Archivo de la categoría ‘Feminismo’

Clara Campoamor y el derecho a una ciudadanía de primera

 Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina)

 

Toda mujer, por el hecho de producirse con acierto en terrenos que en otro tiempo le fuera vedado el acceso, revoluciona, transforma la sociedad: es feminista.

 Clara Campoamor, mayo de 1923

Discurso El derecho de la Mujer. Asociación Española Clara Campoamor (Madrid 2007)

 

Cerramos el mes de marzo, de reivindicación feminista y de calles moradas abarrotadas de sororidad, visibilidad y proclamas. Pero no damos por finalizada nuestra lucha diaria por un mundo más igualitario y diverso.

En este mes de abril comenzamos con la celebración del Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil el martes día dos, para cerrarlo con las elecciones generales del domingo veintiocho. Para unir ambos momentos desde este espacio, elegimos el álbum ilustrado Clara Campoamor. El primer voto de la mujer, de la escritora e ilustradora Raquel Díaz Reguera, recién editado por Nube Ocho y a quienes agradecemos el poder tener este título en nuestras manos, y sobre todo, en nuestra estantería de diversidad y defensa de derechos humanos LGBTI+. Lee el resto de la entrada »

8M – El mejor día del año

Viñeta de Teresa Castro (@TeresaCastroCo )

La ciencia no es solo cosa de hombres: ¡Feliz Día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia!

  Por Marta Márquez (@marta_lakme) escritora y presidenta de Galehi, asociación de familias Lgtbi 

Arriba a la izquierda: María G. Sanchez Al lado Elena Pinilla, Paz Gómez, Sally Ride, Nergis Mavalvala (abajo izda) y Marie curie abajo a la derecha

Mucho se ha escrito sobre la ciencia desde el principio de los tiempos. Del big bang a los agujeros negros del Dr. Hawking hasta los últimos avances del médico español Pedro Carlos Cavadas. Podríamos hacer una lista de memoria. Probemos.

Albert Einstein, Isaac Newton, Darwin, Galileo, Tesla, Pasteur, Copérnico, da Vinci, Mendel, Edison, Arquímedes, Fleming, Bell, Kelvin…son tantos que nos saldrían sin ningún tipo de esfuerzo. Pero, y ¿si preguntamos por mujeres científicas? La primera sería, obviamente, la gran Marie Curie. ¿Y después? Creedme, hay muchísimas. Desde la mismísima Hipatia hasta Margarita Salas, española, genetista molecular de 80 años, discípula de Severo Ochoa, profesora de honor del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y con más de una veintena de premios a sus espaldas. Lee el resto de la entrada »

¿Y cuando el monstruo lo tienes en casa…?

Viñeta de Teresa Castro (@TeresaCastroCo ) 

Nuestras reflexiones tras el asesinato de Laura Luelmo

Equipo de 1 de cada 10

Foto: brunacostafoto

Ha sido una semana extraña. El hallazgo del cuerpo sin vida de Laura Luelmo y todo lo que hemos sabido después, nos ha dejado, como la inmensa mayoría en un estado de tristeza y rabia. Se han escuchado y leído multitud de reflexiones estos días, nos quedamos con aquellas que suman y hablan de cómo el machismo es el autor intelectual de este y otros tantos crímenes. El detonante de este texto fue uno de esos  artículos, uno en eldiario.es escrito por Marta Borraz y en el que nuestra colaboradora Nieves Gascón daba fe del miedo que tantas veces había sentido como mujer. Lo compartimos en nuestro grupo de whatsapp y eso dio pie a que Juan Andrés Teno nos contará esto:

Lee el resto de la entrada »

18D: Reivindicando el derecho a migrar

Por Alfredo Pazmiño (@alfredo_pazmino), activista LGTB, VIH positivo y migrante

#DiaInternacionalDeMigrante

Foto: Jeanne Menjoulet

Conmemoramos el Día Internacional del/de la migrante reivindicando a millones de personas en el mundo que tenemos derecho a salir de nuestros países, tomando las decisiones de hacerlo o siendo empujados por la vulneración de los derechos humanos sufridos en nuestros territorios. Según las Naciones Unidas, solo en 2017, alrededor de 258 millones de personas migraron en el mundo una cifra que duplica a la registrada a inicios de siglo.

