Entradas etiquetadas como ‘Feminismo’

Elsa, por supuesto que estamos contigo

Por Marcos Ventura Armas (@MarcosVA91) activista de Gamá, Colectivo LGTB de Canarias

Elsa Ruiz ha destapado la caja de los truenos. Es mujer, joven, trans, y no tiene cátedra ni madrina, solo la respaldan la razón de sus argumentos. ¿Cómo se atreve alguien así a contradecir al Feminismo™? No se podía tolerar, así que había que organizar una campaña de acoso y derribo contra ella. Porque, como todas sabemos, no hay nada más feminista que organizar una campaña de acoso en redes contra una mujer, por no ser lo suficientemente buena mujer (cáptese la ironía). Después dirán que Elsa no puede entrar en los espacios feministas por la violencia inherente a su socialización masculina… Y entre tanto sinsentido, ya no sabremos si reír o llorar. A Elsa Ruiz la han atacado por denunciar en un video reciente lo violento que se había vuelto el acoso organizado por parte de las terfs en redes sociales, pero ¿por qué este nivel de violencia? Porque se saben acorraladas y en minoría.

Varias personas han dejado al descubierto la mentira de que el Feminismo™ haya sido siempre trans-excluyente. Ya no solo por la famosa Simone de Beauvoir, que es seguro se escandalizaría de la posición de esencialismo biológico que adoptan las terfs (no es casualidad que Lidia Falcón haya decidido relegarla a referente de segunda) sino que todas las grandes referentes de la segunda ola apoyaron a las mujeres trans. Lo hicieron de forma no tan directa Sulamith Firestone (quien dijo que había que abolir el sexo) y Kate Millet (que se hizo eco de los descubrimientos de la medicina de los 60 sobre las identidades trans) pero de forma totalmente explícita se pronunciaron Andrea Dworkin (que dedicó todo un capítulo de uno de sus libros a apoyar a las mujeres trans) o Catherine McKinnon, quien dijo expresamente

“Siempre he pensado que no me importa la manera en la que una persona llega a ser mujer u hombre; no me importa, de verdad. Quienquiera que se identifique como mujer, quiera ser una mujer y se presente como mujer, hasta donde llega mi entendimiento, es una mujer.”

Lee el resto de la entrada »

Sobre el feminismo radical (RadFem)

Por Marta Mar, socióloga y co-creadora del podcast Territorio Queer

Foto: Marta Mar

Llevo un tiempo un poco desconectada del activismo colectivo, ya que pensaba que había unas ideas básicas sobre las que ya había un cierto acuerdo dentro del feminismo y sentía prioritario hacer un activismo más introspectivo. He seguido informándome, leyendo y escuchando podcast principalmente, y he dedicado mucha energía a cambiar en mi propia vida las dinámicas que yo misma estaba reproduciendo: trabajarme el síndrome de la impostora, empoderarme en el trabajo, cuestionar la prioridad de la pareja sobre el resto de la red afectiva, reclamar cuidados, aceptar mi cuerpo e intentar contribuir a que las mujeres de mi alrededor también lo hagan. Sin embargo, la irrupción en mi vida del discurso RadFem me ha hecho recordar la necesidad del debate público y del activismo colectivo.

Considero que el autodenominado feminismo radical (RadFem, no el feminismo radical molón de los años setenta, de las performances y los grupos de autoconciencia) es un feminismo beligerante, que en el Estado español ha surgido de la hostilidad y el reduccionismo de Twitter, así como de ciertas élites políticas y académicas dentro del movimiento feminista que han visto amenazada su cuota de poder. Es una reacción impulsiva a los señoros y machitrolls y, con el tiempo, a cualquier persona que opine diferente, que sea leída como amenaza a la causa. No cuestiono que las personas que defienden a capa y espada lo que es ser Mujer (con mayúsculas, que todavía no tengo muy claro lo que es) en el ámbito público (redes sociales, la Universidad o en las instituciones) no se hayan encontrado con especímenes de toda ideología e identidad, que las hayan atacado y obligado a defenderse con uñas y dientes. Pero no perdamos de vista que Twitter no es el mundo real, es un nido de ratas, donde la gente pierde cualquier tipo de educación a la hora de expresar sus ideas. Porque a veces, esto parece una cruzada, una conspiración, una guerra. Y no, al final son feministas atacando a otras feministas y, sobre todo, no escuchando, invalidando discursos minoritarios y no creando espacios de encuentro. Lee el resto de la entrada »

Históricas LTB – Victoria Kent

Por Charo Alises (@viborillapicara)

#Mujereslesbianas

Victoria Kent en su época como directora general de Prisiones

“Lo humano, que es tan grande como el universo y

 tan pequeño como sus componentes”.

