Entradas etiquetadas como ‘agresiones’

A mi amiga le han pegado por ser transexual

La agresión esta semana a una mujer trans en pleno centro de Madrid nos toca como si fuera a una de nosotras o a una de nuestras personas queridas. Pero además, para Nayra Marrero (@nayramar) -algo más que colaboradora del blog- le toca porque es su amiga sin eufemismos. 

Autofoto de su mano

Autofoto de su mano

Aún siente que le tiemblan las piernas. Recuerda flashes y se le encharcan los ojos, aunque procura no llorar. Ella no fue educada para saber llorar, y aunque ha hecho un trabajo estupendo por deconstruir su educación machista, aún relaciona el llanto con la debilidad y se contiene.

El sábado por la noche no llegó a dormir a casa, donde la esperaban, porque acabó en el hospital. Por la mañana bien temprano saltaron las alarmas entre las amigas porque no había vuelto, porque en ella no es normal, porque se quedó en el bar a tomar la última mientras el resto se recogía y no se sabía más: su teléfono daba apagado y no había manera de encontrarla. Lee el resto de la entrada »

5 razones para decir #No a la homofobia, transfobia y bifobia

IMG_0489.JPG

Desde este blog tenemos una postura muy clara respecto a cualquier agresión basada en el odio. Sea ésta por orientación sexual, identidad de género, raza, origen, religión, situación social o ideología.

En las últimas semanas se nos encienden las alarmas por el repunte de hechos motivados en el odio al que es diferente; en concreto a personas trans* y homosexuales que, disfrutando de la igualdad de derechos de la que gozamos en nuestro país pasean como otro ciudadano cualquiera por nuestras calles.

Denunciar es la mejor manera de dar a conocer las situaciones de hostigamiento y violencia que se producen, pero es necesaria la investigación a fondo de lo que está sucediendo. Nuevamente, la educación es clave, en las escuelas, en las familias y en los espacios comunitarios donde se gestan los aprendizajes. Pero también es necesario pasar a la acción y detener y juzgar a los responsables de estos hechos para que asuman su responsabilidad. No las justifiquemos en simples gamberradas o hechos puntuales, son un claro menosprecio a la dignidad que toda persona tiene, una vulneración de sus derechos. Es no respetar una de esas líneas rojas que una sociedad no debe permitir si cree en la universidad de los derechos humanos. Lee el resto de la entrada »

El amigo invisible de la lesbiana común

La entrada de nuestra colaboradora habitual Laura Ramírez (@laura1decada10) prevista para hoy, encaja casi perfecta en el último suceso que ha denunciado la asociación DiversAH. Os invitamos a leerla. En su tono directo y habitual está diciendo basta ya de agresiones empezando por las de los micro-machismos de nuestros entornos más cercanos, que encima piensan que exageramos.

meme Laura Ramírez

Meme de Laura Ramírez

Llevo en este blog casi un año escribiendo sobre lesbianas y el mismo tiempo pensando cual sería el enemigo natural del bollo común. El caso es que encuentro dentro de mí diferentes posturas al respecto y no sé, me preocupa no estar mirando en la dirección correcta. Habría que definir la estrategia de defensa de la manada y lo primero es identificar bien al depredador.

Resulta que una lesbiana es una mujer ¡Anda! Pues sí, con lo que vamos doblemente mal. Mujeres y para colmo homosexuales, estas son las mimbres. El enemigo directo ya se ve, son estos ‘iluminaos’ que nos niegan, negaron a Cristo, no lo van a hacer con nosotras… nos rechazan, nos ocultan, nos anulan o incluso nos violan por prevención. Lo que haga falta en el nombre del padre, del hijo o de quien corresponda. Qué voy a decir aquí que no se haya dicho ya.

Pero mirando más cerca y ajustando la cámara en modo macro descubro a ese amigo heterosexual (con cuerpo de amiga, a veces) que conocemos de siempre o no necesariamente… Ese que siempre forma parte de la mayoría, usa buenas maneras y se dice progresista. A veces hace de comentarista en blogs variados. Lee el resto de la entrada »

El odio que castiga a quienes buscan la verdad

Lucía Rodríguez Sampayo (@rs_lucia) nos trae mucho más que el Orgullo desde El Salvador…

Audiencia por las denuncias por la violencia contra personas trans en El salvador (2013)

Audiencia por las denuncias por la violencia contra personas trans en El Salvador (2013)

Salir a la calle a celebrar que por un día podemos ser quienes realmente somos, y demostrar la alegría y satisfacción con que lo vivimos. Celebrar que no tenemos miedo, a pesar de lo peligroso que resulta a veces ser visible. Exigir la igualdad, la justicia, la dignidad. Eso es el Orgullo.

