BLOGS

‘El poeta se despide de los pájaros’, de Pablo Neruda

Ricardo Eliezer Neftalí Reyes Basoalto, más conocido como Pablo Neruda, decía de sí mismo:

Me llamo pájaro Pablo,

ave de una sola pluma,

volador de sombra clara

y de claridad confusa

Y es que la ornitología era una de las pasiones ocultas de este chileno universal. A ellas dedicó un precioso libro de poemas en 1966, Arte de pájaros, de gran tamaño, escasa tirada e ilustrado por artistas amigos. Está dividido en dos partes: Pajarintos hace referencia a aves reales y Pajarantes a aves inventadas. Culmina la obra con un poema personalísimo que todos los amantes de la naturaleza, pajareros o no, podríamos acuñar gustosos. Se titula El poeta se despide de los pájaros, y lo podéis escuchar recitado por el propio poeta pinchando en este enlace de PalabraVirtual.com

Poeta provinciano,

pajarero,

vengo y voy por el mundo,

desarmado,

sin otrosí, silbando,

sometido

al sol y su certeza,

a la lluvia, a su idioma de violín,

a la sílaba fría de la ráfaga.

Entre una y otra vez,

entre pasadas vidas

y pretéritos desenterramientos

fui perro de intemperie

y sigo siendo un muerto en la ciudad:

no me acostumbro al nicho,

prefiero el matorral y las torcazas

atónitas, el barro, el desvarío

de un ramo de choroyes,

el presidio del cóndor prisionero

de su implacable altura,

el barro primordial de las quebradas

condecorado por las topa topas.

Sí sí sí sí sí sí,

soy un desesperado pajarero,

no puedo corregirme

y aunque no me conviden

los pájaros a la enramada,

al cielo

o al océano,

a su conversación, a su banquete,

yo me invito a mí mismo

y los acecho

sin prejuicio ninguno:

jilgueros amarillos,

tordos negros,

oscuros cormoranes pescadores

o metálicos mirlos,

ruiseñores,

vibrantes colibríes,

codornices,

águilas inherentes

a los montes de Chile,

loicas de pecho puro

y sanguinario,

cóndores iracundos

y zorzales,

peucos inmóviles, colgados del cielo,

diucas que me enseñaron con su trino,

pájaros de la miel y del forraje,

del terciopelo azul o la blancura,

pájaros por la espuma coronados

o simplemente vestidos de arena,

pájaros pensativos que interrogan

la tierra y picotean su secreto

o atacan la corteza del gigante

y abren el corazón de la madera

o construyen con paja, greda y lluvia

la casa del amor y del aroma

o van entre millares de su especie

formando cuerpo a cuerpo, ala con ala,

un río de unidad y movimiento,

solitarios

pájaros duros entre los peñascos,

ardientes, fugitivos,

polvorientos, eróticos,

inaccesibles en la soledad

de la niebla, la nieve,

la hostilidad hirsuta

de los páramos,

o jardineros suaves

o ladrones

o inventores azules de la música

o tácitos testigos de la aurora.

Yo, poeta

popular, provinciano, pajarero,

fui por el mundo buscando la vida:

pájaro a pájaro conocí la tierra:

reconocí donde volaba el fuego:

la precipitación de la energía

y mi desinterés quedó premiado

porque aunque nadie me pagó por eso

recibí aquellas alas en el alma

y la inmovilidad no me detuvo.

Seleccionado y comentado por César-Javier Palacios.

9 comentarios

  1. Dice ser Miguel

    …..de niño almorcé algún fin de semana en su casa de isla Negra. En aquel entonces no sabía lo que ello significaba. Lo recuerdo con la misma nostalgia que echo de menos el rocio salado que envolvía a sus mascarones de barco.

    03 Marzo 2009 | 14:05

  2. Dice ser Miguel

    Increible !, ¿Me borráis un comentario acerca de alguna comida que tuve de niño en Isla Negra con Pablo Neruda?…¿y eso?…

    03 Marzo 2009 | 14:31

  3. Dice ser Miguel

    Upsss!, había que refrescar el navegador. Os pido disculpas…como penitencia os contaré algo que poca gente sabe: el dia que falleció Pablo Neruda a los pocos días del golpe de Pinochet. Los militares entraron en tropel en su casa de Santiago (barrio de Bellavista) y la destrozaron. Un periodista del telediario de las 3 no pudo reprimirse y tuvo la osadía de culparlos mientras hacía un directo desde la puerta de la casa mientras los “milicos” salían y entraban…el periodista apareció asesinado pocos días después.

    03 Marzo 2009 | 14:36

  4. Miguel: Algo ha querido decir,he leído los tres comentarios,.Incluso he rebuscado entre líneas,Entre líneas y entre frases,tal vez yo muy torpe sea.y no he captado tu mensaje.Pero el no haberlo captado,No es por curiosidad,tampoco por tozudez,pero a mi me ha dado coraje.Desde al Sur de Gomaaranto un saludo afectuoso.03 de marzo de 2009.

    03 Marzo 2009 | 15:08

  5. Dice ser pedrete

    Que gran poeta!!!!!Gracias por poner una poesia de Neruda tan bonita.Me alegro el dia . Gracias

    03 Marzo 2009 | 15:32

  6. Dice ser leila

    podrá ser un buen poeta, pero como ser humano dejó mucho a desear, sobre todo cuando dejó a su pequeña hija enferma y desamparada en plena segunda guerra mundial en manos de gente desconocida, pero el tiempo no perdona y hoy quienes leiamos sus poesías quedamos muy tristes por su forma de ser.

    03 Marzo 2009 | 16:09

  7. Dice ser unadeposguerra

    Cuando las cosas se ponen feas suelo refugiarme en los poetas.Este sitio es una buena terapia.Gracias por él.Espero encontrar a mi actual “soporte,”Benedetti, cualquier dia. ;-)Entre tanto, evoco aquello del enorme chileno universal de hoy: ” Podrán cortar todas las flores pero no podrán detener la primavera”.Saludos.

    03 Marzo 2009 | 16:25

  8. Dice ser antonio larrosa

    Cada vez que pienso en aquellos poetas tan tristes me quedo con la frase tan popular que dice: No somos nada.

    03 Marzo 2009 | 18:20

  9. Mas triste que en un florero, colgante y mustia una rosa,mas triste que en jaula hermosa, encontrar muerto un jilguero,mas que noche sin lucero, mas que tarde cuando llueve,mano falsa, beso aleve, mas triste que en todo fin,el amor que te ofreci, abandonado en la nieve.

    04 Marzo 2009 | 03:47

Los comentarios están cerrados.