BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Archivo de la categoría ‘Literatura’

Orgullosas paseamos de la mano de Virginia Wolf

Ha sido a través de los libros y de las personas que son referencia como hemos ido capturando valor y confianza para sentir orgullo por lo que somos y para salir a las calles con la cabeza alta a celebrarlo. Arrancamos felices el Orgullo de la mano de Virginia Wolf y Nieves Gascón, (@nigasniluznina)

 

Me encantan las librerías. Todas, sin duda. Aunque reconozco que algunas son especiales. Desde que entras, encuentras libros a todas las alturas y por todos los rincones. Metros de estanterías repletas de perfectas clasificaciones, secciones de novela, ensayo, comic, infantil y juvenil. Ir descubriendo portadas, imágenes y referencias sobre los contenidos, autores, autoras, ilustradores e ilustradoras. Pero sobre todo, permite conocer más, aprender sobre nuevas publicaciones,  historias, argumentos, formatos, colores y texturas. También disfrutar del característico olor del batir de las hojas de un libro nuevo recién abierto. Deambular de una publicación a otra, volver a la anterior, mirar, encontrar y tocar con mucho cuidado el paso de las hojas sujetando cada edición entre las manos. Lee el resto de la entrada »

Por qué leer a Édouard Louis es un acto de insumisión

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Édouard Louis (Foto: Alberto Estevez)

En mi casa, en mi entorno, Francia siempre fue un país de valores ilustrados. Signifiquen lo que signifiquen esas palabras. Esa tierra al norte de los Pirineos era una especie de referente al que los españoles con problemas a la hora de sentirnos españoles, afrancesados contemporáneos, mirábamos en busca de inspiración; a veces hasta con un punto de envidia. Pero, sobre todo, con la ávida sed de una cultura sobre la que, creíamos, al mirar desde esta esquina rezagada de Europa, no pesaban tantas lacras, tantos traumas, tanta amnesia.

Evidentemente, aquello tenía mucha más mitología de lo que uno quiere reconocer. No es que la desmemoria sobre la que se construye la democracia española sea comparable, pero tampoco puede afirmarse que la relación de la Francia con su pasado colonial, por ejemplo, esté exenta de injusticias y crueles olvidos que aún envenenan el presente. Como tampoco puede negarse que, más allá de los rincones más románticos y ostentosos de París, habiten realidades que harían enmudecer al instante a aquellos valores ilustrados. O que pocos llegaron a entender, al menos en un principio, cómo fueron posibles aquellas imágenes en las que el catolicismo más retrógrado, autoproclamado “manifestación para todos” (Manif pour tous) sacaba a pasear a las calles de la República el odio a la igualdad. Ese fundamentalismo católico del que tanto hubiéramos sospechado en tierras ibéricas, pero que creíamos moribundo al otro lado de una frontera que dio refugio a todo tipo de almas libres durante las décadas en que sucumbimos al fascismo. Lee el resto de la entrada »

Yo soy tu abuela, la del mejillón

  1. Por Ana Sierra (@anasierraes) autora de “Conversaciones sexuales con mi abuela”

 Esta frase la escucho cada día desde que publiqué “Conversaciones sexuales con mi abuela”, con la editorial Kailas. Pero no es una confesión al estilo Darth Vader, “Luke, yo soy tu padre” sino la simple e inevitable identificación con una mujer nacida en 1920, por muy sorprendente que resulte. Tan lejos en años y tan próxima en risas, dudas y necesidad de aprender sobre sexualidad, relaciones afectivas y gozar, más allá de su género, orientación o historia de vida.

Pero esto no es nuevo para mí. Ya sabía yo que quedaba mucho de mi abuela en este siglo. Lo veía en los medios de comunicación, las redes sociales, en mi entorno, en consulta y hasta en mí misma, por muy sexóloga que una sea.

Adoro verme reflejada en los personajes de los libros que caen en mis manos, al igual que sucede cuando veo una película o escucho una canción. Cuando eso ocurre, noto la magia. Aunque esa magia no sea más que algo natural que generamos, de manera inconsciente, para que decidamos, por fin, trabajar alguna de nuestras asignaturas pendientes. Lee el resto de la entrada »

El sendero oculto de Elena Fortún

Por Celia de la Cuadra

 

Poco antes de las navidades llegó a mis manos el interesante libro titulado “Oculto Sendero”, novela que dicen autobiográfica de la escritora Encarnación Aragoneses conocida como Elena Fortún, la maravillosa creadora del fantástico y crítico mundo de Celia y su familia.