Desde 1997 la comunidad LGBTI salvadoreña sale a la calle en el Día del Orgullo LGBTI para reivindicar, para exigir, para reclamar lo que es suyo: sus derechos. Y que lo hagamos con alegría, con música y color no resta ni un ápice de combatividad. Los medios masivos, como pasa en tantos países, seguirán visibilizando cabalgatas, desfiles, circos… aun sabiendo que el propósito de esa marcha es y será siempre otro.

En 2015, en El Salvador, marchamos por la JUSTICIA a la que la comunidad LGBTI no tiene acceso.

Y como si la realidad quisiera dar la razón a quienes exigen respeto, en la misma tarde de la marcha las noticias reafirmaban la necesidad de esa exigencia: agentes de la policía agredieron a Alexander al volver a su casa, haciendo uso de violencia desmesurada, de abuso de poder y de todo el oscurantismo posible en la gestión de la información sobre el caso . Dos días después, me levanto con la noticia del asesinato de otro joven homosexual. Y ya hemos contado más de diez asesinatos de mujeres trans en lo que va de año. Y constatamos que la violencia es la única que hace posible la presencia de la diversidad sexual en los medios, más allá de las crónicas sobre la manifestación, y que además esa presencia suele estar marcada por prejuicios, manipulación y odio. Lee el resto de la entrada »

Besos que combaten el odio

Raúl y Luis Manuel. Foto de FELGTB

Por Jan Gómez, @Jandrx

Tocar a una persona o una cosa presionando ligeramente con los labios, contrayéndolos y separándolos, en señal de amor, afecto, deseo, saludo, respeto, etc.

Eso es un beso. El beso es un gesto revolucionario capaz de hacer temblar los cimientos de la sociedad, transgrede tantas barreras sociales que es motivo de  violencia y agresiones. En el 2014 hemos visto como un beso o una caricia se han convertido en objeto de persecución para la derecha más rancia de este país. Más de 400 personas LGTB, según los datos del Ministerio de Interior, han sido atacadas por ser quienes son o sentir como sienten.

Así que un gesto, una mirada, una sonrisa, una caricia, un abrazo, un beso, que para la mayoría son sólo ternura, cariño, afecto, pasión o amor, para Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales pueden implicar burlas, risas, vejaciones, insultos o incluso pueden poner en peligro nuestra integridad física.

En la escuela, en el trabajo, en la sanidad e incluso en el propio hogar podemos vernos expuestas al linchamiento por parte de la sociedad, amistades, compañeros y compañeras y familiares. Con el avance de la crisis y la pérdida de una educación en valores como el respeto a la diversidad y la pluralidad, hemos dejado de pensar que las diferencias no son malas sino que ponen ese acento de autenticidad en cada persona, única e irremplazable.

Como decía Monique Wittig, “si no se puede bailar, no es mi revolución”. Así que se nos ocurrió que no había mejor forma de combatir la Violencia que con el mismo gesto de Amor que la incita, un Beso o mejor dicho miles de Besos en el estado español. Y como hoy es el Día de la No Violencia, el Área Joven de la FELGTB que coordino promovió que ciudad a ciudad se hayan ido organizado 15 besadas para demostrar que no permitiremos que se nos siga agrediendo ni que nos afecte el miedo.

No nos vamos a esconder sino a organizarnos. Por nosotras y por todas las personas que sienten impotencia ante esta persecución por parte de la sociedad, porque ocultar tus sentimientos no es la solución.

El armario se hace cada vez más pequeño y las personas que estábamos dentro cada vez más grandes. No cabemos, ni falta que nos hace.

Así que desde aquí me gustaría animaros a deshaceros del miedo y a ser libres para vivir, a uniros al manifiesto #BesosContraLaViolencia y participar hoy en la besada que os quede más cerca (si no podéis estar, repartir besos hoy y contad que dan respuesta al odio).

Hoy tocaré a una persona presionando ligeramente con los labios, contrayéndolos y separándolos, en señal de lucha y con un objetivo claro: un mundo libre de violencia. 

 

Fotografía “Víctor y Javi” de Marina Liotta/FELGTB. 

 

Propósitos de un activista LGTB para 2015

En las últimas semanas venimos escuchando noticias diversas y preocupantes de agresiones con motivación homófoba en algunas ciudades de España. En la tarea de apoyar a las víctimas y darlas a conocer se ha implicado directamente la asociación LGTB de las universidades Politécnica y Complutense de Madrid, Arcopoli. Su secretario general, Yago Blando escribe hoy en 1 de cada 10 sobre ello.

