El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

‘Pegging’: cuando se la metes tú a él

Todos tenemos, aunque intentemos evitarlo, ciertas trabas en la cama. Un límite, una frontera, una línea invisible que mentalmente nos trazamos en algún momento de nuestra vida en la que encontramos la barrera bajada y semáforos intermitentes acompañando el cartel “No pasar”.

AMANTIS/GTRES

Para una es hacer una felación, para otra sexo anal, para otra el perrito o hacerlo en el parking de un centro comercial. Aunque para ellos el límite suele estar en el mismo punto: el culo.

Algo tiene el culo que espanta profundamente al hombre heterosexual joven (aunque imagino que al que es más adulto también. Sigo a la espera de que me confirmen mis fuentes). Da lo mismo que acabes de conocerle, que lleves con él años, que os hayáis visto hacer de todo, que se va a cerrar en banda (y en culo) a cualquier cosa que pueda traspasar ese punto.

El pegging precisamente es la práctica sexual que consiste en que la mujer penetre al hombre con un arnés con dildo o strap on (para las que queráis buscarlo en algún vídeo). De esta manera ambos pueden penetrar y ser penetrados por el ano, lo que supone que los dos puedan disfrutar de la sensación placentera e incluir algo nuevo en la cama.

El problema que muchos hombres encuentran con el pegging es precisamente el gigantesco miedo al culo. La insistencia con la que muchos protegen el agujero haría sospechar a cualquiera de que es ahí donde están guardando el carné de “tio hetero” y que cualquier cosa introducida por el ano, les va a hacer perder la tarjeta del club.

Automáticamente, cuando propones hacerlo,más de uno salta con el “Pero si no soy gay” o aún mejor “No creo que me vaya a gustar”. En ese momento tú le recuerdas que a ti te ha metido por ese mismo agujero un trozo de carne de tamaño butifarra media. “Ya, pero no es lo mismo, a vosotras os gusta“. Error.

Bueno, error no, sí, nos gusta, sí, es placentero por las terminaciones nerviosas que llegan al ano, pero lo tenemos ambos géneros igual de diseñado. Sin embargo (y más a su favor), la estimulación de la próstata mediante esta práctica puede conducir a orgasmos espectaculares.

El pegging no tiene nada de vergonzoso ni humillante (a no ser que justo la pongas en práctica el día que te has tomado una tiramisú siendo intolerante a la lactosa y termines con las sábanas como un Pollock). No es “algo gay”, no te vuelves gay por ponerla en práctica, no vas a ser menos hombre, no se te va a encoger el pene ni vas a empezar a hacer pis sentado (a no ser que quieras).

Es una experiencia como cualquier otra y, aquellos lo bastante atrevidos y liberados mentalmente como para ponerla en práctica, se llevarán una sorpresa muy agradable.

Duquesa Doslabios.

18 comentarios

  1. Dice ser infoshow

    En la próxima entrada escribe que el incesto es la mejor cosa que se ha inventado. La Eva de la biblia tuvo que acostarse con Abel para procrear ¿o no?

    03 diciembre 2017 | 12:59

  2. Dice ser vibradores

    El pegging esta sujeto a una practica mas bien cultural, es una practica mas usada por la pareja bisexual o homosexual no tiene esa tendencia sexual la pareja heterosexual.

    03 diciembre 2017 | 14:05

  3. Dice ser Capricornio

    Mira que me va probar cosas pero es que eso no creo que le vaya a ningún hombre heterosexual. Puedo entender un dedo, quizá, algunos juegos. Pero eso no es lo mío no.

    Si tu pareja te ha dejado hacerle eso es que te quiere mucho. Pero si te lo empieza a pedir muy a menudo yo la verdad, me preocuparía

    03 diciembre 2017 | 14:44

  4. Dice ser Carlos

    A mi esas prácticas no me van, yo soy el que tiene el falo en mi casa.

    03 diciembre 2017 | 20:25

  5. Dice ser Dedito sabio

    Preocupación ninguna. Es una zona sumamente placentera para ellos, llena de terminaciones nerviosas, cuya pared toca un punto clave. No hace falta meter hasta el esófago para que se mueran se placer auténticos machos alfalfa heterosexualísimos 😂 Es tan simple como que da placer. Punto. Más preocupante me parece la resistencia.

    03 diciembre 2017 | 20:30

  6. Dice ser Porkloro, , , , "el intrínseco"

    Salud amigas
    Celebro que se arraigue esta sana costumbre de penetrar traseros masculinos.
    Habéis pensado cuantos podrán pseudosalir del armario?
    Y la de travelos que se quedaran sin trabajo?
    Eso si, las nuevas féminas alfa estarán felices.
    A mi me da igual

    03 diciembre 2017 | 23:36

  7. Dice ser Raul R.

    Me gusta mucho ver a mi novia enfundarse en los arnés y darme caña, y de homosexual no tengo nada.

    04 diciembre 2017 | 10:15

  8. Dice ser Deme

    Hay que empezar con medidas pequeñas, la gozareis

    04 diciembre 2017 | 16:47

  9. Dice ser Capricornio

    @Deme

    Bueno va, de ti me fío. Pero eso, de forma progresiva. Me resultaría quizá menos violento si utiliza el juguete con la mano en lugar de ponérselo en plan arnés para embestirme. Es que parece una venganza

    04 diciembre 2017 | 16:53

  10. Dice ser Deme

    Capri tu tranqui que ha todo se llega. Primero aprende a montar en bici y luego ya esprintas

    04 diciembre 2017 | 17:00

  11. Dice ser Tiramisú

    Pero lo de la foto es de risa, vamos me planto yo un pedazo de cipote y pobre del q se cruce, le estoy dando candela hasta q me gotee…..
    Con cariño, desde luego, y tacto, mucho tacto….

    04 diciembre 2017 | 17:47

  12. Dice ser Deme

    Ese cinto va con mp3

    04 diciembre 2017 | 17:52

  13. Dice ser Capricornio

    @Tiramisú

    Si es con cariño y tacto me ofrezco, pero empezamos con aspecto menos agresivo y más pequeñito?

    04 diciembre 2017 | 17:58

  14. Dice ser Tiramisú

    @capricornio
    No, empezamos con una tranca tamaño brazo, voy a estar tan contenta q lo mismo me pongo unos calzoncillos de bob esponja…

    04 diciembre 2017 | 18:51

  15. Dice ser Capricornio

    @Tiramisú

    Vale, bien pensado entonces nada.. Bueno a menos que luego podamos cambiar. Los calzoncillos digo

    04 diciembre 2017 | 20:18

  16. Dice ser Nacho

    Hasta los cojones del guacamole

    04 diciembre 2017 | 20:48

  17. Dice ser Selva negra

    Por tu forma de andar, se intuye que eres de una familia exquisita.
    Tengo una almorrana como un tomate cherry.

    Todo gracias al pegguing.

    04 diciembre 2017 | 21:20

  18. Dice ser Salsa Picante

    Taládrame duro mientras me haces una paja, pero prepárate porque luego te follo la boca sin compasión. Donde las dan, las toman

    05 diciembre 2017 | 08:16

Los comentarios están cerrados.