Entradas etiquetadas como ‘Machismo’

Y la culpa no era mía – I

Por Laura Ramírez Martín ()

Coreografía de ‘Un violador en tu camino’ en Bilbao.ECUADOR ETXEA

Hace unos días sostuve varias conversaciones con amigos sobre el vídeo viralizado de ‘El violador eres tú’ y un artículo defendiendo el derecho de las mujeres a la ira.

Parece ser que en el vídeo no queda claro quién es el violador. Tampoco está claro por qué se tapan los ojos. Y surgen cuestiones como que si los hombres pueden participar de la danza, si los hombres no son también víctimas del machismo, si no pueden amar también ellos a las mujeres como pueda hacerlo otra mujer… si hay mujeres machistas (esta nunca falta)… también oigo que por ese camino no conseguiremos nada.

Son hombres que quiero y me quieren. Y no es siempre, no son todos, pero me pasa a menudo ante cualquier expresión alrededor del feminismo que noto, para empezar, una tendencia a la defensa y a la alusión. Hay diferentes grados, claro. Luego por ahí he visto que la red se ha llenado de ataques frontales por cegueras endémicas y mucho reduccionismo simplista y retrógrado. Parece que va haciendo falta un teléfono como el de los cabreados con Greta Thunberg. Un número al que llamar para hombres (y mujeres, que sí, que también hay mujeres) enfadiscados con el feminismo. El efecto espejo no tiene desperdicio. Lee el resto de la entrada »

Encuentra las 14 diferencias este #25N

Viñeta de Teresa Castro (@tcastrocomics)

3.639.113 bofetadas a la democracia

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Foto European Alternatives

Cuando pasas la cincuentena adviertes que esto de la democracia se basa en respetar la opinión de quien pasea a tu lado y que todos los votos y todos los partidos son respetables pues son la expresión viva de un Estado de derechos y libertades en el que crees.

Pero cuando ya tienes los 50 en la cartera también asumes que en toda regla siempre hay una excepción, porque no todo vale en esto de la política. Es muy difícil aceptar como un resultado de la democracia que 52 diputados y diputadas de la ultraderecha se hayan convertido en la tercera fuerza política del país y que multipliquen con ello su discurso de odio hacia las gentes LGTBI, las gentes de otra raza o nacionalidad, las mujeres y los hombres que viven en el feminismo.

Es difícil respirar con 3,6 millones de votos contaminando una límpida mañana de otoño. La LGTBIfobia se te agarra en la garganta, el machismo cierra tus pulmones y el racismo produce espasmos de tos no productiva. Sí, son sólo un 15%, pero son. Y se reproducen como una plaga, se multiplican en cada cita electoral. Lee el resto de la entrada »

A 40 años vista: de la memoria y su extraño poder, del sexo diverso y combativo (y de la historia que no se repite)

Por Víctor Mora Gaspar (@rockerhorror ) escritor, activista LGBTIQ+ y por la memoria histórica

El 26 de diciembre de 1978 los “actos de homosexualidad” dejaban de ser un elemento penalizable en la conocida Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social (LPRS), una ley que entró en vigor en ese periodo gozne llamado tardofranquismo, que comprendía los últimos años de vigencia política de la dictadura y los primeros de la transición a la democracia. Hoy hace 40 años de la despenalización, y si nos quedásemos con ese titular, bien podríamos haber cerrado felizmente el capítulo de la opresión entonces, sin embargo sabemos que no fue así. La lectura de este hecho histórico de manera aislada nos devuelve una visión sesgada y reducida de un proceso enormemente complejo, que no puede archivarse como parte del pasado, y que debemos afrontar mediante estrategias de memoria. Lee el resto de la entrada »

Moral sexual victoriana para los maricas de hoy en día

Por Ignacio Elpidio Domínguez Ruiz (@i_elpidio), antropólogo y activista LGTB. Autor de #Bifobia (Editorial Egales, 2017)

Foto: bolapiercing

La publicación la semana pasa de un vídeo del actor porno español Allen King ha revuelto las redes sociales –sobre todo Twitter–. Tras sus poses y su torso descubierto, mientras gesticula y transmite con todo su cuerpo, hay una guía para aprender cómo ser un buen pasivo en la cama, contada desde la experiencia de quien se vende como uno de los mejores pasivos en el porno gay o de hombres no heterosexuales.

El tono del videotutorial, como han destacado varios perfiles de Twitter, hace que podamos asumir que lo ha hecho más como Youtuber en ciernes que desde una posición de preocupación o de cambio social, o incluso de dignificación de un rol sexual frecuentemente menospreciado. En lo que sigue propongo una reflexión sobre los peligros de este y otros vídeos similares, al entender que reproducen formas de entender los roles que no solo transmiten y conservan formas de opresión claramente machistas sino que también congelan roles como si fuesen esencias eternas e inmutables. Lee el resto de la entrada »

Por qué leer a Édouard Louis es un acto de insumisión

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Édouard Louis (Foto: Alberto Estevez)

En mi casa, en mi entorno, Francia siempre fue un país de valores ilustrados. Signifiquen lo que signifiquen esas palabras. Esa tierra al norte de los Pirineos era una especie de referente al que los españoles con problemas a la hora de sentirnos españoles, afrancesados contemporáneos, mirábamos en busca de inspiración; a veces hasta con un punto de envidia. Pero, sobre todo, con la ávida sed de una cultura sobre la que, creíamos, al mirar desde esta esquina rezagada de Europa, no pesaban tantas lacras, tantos traumas, tanta amnesia.

