Archivo de la categoría ‘Enrique Anarte’

El día en que la intersexualidad encontró un aliado en Europa

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Foto: Jagoba Barron

Lo que sucedió el jueves pasado en el Parlamento Europeo fue, en todos los sentidos, histórico.

Nunca antes una institución como la Eurocámara, en cuyo seno está representada la ciudadanía de la Unión Europea (UE), se había posicionado de una forma tan firme contra las violaciones de los derechos humanos que sufren las personas intersexuales, la “i” más invisible, probablemente el eslabón más vulnerable y olvidado de lo que entendemos por diversidad sexual y de género.

La Resolución que el colegislador comunitario aprobó por San Valentín es una llamada de atención sin rodeos a la inmensa mayoría de Estados miembros, que todavía carecen de leyes para defender a esta minoría.

El Parlamento “condena firmemente los tratamientos normalizadores del sexo y las intervenciones quirúrjicas” y aplaude la valiente excepción en la que se han convertido Portugal y Malta, que aprobaron legislaciones sin precedentes al respecto, inexistentes en países de un orgullo mucho más ruidoso. Lee el resto de la entrada »

Desde Chechenia ya no se ve el oeste

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Concentración contra la persecución de homosexuales y bisexuales en Chechenia / Foto: EFE

Parecía ficción, pero la realidad golpeó con una brutalidad traumática. Hace un año y medio, los activistas locales y la prensa independiente rusa denunciaron lo que podría haber sido el argumento de una terrorífica distopía: la persecución, detención, tortura e incluso en ocasiones asesinato de hombres sospechosos de ser homosexuales en Chechenia. Las historias, sin embargo, eran veraces. La sangre era auténtica.

Entonces, fueron varios los líderes internacionales que condenaron lo intolerable y presionaron para que Moscú diese una respuesta. Muchos meses después, la justicia sigue brillando por su ausencia. No hay culpables, como tampoco hay reparación, porque para ellos (los cazadores, los torturadores, los asesinos) no hay crimen. Porque probablemente ellos piensan que actuaron justamente. Porque negaron que la homosexualidad existiera siquiera en sus tierras. Tras siglos de ostracismo histórico, sabemos de primera mano que lo que no existe no puede conformarse sino con el frío de las sombras.

Ahora el horror ha vuelto como un jarro de agua gélida en pleno invierno siberiano. Las detenciones de hombres y mujeres presuntamente homosexuales por parte de las autoridades chechenas y el asesinato de al menos dos de estas personas ponen de manifiesto que la maquinaria de persecución sigue en marcha. Lee el resto de la entrada »

Una Presidencia rumana homófoba en la UE no borrará los colores del arcoíris de Europa

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Sede del Consejo de la Unión Europea

Por primera vez desde que se unió al bloque comunitario, el 1 de enero de 2007, Rumanía asumirá el próximo 1 de enero la Presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea. Como de costumbre, se habla de los desafíos que afrontará el club en los seis meses en los que Bucarest será algo así como su segunda capital. Esta vez, sin embargo, para muchos de estos grandes rompecabezas del proyecto europeo es difícil, por no decir imposible, encontrar precedentes de una magnitud semejante: pensemos en la salida de Reino Unido, prevista para el 29 de marzo de 2019; o en las amenazas para el Estado de derecho en Hungría y Polonia, ambos miembros en una etapa más que tensa de sus relaciones con Bruselas.

La propia Rumanía está en el punto de mira de las instituciones comunitarias por su escasez de compromiso –por decirlo de una manera suave– en los ámbitos de la lucha contra la corrupción y la independencia judicial. En noviembre, la Comisión Europea publicó un informe en el que castigaba duramente los “retrocesos” de Bucarest, que hasta ahora había recibido evaluaciones generalmente positivas. En el centro de la polémica están unas leyes de reforma del sistema judicial que, a juicio de las instituciones comunitarias, amenazan con revertir diez años de progresos. Lee el resto de la entrada »

Estimada canciller Merkel, el matrimonio no basta

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Angela Merkel

El 1 de octubre de 2017, Bodo y Karl dejaron de ser una pareja de segunda clase. Los dos hombres fueron la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio en Alemania, gracias a la entrada en vigor ese domingo, hace hoy un año, de la ley aprobada unos meses antes en un giro de los acontecimientos que sorprendió hasta a quienes llevaban años luchando por acabar con esta discriminación anacrónica. La foto del histórico activista LGTBIQ+ y diputado verde Volker Beck celebrando desde la bancada el final feliz de una batalla personal y política en su último día en el Bundestag está colgada en una de las paredes del Schwules Museum (Museo Gay) de Berlín, como una pieza más de la memoria democrática del país.