Tocado su turno, he leído este durísimo testimonio de una mujer a la que, desde niña, se le negó el derecho a ser ella misma. No fue sólo la negación absoluta de libertad a una mujer que siempre necesitó respirarla, negación debida al hecho de haber nacido en una familia y una sociedad totalmente machista, sino la eliminación del derecho a definirse a sí misma y negarle el conocimiento de las palabras que podían explicarle su naturaleza, homosexualidad o lesbianismo.

Puesto que lo que no se nombra no existe, sólo podía sentir que no se adaptaba, que era diferente a las demás… Lee el resto de la entrada »

Otro capítulo de la Historia apenas contado

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina)


Hace unos meses Cristina Pesquera, compañera de trabajo y gran lectora, me hizo una recomendación. No me podía perder un imprescindible de la novela clásica juvenil, Celia en la revolución de Elena Fortún, con Introducción de Marisol Dorado, Prólogo de Andrés Trapiello, en versión reimpresa y editada en 2016 por Editorial El Renacimiento (primera edición en 1987).

Elena Fortún, en realidad Encarnación Aragoneses, es una periodista y escritora de comienzos del siglo XX, aficionada a la lectura de Pérez Galdós, que nos descubre a través de la mirada de una adolescente, la España de la Guerra Civil, del 18 de julio de 1936 a 1939. Con un realismo riguroso acompañamos a Celia en su trayectoria como desplazada por diferentes ciudades, de Segovia a Madrid, luego a Valencia, Albacete, de vuelta a Valencia, Barcelona, de vuelta a Madrid y finalmente al puerto de Valencia, para embarcar al exilio y destino incierto como refugiada, a Marsella, Omán ó cualquier otro lugar.
En el transcurso de la historia, vivimos junto a la protagonista, el temor en el conflicto, a la muerte en las cunetas al amanecer, a las bombas, las sirenas, a la separación familiar, e incluso a la pérdida de sus amistades, sus hermanas, su abuelo y su padre, ambos republicanos. Lee el resto de la entrada »

Mujeres que se quieren

Por Nieves Gascón (@nigasniluznina)


Me gustan todo tipo de manzanas menos las verdes. Soy una experta en manzanas. Aquel primer día mi madre se equivocó y me metió en la mochila una Granny…Pero no podía perder la ocasión de compartirla contigo, así que cuando la mordimos juntas, no sentí esa acidez que me daba escalofríos, sino todo lo contrario, algo muy muy dulce. 
(91,92, J.L. Mira Candel, 2012)


Marzo es el mes de las mujeres, para el que escogemos Beca y Eva dicen que se quieren, una obra de teatro y un libro de Juan Luis Mira Candel, ganadora del V Certamen Teatral Leopoldo Alas Mínguez – Festival Visible, editado por la Fundación Autor en primera edición en 2012.

Esta obra llega a nuestra estantería de diversidad de forma casual e imprescindible. Tan sólo dos personajes en escena, Beca y Eva, de diecisiete años, una pareja con una historia de amor y de relación con su entorno que trasladan al escenario, evocando diferentes momentos, tanto de su propia relación de pareja, como de la reacción de otros personajes sobre el amor entre ellas.

El inicio del relato parte en la habitación 302 de un hospital en la que están ambas protagonistas hablando de sí mismas y su futuro, con hijos o hijas, en un contexto económico y laboral poco alentador, en el que apenas aspiran a ser mileuristas o cieneuristas.

Continúa con una conversación de Beca y su padre, un hombre que ha crecido en democracia y criado por una madre de las que vivieron reivindicativamente el mayo del 68 francés, en un ambiente de lucha por la libertad, pero que no termina de entender que su hija sea lesbiana. Lee el resto de la entrada »

Ni hombre ni mujer, nací bebé

Por Nieves Gascón (@nigasniluznina)

Portada de “El bebé verde”

Un caluroso día de julio, tras una sobremesa de cañas, croquetas y pincho de tortilla, llegué paseando hasta el escaparate de La Fiambrera, sala de exposiciones en el número 7 de la Calle Pez de Madrid. En la primera planta tenían una exposición con obras de Roberta Marrero, cuadros de collages con mezcla de imágenes en fotografías, dibujos, frases escritas, composiciones de una diferente estética punk, con personajes icónicos protagonistas, como David Bowie, Andy Warhol, Divine, Doctor Spock, Dorothy, John Waters, Amy Winehouse, Joey Ramone o Marlene Dietrich, crítica, humorística y valientemente reinterpretados.  Me tomé tiempo para disfrutar cada obra, para apreciar sus múltiples detalles e inteligentes mensajes en castellano e inglés, para leerlos en distinto orden y en todas las posibles perspectivas, formando cada cuadro o collage, una obra completa, diferente y envolvente en un mundo absolutamente personal y transgresor. Lee el resto de la entrada »

