BLOGS

‘La carta entera’, de Luis Rosales (1910 – 1992)

Vivimos arrojados en el mundo y nuestra piel

Se encuentra ardiendo;

Pon en orden tus llagas y disponte a escribir;

Ésta es tu rebeldía,

No tienes otra cosa que llevarte a la boca;

Desde hace muchos años nadie puede vivir y nadie vive,

Pero la vida continúa,

La noria sigue andando con el caballo muerto.

Esto es lo que nos pasa,

Hablar sinceramente es una forma de castración pero

Tienes que hablar,

Tienes que hablar sinceramente hasta la extenuación y

Has de hacerlo con humildad,

En rigor basta ser minucioso para ser objetivo

Y yo pretendo hacer un libro minucioso y absurdo sobre

El hombre actual,

Y su creciente desamparo.

He empezado a escribirlo sin darle ningún orden porque

La desesperación lo ordenará,

Pero no te preocupes,

Un minuto es tan grande como un ciego,

Y ya sabes que un ciego llena la calle por completo en el

Momento de cruzarla,

Llorar en cambio es muy pequeño: siempre queda corto.

Por lo tanto no es preciso elegir,

No tengo que elegir la desesperación, ni las palabras, ni los

Temas del libro pues quien elige empieza a cuidarse,

No es preciso elegir:

Basta atender.

Hay que prestarle al mundo una atención distribuida,

Esa atención que une a los hombres en la dialéctica de la

Objetividad,

Y me hace ahora mirar con vuestros ojos y amar con vuestras manos,

Pues lo vivo es lo junto,

Y en cada uno de nosotros hay tantos hombres diferentes

Que siempre que te espejas en el mar ves un rostro distinto

En cada ola.

Incluso los que tuvimos como profesores de literatura a enérgicos y ya maduros curas rojos que, entre verso de Machado y estrofa de Juan Ramón, blasfemaban divinamente, llegamos a disfrutar alguna vez con las poesías de Luis Rosales, católico intimista y falangista atemperado por la edad y el sentido común.

Los versos de Luis Rosales tienen una feliz perfección que se acerca al epigrama o la greguería: “Sabiendo que jamás me he equivocado en nada, / sino en las cosas que yo más quería”. Y: “Para ser un buen extremista sólo hace falta / simplificar un poquito las cosas”. O: “El viento es como un ciego que tocara el violín”.

El poema seleccionado es el prólogo de uno de sus últimos libros, La carta entera, de 1980. En él se aprecian perfectamente la fraternal rebeldía intimista, el existencialismo de raíz cristiana, el fatalismo y la búsqueda de perfección formal y moral.

Seleccionado y comentado por Nacho Segurado.



8 comentarios

  1. Dice ser Isaac

    ¿Y esto es un acercamiento a Luis Rosales? Es de mis poetas favoritos, conozco su trayectoria, y tiene poemas infinitamente mejores que este. Por no hablar de que ese es un poco agradecido resumen biográfico. En fin…

    01 Julio 2009 | 14:40

  2. Dice ser todolose

    rosales es un poeta mediocre. no merece más. aunqueeste poema tiene versos graciosos

    01 Julio 2009 | 16:20

  3. Dice ser antonio larrosa

    Rosales era un tío genial y no porque yo me llamo Larrosa y tenga cierto símil, Rosales, tiene poemas que estremecen, un dia os voy a buscar alguno, que vais a flipar . claro que para entender a ese hombre hay que ser muy entero y aquí la verdad abunda la chusma ramplona que solo se limita a insultar sin tón ni són, y no lo digo por mi, que a mi me importa un bledo , todo me resbala, pero cuando se meten con una persona de valia y fallecida me duele mucho.Clica sobre mi nombre

    01 Julio 2009 | 17:06

  4. Dice ser Roberto

    Una pena haya tenido que leer esta presiosa poesía con tantas incorrecciones gramaticales que el seleccionador o presentador, supongo, le ha incorporado por no tener precaución con la modernidad.

    01 Julio 2009 | 17:12

  5. Dice ser Nacho

    Isaac:Tienes razón y éste no es ni mucho menos el mejor poema de Rosales. Sin conocer tanto como seguramente la conoces tú su poesía, creo que los poemas de La casa encendida o Canciones tienen mucha más enjundia. Mi problema a la hora de seleccionar algo de Rosales fue que su obra es un work in progress y que aquellos poemas que más me gustan pierden en intensidad si se ofrecen aislados, separados del contexto, como sucede en los propios de la La casa encendida. En cuanto a la biografía, también te doy la razón, es agradecida. Mi intención no era la de dar detalles biográficos estilo wikipedia, sino esbozar un rápido perfil para que quien no supiera de él se sienta con ganas de conocer más.Pd: salvo un ‘de’ que falta en ‘grande’, que sí que es cosa mía, la poesía no tiene errores gramaticales. La estructura de los versos y algunos giros extraños son los que el poeta quiso que fueran.¡Un saludo!

    01 Julio 2009 | 18:23

  6. Dice ser Bebita Nicole

    Toda la verdad sobre el último bulo de Internet. La tremenda paliza de una panda de sudamericanos a un joven español en los alrededores del maremagnum el 01-016-08.La verdad en: http://paradosomas.es.tl/Mundi-Noticias.htm

    01 Julio 2009 | 18:37

  7. Dice ser Isaac

    No era mi intención ofender. Tienes toda la razón en que es difícil aislar poemas de Rosales de, por ejemplo, la casa encendida. Pero para mi, en “Diario de una resurrección” hay unos cuantos diamantes (“La escarcha mutua”, por ejemplo), pero eso ya es personal.En realidad la queja iba por la biografía, creo que no ayuda mucho que digas tan alegremente que fue falangista. Estremece la entrevista -creo que está en youtube- en que le preguntan sobre Lorca, que estaba alojado en su casa cuando lo ejecutaron-. Pudo estar en el lugar equivocado, pero eso no importa. A mí, claro, de lo que me quejo en realidad es de que haya tanta gente idiota que critica desde el prejuicio estúpido.

    01 Julio 2009 | 20:48

  8. Dice ser Nacho

    Tranquilo Isaac, no me ofendiste para nada. Y tienes razón, igualmente que escribí que fue falangista tenía que haber escrito que hizo todo lo humanamente posible por salvar a Lorca.Si bien, al mencionar que fue falangista no quería ser prejuicioso, sino todo lo contrario, demostrar que las personas inteligentes, y Rosales lo fue, son capaces de superar el fanatismo político, de izquierdas o de derechas, y aterrizar con cordura y honestidad en la democracia. Estoy pensado, además de en Rosales, en Ridruejo, que si no me equivoco fue un gran amigo suyo.Por lo demás, gracias por el tirón de orejas, me ayudará a hilar más fino la próxima vez.Un saludo.

    01 Julio 2009 | 20:58

Los comentarios están cerrados.