Migrar no es tener espíritu a venturero, como nos lo dijo una ministra en la legislatura pasada, hacerlo implica un profundo proceso de toma de decisiones que muchos de nosotros hemos experimentado en primera persona, ya que hay historias de vida además de datos cuantitativos. Detrás de cada tramitación de pasaporte, de cada puesto fronterizo, de cada despedida de los nuestros, etc. hay una mochila cargada de ilusiones, sueños y, por qué no decirlo, de miedos, rechazos y formas de ver la vida de distinta manera. Las migraciones en el siglo XXI están marcando tendencia y tristemente lo seguirán haciendo empujados por los radicalismos anti-migraciones que crecen actualmente. Ante esta oleada de intolerancia migrante, resistencia. Lee el resto de la entrada »

Soy bollera y he escrito un libro

                         Por Nicole J (@ptyniki ) autora de “Acepto ser yo” que se presenta el 22 de noviembre en el café El Molar de Madrid

Ilustración de Nicole Jaramillo

Por patético que parezca he escrito una novela para permitirme salir del armario. Siempre he tenido esta estúpida teoría de que si iba a ser lesbiana, como quién quiere serlo y ya, debía por lo menos hacer algo “importante” para excusarme ante la sociedad, como si yo les tuviera que dar explicaciones o pedirles permiso. Y si todo eso colaba quizá iba a ser aceptada con un: “Es artista y las artistas están locas, se lo podemos permitir”.

Lee el resto de la entrada »

Un hombre puede -y debe- ser feminista

Tomás Loyola Barberis () nos ha cedido este texto que ha publicado en su blog y que nos parece importante que se lea en este espacio de de diversidad sexual, de género y familiar. Tomás es gay, periodista y director de Comunicación Online de El Proxeneta, el nuevo documental de Mabel Lozano; y también responsable de comunicación de It Gets Better España y de Ahige, Asociación de Hombres por la Igualdad de Género.

Foto: Dani Logar

Sí. Un hombre puede –y debe– ser feminista. Por supuesto, debemos serlo en el marco que entiende al feminismo como una lucha por la igualdad para mujeres y hombres, erradicando la opresión, la explotación y el sexismo que ellas llevan sufriendo histórica, social y culturalmente a lo largo de los siglos. Pero debemos hacerlo desde la posición que nos corresponde: un papel secundario en una lucha que jamás debemos liderar ni pretender comprender del todo –porque no hemos vivido en nuestras carnes lo que significa ser mujer–, en la que debemos trabajar de forma activa no para ser vistos ni aplaudidos por nuestra descubierta sensibilidad, sino para reconstruirnos a nosotros mismos desde el feminismo, entendiendo que es un proceso que jamás estará completo, porque estaremos constantemente aprendiendo. Lee el resto de la entrada »

Yo soy tu abuela, la del mejillón

  1. Por Ana Sierra (@anasierraes) autora de “Conversaciones sexuales con mi abuela”

 Esta frase la escucho cada día desde que publiqué “Conversaciones sexuales con mi abuela”, con la editorial Kailas. Pero no es una confesión al estilo Darth Vader, “Luke, yo soy tu padre” sino la simple e inevitable identificación con una mujer nacida en 1920, por muy sorprendente que resulte. Tan lejos en años y tan próxima en risas, dudas y necesidad de aprender sobre sexualidad, relaciones afectivas y gozar, más allá de su género, orientación o historia de vida.

Pero esto no es nuevo para mí. Ya sabía yo que quedaba mucho de mi abuela en este siglo. Lo veía en los medios de comunicación, las redes sociales, en mi entorno, en consulta y hasta en mí misma, por muy sexóloga que una sea.

Adoro verme reflejada en los personajes de los libros que caen en mis manos, al igual que sucede cuando veo una película o escucho una canción. Cuando eso ocurre, noto la magia. Aunque esa magia no sea más que algo natural que generamos, de manera inconsciente, para que decidamos, por fin, trabajar alguna de nuestras asignaturas pendientes. Lee el resto de la entrada »

Regala unas gafas de color violeta (II)

Por Laura Ramírez Martín ()

‘Autorretrato con sudadera violeta’ De Laura Lenguadegato

Una vez que me puse las gafas violeta ya nunca pude quitármelas. Como miré las cosas de otra manera tocó aprender a hablar también con más propiedad. Y me topé con el lenguaje de género. Me recuerdo rechazando de plano la idea con el argumento de que es incompatible con la vida. Un coñazo nombrar cada vez a hombres y mujeres, hablar de ellas y ellos, terminar con los miembros y las miembras. Pero me planteé por qué lo malo es un coñazo y lo bueno es cojonudo. Y aprendí que es importante cómo se llama a las cosas, que las cosas hay que nombrarlas para que se vean y sean tomadas en cuenta.

Revisé el mío ¿cómo era que hablaba yo? Me saqué de la boca pollas en vinagre y pichas hechas un lío para centrar la atención en mi aparato reproductor y conseguir expresarme con más propiedad. Y también vi que era bueno y que se contagiaba, además. Me sentí por fin mejor sabiendo que era hasta el coño hasta donde estaba yo, hasta los ovarios de tantos cojones. Lee el resto de la entrada »