BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Archivo de la categoría ‘Rusia’

La mujer que lidera el movimiento LGBTI en Samara, Rusia

La organización AVERS trabaja para promover los derechos del colectivo LGBTI, la tolerancia y la no discriminación. En Rusia las personas LGBTI son objeto de persecución y hostigamiento por parte del Estado, sobre todo desde la aprobación de la conocida como “Ley de Propaganda Homosexual”. Esta ley que prohíbe la “promoción de relaciones sexuales no tradicionales entre menores” fue aprobada en junio de 2013. La ley, que ha tenido una repercusión especialmente negativa sobre el trabajo de las organizaciones y los activistas LGBTI, introdujo en el Código de Infracciones Administrativas ruso el artículo 6.21, que prevé la imposición de fuertes multas a quienes “promuevan relaciones sexuales no tradicionales” según el criterio de las autoridades. Amnistía Internacional considera que la ley vulnera el derecho a la libertad de expresión y pide su derogación. La representante legal de Avers, Oksana Berezovskaya, relata en primera persona su experiencia para Amnistía Internacional

Samara es mi ciudad natal, la quiero mucho. Tiene de todo tanto dentro como en sus alrededores: pendientes con vistas maravillosas al río Volga, las calles antiguas y la ribera del río, el parque natural Samarskaya Luka, las montañas Zhigulyovskie llenas de leyendas. Como persona que trabaja con la gente me siento muy cómoda en la naturaleza. Me gusta pasar tiempo sola, caminar por las montañas, pensar y también desconectar del trabajo. Pero lo que más me inspira no son los sitios sino las personas, que son muchas –defensores de derechos humanos de Rusia y mis compañeros de la organizaciones internacionales, personas LGBT y personas heterosexuales.

A pesar de todas las leyes y de la propaganda en televisión, mis allegados y amigos me tratan con respeto. Yo no tengo miedo a pasear por Samara ni a hablar con la gente. De lo que tengo miedo es de la política homófoba del Estado, estoy bajo presión de las estructuras estatales. Hoy en día el Estado te puede encarcelar sólo porque estás luchando por los derechos humanos, porque ayudas a la gente. Sin embargo nosotros hacemos un trabajo muy importante para el mismo Estado. Estoy soñando con el día en que la palabra “defensor de derechos” no sea utilizado como un insulto por el Estado.

Nunca he querido y sigo sin querer irme de Samara ni de Rusia en general. Soy patriota y hago todo para mejorar la vida en nuestro país. Una vez, en la calle, se me acercó una mujer joven, me agradeció mi trabajo y me dijo que pronto vendría al centro. La conciencia de que incluso las personas desconocidas conocen mi trabajo y lo aprecian es muy importante.

El movimiento LGBT Avers fue fundado en Samara por Mikhail Tumasov en 2011. En ese momento yo trabajaba como abogada y mantenía la posición de no intervención. Mi razonamiento era: “Si algo no me afecta personalmente, entonces no digo nada”. Pero cuando escuché a mi padre comentarios negativos sobre el colectivo LGBT ya no pude callarme por más tiempo. Me reuní con Misha y juntos organizamos distintas acciones, como la Semana contra la homofobia y el Día del silencio. Intentábamos parar la aprobación de la equivalente a la “Ley de Propaganda Homosexual” a nivel regional. Por supuesto no pudimos hacerlo y la ley fue aprobada. Pero nosotros seguimos trabajando. Con el tiempo Misha se mudó a San Petersburgo y yo empecé a tomar las riendas del movimiento.

Nuestro logro más grande es el centro que abrimos, que sirve como un espacio seguro para las personas del colectivo LGBT y sus personas cercanas y amistades. Tener un sitio como éste es muy importante. Si antes las personas LGBT no podían hablar sobre muchos temas en sus casas, les quedaba la calle o los clubs. Ahora pueden venir aquí donde nadie les va a callar, donde pueden ser ellas mismas.

Además en el centro les ofrecen apoyo psicológico y jurídico gratuitos y el bufete de abogados “Puls Vremeni” puede defender nuestros derechos ante los tribunales. También tenemos el teatro social, donde se hacen obras sobre los temas actuales. El año pasado alquilamos el espacio de la escuela de queer-tango, y a nuestra representación vinieron 60 personas. El espectáculo era sobre las personas que cada día se enfrentan a la homofobia y aun así no renuncian a sus  relaciones con quienes aman. Se lo dedicamos a los gays que murieron en Chechenia.