Evidentemente, aquello tenía mucha más mitología de lo que uno quiere reconocer. No es que la desmemoria sobre la que se construye la democracia española sea comparable, pero tampoco puede afirmarse que la relación de la Francia con su pasado colonial, por ejemplo, esté exenta de injusticias y crueles olvidos que aún envenenan el presente. Como tampoco puede negarse que, más allá de los rincones más románticos y ostentosos de París, habiten realidades que harían enmudecer al instante a aquellos valores ilustrados. O que pocos llegaron a entender, al menos en un principio, cómo fueron posibles aquellas imágenes en las que el catolicismo más retrógrado, autoproclamado “manifestación para todos” (Manif pour tous) sacaba a pasear a las calles de la República el odio a la igualdad. Ese fundamentalismo católico del que tanto hubiéramos sospechado en tierras ibéricas, pero que creíamos moribundo al otro lado de una frontera que dio refugio a todo tipo de almas libres durante las décadas en que sucumbimos al fascismo. Lee el resto de la entrada »

¿Qué hace un gay como yo en un sitio como éste?

Por Alex Dorado (@DoradoAlex)

Foto Jeff Knezovich

Lo primero que hice al aterrizar en el Aeropuerto Julios Nyerere de Dar es Salaam, la capital económica de Tanzania, fue pensar: ¿qué hace un marica como yo en un sitio como éste? 

Prácticamente lo segundo que hice fue conectar Grindr.

Para los que no lo sepan, o para los que finjan no saberlo, Grindr es una aplicación de encuentros gais que localiza a homosexuales basándose en la ubicación actual del usuario. Es, dicho rápidamente, un radar gay.

grindr

En Madrid, en Malasaña, el máximo de chicos que permite cargar la aplicación, 100, queda cubierto en un radio de 500 metros a la redonda. Aquí en Dar es Salaam, la aplicación tienen que viajar 314 kilómetros hasta Mombasa, Kenia, el país vecino, para localizar esos 100 chicos: sólo hay 100 gais con la aplicación en 314 kilómetros a la redonda. Norte, sur, este y oeste.

En Madrid, sin foto de cara no contestas y si el chico está lejos (dentro de esos inabarcables 500 metros a la redonda), ni te levantas del sofá. Aquí en Tanzania tienes que cambiar la perspectiva: la mayoría de perfiles no tienen foto y tienes que moverte un poco más para conocer a alguien (un billete de avión a Mombasa son unos 400$). Lee el resto de la entrada »

¿Qué tiene de malo ser ‘el pasivo’ en una pareja de gais?

Por Andrea Puggelli (@aikkomad) activista italiano LGBTQI

'Gays in the Woods' / Foto: David Goehring Seguir

‘Gays in the Woods’ / Foto: David Goehring Seguir

Algo  muy habitual -tanto en las charlas con amigos como en las redes sociales- es observar cómo entre los gais también se dan situaciones en las que nos discriminamos entre nosotros, consciente o inconscientemente.

Muchas veces he escuchado aquello de: “¡ah, qué lástima es un pasivo!” o “¡qué pasivo es este!”.

Estas expresiones, que suenan peyorativas, despectivas e incluso llenas de prejuicios, son muy frecuentes entre los propios hombres homosexuales. Y por supuesto, se usan para menospreciar.

Pero, ¿por qué resulta malo lo de ser “pasivo”?, ¿por qué es tan degradante serlo? Al hacerlo, en la práctica, se está dando por hecho que, en una relación entre dos personas, hay una “superioridad” por parte de aquel que es ‘activo’ frente al otro que es ‘pasivo’. Lee el resto de la entrada »

El amigo invisible de la lesbiana común

La entrada de nuestra colaboradora habitual Laura Ramírez (@laura1decada10) prevista para hoy, encaja casi perfecta en el último suceso que ha denunciado la asociación DiversAH. Os invitamos a leerla. En su tono directo y habitual está diciendo basta ya de agresiones empezando por las de los micro-machismos de nuestros entornos más cercanos, que encima piensan que exageramos.

meme Laura Ramírez

Meme de Laura Ramírez

Llevo en este blog casi un año escribiendo sobre lesbianas y el mismo tiempo pensando cual sería el enemigo natural del bollo común. El caso es que encuentro dentro de mí diferentes posturas al respecto y no sé, me preocupa no estar mirando en la dirección correcta. Habría que definir la estrategia de defensa de la manada y lo primero es identificar bien al depredador.

Resulta que una lesbiana es una mujer ¡Anda! Pues sí, con lo que vamos doblemente mal. Mujeres y para colmo homosexuales, estas son las mimbres. El enemigo directo ya se ve, son estos ‘iluminaos’ que nos niegan, negaron a Cristo, no lo van a hacer con nosotras… nos rechazan, nos ocultan, nos anulan o incluso nos violan por prevención. Lo que haga falta en el nombre del padre, del hijo o de quien corresponda. Qué voy a decir aquí que no se haya dicho ya.

Pero mirando más cerca y ajustando la cámara en modo macro descubro a ese amigo heterosexual (con cuerpo de amiga, a veces) que conocemos de siempre o no necesariamente… Ese que siempre forma parte de la mayoría, usa buenas maneras y se dice progresista. A veces hace de comentarista en blogs variados. Lee el resto de la entrada »