Archivo de la categoría ‘Nieves Gascón’

Dos recomendaciones para parar y reparar este precipitado mes de mazo

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

Ya estamos en el mes de marzo y casi no me doy cuenta por la cantidad de cosas de las que estoy pendiente. Tercera ola Covid 19, vacunas e intentos de especulación de las grandes empresas farmaceúticas, pendiente de la campaña de Amnistía Internacional para la defensa de la Atención Primaria de Salud, no podía estar más de acuerdo, gracias me devolvéis la fe en la humanidad y admiro a les, las y los activistas.

Ertes, despidos, elecciones sindicales, aprovecho y saludo a mis compañeras de sección de CCOO. Teletrabajo y redacto documentos sin fin. Tengo una preciosa familia con gata como el gato de Mili Hernandez que va de casa en casa y convive con familias muy diversas, como mi gran familia extensa.

En términos generales esta es nuestra vida, muchas personas pueden identificarse y tiene mucho sentido por dos motivos: internet nos abre puertas al trabajo, activismo, colaboraciones y actividades para todo el día. Llegó el 8 de marzo y dosifiqué fuerzas para disfrutar como otro año más, para que se pintasen las calles de morado. Además, ahora, las redes sociales se nos abrieron más posibilidades de expansión de esta tonalidad tan preciosa y feminista que nos viste a todas en estos días.

Y cuando hablo de todas, incluyo a las mujeres transfeministas, que las hay y desde hace mucho tiempo, a las transgénero y transexuales, por que el feminismo es la lucha por la igualdad, se gestó por este motivo y cabe en todos aquellos lugares donde hay personas discriminadas. Sino es así carece de sentido para mí que el feminismo me ha ayudado tanto a entender a verme y ver de forma sorora a otras mujeres. No puedo creerme la polémica actual en relación al feminismo, más recalcitrante me temo, y en contra de los colectivos de mujeres trans, sobre todo porque no he visto públicamente nada en contra de los hombres trans en ninguna declaración o debate. Lee el resto de la entrada »

Lo que nos quitó y nos dejó el 2020

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

Terminó 2020, teníamos muchas ganas. Comenzar otro año nos llena de esperanza y tenemos la excusa para dar portazo a parte de lo que nos ha pasado a partir de la pandemia y recordar con

menor nostalgia lo que nos ha quitado el 2020: la primavera, el mes de abril, los viajes, los besos, los abrazos, la cercanía social.

Nuestros y nuestras mayores, han estado en situación de vulnerabilidad solas y solos, lejos de sus familias, e incluso aprendiendo a utilizar WhatsApp o Zoom para poder hablar con sus familiares, que no es lo mismo que achucharles, ni mucho menos.

Por todo esto desde estas líneas rendimos un pequeño homenaje a todas las personas mayores de sesenta y cinco años, que en muchos casos están pasando solas estas fiestas navideñas como medida preventiva o paliativa de la Covid19.

En esta ocasión especialmente, quiero mencionar a las personas que integran el Grupo de Mayores de COGAM por escribir y compartir sus historias en Escritos del Arcoíris, una publicación de Bubok Editorial, editada por COGAM con apoyo del Ayuntamiento de Madrid, en 2020. Se trata de un recopilatorio de relatos en su mayoría autobiográficos, alguno no tanto, e incluso uno describe de forma muy original una realidad distópica en relación a los polémicos vientres de alquiler. Lee el resto de la entrada »

Menos es más en La Perra, la Cerda, la Zorra y la Loba (conversando con Luis Amavisca y Marta Sevilla)

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

 

Antes de salir de casa cojo dos libros de la estantería. Son el primero y el último del escritor Luis Amavisca con el que he quedado en la editorial NubeOcho. Me acompaña Raquel, mi hija de dieciséis años, que accede a colaborar para hacer las fotos del encuentro.

Conozco a Luis como escritor desde hace tiempo. Uno de los álbumes ilustrados que comenté en mis comienzos como crítica literaria y cuentista de este Blog, fue La Princesa Li que compré en la librería Berkana recomendado por Mili Hernández.

Damos una vuelta a la manzana buscando el número de la calle y suena el teléfono. Es Luis que afortunadamente nos guía hasta el portal. Tras salir del ascensor caminamos por un pasillo y vemos el letrero de NubeOcho junto a una de las numerosas puertas. Nos abre Luis con ojos de cálida sonrisa tras la mascarilla. Nada de apretón de manos, ni besos, resulta extraño. Atravesamos una sala con estantes llenos de publicaciones. Me fijo en una imagen de portada de Clara Campoamor. El primer voto de la mujer, de Raquel Díaz Reguera. Entro en un lugar de relatos, magia, sueños editados y organizados en los numerosas estanterías que revisten las paredes. Veo a la portada de No tengas miedo cangrejita, de  Chris Haughton, enmarcada en un cuadro en la pared que queda a mi espalda tras sentarme frente a Luis, con una mesa escritorio de por medio. Debemos preservar la distancia social. Le indico que traigo dos libros para que me firme. Nos dedica a Raquel y a mí su último álbum La Perra, la Cerda, la Zorra y la Loba (NubeOcho, 2020). Luego La Princesa Li, pero por favor, le pido, esta dedicatoria solo para mí. Es su primer relato escrito en colaboración con la editorial Egales, en 2012, momento en el que Mili Hernández le anima a escribir y le comenta: tienes algo… algo especial escribiendo. Lee el resto de la entrada »

