BLOGS

‘Oh ligarquía’ de Roque Dalton (1935 – 1975)

Oh
ligarquía
ma
drasta
con marido asesino
vestida de piqué
como una buitra
acechaste en las ramas
del enredo de la Historia
ridícula como todo lo malo
hay que acabar contigo gorda
asna con garras
tigra de palo
cruel y más cruel y todavía odiando
te hacés cargo de la delicia del pollo
no de la horrible
retorcida de buche del traspatio
cenás con el abogado
pero solo dormís tranquila por el pobre cuilio
maje
chucha insepulta y emperifollada
Gran Arquitecta de las cárceles
y de la mayoría de enfermos que se quedan afuera del
Hospital
vieja matona de alma intestinal
una tacita de oro y de café y una pistola
un crucifijo de conchanácar y un garrote
oligarquía
bacinilla de plata del obispo y jefa del obispo
puñal de oro y veneno del Presidente
y mantenedora del Presidente
caja de gastos chichos de Mister Rockefeller
coyota del señor Embajador
rufiana de la patria
oligarquía hoy más que todo
náufraga que quiere hundir al barco
depósito recargado de mierda del avión
imperial
y amenaza tormenta.

Estos versos, premonitorios como siempre que se habla de un asesinado: “Y me llamarán el escrutador. El más apto para ser odiado”. Su familia aún busca sus huesos. Pero Ian Gibson sólo hay uno. Cumpliría 75 este año si su “indisciplinada militancia comunista” hubiera sido un poco menos indisciplinada y un poco más militante; es decir, si hubiera sido un perfecto compañero de viaje, sin fisuras ni personalidad ni genio.

Pero pasó que a alguien se le atragantó su heterodoxia y sin querer queriendo dijo “CIA”. Y ya. Bueno, A Roque Dalton le asesinaron los suyos (guerrilleros), en su país (El Salvador) y por eso el mito tiene aristas más cortantes. Como su poesía, que a este lado del Atlántico resuena con más fuerza que su muerte.

“Escribís en las tripas de la noche”, le escribió Juan Gelman, desconozco si póstumamente. Y es verdad que hay rabia y asco en sus poemas. Pero con vísceras no se hace buena poesía. En su caso su desdén furibundo –al cabo, tan poco farabundo– tiene algo de fina self-deprecation, de la clarividencia del impertinente y de la magia del derrotado.

Yo sería un gran muerto.
Mis vicios entonces lucirían como joyas antiguas.

Nacho S. (@nemosegu)

9 comentarios

  1. Dice ser Caty Gata

    Esa muerte prematura, la forma de hacerlo, la traición, sus escritos… todoe llo han contriubuido para hacer de él un mito.

    Miauuuuuuuu
    (\____/)
    (=0_0=)
    (“)___(“)
    http://www.videosdegatos.eu/

    18 Mayo 2010 | 16:38

  2. Dice ser Antonio larrosa

    Se puede escribir con letras garndes, con letras góticas , con letras emponzoñadas de rabia y furia pero nunca tan claro como lo hacia este gran hombre. Su poema me ha calado hondo. me pareció sentir eñl frio de la guadaña de la muerte sobre mi cabeza al leerlo.

    Clica sobre mi nombre (No es un Spam , es una invitación desinteresada, sin ánimo de lucro)

    18 Mayo 2010 | 17:06

  3. Dice ser Abogado Malaga

    ¡Qué grande! Sin duda una maravilla leer un poema como éste.

    18 Mayo 2010 | 17:27

  4. Dice ser salvadoreño

    Poema de amor
    por Roque Dalton

    Los que ampliaron el Canal de Panamá
    (y fueron clasificados como “silver roll” y no como “gold roll”),
    los que repararon la flota del Pacifico
    en las bases de California,
    los que se pudrieron en las cárceles de Guatemala,
    México, Honduras, Nicaragua,
    por ladrones, por contrabandistas, por estafadores,
    por hambrientos,
    los siempre sospechosos de todo
    (“me permito remitirle al interfecto
    por esquinero sospechoso
    y con el agravante de ser salvadoreño”),
    las que llenaron los bares y burdeles
    de todos los puertos y capitales de la zona
    (“La gruta azul”, “El Calzoncito”, “Happyland”),
    los sembradores de maíz en plena selva extranjera,
    los reyes de la pagina roja,
    los que nunca sabe nadie de donde son,
    los mejores artesanos del mundo,
    los que fueron cosidos a balazos al cruzar la frontera,
    los que murieron de paludismo
    o de las picadas del escorpión a la barba amarilla
    en el infierno de las bananeras,
    los que lloraron borrachos por el himno nacional
    bajo el ciclón del Pacifico o la nieve del norte,
    los arrimados, los mendigos, los marihuaneros,
    los guanacos hijos de la gran puta,
    los que apenitas pudieron regresar,
    los que tuvieron un poco mas de suerte,
    los eternos indocumentados,
    los hacelotodo, los vendelotodo, los comelotodo,
    los primeros en sacar el cuchillo,
    los tristes mas tristes del mundo,
    mis compatriotas,
    mis hermanos.

    (Las Historias Prohibidas del Pulgarcito)

    18 Mayo 2010 | 18:01

  5. Dice ser por ahora sólo viene poco

    Una maravilla de poema que no se tasa siquiera ni en uno del millón de los respiros que cesaron violentamente de brotar vida del cuerpo su dueño. No hay poema, por muy bello que se nos ofrezca, suficientemente hermoso como para hacer olvido de la tragedia de un corte cobarde de la existencia por las manos miserables de quienes no entienden la verdad de ese vivir.
    Ni una línea pueda compararse jamás al valor del vivo poeta y no se olvide la maldad que lo acalló, si no para siempre por justicia de memoria y conciencia, sí por los tiempos que en ley natural le correspondía disfrutar de vida en este milagro de mundo que se contamina por unos para dar mala sombra sin piedad.

    18 Mayo 2010 | 18:07

  6. Dice ser Ulises Laertiada

    Un comunista asesinado por otros comunistas (como solía hacer el Che Guevara). Sus asesinos gozan de impunidad e inmunidad.

    18 Mayo 2010 | 18:12

  7. Dice ser Rosa C. Báez

    Siempre ha de haber alguien dejando sus detritus… el Che no era un asesino: era un hombre de sensibilidad exquisita. Y Roque, como él eran seres de otra galaxia…

    18 Mayo 2010 | 19:11

  8. Dice ser Armin River

    Mi compatriota escritor Roque Dalton tiene un poema muy emblemático: “Poema de Amor” es una clara muestra de su visión sobre los salvadoreños, Estados Unidos y el capitalismo.

    18 Mayo 2010 | 19:17

  9. Dice ser Jose A. Sanchez

    Estraordinaria forma de expresar en versos la aplastante realidad de su pueblo,(causa de la guerra civil en el Salvador).El Poema de Amor y Oligarquia,son fuertes y hasta crueles las expresiones contenidas,pero asi duelen en la carne de nuestro pueblo,El Salvador.Su muerte fue resultado de un dogmatismo ideologico torpe,insensato e inexperto.

    22 Mayo 2010 | 19:13

Los comentarios están cerrados.