BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

¿Tenemos más relaciones sexuales en Navidad? Sí

Querid@s,

Parece que además de la primavera, la Navidad también la sangre altera. Y es que en estas fechas de supuesto recogimiento espiritual y celebración religiosa, tanto parejas como solteros tienen más relaciones sexuales que en otras épocas del año. Un año más, las fiestas navideñas pelean muy de cerca con las vacaciones estivales por hacerse con el título de la etapa más caliente del año, la más erótico-festiva y la de mayor desenfreno sexual. Basta consultar las estadísticas de nuestro país, las del Reino Unido o de Estados Unidos para destapar que la mayor parte de los alumbramientos ocurren en los meses de septiembre y octubre. Hagan sus cuentas. Polvos navideños y nueves meses después…bebé a la vista. Efectivamente, los padres de las criaturas los fabricaron en medio del jolgorio navideño, cuando las bebidas espirituosas corren a borbotones por las opíparas mesas, las barras libres, y las venas.

Vayamos por partes. Las estadísticas de estudios estadounidenses confirman que en el país del dólar, el 16 de septiembre es el día del año que más americanos nacen. El Reino Unido, según revelan los datos extraidos del Registro Nacional de Nacimientos, septiembre también es el mes en que más ingleses llegan a este mundo. Mientras, en España, las estadísticas del INE muestran que septiembre y octubre son los meses que registran más nacimientos en siete de nuestras comunidades.

Kate Hudson se desternilla en 200 cigarrillos

¿Qué es lo que tiene la Navidad que incita a las parejas a practicar más sexo?

Hace un frío que pela

La respuesta que a todos nos viene a la cabeza a bote pronto es el tiempo. Normal, tiene toda su lógica. Si por algo se caracterizan los meses de diciembre y enero es porque son los más fríos del año, al menos en el hemisferio norte. Las temperaturas más bajas provocan un mayor acercamiento de las parejas. Esa búsqueda de roce y el anhelo del calorcito humano en forma de contacto físico son los culpables de que en estas fechas haya más juegos de alcoba. Además del frío invernal, algo también característico de estas fechas es el aumento de horas de noche, y por tanto, de la oscuridad. La mayoría de nosotros prefiere practicar sexo de noche que de día, por mucho que no a pocos nos ponga el polvo mañanero. De toda la vida se folla más de noche que de día, eso es incuestionable. ¿De noche y un disuasorio fresquíbiris en el exterior? Es la combinación perfecta para quedarse en casa, buscando el calorcito en los brazos del otro y acurrucándose en el regazo del amor y de la pasión. Así no es de extrañar que sean más las horas que se pasan en pareja.

Alegría, alegría

Pero en este calentamiento sexual en tan señaladas fechas influyen más motivos que los factores puramente meteorológicos. Esta época es sinónimo de felicidad, para mi gusto en ocasiones excesiva y de obligado cumplimiento. Entre la Nochebuena de amor, la Navidad jubilosa y la alocada Nochevieja, los sentimientos están a flor de piel y todo es, o se supone que ha de ser, alegría, cariño, cercanía, generosidad, afecto, buenos deseos y amor. Personalmente no me veo yo dándole que te pego en Nochebuena y el día de Navidad, pero Nochevieja es otra cosa mariposa. La última noche del año siempre tiene su punto sexy. Quizás porque marca el fin de un año y el comienzo de otro, porque cierra una etapa y abre una nueva, pero sobretodo porque nos invade una suerte de melancolía de lo que se va, y la esperanza y la emoción de lo que está por venir. Quizás sea el tintorro pelesón o el alcohol de garrafón que nos pimplamos en el cotillón de turno en el que decidimos despedirnos del vetusto año y darle la bienvenida al año nuevo. Sea como sea, la última noche del año se suele vivir con especial euforia navideña. Nos desmelenamos y nos deshinibimos en nuestro último empeño sexual del año. Ante el efecto fin del mundo que provoca el principio del fin, los que no han mojado el churro en los doce meses anteriores se afanan en utlizar sus sexos de una vez por todas, porque de esta noche sí que no pasa.

El sexo como mecanismo para aliviar el estrés

Aunque en estas fechas casi todos disfrutamos de días de vacaciones, en Navidad la gente anda en general bastante estresada. Que si las cenas familiares, que si la comida con la suegri, que si los regalitos de las narices, que si nos ha tocado por segundo año consecutivo encargarnos del Roscón de Reyes, que si acertaremos o no con los presentes. Para esto último hay solución, ya hemos hablado aquí de algunos regalos infalibles con los que acertarán seguro. Seguimos…otra comida familiar, más regalos, más parranda, más gastos…y la gente se va poniendo cada vez más nerviosa y el estrés navideño se apodera de todo su ser. Pues para aliviar esta maldición también recurrimos al sexo, que todo lo cura. Con pan todas las penas son menos, y con sexo pueden ser deliciosas. Por tanto, el sexo es un excelente quita estreses de lo más reconfortante.

