1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Entradas etiquetadas como ‘Desigualdad’

Ciudades en pie por la Ley LGTBI

Por Charo Alises (@viborillapicara)

Foto: Alejandro Ernesto /EFE

Catorce veces se han suspendido las sesiones de trabajo sobre la Ley de Igualdad LGTBI que se tramita en el Congreso de los Diputados. Ante estas  demoras injustificadas e injustificables, entidades LGTBI  de todo el territorio nacional, pertenecientes a la FELGTB, se han puesto en pie para denunciar la actitud irresponsable  de algunos partidos políticos. La dignidad de las personas LGTBI no admite demoras.

Lee el resto de la entrada »

Por qué leer a Édouard Louis es un acto de insumisión

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Édouard Louis (Foto: Alberto Estevez)

En mi casa, en mi entorno, Francia siempre fue un país de valores ilustrados. Signifiquen lo que signifiquen esas palabras. Esa tierra al norte de los Pirineos era una especie de referente al que los españoles con problemas a la hora de sentirnos españoles, afrancesados contemporáneos, mirábamos en busca de inspiración; a veces hasta con un punto de envidia. Pero, sobre todo, con la ávida sed de una cultura sobre la que, creíamos, al mirar desde esta esquina rezagada de Europa, no pesaban tantas lacras, tantos traumas, tanta amnesia.

Evidentemente, aquello tenía mucha más mitología de lo que uno quiere reconocer. No es que la desmemoria sobre la que se construye la democracia española sea comparable, pero tampoco puede afirmarse que la relación de la Francia con su pasado colonial, por ejemplo, esté exenta de injusticias y crueles olvidos que aún envenenan el presente. Como tampoco puede negarse que, más allá de los rincones más románticos y ostentosos de París, habiten realidades que harían enmudecer al instante a aquellos valores ilustrados. O que pocos llegaron a entender, al menos en un principio, cómo fueron posibles aquellas imágenes en las que el catolicismo más retrógrado, autoproclamado “manifestación para todos” (Manif pour tous) sacaba a pasear a las calles de la República el odio a la igualdad. Ese fundamentalismo católico del que tanto hubiéramos sospechado en tierras ibéricas, pero que creíamos moribundo al otro lado de una frontera que dio refugio a todo tipo de almas libres durante las décadas en que sucumbimos al fascismo. Lee el resto de la entrada »

Si olvidamos los derechos humanos, dejamos de hacer memoria por el Holocausto

Hoy se celebra el Día Internacional de Conmemoración en memoria de las víctimas del Holocausto

Por Andrea Puggelli (@aikkomad) activista italiano LGBTQI

Eleanor Roosvelt (Foto: EFE)

Hoy mas que nunca es necesario aplicar la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Todas las personas nacen libres e iguales, cada una tiene la libertad de pensamiento y de expresión, todas somos iguales ante la ley y podemos solicitar asilo. Toda persona tiene derecho a la vida. Toda persona tiene derecho a la educación y lograr una vida digna. Todas, absolutamente todas. Más allá de la religión, la raza y el sexo y de la orientación sexual y más allá del estado en el que viven.

Es cierto son sólo palabras, pero nunca antes se había escrito algo tan claro. Negro sobre blanco. Lee el resto de la entrada »

¿Dónde están los colectivos LGTB para combatir la islamofobia?

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Hubo un tiempo en el que las agresiones contra las personas que desafiaban a la norma binaria y heterosexual encabezaban los recuentos de delitos de odio (eso si acaso aparecían). La homofobia y la transfobia, así como el sexismo o el racismo (entre otras formas de opresión, desigualdad y discriminación) no solo formaban parte de forma explícita del discurso oficial de algunos de los partidos más importantes de este país, sino que además se cobraban vidas que, al parecer, valían menos. Hubo un tiempo también en el que algunos besos, algunas caricias, así como la libre y hermosa expresión del género sentido estuvieron prohibidos y fueron perseguidos, censurados y amordazados. Aquí, en este país sin recuerdos. Y no hablo de un tiempo inmemorial, no. Hablo del olvido de los que todavía viven.  Lee el resto de la entrada »

¿Y si Mónaco fuese peor país para las personas LGTB que Ucrania o Hungría?

