Entradas etiquetadas como ‘activismo’

Sobre el feminismo radical (RadFem)

Por Marta Mar, socióloga y co-creadora del podcast Territorio Queer

Foto: Marta Mar

Llevo un tiempo un poco desconectada del activismo colectivo, ya que pensaba que había unas ideas básicas sobre las que ya había un cierto acuerdo dentro del feminismo y sentía prioritario hacer un activismo más introspectivo. He seguido informándome, leyendo y escuchando podcast principalmente, y he dedicado mucha energía a cambiar en mi propia vida las dinámicas que yo misma estaba reproduciendo: trabajarme el síndrome de la impostora, empoderarme en el trabajo, cuestionar la prioridad de la pareja sobre el resto de la red afectiva, reclamar cuidados, aceptar mi cuerpo e intentar contribuir a que las mujeres de mi alrededor también lo hagan. Sin embargo, la irrupción en mi vida del discurso RadFem me ha hecho recordar la necesidad del debate público y del activismo colectivo.

Considero que el autodenominado feminismo radical (RadFem, no el feminismo radical molón de los años setenta, de las performances y los grupos de autoconciencia) es un feminismo beligerante, que en el Estado español ha surgido de la hostilidad y el reduccionismo de Twitter, así como de ciertas élites políticas y académicas dentro del movimiento feminista que han visto amenazada su cuota de poder. Es una reacción impulsiva a los señoros y machitrolls y, con el tiempo, a cualquier persona que opine diferente, que sea leída como amenaza a la causa. No cuestiono que las personas que defienden a capa y espada lo que es ser Mujer (con mayúsculas, que todavía no tengo muy claro lo que es) en el ámbito público (redes sociales, la Universidad o en las instituciones) no se hayan encontrado con especímenes de toda ideología e identidad, que las hayan atacado y obligado a defenderse con uñas y dientes. Pero no perdamos de vista que Twitter no es el mundo real, es un nido de ratas, donde la gente pierde cualquier tipo de educación a la hora de expresar sus ideas. Porque a veces, esto parece una cruzada, una conspiración, una guerra. Y no, al final son feministas atacando a otras feministas y, sobre todo, no escuchando, invalidando discursos minoritarios y no creando espacios de encuentro. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Lo que somos: autobiografía, ficciones y dramas

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

 

 

Quizá el objetivo más importante de nuestros días es descubrir lo que somos,

pero para rechazarlo.

Michel Foucault.

 

No me atrevo a hablar en nombre de ninguna otra, lejos de perpetuar la idea de que las mujeres trans somos un bloque homogéneo de prácticas e ideas, defiendo nuestro derecho a la cobardía, a la alienación, a ser completas gilipollas, a equivocarnos, a ser unas bocazas y a dramatizar.

Alana Portero.

 

No cambiaría mi lugar por ningún otro, porque ser Virginie Despentes me parece un asunto más interesante que ningún otro.

Virginie Despentes.

 

¿Qué/quién soy? Cuerpo, nombre, memoria, proyección. Lo que somos. Expresión, performance, significante en mapa, cuerpo-texto, herida abierta, preconsciencia. Lo que somos. Ultraconscientes del autoengaño, exposición, venta y consumo. Titubeo, mentiras, verdades como puños, verdades con patas. Fracasos, errores, esperanzas. Lo que somos.

Soy Víctor Mora, y ahora mismo escribo desde un portátil en el salón de mi casa. Esto va cambiando, a veces escribo en bibliotecas o en bares, en cuadernos y libretas. Escribo todos los días y todos los días soy Víctor Mora, aunque ya he asumido que esa persona son varias personas como, creo, cualquiera. He aprendido a convivir con los fantasmas que me componen, a entender que el yo que escribe ahora no es más que uno de ellos y que no es desde luego más importante que el resto. He vivido en Madrid más de la mitad de mi vida. He trabajado la noche y los clubs. He sido imagen, DJ y cantante de una banda electrorock. Fui teleoperador erótico, camarero en saunas gays y dependiente en tiendas de moda gótica. Me maquillaba, tenía el pelo largo y estaba obsesionada con la delgadez. Performaba la feminidad sin considerarme mujer, es decir, sin serlo. Pero sí sabiendo que tenía que explorar lo femenino y expresarlo. Era mi espacio en el género. Era un lugar de emancipación. Fui por fin el putón que tanto ansiaba ser, el de Ziga, el que añora ser la niña que no se atrevió a pedir que la dejaran ir con boa de plumas y sombra azul al colegio. Quise ser Miss Guy de Toilet Boys. Tacones, medias de rejilla, labios rojos, eyeliner, pelo cardado y maquillaje hasta en el corazón, como cantábamos en nuestro primer single post-Naranjo. Lee el resto de la entrada »

Hagamos que el activismo no duela

Por Marta Márquez (@marta_lakme) escritora y presidenta de Galehi, asociación de familias LGTBI

Foto: Larissa Puro

Ser activista es, para mí, mucho más que “una dedicación intensa en alguna línea de acción en la vida pública, en este caso en el campo social” (Wikipedia). No. Es una forma de vida. Es levantarte por las mañana y querer y creer que puedes hacer alguna cosa, por pequeña que sea, para mejorar algo concreto. Es ser consciente de tus propios privilegios y los del resto y luchar por los derechos de otras personas. Es quitarme tiempo de pasarlo con mi familia, con mi entorno cercano y, por qué no decirlo, conmigo misma. Ser activista, para mí, es ser más yo, ser una mejor yo.