Desde entonces, al menos 7.000 de estas parejas (Beck y su ya marido entre ellos) se han dado el “sí, quiero”según una reciente encuesta. Una victoria de los derechos humanos de las personas lesbianas, gais y bisexuales que llegaba tarde, muy tarde. No se entendía que un país como Alemania, que tan fervientemente defendía la no discriminación en otros ámbitos, se hubiese quedado rezagada, no en el contexto de una Unión Europea en la que países como España habían hecho historia.  Pero acabó  llegando y volvió a demostrar, en un país más, de qué se trata: de amor, de libertad y de igualdad. Aunque sorprendentemente (o no, deberíamos decir), haya quien siga empeñándose en otro tipo de interpretaciones conspiranoicas de la realidad y de la dignidad humana. Lee el resto de la entrada »

Dos sentencias dispares, cuatro héroes y un camino

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

David Mullins y Charlie Craig

Los derechos humanos de las personas LGTBI (lesbianas, gais, trans, bisexuales e intersexuales) han recibido esta semana dos importantes noticias judiciales. Estas llegaron, además, en forma de sentencia de tribunales muy distantes entre sí en términos geográficos, pertenecientes a sistemas políticos y legales completamente independientes, pero con la capacidad ambos de influir enormemente en la evolución de la situación de las minorías sexuales, quizás incluso más allá de las jurisdicciones territoriales en las que se aplican sus fallos. Lee el resto de la entrada »

¿Amparan los socialistas europeos el referéndum homófobo de Rumanía?

Hoy, Día de Europa, queremos publicar este artículo de Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Mural de Joe Caslin con motivo del referendum de Irlanda sobre el matrimonio igualitario / Foto: William Murphy

No corren buenos tiempos para los valores europeos. La crisis económica (y político-institucional) y el auge político de las narrativas anacrónicas que proponen un regreso al Estado-nación han vapuleado la legitimidad de la Unión Europea entre amplios grupos de población. A veces injustificadamente, todo sea dicho; siempre ha sido más fácil culpar a Bruselas que asumir que, en el fondo, las decisiones más polémicas suelen tomarlas los Estados miembros. En cualquier caso, ello no quita que, en otras muchas ocasiones, la ciudadanía no haya visto (e incluso siga sin verlo así) plasmados en su realidad cotidiana los valores y objetivos consagrados en el derecho originario de la Unión, es decir, en sus tratados. Con razón, se preguntan en qué momento del complejo proceso político que conforman las instituciones comunitarias (emborronado por la ausencia de una educación cívica europea) se pierden esos valores de democracia, derechos humanos, justicia o igualdad. Y, con también mucho sentido común, cuestionan la lógica de tamaña contradicción. Una contradicción que, por cierto, goza de la más absoluta normalidad en la cotidianeidad de la política europea, poniendo de relieve una distancia anacrónica entre dos mundos aparentemente tan distintos. Lee el resto de la entrada »

Por qué leer a Édouard Louis es un acto de insumisión

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Édouard Louis (Foto: Alberto Estevez)

En mi casa, en mi entorno, Francia siempre fue un país de valores ilustrados. Signifiquen lo que signifiquen esas palabras. Esa tierra al norte de los Pirineos era una especie de referente al que los españoles con problemas a la hora de sentirnos españoles, afrancesados contemporáneos, mirábamos en busca de inspiración; a veces hasta con un punto de envidia. Pero, sobre todo, con la ávida sed de una cultura sobre la que, creíamos, al mirar desde esta esquina rezagada de Europa, no pesaban tantas lacras, tantos traumas, tanta amnesia.

