BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Pedos vaginales: lo que querías saber pero no te atrevías a preguntar

Estás a punto de alcanzar el orgasmo. En pleno éxtasis del momento le pides al chico que os desplacéis al borde de la cama y te siga dando mientras tú te alcanzas con el índice el clítoris. Cambiáis rápidamente de postura, él sigue y… Ahí viene.

Anne Hathaway también ha experimentado los pedos vaginales. GTRES

Te dejas llevar y con las últimas contracciones le dices que ya podéis cambiar de postura y continuar. Él sale y, seguidamente, se escapa de tu interior una ventosidad más propia de los domingos de fabada en casa de tu abuela que del momento tórrido que estáis viviendo en la habitación del hotel.

Él se queda callado mirándote con un gesto indescifrable a caballo entre el horror y el asco. Definitivamente el morbo ha desaparecido. ¿Por qué a ti? ¿Por qué?

Hola, soy la Duquesa Doslabios. Quizás me recuerdes de otras entregas de cosas que querías saber pero no tenías a quién preguntar como por ejemplo los errores que cometes cuando practicas un cunnilingus.

Y si no me recuerdas, aquí están mis redes sociales para que no me pierdas de vista (Twitter y Facebook) porque esto que te voy a contar te interesa.

Sí, era el momento de hacer de tripas corazón y poner este tema sobre la mesa. Y tocaba hacerlo por dos motivos, en primer lugar porque estoy cansada de tener que pedir disculpas cuando me pasa lo que os he relatado al principio, como si realmente me hubiera tirado un pedo y no supiera controlar mis gases (cuando en realidad tengo el esfínter entrenadísimo) y en segundo lugar porque me niego a seguir prolongando una idea que es falsa.

Creo que a todas nos ha pasado eso de estar dedicadas a los alegres menesteres de la desnudez y el regocijo y desinflarnos como una gaita gallega en cuanto volvemos a tener libre el conducto vaginal.

Ese sonido se produce por aire, sí, pero no por ningún tipo de gas ya que la vagina no comunica con el aparato digestivo y por tanto no es una vía de salida de los pedos. De hecho, fijaos si son diferentes que no tienen olor, ya que no derivan de la fermentación de bacterias en el intestino.

La ventosidad vaginal se debe al aire que se ha introducido previamente. ¿Qué cómo? Pues con el pene.

Es algo involuntario que se produce porque las paredes vaginales se expanden, por lo que al bajar produce ese sonido.

Si todavía no los has experimentado en la cama, que es la manera más habitual de conocerlos, con la edad se producen por la pérdida de tono muscular en las paredes vaginales. Te puede pasar haciendo cosas tan rutinarias como levantarte de la silla o ejecutar esa postura de la vela invertida de yoga.

Aunque es una cosa del cuerpo, entiendo que no nos hace mucha gracia ir pedorreándonos por la vida, por lo que los ejercicios de Kegel o el uso de bolas chinas vienen estupendamente para fortalecer los músculos de la zona.

Respecto a la cama, sabed que no podéis controlar cómo hacer para evitar el sonido de flatulencia ya que no tenemos esfínter, así que relajaos y disfrutad del momento sin pensar en que pueda haberse quedado aire dentro.

No hace falta que os desgañitéis fingiendo una tos que tape el ruidito. Y a quienes escuchéis el sonido, solo pedimos que sepáis por qué es y no nos hagáis sentir mal, que simplemente es algo natural a lo que no hay que darle mayor importancia.

Duquesa Doslabios.

11 comentarios

  1. Dice ser Marta

    “Él se queda callado mirándote con un gesto indescifrable a caballo entre el horror y el asco.”
    ¡Qué mala suerte has debido tener con los hombres! A mí me ha pasado alguna vez y no ha sucedido tal cosa, por lo que entiendo que no lo deben tener por algo tan fuera de lo común (o al menos a mí me lo parece)

    21 agosto 2018 | 12:24

  2. Dice ser Hombre

    A mi pareja le ha pasado e incluso el primer dia nuestra reaccion fue reirnos ya que nunca la había pasado. Cuando vuelve a pasar, no ocurre nada, es algo natural..