Pero, digamos, que el activismo no es fácil. Pareciera sencillo que si todas y todos buscamos el mismo fin pues que estemos siempre de acuerdo y no es así. Algunas personas dentro del mismo colectivo estamos en distintas puntas de algo que para mí debería ser redondo. Pensamos tan distinto como distintas personas somos. Y, a priori, eso debería ser bueno, ¿no? Yo, al menos, así lo creo. Si algo tiene de bonito el activismo es que lo que se ansía es el bien común, pero “el bien” es tan subjetivo. Tanto como que lo bueno para una madre no lo es para una hija, lo que a un vecino le gusta a otro no, lo que está bien para un partido político no lo está para otro. Y así podría poner cientos de ejemplos. ¿Dónde está el límite entonces que nos hace seguir remando hacia la misma dirección? Para mí está muy claro: el respeto. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Tu cuerpo no es sagrado

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

“Las Cosas del Cuerpo 09” por TechNopal is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

Confundir a los verdugos con sus víctimas es una enfermedad moral, un remilgo estético, o una siniestra señal de complicidad.

Primo Levi

¿De verdad crees que tu cuerpo no puede caer en un espacio otro, distinto, fuera del privilegio? ¿De verdad crees que tu cuerpo no puede ver de pronto que todo se desmorona y tiene que comenzar de nuevo? ¿De verdad no crees que pueda verse desahuciado, en la calle, en el exilio, negociando como pueda en el ostracismo un precio, en un margen precario, en un estadio ilegal y proscrito, o muerto en el mar/cementerio de la vergüenza? ¿De verdad crees que tu cuerpo es sagrado?

Tu cuerpo no es sagrado. Tu cuerpo es un sintagma contingente a merced del relato, como todos los cuerpos históricos, como todos los sintagmas de carne social. Tu cuerpo es tan vulnerable como todos los que somos parte y todo de la política. Lee el resto de la entrada »

A veces en octubre, es lo que pasa

Por Boti García Rodrigo (@btcpd ), activista LGTBI

“A veces en octubre, es lo que pasa” (Ángel González)

Una noticia aparecida en el BOE del pasado martes  rompió los aburridos párrafos escritos con manguitos y por ese roto se me coló un olor como de amanecer y me invadió una asombrada felicidad al leer, en un lenguaje alambicado, que yo había merecido el Premio Estatal de Voluntariado Social de 2019.

Más allá de la emoción, más allá de la enorme alegría que me recorrió de la cabeza a los pies, me sentí -me siento- muy orgullosa de que se me cuente entre los voluntarios que han merecido este importante reconocimiento.

Porque hacer voluntariado es soñar con otro mundo y vivir para vivirlo, es cambiarnos por dentro y rescatarnos, es hacernos útiles y dotar de sentido el cada día. Hacer voluntariado es también contaminarnos y anegar para siempre nuestra vida.

Y porque lo creo así, comprobar en el BOE que se me reconoce a mí, activista de esta cosa mía, de esta cosa nuestra, como parte de esas gentes entregadas a tal causa, me supuso -me supone- una emoción y un orgullo difíciles de describir.

Pero, lo que realmente importa es que este premio recae en una mujer lesbiana precisamente por su activismo y que por primera vez –seguro que por primera vez- al premiarme a mí se está premiando    a las mujeres del colectivo de la diversidad sexual, de género y familiar; lo que importa es que este sea un premio a las lesbianas, tan preteridas, tan invisibilizadas y que sea un premio a la lucha activista… y eso es un colocón de orgullo. Y eso me encanta.

Quiero dar las gracias a la FELGTB, Federación Estatal LGTB, por haberme pensado como candidata y haberse esforzado, me consta que mucho, en mi candidatura; quiero agradecer a las personas y organizaciones que la avalaron, que, me lo han dicho, mostraron tanta ilusión al hacerlo. Y también las gracias a quienes, jurados de la cosa, valoraron que mi activismo, que mi manera obcecada de luchar, no se traducía mal del todo como voluntariado….

A muchas personas agradezco este BOE que tan feliz me ha hecho, y os digo que nunca olvidemos la importancia del voluntariado y que nunca se olvide que estamos en deuda con el activismo y con quienes cada día, cada cual en su ámbito, se dan a luchar, a cambiar y a mejorar la vida de las gentes. Gracias a estas  personas, cada cual en su lucha y que sigan en ella que tenemos mucho que cambiar y mucho por lo que seguir luchando.

A veces en octubre hay que dar gracias, muchas gracias por tanto cariño.

Boti G.Rodrigo.

