BLOGS

‘A la llegada’, de Anne Michaels (1958)

Será en una estación

con techo de cristal

tiznado de hollín

de los trenes y

abrazados milla a milla

de la llegada. No se

soltarán en todo el largo viaje,

su brazo en la curva

del deseo de ella. Caminando por una ciudad

que apenas conocen,

observando a mujeres con taleguillas

darle monedas a un cura para los veteranos de guerra;

al encontrarse con la iglesia en un agujero

del viejo muro que cruza la ciudad, la cúpula

ocupando exactamente el agujero,

como un ojo. En la morada

del invierno, bajo una madriguera

de mantas, le hace entrar en calor

cuando salta dentro desde el aire.

Hay camino por el cual nuestro cuerpo

deja de pertenecernos, y cuando él la encuentra

hay posada al fin

para aquellos a los que aman,

en el lugar que él encuentra

que ella encuentra, cada palabra de la piel

una decisión.

Hay tierra

que nunca se suelta de tus manos,

lluvia que nunca cesa

en tus huesos. Palabras gastadas que se desprenden

de nosotros porque sólo pueden

caerse. Ellos no se

soltarán porque hay un tipo de amor

que se desprende del amor,

como las piedras de

de la piedra,

la lluvia de la lluvia,

como el mar

del mar.

Su trabajo minucioso y paciente (su producción es escasa y dilatada en el tiempo) parece hecho de la misma naturaleza física que el tiempo geológico. Anne Michaels posee la rara virtud poética -pero sobre todo moral- de contar con la ciencia, de resultar abrumadoramente cálida a pesar de escribir así: “Si el amor te elige, de repente / tu pasado se convierte / en una ciencia obsoleta. Mapas viejos, / teorías refutadas, un diorama”.

Cuando Michaels llama al cerebro “perla rugosa en el lodo negro” o pugna por nombrar “el único momento del día / en que la teoría del quantum parece razonable“, uno se alegra de haberse olvidado ya de cierta poesía pre-preindustrial que no habla “del choque de electrones” para que no la acusen de cientifista o, peor, de falta de sensibilidad.

“Todo amor es un viaje por el tiempo”. La poesía de esta canadiense mezcla en una probeta estos tres ingredientes básicos: amor, tiempo y memoria. De la memoria hace estratos de tierra, del tiempo “pasado con la forma de un largo hueso” y del amor un proceso minucioso que desemboca en “una verdad tan pequeña que se palpe con la lengua”.

NOTA: Traducido del inglés por Jaime Priede.

Seleccionado y comentado por Nacho Segurado. (En Twitter: http://twitter.com/nemosegu.)



9 comentarios

  1. Dice ser yop

    que tiene que ver esto con GH?????

    30 Diciembre 2009 | 15:00

  2. Dice ser Maldito desgraciado linkeando a otros sitios basura

    Que es esta mierda ??’Por que me sale esta basura cuando clico encima de los de GH ??

    30 Diciembre 2009 | 15:02

  3. Dice ser Pablo

    Me parece tristísimo, un link sobre poesía, tildado de “mierda” y “basura”, cuando “Gran Mierdano” es lo peor que saca la telebasura.Así vamos….

    30 Diciembre 2009 | 15:15

  4. Dice ser Verdad

    Verdad..El mundo al reves, lo bonito es mierda, y la mierda es bonito.. Esta es la imágen de la sociedad en la que vivimos.

    30 Diciembre 2009 | 15:58

  5. Dice ser peckinpah

    Qué país, qué paisaje, qué paisanaje…

    30 Diciembre 2009 | 16:46

  6. Dice ser Nombre

    Qué lástima, ¿te quejas de que pinchando en gran hermano (sin comentarios) acabes en un poema?Qué lástima.

    30 Diciembre 2009 | 16:49

  7. Dice ser enur

    Esa persona si que es mierda, no os dejéis abrumar por su estulticia

    30 Diciembre 2009 | 16:53

  8. Dice ser Ruth Beitia

    Bonito poema.

    30 Diciembre 2009 | 20:34

  9. Dice ser Elías Robles

    Buenas tardes: Tras de insertar hoy varias cosas en mi página y contestar a varios comentarios y otros tantos correos, he decidido evadirme un rato buscando web y/o blogs de contenidos coherentes.Por pura casualidad entre en vuestra página, la cual me ha agradado, después, por curiosidad seguí en ella.He de decirte que me ha encantado su contenido y también, tu forma de redacción. Te felicito de veras y ¿si puedes?, te invito a visitar la mía. Y , si te apetece, a que también me dejes un comentario dándome v tu opinión.No dejes de escribir, al hacerlo, podes estar seguro(a) que tu página y otras muchas como la tuya, también ayudan a dignificar en gran parte esa “olla de grillos” de bastantes contenidos en Internet.Saludos cordiales: Elías Robles (prof. Saile Selbor)http://www.naturalezavidaiuniverso.com

    30 Diciembre 2009 | 23:14

Los comentarios están cerrados.