Los Monstruos de Olga de Dios

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

Hace siete años que conocimos a Monstruo Rosa de Olga de Dios, (2013, Apila Ediciones) un personaje y relato infantilsencillo que contiene grandes valores de diversidad y convivencia,desde la fantasía, el colorido, el sentido del humor, a través de un lenguaje directo y accesible para peques de todos los lugares del mundo que han disfrutado, y a día de hoy siguen disfrutando de su historia. Desde entonces ha sido traducido a diversos idiomas y sucreadora, Olga de Dios, ha obtenido varios reconocimientos en España y China. Lee el resto de la entrada »

Tamara de Lempicka bidimensional

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

 

Locos años veinte del siglo XIX, momento en el que tras la caída del Zar y la Revolución Rusa, numerosas personas refugiadas huyen de este país por su afinidad con el anterior régimen y llegan a Europa con gran dificultad y dejando atrás sus títulos y bienes. Entre ellas Tamara de Lempicka (1898/1980) y su familia. Esta es la historia y el punto de partida de nuestra recomendación para esta ocasión: el cómic Tamara de Lempika de Virginie Griner y Daphné Collignon (2017), recientemente editado en España por Planeta Cómic.

Esta pintora, de familia de origen polaco (por parte de madre) y ruso (por su padre) nacida en Varsovia y criada en San Petersburgo, con tan sólo doce años viaja a Italia y queda impactada por las obras del Renacimiento. De entonces a su llegada a París tuvo una fulgurante carrera artística que en 1929 sufre las consecuencias de la crisis económica de la Gran Depresión, pasando progresivamente a su segundo plano e incluso al olvido en décadas posteriores.

El cómic da comienzo con una escena de la noche parisina de fiesta y relaciones entre integrantes de la alta sociedad. Tamara deja su casa cada noche, tras acostar a su hija Kizette, para relacionarse en locales y cabarets, donde establece contactos que le permiten continuar con su trabajo como pintora y retratista. Simultáneamente asiste a clases de pintura y cuenta con el apoyo de algunos de los personajes influyentes de la clase social parisina más acomodada. Lee el resto de la entrada »

Confinadas también leeemos

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

No quisiera ser recalcitrante y contarles de mi confinamiento porque es el tema de rabiosa actualidad en todos los medios digitales y redes sociales. Tampoco pretendo aburrir. Tan sólo compartir que desde el comienzo de esta crisis estoy inmersa en una burbuja entre la realidad y la ficción, porque aún me cuesta asimilar que no soy un personaje de un relato de terror, intriga o ciencia ficción. La típica trama de película de exacerbado dramatismo holywoodiense parece haberse hecho realidad.

Aquí estamos, más allá de lo que podríamos imaginar ni en el peor de nuestros sueños. Me pregunto si esto es lo que se siente en un arresto domiciliario. Pero es mucho imaginar, aunque debe parecerse porque a veces me agobio e incluso más cuando veo a la policía montada a caballo atravesando marcialmente mi calle prácticamente vacía de gente, salvo un vecino con perro y otra persona echando el vidrio al contenedor y rompiendo el silencio con ese sonido estridente de vidrios rotos, que me hacen sentir aún más presa en esta sorprendente quietud.

Y en lo que digiero todo lo que pasa, me siento una privilegiada porque tengo una casa llena de vitalidad en la que mis hijas dibujan, graban vídeos, hacen fotos, se relacionan por video llamadas, estudian y duermen como marmotas. Convivimos, hablamos más que nunca, discutimos e incluso nos reímos. Lee el resto de la entrada »

Sobre todo recomendamos leer para crecer

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

Hace unos días que no paramos de dar vueltas al archiconocido veto parental. Me imagino, más que una aplicación, un broche-chapa con la imagen de un monstruo verde chorreante con un lema como Prohibido saber más de lo necesario, en las solapas de los abrigos de paño de una minoría de padres y madres en la puerta de un colegio de élite, pidiendo apoyo para exigir la implantación del veto parental.

Poner veto al conocimiento es bastante cuestionable porque el saber no ocupa lugar y hasta resulta infinito. Siempre podemos aprender mucho más. Me quedo absolutamente perpleja cuando alguien habla del riesgo de que niños y niñas sufran manipulación cuando se forman o informan sobre derechos humanos y diversidad de género, afectiva y sexual, utilizando argumentos vagos y de por sí manipuladores. La peor lógica puede que sea “para que manipulen a mis hijos (sospecho que no dicen hijas; mucho menos hijes), ya los manipulo yo”. Quizá estoy profundizando mucho con grandes expectativas y todo es más sencillo. Puede que no haya nada más allá que desconocimiento de base para que arraiguen estos planteamientos, que no obstante hacen mucho daño porque marcan la diferencia y la condenan, justificando el odio y la violencia.

