BLOGS

‘El tiempo’, de Luis Cernuda (1902 – 1963)

Llega un momento en la vida cuando el tiempo nos alcanza. (No sé si expreso esto bien.) Quiero decir que a partir de tal edad nos vemos sujetos al tiempo y obligados a contar con él, como si alguna colérica visión con espada centelleante nos arrojara del paraíso primero, donde todo hombre ha vivido una vez libre del aguijón de la muerte. ¡Años de niñez en que el tiempo no existe! Un día, unas horas son entonces cifra de la eternidad. ¿Cuántos siglos caben en las horas de un niño?

Recuerdo aquel rincón del patio en la casa natal, yo a solas y sentado en el primer peldaño de la escalera de mármol. La vela estaba echada, sumiendo el ambiente en una fresca penumbra, y sobre la lona, por donde se filtraba tamizada la luz del mediodía, una estrella destacaba sus seis puntas de paño rojo. Subían hasta los balcones abiertos, por el hueco del patio, las hojas anchas de las latanias, de un verde oscuro y brillante, y abajo, en torno de la fuente, agrupadas, las matas floridas de adelfas y azaleas.
Sonaba el agua al caer con un ritmo igual, adormecedor, y allá en el fondo del agua unos peces escarlata nadaban con inquieto movimiento, centelleando sus escamas en un relámpago de oro. Disuelta en el ambiente había una languidez que lentamente iba invadiendo mi cuerpo.
Allí, en el absoluto silencio estival, subrayado por el rumor del agua, los ojos abiertos a una clara penumbra que realzaba la vida misteriosa de las cosas, he visto cómo las horas quedaban inmóviles, suspensas en el aire, tal la nube que oculta un dios, puras y aéreas, sin pasar.

Además de los justamente reivindicados poemas de La realidad y el deseo, en la bibliografía de Luis Cernuda hay un librito de poesía en prosa, primoroso e impecable: Ocnos. En él, el Cernuda del exilio cartografía líricamente su infancia recurriendo a temas intemporales: la eternidad, el miedo, la biblioteca, la luz, el destino. Mi favorito es El tiempo, quizá porque en el recuerdo va asociado a los 20 años que tenía cuando lo leí.

Seleccionado y comentado por Nacho Segurado.






6 comentarios

  1. Dice ser Patricia

    Magnífico Cernuda. gracias por compartirlo.

    04 Julio 2009 | 17:41

  2. Dice ser Tony

    Yo quieroque esa cosa llamada; tiempose contraiga en el espacio(¿a la velocidad de la luz?)y se haga…cieno.

    04 Julio 2009 | 18:57

  3. Dice ser EVA LACLAVEL

    No es lo mismo decir, una no mas, que una no, mas. lo estuve pensando yo sola esta tarde.¿Podría ser un verso esto o no?

    04 Julio 2009 | 20:02

  4. Dice ser antonio larrosa

    ¡Ah! el tiemo hay quien asegura que es oro y que debemos aprovechar lo , pero ¿Como se puede aprovechar si no tenemos ni tiempo de dormir y nos acostamos tarde para levantarnos temprano . Es muy verda que el tiempo es oro pero solo para los que tienen mucho dinero pues poseen el oro y el tiempo . Sin oro no hay tiempo que valga , solo podemos disfrutar de cosas sin valor , bueno si lo piensas bien las cosas gratis resulta que son muy importantes y eso lo he dicho infinidad de veces el tiempo es gratis si tienes vida .Clica sobre mi nombre y pierde un par de minutos , a lo mejor aprendes algo, pues los locos tenemos el misterio del tiempo escrito en pequeñas dosis.

    04 Julio 2009 | 20:09

  5. Dice ser antonio larrosa

    ¡Ah! el tiemo hay quien asegura que es oro y que debemos aprovechar lo , pero ¿Como se puede aprovechar si no tenemos ni tiempo de dormir y nos acostamos tarde para levantarnos temprano . Es muy verda que el tiempo es oro pero solo para los que tienen mucho dinero pues poseen el oro y el tiempo . Sin oro no hay tiempo que valga , solo podemos disfrutar de cosas sin valor , bueno si lo piensas bien las cosas gratis resulta que son muy importantes y eso lo he dicho infinidad de veces el tiempo es gratis si tienes vida .Clica sobre mi nombre y pierde un par de minutos , a lo mejor aprendes algo, pues los locos tenemos el misterio del tiempo escrito en pequeñas dosis.

    04 Julio 2009 | 20:09

  6. Dice ser CARLOS HUSÓN

    ¡El tiempo!,.. Una de mis obsesiones , que no alcanzo a dominar,Por principio,..No me gusta demasiado lo que no puedo escuchar, tocar, oler, saborear y menos si es algo relativo.En cambio su paso rápido, se manifiesta y pasa sobre todo y sobre todos. Ese es su misterio y esa es su belleza.Preciosa prosa poéticawww.poesiahuerfana.com

    04 Julio 2009 | 22:17

Los comentarios están cerrados.