Raúl es Futuro: persona no binaria, gitana, judía y próximo xadre

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Raúl Barajas y su pareja

Una ola de diversidad está agitando los últimos años la sociedad española, ese mar de espuma arcoíris que nunca permanece quieto está también alterando los ritmos sincopados del movimiento LGTBI, al que le faltan letras mayúsculas para reflejar los que algunas personas jóvenes intentan transmitir.

Raúl Baratas tiene 25 años, se define como una persona no binaria, de raíces gitanas, de fe judía, transfeminista, activista y futuro xadre.

Nace en el madrileño barrio de San Blas, en una familia gitana enraizada en la izquierda reivindicativa, desde que tenía 2 años iba a las manifestaciones con mi madre. Su abuela, a la que profesa admiración, llegó al bario al principio de la década de los sesenta, en los inicios de la construcción de esta nueva imagen de capital de España y que se convertiría en el mayor enclave obrero de la ciudad. Lee el resto de la entrada »

Mis recuerdos: la larga espera de la Igualdad

   Por Mané Fernández, coportavoz de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y experto en Políticas Trans.

Foto del autor de la entrada: Mané Fernández

Hace ya 31 años que un joven de 22, con muchas ilusiones, salía de Chile, su tierra natal, para vivir su realidad desde la libertad y el respeto, libertad y respeto que en su país le eran negados.

Ese joven dejó atrás muchas cosas: su familia, sus amigos, su seguridad, un modo de vivir cómodo pero no libre para cumplir su sueño.

La salida de su país estuvo marcada por muchas esperanzas. La visión desde la ventana del avión de la majestuosa cordillera de los Andes le hacía pensar que saltaba un muro, dejando atrás un baúl lleno de piedras que le hacían muy difícil el caminar; las lágrimas que salían de sus ojos tenían dos razones, una, la tristeza de lo que quedaba atrás, y la segunda, la alegría de lo nuevo por encontrar. Lee el resto de la entrada »

Un pequeño homenaje a Ana Meluska, referente del activismo trans

Textos recopilados por Toño Abad (@antonioabadg), Secretario General de Diversitat

 

Foto de Ana Meluska

Conocí a Melu en Alicante en la izada de la bandera LGTB en el Ayuntamiento que organizábamos desde Diversitat, al abrigo de los nuevos gobiernos del cambio que nos abrían las puertas de las instituciones de par en par. Melu cada vez que podía se escapaba a Alicante a apoyarnos en nuestros actos y campañas. Así era ella, generosa, comprometida con las luchas y solidaria. Hablamos emocionados de lo que había cambiado el mundo de entonces hasta aquí, de cuando ella empezó a ahora.

También venía al Orgullo cada año, porque Melu disfrutaba con nosotras, las activistas LGTBI de esta tierra, hermanas y hermanos de Lambda en la lucha, a la que ella quería y había dedicado tanto.

La última vez que vi a Melu fue en la Conferencia federal de la FELGTB, en un taller sobre “Prostitución, trata y trabajo sexual” donde nos dio una lección de dignidad, activismo y lucha. Un chute en vena de energía pura, porque ella era eso, energía pura.

Lamento que Melu no vea la aplicación de la Ley Valenciana del Derecho al Reconocimiento de la Identidad de Género por la que tanto lucho. Pero será su legado, lo mejor de sí misma y de su compromiso que quedará para que otras personas no pasen por lo que ella pasó.

Por ella, por los y las que ya no están, por aquellas que se han quedado en el camino he recopilado estos textos homenaje, de amigas y amigos de Melu. Va por ti, Meluska: Lee el resto de la entrada »

¿No entenderán nuestro amor? ¿Acaso ellos lo entienden?

Por Violeta Assiego (@vissibles).

istanbulpride-1religiousgirls-afdhere-jama

Pride de Estambul 2015

Hace algo más de una semana publiqué una entrada en la que, como defensora de los derechos humanos, expresaba mi oposición a la prohibición del burkini al entender que el motivo que llevaba a tal decisión estaba basado en el prejuicio y la discriminación y que dicha norma, lejos de respetar el principio de universalidad de los derechos humanos, directamente lo contravenía y exponía a un colectivo concreto a mayor violencia solo por el hecho de llevar una prenda de vestir o pertenecer a una religión. Tanto Naciones Unidas como el Consejo de Estado francés comparten este enfoque. No es nada extraordinario por mi parte, es enfoque de derechos humanos puro y duro. Lee el resto de la entrada »

Mpho, la hija de Desmond Tutu, se casa con su novia

Foto obtenida a través de Twitter

Foto de Desmond & Leah Tutu Legacy Foundation

Si nos dejáramos llevar por los clichés de las revistas del corazón, este es uno de esos casos en los que se nos romperían los esquemas. Ni Canon Mpho Tutu (hija del arzobispo anglicano Desmond Tutu) ni Marceline Furth son dos crías, ni tampoco se dieron el ‘sí quiero’ en un lujoso complejo turístico del continente africano, y mucho menos han vendido la exclusiva a revista alguna. Se han casado y están felices, afirman. Esperamos que lo estuvieran antes del enlace porque sino se trataría más de un milagro que de una boda. Lee el resto de la entrada »