En fin, todo este rollo macabeo para decirles que existen más probabilidades de que pillen ustedes uno de estos días que en otra época del año. Así que aprovechen. Pero ándense con ojo, la Navidad, además de una incansable fábrica de juguetes, también puede ser una lujuriosa fábrica de bebés, deseados o no. Ojo con beberse hasta el agua de los floreros, no olviden tomarse sus anticonceptivos orales y si practican sexo ocasional con un desconocido usen preservativo siempre. Me pregunto si tanto bebé/sexo se debe a la magia de la Navidad, a besuconas tradiciones como la de comerse a besos bajo el muérdago y a sanas y necesariaas costumbres de supervivencia al invierno de buscar calor humano en el otro, o por el contrario es, sin más, el efecto colateral de demasiados litros de alcohol y la efervescencia de la burbujas doradascon las que brindamos por un mundo mejor.

¡Feliz Navidad!

Que follen mucho y mejor.

19 comentarios

  1. Dice ser yo

    Muchas más. Con decirles que yo me estoy poniendo morado de polvorones

    29 diciembre 2016 | 14:12

  2. Dice ser .

    Sí ,se tienen mas relaciones sexuales y mas relaciones pugilísticas dentro de la casa.

    29 diciembre 2016 | 14:15

  3. Dice ser .Mariam

    Mi marido está vago con el sexo. y eso que yó todavía soy joven (34). Pero él se fija en la tv en azafatas de 20 años y vuelve muy tarde a casa porque dice que son reuniones importantes de su trabajo.

    29 diciembre 2016 | 14:19

  4. Dice ser Casimiro

    Yo en navidad tengo relaciones con mi suegra…………pero a escobazos!

    29 diciembre 2016 | 14:26

  5. Dice ser Luisa

    tengo menos .Tanto licor y turrón me dejan K.O.

    29 diciembre 2016 | 14:33

  6. Dice ser Hemos Visto

    Realmente, unos días libres ayudan a incrementar las relaciones sexuales, y más si hace frío y uno se acurruca el lado de su pareja…. ¡que placer!

    29 diciembre 2016 | 14:52

  7. Dice ser Bonifacio

    Mira Pepa (mira vet):
    tú follas menos que Los Roper. He visto caracolas que tienen más líbido que tú. Aquel tío que te dejó jodida, con perdón, se llevó lo que quedaba en tí de jaca fornicadora. Creo que deberías dejar esto y seguir con lo de las ONG.
    Es que no cuela que eres la diva del sexo. Ainssss

    29 diciembre 2016 | 15:04

  8. Dice ser luis

    Estoy follando menos que nunca

    29 diciembre 2016 | 15:38

  9. Dice ser cristina morena

    Hay que hacerlo con disciplina

    29 diciembre 2016 | 15:40

  10. Dice ser vegetariano

    Desde que no como carne ni lácteos ha aumentado mi líbido ,sea o no sea navidad. No paro en la cama!

    29 diciembre 2016 | 15:54

  11. Dice ser Luisa

    Yo mucho menos con mi marido, claro

    29 diciembre 2016 | 15:56

  12. Dice ser padrón

    el otro día hicimos un trío yo con dos chavalas de 19 disfrazadas de papanoel.

    29 diciembre 2016 | 16:37

  13. Dice ser saimon

    Yo tengo el doble. Nada de nada.

    29 diciembre 2016 | 19:30

  14. Dice ser ¿verano es porqeu se ven culos en las playas? ver-ano

    Me cansé de fufiar. Harto de hacer esos movimientos ridículos que me perturbaban las lumbares y esos gemidos que me iiritaban las amígdalas. Con todo eso y todo el día goliendo a culos y sexos y unas tetas grandes que casi me asfixian pues ahora lo dejé y me dedico a otras cosas con el pito. Ahora me ando los montes, las carreteras, así ando, me ando las plazas, meando macetas, meándolo todo en ocoño, verculo, infierno y prima pera que también la tengo contenta.

    29 diciembre 2016 | 19:31

  15. Dice ser gallo puertas

    algunos van meando y otros van semeando.

    29 diciembre 2016 | 20:10

  16. Dice ser Gustavo Piernas

    Eso me recuerda a la famosa canción “semen” de milton nascimento
    y sí, por la vida hay que ir semeando para fertilizar tierras,paisajes,mujeres.arboles, para gloria de dios y de gaia.
    Es una forma de vivir

    29 diciembre 2016 | 20:18

  17. Dice ser Sociólogo Astral

    Cuando las mujeres ven bolas colgando de los arboles en navidad se ponen muy calientes. yo se mucho de psicologia femenina pero no follo nunca.

    29 diciembre 2016 | 21:11

  18. Dice ser la patata caliente

    Si semean la tierra saldrán tu-ber-culos. Y si se ver culos es fiesta, entonces se agradecerá el fruto de la cosecha y no andaremos con el culo oculto entre las piedras haciendo pedos ocultos, tor pedos retumbando y las nalgas furiosas almorronadas y de moho cubiertas. Somos naturaleza pura. No hay escapeatoria.

    29 diciembre 2016 | 21:20

  19. Dice ser abe

    ahora vienen los mios

    29 diciembre 2016 | 22:13

Los comentarios están cerrados.