Evidentemente, aquello tenía mucha más mitología de lo que uno quiere reconocer. No es que la desmemoria sobre la que se construye la democracia española sea comparable, pero tampoco puede afirmarse que la relación de la Francia con su pasado colonial, por ejemplo, esté exenta de injusticias y crueles olvidos que aún envenenan el presente. Como tampoco puede negarse que, más allá de los rincones más románticos y ostentosos de París, habiten realidades que harían enmudecer al instante a aquellos valores ilustrados. O que pocos llegaron a entender, al menos en un principio, cómo fueron posibles aquellas imágenes en las que el catolicismo más retrógrado, autoproclamado “manifestación para todos” (Manif pour tous) sacaba a pasear a las calles de la República el odio a la igualdad. Ese fundamentalismo católico del que tanto hubiéramos sospechado en tierras ibéricas, pero que creíamos moribundo al otro lado de una frontera que dio refugio a todo tipo de almas libres durante las décadas en que sucumbimos al fascismo. Lee el resto de la entrada »

Pedir perdón en vez de pedir la foto

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Justin Trudeau / Mariano Rajoy

Hace unas semanas, las imágenes de un hombre llorando mientras pedía perdón dieron la vuelta al mundo.

“Estas no son prácticas distantes de gobiernos olvidados hace mucho tiempo. Esto ocurrió sistemáticamente, en Canadá, no hace mucho tiempo, más recientemente de lo que nos gustaría admitir”, decía el Primer Ministro de ese país, Justin Trudeau, ante los presentes, las cámaras y ante la propia Historia.

En nombre de Canadá, el mediático líder pedía perdón a todas las personas que fueron perseguidas, discriminadas y tratadas injustamente por su orientación sexual o su identidad de género, en lo que él mismo llamó una “opresión sistémica auspiciada por el Estado”. Lee el resto de la entrada »

Mientras Egipto tortura a homosexuales, ¿dónde están nuestros gobiernos?

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

El grupo musical Mashrou Leila

El pasado 20 de septiembre, la banda libanesa  tocó en El Cairo. Para quienes no la conozcan, sepan dos cosas. La primera de ellas: su música, que empezó por conquistar el corazón de los jóvenes de Oriente Medio, suena ya en locales y reproductores de todo el mundo. La segunda: más allá de sus éxitos musicales, el grupo indie se ha convertido en un referente cultural del proceso social y político que fueron las primaveras árabes, en una voz incómoda que canta sobre derechos, libertad o censura, entre otras cosas. Y, más recientemente, gracias en parte a que su cantante es abiertamente homosexual, en una bandera de los derechos de las minorías sexuales en aquellos países de la región donde estas sufren mayor discriminación, desigualdad o violencia.

Hay países donde ondear una bandera es puede ser delito. Eso mismo ocurrió en el concierto de Mashrou’ Leila del pasado 20 de septiembre, en El Cairo. Algunos asistentes sacaron durante el concierto la bandera arcoíris, símbolo internacional de la diversidad sexual y de género. El contestado régimen del general Abdelfatah al Sisi aprovechó aquel aparentemente insignificante detalle para ir todavía más lejos en la represión contra las personas lesbianas, gais, trans, bisexuales e intersexuales (LGTBI). Lee el resto de la entrada »

En el libro de inglés no había sitio para más familias

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Foto: upslon

Yo tendría unos doce o trece años. Estaba en 2º de la ESO; eso lo sé con seguridad, pues recuerdo el aula. La ley que hizo realidad la utopía del matrimonio igualitario en España apenas contaba con un año de edad, quizás dos. Disculpen la vaguedad de mis recuerdos. Hay recuerdos de la infancia que uno jamás olvidará, aunque le cueste rememorar con exactitud sus coordenadas temporales, la fecha en la que un instante queda grabado a fuego en el frágil álbum de la memoria humana.

Por aquel entonces yo ya sabía muchas cosas sobre mí mismo. Aun así, todavía ignoraba otras muchas, en parte por inocencia y en parte por voluntad propia. A veces cerraba los ojos, me tapaba los oídos y apretaba los dientes con fuerza para construirme una armadura de ignorancia. Pese a no haber viajado aún con San Manuel Bueno, el mártir de Unamuno, ya sabía que a menudo esta ignorancia viene de la mano de la felicidad. Al menos en cierto modo. Los que como yo, bordeábamos los límites de la moral terrenal y divina, hemos querido con demasiada frecuencia que la ignorancia calmase nuestra tormenta interior con su abrazo. Lee el resto de la entrada »