Entradas etiquetadas como ‘Diversidad’

¿Quién teme a lo queer? – Conmemoración, crítica y capital.

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

Lo siento, Marsha. Lo intenté.

Sylvia Rivera

 

¿Desde cuándo el capitalismo es un camino de liberación?

Me hago esta pregunta hoy, 28 de junio de 2019, mientras pienso sobre qué podría escribir. Más bien, mientras me pregunto qué tendría yo que decir (si es que aún tengo que decir algo) sobre lo que hoy se conmemora. No es algo que pueda responderse fácilmente, dado que no quiero sencillamente sumarme a otros textos o proclamas similares que explican desde hace tiempo (y mejor, sin duda, de lo que yo podría) por qué conceptos como homonacionalismo o pinkwashing han pasado de ser importantes a ocupar, en el marco que habitamos, el carácter de la urgencia (Orgullo Crítico de Madrid (OCM) por ejemplo, explica éstas y otras cuestiones desde sus plataformas). Lee el resto de la entrada »

De Christopher Street al Paseo del Prado, todo es Orgullo

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Foto: Travis Wise

Toda historia tiene un comienzo y algunas de ellas un final. Esta tuvo su origen a la una y veinte de la madrugada del 28 de junio de 1969 en un antro regentado por la mafia en la calle Christopher de Nueva York. Lo que podría haber sido una redada más en un local ilegal, el Stonewall Inn, se convirtió en el primer episodio en el que la comunidad LGTBI se enfrentó a las fuerzas policiales en vez de asumir con resignación la cárcel, las terapias de conversión y la vergüenza social de ser visibles.

De aquella noche surgieron las manifestaciones que hoy se multiplican en muchas ciudades del mundo reivindicando la esencia de ser y de amar diferente y hacerlo públicamente, visibilizando orientaciones, géneros y familias. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Hablamos con Rodrigo García Marina

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

 

Una vez al mes esta columna se dedica a entrevistar a personas o colectivos, que a través de sus creaciones, desarrollos o proyectos, conforman espacios de vida para la disidencia, y generan de alguna manera el tejido de lo queer.

Escuchar cómo recita Rodrigo García Marina es adentrarse en un camino subterráneo, un terreno en el que las palabras se derriten para volver a erigirse en significantes otros. García Marina moldea el lenguaje y amolda la connotación precisa al verso, que por tan íntima se torna de pronto universal. Su escritura corrompe los márgenes formales y quiebra la lógica lingüística desde el profundo conocimiento de la misma; y aborda su contenido desde lugares tan valientes como el humor o la honesta melancolía. Se sitúa en el tránsito permanente de la exploración de posibilidades pero es ajeno al posibilismo, traza laberintos sintácticos llenos de fugas epistémicas, de salidas del propio texto; abre paso a fronteras que, quizá, están aún en tinieblas. Hablamos sobre qué es lo poético, sobre filosofía del lenguaje, herencias e implicaciones políticas. García Marina es una interpelación constante, diría que una invitación. En su perfil biográfico de Twitter, aparece una cita del xenofeminismo de Helen Hester: «Ni manos limpias ni almas bellas, ni virtud ni terror. Queremos formas superiores de corrupción». Lee el resto de la entrada »

Clara Campoamor y el derecho a una ciudadanía de primera

 Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina)

 

Toda mujer, por el hecho de producirse con acierto en terrenos que en otro tiempo le fuera vedado el acceso, revoluciona, transforma la sociedad: es feminista.

 Clara Campoamor, mayo de 1923

Discurso El derecho de la Mujer. Asociación Española Clara Campoamor (Madrid 2007)

 

Cerramos el mes de marzo, de reivindicación feminista y de calles moradas abarrotadas de sororidad, visibilidad y proclamas. Pero no damos por finalizada nuestra lucha diaria por un mundo más igualitario y diverso.

En este mes de abril comenzamos con la celebración del Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil el martes día dos, para cerrarlo con las elecciones generales del domingo veintiocho. Para unir ambos momentos desde este espacio, elegimos el álbum ilustrado Clara Campoamor. El primer voto de la mujer, de la escritora e ilustradora Raquel Díaz Reguera, recién editado por Nube Ocho y a quienes agradecemos el poder tener este título en nuestras manos, y sobre todo, en nuestra estantería de diversidad y defensa de derechos humanos LGBTI+. Lee el resto de la entrada »

Post – San Valentín: ¡Qué soy amor! ¡ Qué soy naturaleza!