Porque la esencia de nuestra lucha en defensa de los derechos humanos es que las personas puedan estar con quienes aman sin miedo. Personalmente yo tuve mucha suerte. Mi familia trata muy bien a mi esposa Vera, y viceversa. Hace poco mi padre me dijo: “Me da igual con quien estés, hombre o mujer. Lo más importante es que seas feliz”. Él entendió la esencia de mi trabajo y cambió su actitud hacia el colectivo LGBT. Espero que algún día esto pase en otras familias también.

No es el momento para darse por vencida

Por Evdokia Romanova, quien Evdokia intervino en la sesión sobre defensoras de los derechos humanos del viernes, 16 de marzo. En el marco de su campaña Valiente, Amnistía Internacional pide reconocimiento y protección específicos para las defensoras de los derechos humanos y que se garantice que en lasconclusiones finales acordadas en el 62º periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer se hace referencia expresa a las defensoras de los derechos humanos  

Evdokia Romanova

 

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es un encuentro global que reúne a las activistas de los derechos de las mujeres más ejemplares del mundo, un espacio donde pueden expresar sus opiniones y compartir sus casos. Una de las mujeres que participó en su última reunión en Nueva York tiene una historia especialmente impactante que contar, que simboliza la lucha por los derechos de las mujeres en la actualidad.

El año pasado, Evdokia Romanova, joven de 27 años de Rusia, llamó la atención en Facebook sobre a una exposición LGBTI de San Petersburgo. No imaginaba que lo que iba a llamar la atención era ella. Lee el resto de la entrada »

La historia de la foto de las dos mujeres bailando un tango

Hoy, Día Mundial de la Fotografía, Violeta Assiego (@vissiblesnos cuenta una historia que seguramente no conocíais.

Ultima foto de Ekatherina Khomenko en su red social

Ekaterina Khomenko tenía 29 años cuando la mataron.

Un trabajador de la limpieza la encontró en su vehículo la madrugada del 7 de setiembre de 2014. El motor estaba todavía en marcha. La habían degollado; un corte de cuatro pulgadas atravesaba su garganta. Ekaterina era abiertamente lesbiana y daba clases de tango a parejas del mismo sexo. En un primer momento, la policía rusa barajó, extrañamente, la hipótesis del suicido. Su interés principal, tal y como denunció su padre, era saber si Katya (como la llamaba) consumía drogas, tenía problemas financieros o tendencias auto lesivas. En absoluto barajaron la posibilidad de que hubiera sido asesinada por su orientación sexual. Como tantas veces sucede en los crímenes de odio por género, y muy habitualmente en la Federación Rusa, se sembraron las dudas antes sobre su personalidad, culpabilizándola, que sobre otros posibles motivos, más pausibles, relacionados con terceros.
Lee el resto de la entrada »

Personas prohibidas en Rusia

Por Nona Suvaryan del Equipo de Rusia de Amnistía Internacional

Un activista LGBTI es atacado en una protesta contra la Ley Antigay / Foto: Roma Yandolin

Un activista LGBTI es atacado en una protesta contra la Ley Antigay / Foto: Roma Yandolin

Si decidís pasear por las calles de una ciudad de Rusia con un paraguas con los colores del arco iris, no os sorprendáis si algún bienintencionado os aconseja desestimar esta idea, ya que ese paseo puede tener consecuencias negativas. Podéis ser víctimas de agresiones por parte de personas homófobas o multados por funcionarios o agentes del Estado.

En la Federación Rusa, los colores de los paraguas pueden interpretarse como intención de “hacer propaganda de relaciones sexuales no tradicionales a menores”. Y esa “propaganda” está prohibida por el Estado. Pero ese acoso no viene solo por parte de  personas homófobas. Lee el resto de la entrada »

HoMoscow, historias rusas que deben ser contadas

Por Tejiendo Mapas (@revistahomoscow)

tejiendo mapasEl interior de la habitación guardaba nuestros más íntimos recuerdos: charlas de confianza, muestras de cariño y ambiente familiar. Nuestro hogar era el testigo presencial. El mismo que lamentablemente enmudecía tan solo al traspasar el portal.

Era temeroso salir a la calle. Las tardes rusas se volvían extrañas. Guardábamos distancia para pasar desapercibidas. Éramos tan solo un par de chicas más. Caminábamos con discreción para esquivar miradas de sentencia y, por supuesto, evitábamos siquiera tomarnos de la mano.