Nuestro objetivo es que niñes, niñas y niños aprendan, sean libres construyendo su identidad y redes sociales de apoyo, además accedan a una educación y cuidados de calidad proporcionados por el Estado a través de sus servicios, y sus familias apoyadas social, económica, laboral y legalmente. Lee el resto de la entrada »

Héroes y heroínas for ever

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

 

Just for one day
We can be heroes
For ever and ever
What d’you say?

(Sólo por un día/ Podemos ser héroes/Por siempre jamás/¿Qué te parecería?)

Héroes

David Bowie 1977

Hay quienes creen en Dios (y lo digo con todos mis respetos). Yo creo en David Bowie. Nos dejó hace cuatro años, pero persistirá para siempre por sus superpoderes artísticos y su enorme personalidad. Permítanme esta breve mención y al hilo de nuestra recomendación literaria para esta ocasión, ya que Bowie para mí, será siempre un héroe.

El pasado mes de septiembre Marcelo Crivella, ultraconservador alcalde de Río de Janeiro, intentó censurar y retirar de la Bienal del Libro en su ciudad, la edición del cómic Jóvenes Vengadores: La cruzada de los niños, de Allan Heinberg, Jim Cheug y Alan Davis, editado por Marvel y el Grupo Panini (primera edición: EE.UU, 2010-2011). La polémica se basó en la subjetiva valoración de lo inadecuado de la publicación, que incluye una imagen en donde dos de sus protagonistas masculinos se besan.

Resulta más que curioso, inoportuno, exagerado, excéntrico e inadecuado que alguien se rasgue literalmente las vestiduras por un beso, cuando los besos generalmente son positivos y nos suelen cargar de buenas vibraciones (siempre hay excepciones, ó por que No siempre es No, o alguien a quien no le gustan). Marcelo Crivella y alguna otra persona de similar criterio, probablemente no ha leído ningún cuento sobre besos y desde este espacio les recomiendo Mamá ¿De qué color son los besos? de Elisenda Queralt y Carla Pott, relato infantil ilustrado ó Un beso antes de desayunar, preciosa historia de la escritora e ilustradora Raquel Díaz Reguera. Lee el resto de la entrada »

Políticamente insoportable

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

 

Últimamente somos testigos con cierta perplejidad, de debates electorales y posteriores declaraciones institucionales en relación a los derechos de la infancia o de las mujeres víctimas de violencia, cuestionadas y obstaculizadas con argumentos políticos cargados de odio y negación de la realidad de las víctimas. Esto me remueve y pone en el borde de un abismo de incertidumbre. Todo lo que esta sociedad ha invertido en mejoras socioculturales y democráticas parece desvanecerse al dar espacio institucional a argumentos de odio. Además aumenta su importancia cuando se divulga sobremanera o se invita a medios o programas de televisión a determinados responsables políticos que con sus argumentos populistas sólo nos denigran como humanidad. En mi modesta opinión, esto no conduce más que a normalizar el odio como posición ideológica. Es políticamente muy incorrecto, por supuesto.

Nuestros niños, niñas y niñes viven en un entorno en el que algunas personas adultas tienen conductas muy negativas, absolutamente inadecuadas y debemos acompañarles para que sean fuertes e imperturbables ante tanta crispación. Ya estamos en este contexto en el que niñes con identidades no binarias o LGTB+ son objetivo de estas expresiones de violencia de la clase política, y por contagio ideológico presentes en la relación entre iguales, en la escuela, en el barrio o cualquier lugar de su ciudad. ¿Qué han hecho para merecer esto ellas, elles y ellos? ¿Por qué tienen que sufrir las consecuencias de nuestra involución política, institucional y social? ¿Por qué se da espacio en las instituciones democráticas al odio y la violencia? Me pregunto dónde está el freno a esta situación. Lee el resto de la entrada »

Federico, un gato muy especial

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina), la cuentista de nuestro refugio

           

El pasado mes de mayo leí una noticia sorprendente: hay más mascotas en los hogares españoles que niños, niñas y niñes menores de quince años. Es un dato asociado a la soledad que endémicamente sufren muchas personas que viven en nuestras grandes ciudades. No me hubiera sorprendido si fuera una realidad de otro país como Reino Unido, de donde tradicionalmente conocemos o deducimos su gusto por las mascotas. No hace falta que lleguemos a un extremo dramático para valorar lo positivo que los animales aportan a nuestras vidas.

No sé si ya conocen o he mencionado en algún que otro post a Olivia, mi gata cartuja de 8 años. Es de color gris con un atusado pelaje elegante y gran parecido a Olivia Newton John, bajo la opinión de mis hijas, quienes escogieron su nombre. Más que por ser gris y recordarme a la protagonista de la película Grease, me gusta evocar a la pareja de Popeye, personaje clásico y mítico de relatos infantiles. Cada una a lo suyo, como tiene que ser y por la evidente diferencia generacional. Lee el resto de la entrada »