    21 agosto 2018 | 13:32

  3. Dice ser Que hartura. .

    Duquesa…no es necesario que excusas en este panfleto la salida involuntaria de aire de la vagina. Los hombres ni somos tontos ni miramos con cara de asco. Lo vemos algo natural. Quizás la que siempre lo ha visto anti natura es Vd. No sea tan paleta por favor

    21 agosto 2018 | 15:26

  4. Dice ser Samu

    Pues cuando a mi pareja le pasa, me pone cachondísimo..con más ganas le “doy”

    21 agosto 2018 | 15:28

  5. Dice ser Davinia

    Lo que siempre veo en tus blogs, Duquesa, es una intención siempre de dejar al hombre como si fuera un paleto, la verdad. Es una sensación de intentar explicar cosas que sabemos todas las personas que mantenemos relaciones sexuales, hombres y mujeres. A mí se me escapan también y nunca me miraron mal. Los hombres no son tontos ni desconsiderados.

    21 agosto 2018 | 15:32

  6. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Sean anales o vaginales
    la verdad que los dos son
    ventosidades de la entrepierna
    unos gases y otros, aire
    y el que sean cosas distintas
    alguno eso no lo entiendan.
    Mi amigo Juan el “Ceporro”
    cuando se casó con su novia
    la penetró algo brusco
    y Joaquina, ventoseó
    con ruidos vaginales.
    La pobre avergonzada
    y con lágrimas por el dolor
    le dijo: Para, para
    que eso, no es lo que tu piensa
    y el “Ceporro” contestó:
    -Podrás peerte y cagarte
    pero orinar, ni una gota.
    ¡Cuántos Ceporros nadan suelto
    por estos mundos de Dios!

    21 agosto 2018 | 15:35

  7. Dice ser gato a los mandos

    Siempre me ha parecido una cuestión de lo más interesante.
    Cuando yo, hombre, he vivido una situación como esa con una chica (muchas muchas veces, afortunadamente), ella se ha disculpado como si hubiera apaleado a un gatito de instagram y no ha habido manera de hacerlas entender que NO HA PASADO NADA y que, con una (o dos neuronas) que llevo encendidas, entiendo que si metes aire y te mueves, a veces sale y suena.

    Y ya.
    Así que la pregunta real es: ¿por qué a las mujeres (y a las pruebas me remito, con este post), les entra la increible y acuciante necesidad de explicarse y excusarse cuando suena el cuerpo? ¿por qué no pueden seguir como si eso fuera algo absolutamente normal (como cuando te rozas con una persona mojada y suena) en vez de cortar, ellas, el rollo del momento?

    Duquesa Doslabios, un consejo. Para que las cosas no tengan importancia, lo primero que tienes que hacer es no dársela tú.
    Si no te has sentido un poco tonta dedicando tantas palabras a explicar algo obvio, es que igual no has preguntado al chico de turno qué opina realmente de lo que pasa. Pero después, por favor, no en medio, después.

    21 agosto 2018 | 17:40

  8. Dice ser Neska

    Pues… un tío con el que salí muchos años se pensaba que eran pedos intestinales, una vez se armó de valor y me preguntó que porqué me tiraba pedos mientras nos acostabamos, que le daba mucho asco… cuando se lo expliqué me dijo, anda y yo pensando, jodo, que ancha se queda ésta…

    21 agosto 2018 | 17:52

  9. Dice ser Kirke

    Esta “Duquesa doslabios” parece mas un hombre que una mujer por las explicaciones que da.

    A mi como hombre, me sorprendio la primera vez, y me eche unas risas con mi pareja, simple mente, y tan normal.

    21 agosto 2018 | 18:16

  10. Dice ser Makore

    Que va! Con la gracia que dan! La verdad es que mi novio siempre se ha reído con esas cosas o ni se pispa de lo concentrado que anda…

    21 agosto 2018 | 23:46

  11. Dice ser Sabu

    Yo me descojono y no lo puedo evitar y ahí se acabo el calentón, a tomar por culo la follada.

    22 agosto 2018 | 00:40

Los comentarios están cerrados.