A pesar de esto, los perjuicios no tardaron en llegar. Ser bonitas y lesbianas era un desperdicio social. Una enfermedad que habría de erradicar. Una desviación maldita, desaprobada por la iglesia. La sociedad nos ponía etiquetas como si fuésemos un par de bichos raros. Jamás habíamos conocido adjetivos tan despectivos. Nuestros círculos de amistad ponían barreras de conciencia y cada minuto laborando venía acompañado de acoso. Lee el resto de la entrada »

Los adolescentes no caben en la Rusia de Putin, #Children404

Por Arantxa Ariznabarreta, activista de Amnistía Internacional

Imagen de la web Children 404

Imagen de la web Children 404

 

No sé cómo habrá sido la infancia y la adolescencia de las personas que lean estas líneas. Puede que haya sido despreocupada y feliz. Hay chicos y chicas fuertes, capaces desde sus primeros años de hacer frente a las dificultades de la vida y de afrontar éstas con alegría y decisión.

Sin embargo, tengo la certeza absoluta de que no fue así la infancia y la adolescencia de todas y todos los lectores. Habrá quien recuerde ser objeto de bullying en el instituto, quien no encontró en su entorno familiar el respaldo que hubiera necesitado, quien temiera –fundada o infundadamente- perder a sus amigos en caso de mostrarse abiertamente tal cual era. Habrá quien fue vencido por la homofobia o la transfobia, reprimiendo su orientación sexual o toda expresión de su género sentido. Y habrá quien recuerde a alguien que, en la derrota, tomó la irreversible decisión de abandonarnos. La adolescencia no es fácil. Y la adolescencia diferente, lo es menos. Todas esas personas recordarán lo que supuso para ellas encontrar a sus iguales, a sus primeros amigos y amigas homosexuales o transexuales.

Desde el conocimiento de estas vivencias y la sensibilidad hacia los niños, niñas y adolescentes LGBTI, en marzo de 2013, una joven periodista rusa, Elena Klimova, iniciaba en internet el proyecto Chidren 404. Éste consiste en además de la web, otros dos grupos, uno en Facebook y el otro en la popular red social rusa Vkontakte, en los que los adolescentes pueden compartir sus historias personales, encontrarse con sus iguales y prestarse ayuda mutua. El nombre del grupo “404” alude al mensaje de error en las direcciones que no existen en internet. Describe a la perfección la sensación de muchas personas LGBTI rusas tras la aprobación de la ley que penaliza la “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales” en junio de 2013. Lee el resto de la entrada »

Hacer atractivas las relaciones sexuales no tradicionales

Fotograma oficial del vídeo del grupo  Kazaky
Fotograma oficial del vídeo del grupo Kazaky

 

En el país de los casi 150 millones de habitantes no todo es ‘antigay’ ni tampoco todo homofobia. Sin embargo, todo aquel que no quiera tener problemas en Rusia, o desee tener una posición de poder, mantendrá -en el mejor de los casos- un discurso ‘antigay’ en el que todo lo que se aleje del modelo tradicional de ‘relación hombre-mujer’ será tachado de perversión e inmoral.

La principal causa de esta homofobia pública, que se materializa cada vez más una mayor violencia hacia el colectivo LGBTI, está en una serie de leyes aprobadas a partir de 2009 que tuvieron su broche final con la que se aprobó a nivel federal en junio de 2013. La conocida como “ley de prohibición de la propaganda homosexual” dice , bajo amenaza de cuantiosas multas, querer proteger a los menores de edad. ¿De qué?, pues de toda aquella información -sea en el formato que sea (cine, música, literatura, etc.)- que muestre que existen otras orientaciones sexuales ‘no tradicionales’ y que pueda llegar a hacer atractivas las relaciones entre estas.

En este contexto es en el que el grupo musical Kazaky (originarios de Kiev) acaban de estrenar el vídeo  que os proponemos hoy y que ha desatado la ira, entre otros, del Ministro de Cultura ruso que ha calificado al grupo de inmoral y contrario a los valores humanos fundamentales. De este modo, los medios de comunicación y representantes de la vida pública rusa han emprendido en muy pocos días una campaña  homófoba feroz contra Kazaky ridiculizándoles y despreciándoles. Algo que sirve de justificación suficiente para que grupos violentos ya estén irrumpiendo en sus shows y Kazaky empiece a cancelar conciertos como por ejemplo, el que iban a dar el próximo 5 de febrero en Blagoveshchensk.

Os dejamos con su vídeo “What you gonna do”, para que lo disfrutéis y de paso para que lo virilicéis en apoyo a Kazaky. Al tacharlo de inmoral, en un contexto como el de la Federación Rusa, se pone en riesgo de agresión real, no solo a los componentes del grupo Kazaky, sino a toda la comunidad LGBTI rusa.

 

.