Petruska, una niña que no quiere ser princesa

Todavía estas a tiempo de pedirle a los Reyes la última recomendación de Nieves Gascón (@nigasniluznina)

Portada de Petruska de Eva Garrido

 

El pasado 18 de diciembre, una soleada mañana de sábado aún otoñal, asistí con mi hija Raquel a la invitación de Lucas Platero y la Editorial Bellaterra, para la presentación del álbum ilustrado Petruska. Solo quedan dos días, de Eva Garrido en la librería Mujeres y Compañía, un establecimiento acogedor y repleto de tentadoras propuestas.

Raquel prefirió escuchar sentada en el suelo mientras ojeaba ilustraciones de libros que pidió prestados de las estanterías que recubren las paredes de la antesala de la librería. Llena la sala de personas, de todas las edades, sentadas y de pie, escuchamos a su autora, tanto escritora como ilustradora, Eva Garrido, que nos explicó aspectos de su proceso creativo, largo debido a un momento impasse, pero fructífero. Nos habló de género en los relatos y coeducación, ambas cuestiones reflejadas en su proyecto de trabajo en el que deconstruye los roles de género tradicionales. Lee el resto de la entrada »

Para saber más sobre crianza no binaria busca al final del arcoíris

Por Nieves Gascón (@nigasniluznina)

Portada de 'Buscando al final del arcoíris' (Ed.Bellaterra)

Portada de ‘Buscando al final del arcoíris’ (Ed.Bellaterra)

 

El nuevo título, en este mes de noviembre, para nuestra estantería de diversidad, llegó a nuestras manos a través de la invitación de Lucas Platero a una mesa redonda sobre Crianza no binaria en la Librería Contrabandos. Allá que fui una soleada mañana de octubre en pleno corazón de Lavapiés. El objetivo era comentar y debatir a partir del libro de ensayo, Buscando el final del arcoíris. Una exploración de las prácticas de crianza desde la fluidez del género de Fiona Joy Green y May Friedman, eds., (traducido y adaptado al castellano por Yolanda Fontal, con revisión de Lucas Platero, publicado por Ediciones Bellaterra, S.L. en 2015, en primera edición inglesa, por Dementer Press en 2013).  Madres, docentes, padres, hijas, hijos, estudiantes y curiosas como la que suscribe, aportamos al debate nuestra experiencia, preocupaciones y dificultades en torno a la crianza. Un encuentro muy interesante con pequeñas y pequeños incluidos que se mantuvieron jugando casi todo el tiempo hasta que terminó con ellas y ellos el agotamiento. Hubo acuerdos unánimes: la crianza binaria o no es muy compleja y conlleva costes, siempre. Tampoco el lenguaje favorece al reconocimiento de la diversidad, lo que no facilita una adecuada construcción de identidad de género, concebido éste como diverso. Lee el resto de la entrada »

Ser homosexual y estar en el armario es altamente peligroso para la salud

Una gran suerte contar con la colaboración de Curro Cañete, escritor y periodista. Gracias por la confianza y por ‘Una nueva felicidad

C_Una nueva felicidad.indd

 

No hacer tu propia vida puede tener consecuencias graves: no es solo que te pierdas las oportunidades de ser feliz que tienes en la única vida que vas a vivir. Es que puedes enfermar, puedes acabar con depresión profunda o puedes desarrollar un miedo patológico, como me sucedió a mí, tal y como podéis leer en mi primer libro, Una nueva felicidad (Ediciones Destino).Si eres homosexual y te rechazas a ti mismo, ¿quién te va a aceptar? La aceptación de uno mismo debe ser incondicional, pase lo que pase y suceda lo que suceda, incluso si uno de tus familiares pudiera no aceptarte. En ese caso, el problema lo tiene más él que tú, porque tú no has cometido ningún pecado y estarías haciendo lo mejor que puedes hacer: vivir tu vida y respetar la de los demás. Estarías tratando de ser feliz. Si tú eres feliz, puedes hacer feliz a los demás. Si tú acabas deprimido o enfermo, o mustio, o triste, o enfadado con una vida que no te gusta, tampoco vas a contribuir al mundo ni a los que te rodean de forma positiva. Lee el resto de la entrada »