Gay-Straight Alliance school bus
Fotografía de Jon Gilbert Leavitt

 

Me ha costado mucho empezar esta columna, mucho. No sabía como enfocar el tema que me habían propuesto tratar. Tras varios intentos, he decidido que no voy a centrarme en el pasado, voy a hablar del futuro. Porque sólo nos queda seguir. Hay que recordar el pasado para saber de dónde venimos, pero nuestro objetivo es el futuro. Así que ahí van mis propósitos para el año 2015. Propósito, en realidad, porque aunque todos los activistas LGTB (Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales) siempre tenemos el propósito de alcanzar la Igualdad real, este año en Madrid (y en toda España) una parte de ese propósito se ha convertido en una montaña que deberemos conquistar: el aumento de las agresiones a personas LGTB.

Primero, un poco de contexto: las asociaciones lo estamos notando, cada vez nos llegan más casos de palizas a miembros del colectivo. Por citar algunos datos oficiales, en 2013 hubieron 452 agresiones a personas LGTB, 12 en Madrid. Este dato lo aportó el Ministerio del Interior, revelando que, de los Delios de Odio, el más común era por LGTBfobia (rechazo a las personas LGTB). Y podemos ir más allá: según la Agencia Europea de Derechos Fundamentales, sólo se denuncian el 10% de estas agresiones, lo que viene a decir que el año pasado se habrían producido unas 120 agresiones sólo en Madrid. Una cada tres días. Estos son los datos de 2013, para tener los de este año tendremos que esperar a 2015, pero os adelanto que los datos no serán alentadores.

Por hacer un repaso rápido de 2014, en Madrid una pareja de chicos fueron asaltados en la Gran Vía por un grupo de 3 o  4 que les propinó una paliza. Poco después, en la misma Gran Vía, un chico gay fue golpeado por un militar de profesión. En la Latina le propinaron un botellazo a un chico y por ello perdió un ojo. En septiembre otra pareja de chicos sufrieron una paliza al salir de una discoteca y en noviembre a otro le rompieron el hombro en otra agresión. Y estás son solo algunas de las que han llegado a los medios de comunicación, otras tantas han pasado desapercibidas.

Partiendo de esta base, ¿qué le podemos pedir las Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales a 2015? La erradicación de esta lacra. O al menos un cambio de tendencia. Pero por pedir, podemos pedir el final de la crisis o ganar la lotería. Por pedir que no quede. Pero este artículo de titula “Propósitos de un activista LGTB para 2015”, así que ahí van: Me propongo hacer todo lo que este en mi mano para erradicar esta lacra. Desde Arcópoli, la asociación de la que formo parte, crearé campañas de sensibilización y denuncia, para que estos casos no caigan en el olvido. Crearé sinergias con todos los que hagan falta: entidades sociales que trabajen crímenes de odio, expertos legales y psicólogos, para poder dar a las víctimas la atención más completa que requieran. No cejaré en mi propósito de que los partidos políticos, tanto a nivel local como estatal, lleven en su programa para las próximas elecciones la implantación de una Ley Contra la LGTBfobia y la Discriminación, que nos permita empezar a construir la igualdad que reclamamos y nos proporcione las herramientas para ello. Demandaré campañas específicas de denuncia por parte de la policía y sensibilización de los cuerpos de seguridad en materia LGTB. Denunciaré todo acto que vulnere los derechos de las personas LGTB, provengan de particulares o de entidades tanto públicas como privadas y lucharé por un  compromiso de parte de las administraciones públicas de defensa de nuestros Derechos.

Para 2015 me propongo trabajar por la igualdad y nuestra seguridad y sólo le pido al año nuevo que ese trabajo de sus frutos, para que 2016 sea un año de nuevos retos y no un año para lamentar un 2015 perdido.

Cartel_Denuncia

Las agresiones homofóbicas nacen de los discursos intolerantes

Hoy os vamos a hacer spoiler de una película, Oraciones para Bobby, pero es que la historia surgió primero y su versión cinematográfica llegó después. Os compartimos el discurso de Mary Griffith interpretado por Sigourney Weaver en el que enfrenta la incomprensión, que a veces toma forma de discurso de odio, con las trágicas consecuencias que genera. Sus palabras demuestran que no es posible callar ante la intolerancia o dejarse arrastrar por ella, que el respeto y el amor tienen mucho más que ofrecernos, infinitamente más.

Lo que viene antes y después de este discurso tendréis que descubrirlo viendo la película, que os invitamos a disfrutar, pero ahora elegimos trasladaros las palabras de Mary  tal cual se pronunciaron a principios de los 80 para recordaros que el odio se aprende, que el desprecio se  enseña, que las agresiones de hoy tienen su semilla en los discursos intolerantes de ayer, y que  al hablar hay que tener presente que “un niño está escuchando”.