Victoria Kent, abogada, política y activista, nació en Málaga en 1892, en el seno de una familia de clase media. Su padre, José Kent Román y dos de sus hermanos fueron sastres. Aprendió las primeras letras con su madre, María Siano González:

No quería ir a la escuela. Mi madre me enseñó a leer y a escribir; luego tuve profesores particulares (…) pero el intento fracasó. Volvía yo de la escuela triste y sin ganas de comer.

Tozuda y con una gran determinación, Victoria evitó el destino de las niñas escolarizadas de la época, cuyo objetivo era prepararse para ser buenas madres y esposas.

Kent fue una niña moderna e inteligente que supo organizarse para vivir la vida que quería. Tras estudiar magisterio en la Escuela Normal Superior de Málaga y bachillerato en el Instituto General y Técnico Cardenal Cisneros, se empeñó en estudiar derecho en la Universidad Central de Madrid. Con el apoyo de su madre, convenció a su padre, al que la opción elegida por Victoria no le parecía adecuada teniendo en cuenta cual era la dedicación de las mujeres de la época. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Calenturacentrismo. Cuando descentralizar enloquece a la masa (y bien está)

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

 

“Labios rotos” by unpatitodegoma is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

El deseo es un volcán.

Ríos de Gloria.

 

La norma vigilante siempre se pone policial y pesada cuando tratamos de deslocalizar su radio de acción. Cuando desterritorializamos una idea, un afecto, un hábito o un deseo. Da lo mismo si eres vegana, feminista, queer o madre soltera. La norma siempre salta en cualquier contexto. Siempre te recuerda que no perteneces al todo fálico, a esa ficción absurda que se supone hegemónica y que responde con violencia (con algún tipo de violencia) si se ve cuestionada.

Ahora quizá podemos ver con claridad prístina que el sector de una pretendida supremacía política fantasmal, que se supone hegemónica, patalea y patalea porque encuentra obstáculos. En política-política, quiero decir, vemos últimamente cómo la discrepancia de izquierdas hacia la barbarie fascista se reescribe desde cierto discurso como una locura apocalíptica. Una locura peligrosa y amenazante que sólo amenaza en verdad a la propia norma astringente. Como si nuestra postura democrática fuese una bomba de relojería que va a hacer estallar las bases de la civilización occidental. Ojalá. Lee el resto de la entrada »

Escuela de empoderamiento a través de la costura

Viñeta de Teresa Castro (@tcastrocomics)

Votar o no votar, that’s me, today

Por Laura Ramírez Martín ()

1. Hace 87 años, el 1 de octubre de 1931 las mujeres obtuvieron el derecho al voto en España por 161 votos frente a 131. La diputada Clara Campoamor defendió el sufragio femenino en las Cortes con un pedazo de discurso.

Clara Campoamor ya sabía muchas cosas en 1931. Sabía, por ejemplo lo que escribió 40 años más tarde Audre Lorde en pleno apogeo de la segunda ola de feminismo, a saber, ‘Las herramientas del amo nunca van a desmantelar la casa del amo.’

Negadlo si queréis (el derecho al voto); sois libres de ello, pero sólo en virtud de un derecho que habéis detentado, porque os disteis a vosotros mismos las leyes; pero no porque tengáis un derecho natural para poner al margen a la mujer.

Clara Campoamor ya sabía que a veces hay que gritar obviedades de buenas maneras, y justificarlas, las obviedades, como que las mujeres somos también seres humanos. Y pedir ciertos derechos para ciertos humanos por favor. A los que mandan. Sabía de maneras, Clara…

(…) y en vuestras conciencias repercute, que es un problema de ética, de pura ética reconocer a la mujer, ser humano, todos sus derechos, porque ya desde Fitche, en 1796, se ha aceptado, en principio también, el postulado de que sólo aquel que no considere a la mujer un ser humano es capaz de afirmar que todos los derechos del hombre y del ciudadano no deben ser los mismos para la mujer que para el hombre.

