sentido ninguno.

    28 agosto 2021 | 20:06

  5. duquesa2labios

    mariaisabel,

    Suscribo cada palabra de tu comentario. Es el momento de plantarnos y negarnos a tomarlos. O se empieza a compartir la responsabilidad o nada.

    29 agosto 2021 | 00:07

  6. Dice ser patata33

    Hola,
    Como hombre que soy, estoy de acuerdo, debería de haber anticonceptivos disponibles para ambos sexos. Aunque difiero en los motivos que explicas.

    Veras, en mi caso, mi chica se niega en rotundo a usar preservativo. Literalmente, tal cual. Dice que no le gusta.
    Y por otro lado, también se niega a los conceptivos hormonales, y oye, yo también lo acepto, es su decisión.

    Eso me deja a mí en una posición muy incomoda. Tenemos ya un hijo, y yo no quiero tener más. Pero ella se que tampoco “le importaría”.
    Si yo como hombre pudiera tener la posibilidad de tomar el anticonceptivo, lo haría ENCANTADO, es más estoy deseandolo.
    Yo no lo veo una responsabilidad. Yo lo veo un PODER. Y , ostras, yo tambien quiero ese PODER que hoy en dia no tenemos los hombres, me parece muy injusto.

    un saludo

    29 agosto 2021 | 01:06

  7. Amos que quiere que te hagas la vasectomía. Que pague ella los 400 euros.
    Eso si, ella podría volver a tener todos los hijos que quisiese.

    29 agosto 2021 | 18:51

  8. Duquesa, has oido hablar de las ligadura de trompas?

    29 agosto 2021 | 21:44

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.