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Foto: Nico Kaiser

Hace unos meses, en este mismo espacio de absoluta libertad y de compromiso por la diversidad, dos activistas LGTBI intentaban deslegitimizarme con una descripción de mi realidad: hombre cis, blanco, gay, gordo, monógamo romántico, de clase media y con una familia multirracial. Criminalizaban de este modo una supuesta situación de privilegio para arremeter desde una postura tremendamente ideologizada y castrante para quien no sea, sienta o piense como ellos.

Se siente uno agotado ante los discursos que recurrentemente brotan desde dentro y fuera del colectivo LGTBI, que buscan el enfrentamiento constante desde una trinchera totalitaria que cree firmemente que la verdad es única y es la que poseen en su cartilla escolar de compromiso social. Lee el resto de la entrada »

Pre – San Valentín: Sueños, pesadillas y otras ilusiones del corazón, corazón

Por Nayra Marrero (@nayramar)

Foto: alonso

Sueños, queridas, queridos, querides, tiene todo el mundo. Algunos sueñan con encontrar una pareja estable con la que formar un nidito de amor en el que se escuchen los ronroneos de animales y correteen churumbeles por doquier. Otras sueñan con hacer eternos los placeres pasajeros disfrutando distintos olores, sabores y tactos. Otros no renuncian a nada, deconstruyen conceptos, reconstruyen sus relaciones en un número superior al dos, viven y dejan vivir, o no, o todo lo contrario.

Y en nuestros sueños, que juegan con modelos que ya conocemos para bien o para mal, no suele haber hueco para la nube negra que en la realidad puede teñir de pesadilla a nuestras relaciones, amorosas o sexuales, sin que sepamos muy bien cómo ha podido pasar, con lo bien que quedaba en nuestra cabeza todo lo que estábamos viviendo.

Porque atención, amiguis, lo idílico de las películas es ficción. El amor y el placer son compatibles con las parejas del mismo sexo pero, para que se den de forma sana,  igual hace falta trabajo y consciencia más que vino y rosas (aunque cada cual tiene sus trucos… y sus taras). Tenemos que saber que las dinámicas del amor romántico a veces nos llevan por laberintos en los que no vemos salida, y antes no hemos leer las señales de peligro.

Porque sí, se dan relaciones de violencia en las parejas del mismo sexo, violencia física y también psicológica, control, ahogo, aislamiento del entorno, merma de la autoestima, amenazas… Si se creen que al nacer en el amor lésbico/ bi/gay nos arrancaron la posibilidad de sufrir en una relación se equivocan, pero si creen que el sufrimiento en una relación es lo natural, también se equivocan.

Eso sí, lo que sabemos es lo que mamamos entre la cuna y la tumba y sin ciertas herramientas es difícil que salgamos de situaciones que pueden llegar a ser bastante más que desagradables. Beber de otra fuente es algo que puedes encontrar en la reflexión de lecturas o espacios feministas. Además hay colectivos LGTB que ofrecemos asistencia y ayuda si estás viviendo situaciones de violencia o necesitas replantearte tus esquemas relacionales. En el Colectivo Gamá de Canarias lo hacemos, de forma gratuita y confidencial, dentro de los servicios del Gamá Imago subvencionado por la Consejería de Hacienda y Presidencia del Cabildo de Gran Canaria.

Resacón tras los Goya más LGTBI

Por Marta Márquez (@marta_lakme) escritora y presidenta de Galehi, asociación de familias Lgtbi 

Susi Sánchez premiada con el Goya a mejor actriz protagonista/ Foto: José Manuel Vidal (EFE)

Aún resuenan en mis oídos los aplausos de los Goya. Podría decir que tengo resaca de Goya.

Los cabezones del cine español son como una tradición. Preparas la cena pronto o la pides hecha a lo loco; te sientas en el sofá sin que nadie te moleste (si no tienes hijos) y a ver pasar vestidos, tocados, trajes, parejas, cotilleos…que me creo yo mucho esto de ser moderna y pasar de los estereotipos, pero no. El día de la fiesta del Cine Español yo (y muchos de vosotros y vosotras) nos sentamos frente a la tele para ver los modelitos del famoseo. Mi favorita siempre es Silvia Abascal; qué delicadeza, qué elegancia de mujer, qué coraje, qué fuerza en el escenario (tenía que decirlo).