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Mónaco / Foto: Ken Chan

Mónaco / Foto: Ken Chan

El Principado de Mónaco, segundo país más pequeño del mundo, es algo así como un paraíso en el imaginario popular, imagen que reproducen y consolidan la prensa rosa y la económica cuando ensalzan sus opulentas virtudes. La ciudad-estado, situada en un promontorio bañado por la Costa Azul, ha sido calificada como “refugio de millonarios”. En sus glamurosas calles, suntuosos edificios y exclusivos negocios se reúne la crème de la crème, alimentando el morbo y la envidia de quienes devoran  las revistas del corazón. Lee el resto de la entrada »

Pinkwashing: Confía en el rosa y adiós manchas

Recientemente hemos visto en redes sociales, televisiones y otros medios una importante afluencia de banderas arcoíris, símbolo de las reivindicaciones del colectivo LGTBIQ+ (lesbianas, gais, transexuales, transgéneros, intersexuales, queers y cualquier otra forma de diversidad sexoafectiva) y, por extensión, icono transnacional en la lucha por la libertad y la igualdad de todas las personas. Hoy Enrique Anarte (@enriqueanarte) va más allá de esta explosión de colores.

Fotografía de Fernando Villar (EFE)

Fotografía de Fernando Villar (EFE)

La globalización y sus narrativas han reforzado el impacto de emblemas de aspiración universal como este. La escala local de esta batalla política, de la que ya se ha hablado alguna vez en este blog, merece sin duda mayor dedicación en el futuro. Hoy, no obstante, es otro el enfoque que proponemos.

El caso es que, entre tantas banderas, borrachos de una bien merecida euforia, hay quien piensa que podríamos estar a punto de bajar la guardia en un momento crucial para nuestro movimiento. Las banderas y la visibilidad no son importantes: por ahora son necesarias. ¿Pero qué visibilidad? ¿Y quién ondea esas banderas?

El pasado 28 de junio el telediario de TVE narraba los actos consistoriales en la capital como la celebración del “Orgullo Gay”. La cadena pública más importante del país cometía el mismo error (¿intencionado?) que la gran mayoría de medios de comunicación, progresistas o conservadores, del Estado español. Es frecuente obviar las siglas del colectivo, no ya las que apuestan por la verdadera diversidad (IQ+ y variantes, que siguen siendo mucho pedir), sino las, digamos, clásicas: LGTB. Las fáciles de comprender para una población que no ha recibido una educación al respecto, cuyas nuevas generaciones siguen además sin recibirla, al menos en gran parte del territorio estatal y por parte de las instituciones. Afortunado es el joven que recibe una charla de una hora al año de parte de algún colectivo implicado, con recursos suficientes para organizarla, aunque todos viven esa realidad común en la que el insulto “maricón” sea el más frecuente en las escuelas. Lee el resto de la entrada »

#EleccionesMunicipales: el Orgullo importa, los barrios también

Enrique Anarte (@enriqueanarte) se estrena como colaborador (que no como autor) y lo hace entrando de lleno al tema que estos días centra la atención de todas y todos, no es para menos. ¡Bienvenido Enrique!

Fotografía de EFE - Orgullo de Madrid 2012

Fotografía de EFE – Orgullo de Madrid 2012

Las elecciones municipales, a la vuelta de las esquina. Esperanza Aguirre -candidata a la alcaldía de la capital por el partido que ha sudado la gota gorda para institucionalizar el heteropatriarcado, el binarismo y la intolerancia en general en nuestro país- quiere que el Orgullo pase por Gran Vía. Aguirre, máxima exponente quizás del pinkwashing que practican diversos miembros del PP, posa con el empresariado LGTB (permítanme dudar de que sus “amigos” representen la heterogeneidad de este colectivo) para demostrar que las minorías genérico-sexuales tienen un hueco reservado en su proyecto político municipal.

Toca preguntarnos si acaso al resto nos interesa lo que Aguirre tiene que contarnos al respecto. Toca preguntarnos si podemos hacer política LGTBIQ+ en nuestras ciudades.

En efecto, la diversidad sexual y de género no se limita a la política nacional. Nosotros, los que reivindicamos la soberanía sobre nuestros cuerpos, sabemos que la política tiene escalas, que entre el Estado y el cuerpo hay muchos más niveles por los que aún queda luchar. Sabemos que los mismos partidos que perpetúan el limbo legal de la prostitución a nivel estatal luego criminalizan a las trabajadoras sexuales en las ciudades que gobiernan. Una historia distinta, sí, pero que nos recuerda que también en la polis se hace política (valga la redundancia etimológica), a favor o en contra de nuestros derechos. Lee el resto de la entrada »