Clara Campoamor ya sabía, 40 años antes de que se popularizara la expresión, que ‘lo personal es político’. Lee el resto de la entrada »

Pensadoras lesbianas, visibles y libres

Seguimos celebrando el Día de la Visibilidad Lésbica de la mano de Charo Alises (@viborillapicara)

La filosofía nos enseña a pensar de una forma racional y estructurada. Precisamente en estos tiempos inciertos donde quienes  se erigen en la posesión de verdades absolutas pretenden uniformar nuestras mentes y nuestras conductas, es imprescindible armarnos de un pensamiento racional, lógico e independiente para hacer frente a las derivas totalitarias que amenazan derechos y libertades. En esta tarea se embarcaron las brillantes mujeres lesbianas que mencionaremos a continuación: Lee el resto de la entrada »

Clara Campoamor y el derecho a una ciudadanía de primera

 Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina)

 

Toda mujer, por el hecho de producirse con acierto en terrenos que en otro tiempo le fuera vedado el acceso, revoluciona, transforma la sociedad: es feminista.

 Clara Campoamor, mayo de 1923

Discurso El derecho de la Mujer. Asociación Española Clara Campoamor (Madrid 2007)

 

Cerramos el mes de marzo, de reivindicación feminista y de calles moradas abarrotadas de sororidad, visibilidad y proclamas. Pero no damos por finalizada nuestra lucha diaria por un mundo más igualitario y diverso.

En este mes de abril comenzamos con la celebración del Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil el martes día dos, para cerrarlo con las elecciones generales del domingo veintiocho. Para unir ambos momentos desde este espacio, elegimos el álbum ilustrado Clara Campoamor. El primer voto de la mujer, de la escritora e ilustradora Raquel Díaz Reguera, recién editado por Nube Ocho y a quienes agradecemos el poder tener este título en nuestras manos, y sobre todo, en nuestra estantería de diversidad y defensa de derechos humanos LGBTI+. Lee el resto de la entrada »

Nuestras reflexiones tras el asesinato de Laura Luelmo

Equipo de 1 de cada 10

Foto: brunacostafoto

Ha sido una semana extraña. El hallazgo del cuerpo sin vida de Laura Luelmo y todo lo que hemos sabido después, nos ha dejado, como la inmensa mayoría en un estado de tristeza y rabia. Se han escuchado y leído multitud de reflexiones estos días, nos quedamos con aquellas que suman y hablan de cómo el machismo es el autor intelectual de este y otros tantos crímenes. El detonante de este texto fue uno de esos  artículos, uno en eldiario.es escrito por Marta Borraz y en el que nuestra colaboradora Nieves Gascón daba fe del miedo que tantas veces había sentido como mujer. Lo compartimos en nuestro grupo de whatsapp y eso dio pie a que Juan Andrés Teno nos contará esto:

Lee el resto de la entrada »

Un hombre más, transexual y hombre

Por Mané Fernández (@manecochayuyo ), vicepresidente de FELGTB

Foto: Ted Eytan

Como hombre transexual pena me da ver y leer en estos últimos días el discurso de un sector del Feminismo. Pena sí, por el mal uso que se hace una palabra que refleja la lucha, la igualdad, la sororidad y el empoderamiento de quienes vivimos bajo la opresión del patriarcado y de los privilegios.

Las personas transexuales somos mujeres u hombres. Las identidades de género no están marcadas por los genitales: ni se es mujer por tener vulva, ni se es hombre por tener pene. Ya lo dijo Simone de Beauvoir hace muchos años: “no se nace mujer, se llega a serlo”.

Las personas trans no somos los discípulos tontos de Hipócrates, ni sufrimos el síndrome de Frankestein, somos hombres y mujeres y precisamente por no entender el resto de la sociedad que los genitales no marcan nuestra identidad, nacemos marcados por la desigualdad y no se nos da la libertad de poder decir quiénes somos, al contrario somos marcados, discriminados y patologizados, negándonos nuestra realidad como hombres y mujeres. Lee el resto de la entrada »