Aunque para ser sincera, eso es solo una parte de lo que me interesa de la Gala. Como fan del cine me gusta apostar y, a veces, quiero que ganen mis favoritos aunque sepa que no han sido los mejores. Pero es que este año ha sido muy especial, como un sueño hecho realidad. Porque creemos que España es un país moderno y cosmopolita, pero el cine no lo es. El gran cine comercial sigue anclado en el machismo, en el “tú no digas que eres gay o no tendrás fans”, “mejor sé discreta”, “que nadie lo sepa”. Así funciona aún el cine. Lee el resto de la entrada »

El amor de verdad no duele, reconforta

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina)

 

Hay historias de amor que merecen inspirar cuentos, como la de Jesús y Luken de Vizcaya, en 2017. A Luken le gustaba pintarse las uñas de colores pero los chicos del colegio le insultaban llamándole mariquita. Cuando lo comentó con su padre, este le pidió a Luken que le pintara las uñas de colores y lo hizo público en redes sociales con imágenes de sus manos y las de su hijo, como denuncia ante la intolerancia de determinados modelos educativos, sujetos a estrictos roles de género binario, subyacentes en los negativos patrones de conducta sancionadores, que igualmente sustenta el acoso escolar por razón de identidad de género y/o sexual.

Hay diversidad de amores, además de los de Romeo y Julieta (1597, W. Shakespeare) o los Amantes de Teruel (leyenda, S.XIII). La cantidad de tinta que se les ha dedicado en palabras, párrafos y comentarios escritos, etc., y lo que han aportado al afianzamiento del mito del dramático y doliente amor romántico heteropatriarcal, como modelo hegemónico e ideal de relación, entre todas las relaciones afectivas. No dudamos de su gran aportación en el mundo de la cultura, las artes y la literatura. Lee el resto de la entrada »

1-D marginalizado: a por las voces que pocas veces se oyen

Por Alfredo Pazmiño (@alfredo_pazmino), activista LGTB, vih positivo y migrante.

Foto: byourself_4

 

 

Hoy, 1 de Diciembre, Día Mundial de Lucha contra el Sida, se han escrito millones de ‘bits’ y estoy seguro de que todos sumamos en una idea muy clara: el vih ya no es una condena de muerte. Afirmación no del todo cierta a nivel social, ya que son el estigma y la serofobia una de las causantes del ostracismo que viven las personas “marginalizadas” de todo este avance científico y social. La norma nos marca un camino donde los que hemos tenido privilegios lo tenemos más fácil, pero para buena parte de la sociedad, ésta se convierte en una condena ya que jamás estarán representadas en ella y, por tanto, tristemente expulsadas y marginalizadas.

Desde que se le puso nombre a aquella enfermedad terrible que ponía el foco en la población gay y drogodependienta, se viene dignificando la vida de quienes vivimos con el vih, pero, repito, no todas las personas pueden hablar en libertad del vih, en muchos casos ha significado una causa tácita para despedir a personas por el simple hecho de indicarlo en su estado serológico, sin que estuviera en detrimento de su capacidad laboral. También me gustaría hablar de las personas migrantes seropositivas que emprenden este viaje porque tener vih en muchos países del mundo, sí que es una condena de muerte. Lee el resto de la entrada »

Todo por el colectivo LGTBI, pero sin el colectivo LGTBI

Por Loren González, Secretario de Organización de FELGTB (@loren_gonza)

En los tiempos del bienquedar en los que vivimos, parece que parte de nuestra clase política se cree que abanderar la igualdad y la diversidad del colectivo LGTBI es llevar una pulsera con los colores arcoíris, vestirse con alguna camiseta reivindicando derechos trans, portar una funda para el móvil con los colores de la bandera bisexual o ¡incluso! tocar la pancarta en las diferentes manifestaciones del Orgullo que se conmemoran en todo el territorio estatal. Otra clase política, a la que yo voy a llamar ilustrada, cree que enarbola los derechos de la minoría mayoritaria LGTBI cuando se decide a crear normas integrales, orientaciones educativas, instrucciones sanitarias o incluso leyes y lo hace al más puro estilo Tout pour le peuple, rien par le peuple, o lo que es lo mismo, sin tan siquiera consultar a las personas que serán las beneficiarias de sus políticas de igualdad y diversidad.

Diputadas responsables de la negociación de la Ley de Igualdad LGTBI, os lo digo directamente, para trabajar la diversidad afectivo-sexual, familiar y de género hay que colocarse unas gafas arcoíris (en primer lugar) al lado de unas moradas que nos permitan ver el patriarcado y al lado (también) de unas transparentes que nos hagan ver las diferencias étnicas y al lado de otras que nos permitan ver los privilegios de los que gozamos las personas no discapacitadas… En definitiva, para trabajar las diversidades hay que ver las diversidades porque sólo viendo nuestras ricas diferencias veremos las discriminaciones de las que somos víctimas y aquellas de las que somos parte opresora. Lee el resto de la entrada »