Archivo de la categoría ‘Ander Prol González’

Deontología periodística y colectivo trans

Por Ander Prol González(@AnderProlGlez) marika, periodista y sexólogo

Manifestantes ante el Ministerio de Igualdad por la Ley Trans el pasado sábado.EFE

Casi han pasado cuatro años desde que se presentó mi trabajo de fin de master para graduarme en Sexología. Mi formación en periodismo y los conocimientos adquiridos durante el master hicieron que quisiera aunar ambas ciencias, por lo que la investigación resultante fue el Análisis de la representación de la transexualidad por parte de los medios digitales españoles.

Aunque no ha pasado mucho tiempo desde entonces, el contexto del análisis ha variado por completo. A día de hoy, la cantidad de noticias dedicadas al colectivo trans ha aumentado exponencialmente. Como menciona Ruben Olveira (2019)[1], la visibilización del colectivo, pasar de lo privado a lo público, hizo que ocupase más espacio en la parrilla informativa dejando de lado secciones de carácter más morboso. Lee el resto de la entrada »

Marika, periodista y sexólogo

Por Ander Prol González, (@AnderProlGlez) marika, periodista y sexólogo

Hace seis años se publicaba No te quedes en la puerta, la primera entrada 1 de cada 10, de 20 minutos; un blog creado para “mostrar realidades diversas, bastante desconocidas y demasiado estereotipadas”. Hace seis años, un servidor tenía 21 años, llevaba cinco de esos años fuera del armario y se disponía a viajar a Perú de erasmus para continuar su formación como periodista.

Es cierto que desde que dije que era gay siempre he encontrado espacios seguros y diversos. Casi como cualquier adolescente cishetero, siento que pude disfrutar y experimentar mi sexualidad con la mayor libertad que el sistema nos ofrece, pero el medio año que pasé de erasmus fue diferente: vuelta al armario, amor romántico, promiscuidad, cuidado, afecto, colonialismo, poligamia, Gridr, heteronorma… En resumidas cuentas, conocí realidades y formas de relación muy diversas, la mayoría para mí desconocidas y muchas de ellas demasiado estereotipadas. Lee el resto de la entrada »